Música
El homenaje de Los Enemigos a las primeras víctimas del fracaso escolar

“Septiembre”, de Los Enemigos, rescató a una generación que, sin romanticismos, estaba condenada a no ocupar ni un renglón en la historia del milagro español.

Enemigos
Los Enemigos.
Ramón Calandria
29 dic 2018 06:00

Se llamaba Evaristo Fidel. No era nadie conocido. Su muerte apenas llenó una columna del periódico El País: “Murió en la madrugada de ayer en Murcia a consecuencia de las gravísimas quemaduras sufridas cuando en la tarde del viernes en Valencia, prendió fuego a su cuerpo, previamente rociado con un líquido inflamable”.

“Ayer” era el 6 de septiembre de 1986. Evaristo Fidel había dejado una nota “en la que anunciaba que ya tenían el primer muerto de la Escuela de Telecomunicaciones y que el sistema docente no funcionaba”. Escuela Española, una revista sobre educación, sumaba su nombre a los de José Luis —que se ahorcó en Cartagena (Murcia)—, un anónimo joven de 15 años que se pegó un tiro en Zaragoza, y Marino, que también se disparó en Castellón tras haber suspendido latín, matemáticas y francés en la convocatoria de repesca de septiembre.

Fueron muertos sin homenajes públicos. Recogimiento, madres velando a los difuntos, amigos consternados. Muertos en septiembre, en los primeros septiembres de recuperación tras los “cates” de junio.

El 4 de diciembre de 1986 se celebraron manifestaciones multitudinarias; el 17 de diciembre, en todo el territorio estalló una huelga educativa sin precedentes. Los estudiantes, muchos de ellos estudiantes de septiembre, se rebelaban contra el plan educativo del PSOE. Pronto llegaría el polémico plan de empleo juvenil y la huelga general de 1988. La educación vista como una fábrica de futuros parados, como un engranaje más en la búsqueda de la anhelada productividad, marcaría a una generación anónima.

Muchas canciones han hablado del impacto de la droga en los primeros años 80. La infrapolítica de los palos y los yonquis ha sido suficientemente glosada y romantizada en la cultura popular. El fracaso escolar apenas ha tenido quien lo cantase, pese a ser más determinante en la construcción del capitalismo español desde los 90 hasta la actualidad.

Fueron Los Enemigos, una banda surgida del ambiente canalla de Malasaña (Madrid) con raíces en el blues y en la música de contenido humorístico, quienes se constituirían, sin pretenderlo, en voz de una nueva generación perdida. Quizá en la etapa más feliz de su carrera, seguro en su despegue como uno de los grupos de referencia del rock español, Los Enemigos encadenaron a principios de los 90 dos discos —La vida mata (1990) y La cuenta atrás (1991)—, en los que rescataban los relatos de ese grupo de jóvenes abocados a un fracaso sin épica.

Junto a la canción que da nombre a La cuenta atrás,“Septiembre” (1990) es la más explícita en ese intento de rescate de chavales y chavalas enviadas a la cuneta por el sistema neoliberal que se estaba abriendo paso tras el arreglo político de la transición. Una competición a cara de perro y con pocos aliados, que en ambas canciones es asumida como un destino jodidamente inexorable.


La música, con un leve toque de marcha militar merced a la batería de Chema Pérez y el bajo de Fino Oyonarte, subraya la cadencia con la que Josele Santiago entona la despedida del mundo de un mal estudiante. Se trata de una canción sencilla de rock que, sin embargo, rescata las historias de un montón de jóvenes caídos en la carrera hacia la construcción de la Marca España.

