Antimilitarismo
FEINDEF (2): INSTALAZA, La muerte como negocio

Como venimos denunciando en este blog, este mes de mayo va a celebrarse en Madrid la feria de armamento FEINDEF. Entre las indeseables empresas que vamos a poder encontrarnos allí, hoy vamos a detenernos en una que hace unos años alcanzó cierta notoriedad, sobre todo gracias a uno de los más siniestros Ministros de Defensa que hemos padecido: Pedro Morenés. Se trata de la compañía Instalaza S.A., empresa fundada en 1943 con sede en Zaragoza, y dedicada a la fabricación de bombas, granadas, lanzacohetes, y otros artefactos de matar.

Marcha contra Bombas Racimo
Marcha contra las bombas de racimo, Dublín, mayo de 2008
Asamblea Antimilitarista de Madrid
23 may 2019 09:00

Fabricantes de las terribles bombas de racimo

Recordemos la conocida historia: uno de los macabros “artículos” que esta empresa estuvo fabricando durante años fueron las conocidas generalmente como “bombas de racimo”. Estas armas son especialmente dañinas para la población civil, ya que se trata de grandes carcasas que liberan un gran número de pequeñas bombas al abrirse. Estas submuniciones pueden causar diferentes daños, como perforar vehículos, iniciar incendios y matar o herir a muchas personas de manera indiscriminada con sus fragmentos de metralla. Incluso existen bombas de racimo con municiones buscadoras de calor. Pero los efectos más terribles se producen cuando “fallan” inicialmente. Las submuniciones sin explotar pueden quedar parcialmente enterradas, siendo peligrosas incluso después de terminada la guerra, especialmente para los niños por sus formas llamativas como pelotas de tenis o latas de refrescos.

Son peligrosas incluso después de terminada la guerra, especialmente para los niños por sus formas llamativas como pelotas de tenis o latas de refrescos.

Por estas razones, gracias al trabajo de innumerables organizaciones de la sociedad civil internacional, se consiguió que el 20 de mayo de 2008 se firmara un tratado internacional que prohibió el uso, fabricación y almacenamiento de esta munición. El tratado, conocido como “Tratado de Dublín” por ser esta ciudad la sede donde se firmó, fue aprobado por 109 países, entre ellos España, suponiendo, pese a sus evidentes claroscuros, un importante avance en la erradicación de estas armas.

Como consecuencia de la firma de este tratado, el Gobierno español anunció en julio de 2008 una moratoria unilateral sobre el uso, producción, almacenamiento, compra o transferencia de las bombas de racimo así como la destrucción de las municiones disponibles en los arsenales. Sin embargo, Instalaza continuó ofreciendo este armamento en su página web, al menos hasta enero de 2009, según noticia de EFE recogida en la web antimilitarista Insumissia.

La reclamación al estado y los favores del ministro

El escándalo fue mayúsculo cuando Instalaza decidió reclamar al Gobierno español 40 millones de indemnización en concepto de “daño emergente y lucro cesante”. Por aquel entonces, formaba parte del Consejo de Administración de la empresa un desconocido y oscuro personaje llamado Pedro Morenés. En septiembre de 2011, el Consejo de Ministros -era la recta final del gobierno de Zapatero-, rechazó la petición de la empresa y esta decidió llevar el asunto a los tribunales.

Instalaza decidió reclamar al Gobierno español 40 millones de indemnización en concepto de “daño emergente y lucro cesante”

La Audiencia Nacional, en octubre de 2013, dio la razón al Estado y sus argumentos fueron posteriormente confirmados por el Supremo en 2015. Para entonces ya estaba en el Gobierno el PP de Rajoy, y Pedro Morenés había sido nombrado ministro de Defensa, para asegurarse que de una forma u otra su antigua empresa se cobraría su “deuda”. Así, durante la legislatura con Pedro Morenés como ministro de Defensa, Instalaza consiguió 32 contratos por un importe de 17 millones, dos de ellos conseguidos sin concurso, a dedo, por 3 millones.

Durante la legislatura con Pedro Morenés como ministro de Defensa, Instalaza consiguió 32 contratos por un importe de 17 millones

La muerte llega lejos

Como bien presumen en FEINDEF, el mercado de la muerte está ampliamente globalizado, lo que supone que el efecto mortífero de las armas que fabricamos aquí se desencadena a miles de kilómetros de nuestras casas, colegios y lugares de trabajo, lo que parece que hace un poco más digerible para una parte de la población la existencia de este sangriento negocio en nuestra vecindad. En lo que concierne a los “productos” de Instalaza, se les ha podido seguir la pista en algunas de las guerras recientes o activas más atroces.

