Palestina
Vivir para resistir en Palestina

Segundo datos da ONU, existen no territorio coñecido como Cisxordania 19 campamentos de persoas refuxiadas nos cales xa conviven ata tres xeracións.

Dheisheh 1
Unha rúa do campo Dheisheh, en Belén. Cedida por Laylac.
1 mar 2018 11:33

Muros repletos de retratos con cadansúa correspondente data escrita en numeración arábigo-índica debaixo. Debuxos de mortos que recordan que as persoas refuxiadas do campo Dheisheh en Belén, Palestina, están vivas. “Aínda que non queiras andar metido en política, no campo non podes. Os soldados israelís chegarán e será imposible que non cheires o gas lacrimóxeno. É o estado sionista quen nos incita a seguir loitando”, conta Naji Owdah, director da asociación Laylac que traballa con e para os refuxiados de Dheisheh.

Este campamento creouse en 1949 coa finalidade de ser o refuxio de 3000 persoas palestinas que tiveron que escapar das súas casas despois da coñecida como Nakba ou catástrofe para o pobo palestino e Guerra da Independencia para os israelís. Na actualidade viven alí máis de 15.000 persoas segundo datos da UNRWA – Axencia das Nacións Unidas para os Refuxiados de Palestina en Oriente Próximo –. 

Dheisheh 2
Muro con retratos en Dheisheh. Sofía Caamaño

“Algún día chegará a liberdade. Nós loitamos por Palestina porque somos palestinos pero a longo prazo o que queremos é acabar co sistema imperialista e capitalista”.

Segundo o director de Laylac, o que acontece en Palestina é “unha masacre diaria”. Fala tamén de como o goberno israelí consegue “converter en normal algo que non o é”. Refírese ao ingreso en prisión: “O anormal aquí é que unha persoa nunca estivera entre reixas”. Ammar recorda que cando os israelís o encarceraron polo seu labor de activista el seguía, aínda na cárcere, resistindo a ocupación: “A forza está nun mesmo. Alí dentro eu seguíalle dicindo aos soldados que me podían encerrar, pero que continuaba estando en Palestina”. Para el non existe unha gran diferenza entre unha cela e o territorio en que habita: “Ambas as cousas teñen portas e son os israelís quen deciden se abrilas ou pechalas. No cárcere ou en Palestina estou igual de atrapado. Segue sen haber liberdade”.

Despois de 70 anos de ocupación Naji mantén a esperanza: “Algún día chegará a liberdade. Nós loitamos por Palestina porque somos palestinos pero a longo prazo o que queremos é acabar co sistema imperialista e capitalista”.

Relacionadas

Palestina
53 años tras la Naksa, el virus racista en Palestina e Israel
Tras la Nakba de 1948, la Naksa de 1967 supone una nueva tragedia de matanzas y usurpación inserta en la lógica sionista de maximalismo y voracidad territorial sin límites.
Palestina
Mujeres palestinas: un siglo al frente

Muchos de los rostros de la resistencia palestina son mujeres. Pero pese a ser muy activas en la sociedad civil, permanecen relativamente alejadas de las esferas del poder. 

2 Comentarios
#9848 4:23 5/3/2018

é un bo informe sobre o problema palestino, hai moitas claves para entender o conflito

Responder
0
0
Toni Blanes 14:56 1/3/2018

Molt bon reportatge!!

Responder
1
0

Destacadas

Crisis económica
El sector turístico, ante el fin de una época

Desde los años 60, la economía ligada a la costa, el buen tiempo y la gastronomía no ha dejado de crecer. España ha sido una pieza central del tablero turístico global. La llegada del covid-19, que hará que el empleo se vea resentido en el corto, medio y largo plazo, abre una serie de incógnitas respecto a un modelo productivo centrado en el sector túristico y sus consecuencias para el mercado laboral y el medio ambiente.

Política
España (1960-2020): la clase dominante es la que dicta las ‘reformas’

La conjunción de ideología e interés político y empresarial llevó a la consolidación de una clase dominante trasversal que se hizo con los puestos de mayor influencia y que estuvo en condiciones de determinar qué era lo deseable para la nación. La racionalidad económica se había convertido en el escalón definitivo de la dominación por consenso.

Opinión
Cuando el activismo LGTB se convirtió en religión

Las estrategias organizativas del activismo LGTB federado en España y las lógicas del gaypitalismo impiden el planteamiento de alternativas, lo que se traduce en reproducir las exclusiones que se dan en la sociedad, acallar las voces discrepantes y convertir el activismo en un nicho de minorías.

Francia
París y la solidaridad migrante en plena pandemia

Lo que comenzó como una colecta de fondos para ayudar a unas 20 familias, ha crecido hasta convertirse en la asociación Link Aid que a la fecha ha ayudado a más de 700 latinoamericanos, entre colombianos, peruanos y ecuatorianos.

Contigo empezó todo
Gladys del Estal, la mártir de la lucha antinuclear

La joven ecologista Gladys del Estal fue abatida por la Guardia Civil en 1979 durante una protesta en Tudela.

Opinión
Desinformados y ofendidos

Deliberar en democracia requiere ser capaz de orientarse en un territorio informativo plagado de señales confusas. ¿Nos ofendemos porque nos duelen las verdades o son estas afirmaciones verdaderamente inapropiadas?

Coronavirus
La Unión Europea, días antes del 8M, aún no recomendaba la suspensión de actos multitudinarios

En un informe publicado el 2 de marzo se consideraba que se podían cancelar eventos en casos excepcionales, pero no instaba a los países comunitarios a suspender actos como manifestaciones.