Música
40 años en 40 canciones

Los cuarenta años de canciones en España bajo el marco constitucional instaurado en 1978 han dado para mucho. O para poco, dirán las voces más críticas. Como la propia Constitución, se apuntará desde la bancada escéptica. Unos y otros pueden elegir su canción favorita de este periodo, votando en la encuesta que se encuentra al final del artículo.

las 40 canciones constitucionales de ramón calandria
1.- “Septiembre”, de Los Enemigos.
2.- “Quien Manda”, de La Mala Rodríguez.
3.- “Pasa página”, de Dellafuente.
4.- “45 cerebros y un corazón”, de María Arnal y Marcel Bagés.
5.- “¡Hola, mamoncete!”, de Ilegales.
6.- “Súmamela bien”, de Ray Heredia.
7.- “El canto del gallo”, de Radio Futura.
8.- “Aviones plateados”, de El Último de la Fila.
9.- “Bodas de sangre”, de Pata Negra.
10.- “Cómo hacer crac” de Nacho Vegas.
11.- “A San Fernando un Ratito a Pie y Otro Caminando”, de Manolo García.
12.- “Amor de hombre”, de Mocedades.
13.- “Ciutat podrida”, de La Banda Trapera del Río.
14.- “Echo de menos”, de Kiko Veneno.
15.- “Kolore bizia”, de Negu Gorriak.
16.- “Mi DNI”, de Pony Bravo.
17.- “No sabes bailar”, de Los Flechazos.
18.- “Pepino”, de Maniática.
19.- “Oye el libro”, de Mártires del Compás.
20.- “La playa”, de Los Planetas.
21.- “Revolución”, de Chucho.
22.- “Mierda de ciudad”, de Kortatu.
23.- “Revival”, de Doble Pletina.
24.- “La navaja automática de tu voz”, de Corcobado.
25.- “Historia del mundo contada por las máquinas”, de Hidrogenesse.
26.- “Estadio Azteca”, de Andrés Calamaro.
27.- “Diez años en Sing Sing”, de Los Nikis.
28.- “Artistas”, de Las Ruedas.
29.- “Fiesta Salvaje, de Los Coyotes.
30.- “Dame calidad”, de Ciudad Jardín.
31.- “Tus amigos”, de Los Punsetes.
32.- “El regalo”, de Los Ganglios.
33.- “Pandilleros”, de Dinamita Pa' los Pollos.
34.- “Yo no me llamo Javier”, de Toreros Muertos.
35.- “Minusvalía”, de Astrud.
36.- “Mi correo electronic...oh!”, de McManamara.
37.- “Vine, vi y me vendí”, de Lendakaris Muertos.
38.- “La hoz y el martini”, de Lendakaris Muertos.
39.- “Ellos dicen mierda”, de La Polla Récords.
40.- “Malamente”, de Rosalía.

Relacionadas

Coronavirus
Por una cultura de calle segura

Músicos y artistas de la calle se enfrentan a una situación crítica tras dos meses de estado de alarma. Sin respaldo económico ni social, colectivos y artistas se plantean y proponen formas seguras para poder llevar a cabo la desescalada cultural.

5 Comentarios
#59714 10:19 8/5/2020

Buenos gustos musicales que comparto!

Responder
0
0
Pich 10:51 2/1/2019

Buena lista si señor . Siempre lo mismo mierda de ciudad!y

Responder
0
0
#28565 16:01 30/12/2018

Que coño pinta aquí Rosalía, faltando Leño Maneras de vivir, Barón Rojo Los rockeros van al infierno, Siniestro total, Obús, Los Chichos, Los Chunguitos,etc, etc, etc.

Responder
4
0
Sr.Bajito 21:26 29/12/2018

Creo que Dame Calidad es de Ciudad Jardín

Responder
0
0
#28540 21:23 29/12/2018

No he seguido mucho a Danza Invisible pero me has hecho recodar el "Dame Calidad" de Ciudad Jardín que además firmaron "Falso", toda un himno contra el esnobismo.

Responder
0
0

Destacadas

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Venezuela
El desprestigio de Guaidó da un balón de oxígeno a Maduro

En esta tercera y última parte de la investigación sobre el contrato firmado por Juan Guaidó con los mercenarios estadounidenses, el autor analiza las consecuencias políticas de esta revelación y las nuevas amenazas de EE UU.

Últimas

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.