Libia

En abril de 2011 la organización humanitaria internacional “Human Rights Watch”, con sede en Nueva York, pudo atestiguar cómo las fuerzas gubernamentales leales al líder libio, Muammar Gaddafi, dispararon municiones en racimo contra zonas residenciales de la ciudad occidental de Misrata, poniendo en grave peligro a la población civil. Los investigadores inspeccionaron los restos de una submunición de racimo y comprobaron que se trataba del proyectil de mortero MAT-120 120mm fabricado en España por Instalaza. Esta munición pudo ser fotografiada por el New York Times. “Es terrible que Libia esté usando este armamento, especialmente en una zona residencial”, señaló Steve Goose, director de la División de Armas de Human Rights Watch. “Suponen un enorme riesgo para la población civil, tanto durante los ataques debido a su carácter indiscriminado como después de ellos debido a la dispersión de bombas sin explotar que siguen siendo peligrosas”, agregó.

Bomba Racimo
Una de las primeras bombas de racimo, del año 1943

Yemen

La guerra que actualmente tiene lugar en el Yemen, pese a no tener una repercusión mediática tan notable como otros conflictos actuales -como por ejemplo el de Siria- está considerada por Amnistía Internacional como “la mayor catástrofe humanitaria actual”. Allí se siguen cometiendo graves violaciones de los DDHH. Mueren miles de personas y millones carecen de las necesidades más básicas para la supervivencia. Amnistía Internacional ha denunciado que se cometen crímenes de guerra contra la población civil de Yemen, presentando evidencias de los ataques. Según Naciones Unidas, 50 países contribuyen a la crisis en Yemen, y España ocupa el puesto 26 en esta fatídica lista. La empresa Instalaza comparte buena parte de responsabilidad en ello: Un Informe de Armament Research Services reveló en 2016 que armas suministradas por la industria militar española Instalaza han sido utilizadas en la guerra del Yemen. Se trata de Lanzacohetes C-90CR y granadas de mano Alhambra, fabricados por la firma zaragozana, y que fueron localizados en manos de la insurgencia Houtis en Yemen. Con toda seguridad, estas armas llegaron a Yemen a través de Arabia Saudí, uno de nuestros principales clientes en la zona, como es bien sabido, y como sistemáticamente denuncia el Centre Delàs de Estudios por la Paz.

Armas suministradas por la industria militar española Instalaza han sido utilizadas en la guerra del Yemen

En resumen, una empresa modélica

Por supuesto, Instalaza también abastece de armamento al Ejército Español, y como decíamos más arriba, con el ministro Pedro Morenés ha resultado todavía más beneficiada. Es bien sabido que una gran parte del armamento y material que el Ejército Español almacena en sus cuarteles con el tiempo se deteriora sin remedio debido a la falta de previsión, de medios, y a la proverbial chapuza patriótica de nuestros militares. Se trata de un despilfarro multimillonario, pero sabiendo cuál es el efecto de estos “productos” cuando se utilizan para lo que fueron diseñados, tenemos que alegrarnos de este resultado. Pero por supuesto, no podemos dejar de lamentar la pérdida de estos cuantiosos fondos públicos que tan útiles habrían resultado para cubrir las crecientes necesidades sociales.

Como suele ser habitual, los defensores de las empresas alegarán el beneficio social de los puestos de trabajo. Pero ya hace mucho tiempo que las investigadoras sobre el gasto militar han demostrado que la inversión en alternativas civiles y la reconversión de la industria militar tienen un efecto beneficioso sobre la economía y el mercado laboral. A título de ejemplo, para iniciarse en este interesante tema, véase el artículo al respecto del Centre Delàs.

La empresa Instalaza es un ejemplo destacado de compañía socialmente dañina, que debemos erradicar

Así pues, la empresa Instalaza es un ejemplo destacado de compañía socialmente dañina, que debemos erradicar cuanto antes, pues como hemos ilustrado brevemente,

1. Sus productos provocan la muerte de miles de personas inocentes (especialmente niñas y niños) en todo el mundo.
2. En el mejor de los casos (que sus “artículos” no lleguen a usarse) se trata de un parásito social depredador de fondos públicos.
3. Contribuye poderosamente a la corrupción política, uno de los males de nuestro tiempo, promoviendo activamente el fenómeno de las puertas giratorias.
4. Y todo ello exclusivamente para el enriquecimiento de sus propietarios y accionistas, que en la mejor tradición del capitalismo salvaje sitúan su beneficio económico individual por encima de cualquier otra consideración ética, incluyendo la vida de las personas.

