Unidos Podemos
Errejón y la Revolución Conservadora

Iñigo Errejón plantea un interesante giro tratando de recuperar conceptos como comunidad, pertenencia y orden.
si a francia

publicado
2018-04-05 12:38

Un fantasma recorre Europa, el fantasma de la revolución conservadora. Iñigo Errejón, quizás una de las figuras mas inteligentes de la política española se ha dado cuenta, ¿demasiado tarde?, del cambio de rasante que el mundo experimenta. En una reciente entrevista concedida a Le Figaro, y traducida para Público, exhibe un radical cambio de lenguaje, apela a conceptos que la derecha había considerado caladero propio: orden, civismo, protección, pertenencia. Dando una vuelta de tuerca (y cierto contenido programático) a ese patriotismo que pregona Pablo Iglesias, y que no terminaba de cuajar ni en las bases ni el conjunto del electorado.

La entrevista no es un gesto gratuito. Se concede en un momento complejo, tanto en el Estado español como en buena parte del mundo. Si hace 15 años la nueva izquierda parecía alumbrar un nuevo orden mundial caracterizado por una emergencia del socialismo del siglo XXI, el escenario actual muestra el rostro congestionado de Trump en la presidencia. Lula al borde de la prisión, Venezuela hundida. Los países del este conformando un bloque radical conservador.

Mientras las fuerzas conservadoras han acabado con la dicotomía izquierda-derecha para proponerse como revolución, lo que queda de la izquierda socialdemócrata vaga a la deriva.
Cuando a algunos se nos ocurrió mencionar que el Frente Nacional tenia paralelismos discursivos con Podemos los compañeros se llevaban las manos a la cabeza. ¿Cómo podía ser? La izquierda soberbia y universitaria siempre mira por encima del hombro a los conservadores. Los considera estúpidos y desabridos. Mientras tanto, de las cenizas carcas filonazis surgieron analistas intrépidos que no dudaron en reciclar cuanto caía en sus manos, empezando por Gramsci, el preferido de la élite rouge. Para ellos lo de izquierda y derecha no dejaba de ser más que una de tantas líneas divisorias. Los nobles habían sido libertinos y los sacerdotes revolucionarios. Los burgueses los más radicales communards y los campesinos los mayores defensores de la monarquía capitalista.

Al final todos querían pertenecer a una comunidad, y hacerlo en las mejores condiciones posibles. Proteger su identidad, defender su comunidad. La izquierda histórica, materialista, pero también fuertemente espiritual y mesiánica ofrecía esto. Mitterrand y con él buena parte de la Izquierda abandonó la fábrica, el campo, la familia, el pueblo y el barrio, para abrazar el nuevo Dorado globalista compuesto de individuos libres. Sin dios, pero con financiación Europea. Fue el principio del fin. Años después el Frente Nacional ha fagocitado el discurso del Partido Comunista Francés, haciendo lo propio con su electorado histórico.

La progresiva incorporación del Frente Nacional francés a la normalidad política ha sido fuente de inspiración no oculta para figuras como Steve Bannon, clave de la victoria de Trump.

Estas figuras, entre las que también se encuentran Viktor Orban o Erdogan comprendieron que la derecha tenía que abandonar su lenguaje, su espacio de confort. Para conquistar el centro no había que suavizar posturas, había que cruzar líneas, atrapar el discurso comunitario, tanto simbólico como material, que abandonó la izquierda. Pues esto era el comunismo, un discurso sobre lo común, sobre cómo el sujeto puede encontrar una vida digna para si y para su pueblo.

La derecha ha dejado de ser derecha para ser revolución conservadora

Una revolución que no tiene complejos en sacudir los postulados atribuibles a la derecha tradicional a fin de establecer un nuevo orden basado en el patriarcado, la jerarquía y el lucro. ¿Dejará la izquierda de ser izquierda para convertirse de nuevo en la fuerza progresista del común? ¿Tendrá el valor de abandonar la zona de confort abstracta para no solo hablar, si no luchar por cuestiones como pueblo, tierra o comunidad?

Sobre este blog
Blog donde pensar lo político desde la filosofía. Nuestra intención es la de difundir y compilar pensamiento politico construido desde, entre y para los pueblos de las periferias del Estado Español. Enfocaremos el blog desde sus problemáticas mas específicas. Sin ser extensivos y a modo de ejemplo: Luchas por los territorios, procesos de comunalización, colonialismo interno, despoblamiento de los territorios rurales, reapropiación del patrimonio histórico, artístico y natural, maternidades, desarrollos productivos.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Elecciones del 26 de mayo
Podemos: pastores sin rebaño
Podemos sale muy tocado después del 26-M, como también quienes han defendido candidaturas alternativas. Recién llegada la realidad, procede la crítica.
Medios de comunicación
Más periodismo no es mejor periodismo

Izzy Canto no es mi verdadero nombre. Disculpen que me mantenga en el anonimato, pero mi libertad de expresión llega hasta donde digan los bancos y tengo una hipoteca.

7 Comentarios
#13070 18:46 7/4/2018

musolini ya consigió lo mismo mucho antes, y hitler.

Responder
0
1
#13031 24:54 6/4/2018

Buen análisis. Muy “a tiempo”... esperamos segunda parte.

Responder
2
0
#12973 15:48 6/4/2018

Felatio manifiesta.

Responder
1
3
#12971 15:47 6/4/2018

"...Errejon, quizás una de las figuras mas inteligentes de la política española, se ha dado cuenta..."
Jajajaja

Responder
3
7
#12954 13:50 6/4/2018

Muy buenas ideas en este artículo. Se hace corto.

Responder
8
3
#12945 12:16 6/4/2018

No pueden. Los niños pijos de clase cuqui, no pueden.

Responder
4
4
#12923 5:44 6/4/2018

"Donde ahora hay colectivos antes había españoles" para pensar sin coñas https://www.youtube.com/watch?v=GhxvRWqoWYM&t=42s

Responder
2
1
Sobre este blog
Blog donde pensar lo político desde la filosofía. Nuestra intención es la de difundir y compilar pensamiento politico construido desde, entre y para los pueblos de las periferias del Estado Español. Enfocaremos el blog desde sus problemáticas mas específicas. Sin ser extensivos y a modo de ejemplo: Luchas por los territorios, procesos de comunalización, colonialismo interno, despoblamiento de los territorios rurales, reapropiación del patrimonio histórico, artístico y natural, maternidades, desarrollos productivos.
Ver todas las entradas

Destacadas

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo
Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.