Ante esta lamentable realidad, nosotras seguiremos luchando por cerrar las empresas de armamento.

Sobre este blog
Antimilitarimo y NOviolencia
Ver todas las entradas

Relacionadas

Desobediencia
Desobediencia civil en IFEMA
Se cumple hoy justo un año de la inauguración de la feria de armas FEINDEF en IFEMA. Desde Desarma Madrid acudimos al evento para denunciarlo
Antimilitarismo
BBVA, el banco explosivo y nuclear

Desde hace años, el BBVA, líder indiscutible de la Banca Armada española, con una financiación al complejo armamentista mundial de más de 4.450 millones de euros entre 2014 y 2019, ha venido financiando de forma activa a la industria armamentista, pero en especial, está aumentando su interés y financiando a empresas involucradas en la fabricación de armamento nuclear.

0 Comentarios
Sobre este blog
Antimilitarimo y NOviolencia
Ver todas las entradas

Destacadas

Temporeros
Los jornaleros no son bienvenidos en los hoteles de Lleida

Aunque el futbolista Keita Baldé se ofreció a pagar por adelantado el alojamiento de 200 trabajadores que duermen en la calle, los establecimientos están presentando excusas para no facilitar sus habitaciones.

Precariedad laboral
Los riders se reúnen con la ministra de Trabajo para exigir que se aplique la ley laboral

Riders X Derechos acudirán a la cita acompañados de representantes de la Unión de Autónomos UATAE y de Taxi Project. “Con la presencia de estos compañeros queremos mostrar la fuerza y unidad de la clase trabajadora”, resume Felipe Corredor.

Estados Unidos
Trump, en un búnker, señala al movimiento Antifa como el enemigo a cazar

Las protestas por el asesinato policial de George Floyd se han extendido a todo el país, en un movimiento que ya se compara con los disturbios que, a finales de los 60, impulsaron el movimiento de los derechos civiles. Al menos cinco personas han muerto en el contexto de las manifestaciones. Trump pide considerar terroristas a los antifascistas.

Sanidad
El Gobierno de la Comunidad de Madrid dificulta la conciliación familiar al personal sanitario

El sindicato de enfermería SATSE denuncia que el Gobierno de Ayuso ha iniciado recortes en los derechos del personal sanitario al limitar la conciliación familiar de profesionales con menores de 12 años. 

Pobreza
Mínimo sí, vital ni por asomo

Hace un mes el Gobierno hablaba de 5.500 millones dedicados al ingreso mínimo vital. El viernes pasado, tras el Consejo de Ministros, de 3.000. Pero la sorpresa llega la mañana de este lunes, en el decreto publicado en el BOE, al comprobar que la cantidad definitiva prevista son 500 millones de euros

Coronavirus
Sanitarios hoy, pacientes mañana

Según las estimaciones del Consejo General de la Psicología, cerca de 150.000 sanitarios necesitarán atención psicológica tras la pandemia.

Menores tutelados
Ni familia ni apoyo social, el futuro de los menores migrantes en Andalucía

Con el verano a las puertas y el mar aún en calma, Andalucía prevé un incremento en la llegada de personas migrantes. Pese a ello, la Junta recorta 142 plazas destinadas a la acogida de menores migrantes sin referentes familiares desde el 1 de junio.


Crisis económica
Estados Unidos: coronacapitalismo y su inminente colapso

La riqueza privada siempre ha prevalecido sobre la salud pública en el manual de instrucciones capitalista. Aun así la enormidad de la crisis y el potencial explosivo de transformación que ésta encierra están cambiando las reglas y puntos de vista sobre el bien común.

Caza
Las granjas de animales para caza mayor aumentan un 40% desde 2011

Un total de 802 granjas se dedican a la cría de animales para la caza en España. Unidas Podemos denuncia el “elevado aumento” de las instalaciones que crían ejemplares de caza mayor, que han pasado de 204 en 2011 a 285 en la actualidad.

Últimas

Argentina
Mendoza lucha por su agua aún en medio de la pandemia

En esta provincia del oeste argentino la sequía ha reavivado la conciencia social sobre la importancia de proteger el agua. El covid-19 ha reabierto el debate de los últimos meses.


Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal.