Chalart58: “El soundsystem es unidad, son vibraciones compartidas”

Entrevista a Chalart58, una de las caras visibles de La Panchita Records, sello independiente barcelonés especializado en reggae y dub. Recientemente ha publicado su disco en solitario Geometric Dub. Fue uno de los artistas del III International Dub Gathering, celebrado por primera vez en Alicante el pasado mes de marzo. Hablamos con él sobre la cultura Soundsytem, libertad de expresión y música comprometida.

Chalart58 - Productor de Dub - La Panchita Records
Chalart58, percusionista y productor de música dub Sandro Gordo

publicado
2018-04-15 06:00:00

Gerard Casajús, más conocido como Chalart58 (Barcelona, 1978), es percusionista y compositor. Fue uno de los miembros fundadores de La Kinky Beat allá por los principios del milenio. Con una dilatada carrera a sus espaldas, ha trabajado junto a artistas de la talla de Manu Chao, Fermín Muguruza o Amparo Sánchez. Desde 2015 es una de las caras visibles de La Panchita Records, sello discográfico independiente con base en la periferia de Barcelona, especializado en reggae y dub. En marzo publicó Geometric Dubsu primer disco en solitario de este género. Charlamos con él tras su actuación junto a las Women Soldier en el International Dub Gathering, encuentro internacional de cultura Soundsystem que se celebró a finales de marzo en Alicante.

¿Qué es la cultura Soundsystem?
Su filosofía. Eso fue precisamente lo que me atrajo del dub, la metodología que se lleva: no hay escenario, estás a la misma altura del público, las luces no enfocan la atención en ti... Es una liga muy difícil en la que no juega tu aspecto físico ni tu marketing, no es nada mainstream. Es muy underground: la gente va a bailar sólo si la música le llega. Vibra o no vibra. En un soundsystem hay que tener buenas producciones, saber seleccionar y tener buen equipo de sonido. Realmente el soundsystem es una sensación sonora, una experiencia mejor que el Dragon Khan... Un buen productor sabe hacerte viajar junto a los riddims, las voces, los tiempos, los agudos, los graves... Si te dejas llevar, es algo bastante místico y terapéutico porque son vibraciones que hacen mover tu cuerpo.

Has tocado como batería durante años en La Kinki Beat y otros proyectos. Ahora te vemos siempre detrás de los controles, al pc y a la mesa de mezclas. ¿Cuáles son las diferencias entre un Soundsystem y un show con banda?
La banda es un espectáculo en el que los protagonistas son los músicos y su compenetración. En el soundsystem las ondas musicales son lo importante: no es quién lo hace, sino qué suena. El trabajo profundo del productor se hace en el estudio, probando cosas, buscando su sonido... El directo es importante, pero sin ese sonido no hay nada que hacer. Para un bolo mola ir a ver a la banda y con un soundsystem mola cerrar los ojos y vibrar. Que la gente se conecte, que llegue el momento en el que te mires con la persona de al lado y digas: “¡Madre mía, lo que estamos viviendo juntos!”. El soundsystem es unidad, uno solo no tiene sentido: es crear unas vibraciones compartidas y simultáneas. Pero no uniformes, en el sentido de que no hay un baile concreto para el soundsystem. En el dub, al contrario que en otros géneros, la gente se deja llevar y vibra de mil maneras. El dub es para todos los públicos y edades, hay selektas que tienen ya 70 años y están en plena forma, pinchando y moviéndose durante horas.

En el dub, al contrario que en otros géneros, la gente se deja llevar y vibra de mil maneras. Es algo para todos los públicos
Háblanos del proyecto Women Soldier y vuestra participación en el International Dub Gathering (IDG) celebrado en Alicante.
Ha sido una experiencia genial. Es la segunda vez que hacemos el show de Women Soldier. Creo que tengo una gran suerte de poder trabajar con artistas como Matah, I-Leen, Belén Natalí, High Paw y Sista Awa, cinco cantantes muy diferentes entre ellas pero todas muy cañeras. Estamos trabajando en un nuevo disco con cinco temas, uno de cada una (más su versión en dub) que verá pronto la luz. El festival IDG me parece una gran iniciativa, una oportunidad de ver a grandes referentes del dub en España.
Chalart58 & Woman Soldier - IDG 2018
Actuación en directo de Chalart58 & Woman Soldier en el festival International Dub Gathering celebrado en Bigastro (Alicante) Sandro Gordo

¿Cuál es el papel de la mujer en el dub?
Falta más representación femenina en la escena de la música urbana, porque si hay chicas es cantando. Considero positiva toda iniciativa que haya para que la mujer esté más presente, aunque creo que ha desaparecido bastante el mensaje machista en la escena reggae/dub gracias al trabajo de mucha gente. Hoy es impensable que lances un mensaje machista en un soundsystem, porque la gente te abuchearía y tendrías que parar de tocar.

Personalmente no encuentro machismo en la escena dub, que es en la que más me muevo, pero sí que faltan chicas en las bandas de reggae. A lo mejor el hecho de que haya tanta presencia masculina condiciona su entrada, por lo que creo importante facilitar la equidad en todas las áreas... No conozco productoras de dub o reggae, por ejemplo.

Hoy es impensable que lances un mensaje machista en un soundsystem, porque la gente te abuchearía y tendrías que parar de tocar
Dentro del IDG se ha celebrado el “dub for kids”. ¿Pueden los sonidos convertirse en una herramienta educativa para ellos?
En este IDG he participado en la iniciativa y me he dado cuenta de que la mesa de mezclas es un juguete para ellos. De repente se dan cuenta que en cada canal tienen un sonido, y que le pueden meter efectos: ahora eco, ahora un reverb. Se nota que disfrutan experimentando y creo es una opción de ocio y de fomento de la creatividad mucho mejor que las consolas y las pantallas. Además, aprendo mucho de ellos porque no contemplan limitaciones y hacen cosas muy eclécticas que pueden inspirarte.

¿Cuál es la relación entre el dub y el reggae? ¿En qué se diferencian?
El dub viene del reggae, son sus entrañas. Para mí sin reggae no hay dub: el reggae es el paso previo, su estructura y sus “cánones de belleza popular”, porque es lo que se lleva y lo que le llega a la gente. El dub, en cambio, es algo más personal: cómo tú sientes y percibes esa canción, es la transmisión de esas emociones personales.

El dub vacío no llega, tienes que trabajar en ti mismo y estudiar por qué y cómo expresar aquello que te afecta
¿Es el dub una música comprometida?
Debe serlo, el dub vacío no llega. Tienes que mojarte porque te obliga a trabajar en ti mismo, analizar qué te afecta, por qué y cómo expresarlo de una manera sencilla. Un dub sin coherencia para el autor, sin profundidad, no es dub.

Hoy la música comprometida está en peligro. ¿Qué opinas del hecho de que haya raperos que vayan a entrar en prisión por sus letras?
Me parece que estamos viviendo una pesadilla. Es totalmente indignante. Desde La Panchita Records estamos preparando un disco en el que participaran Sr. Wilson, Adala, Matah, High Paw, Belén Natalí, y Paula Bu –entre otros– sobre riddims de Raggatack, y los beneficios serán para apoyar la causa de los condenados por rapear. Estamos cansados de indignarnos, hay que aportar en lo posible porque si no nos vamos a la mierda.

¿Y sobre los que encierran por querer votar?
Está al mismo nivel que los raperos, me parece muy fuerte que haya políticos en prisión por querer votar. Es totalmente surrealista, luego hay gente que roba y ni siquiera los condenan. Meten en prisión a quien les sale de los huevos. Yo siempre he sido bastante apolítico, pero esta vez no, es injusto que los encierren, que les obligan a exiliarse del país. Luego ves imágenes de violencia policial, golpes a personas mayores, intentos de atropello y no pasa nada. Me da miedo todo lo que estamos viviendo y creo que debemos dirigir nuestros actos para intentar combatir eso como sea. Ser indiferente ante todo esto es como apoyarlo.

Ser indiferente ante todos estos actos de represión a artistas y políticos es como apoyarlo. Debemos dirigir nuestros actos para combatir eso como sea
Hace apenas un mes publicaste el álbum Geometric Dub.
Geometric Dub es mi primer disco de dub después de casi 15 años haciendo este género musical. Había sacado muchos singles y colaboraciones en los últimos tiempos, pero no sentía que tuviera la fuerza como para sacar un álbum que me representara. Por fin lo he hecho tras muchos años de pruebas y de investigación en el sonido. Necesitaba cerrar esa etapa y sacarlo fuera para seguir con ideas nuevas. Geometric Dub ya está en todas las redes, he contado con las colaboraciones de Matah, High Paw, Brother Culture, Culture Freeman, Paul Officer y varios músicos. Este disco representa lo que entiendo yo por dub.

Además de tu proyecto personal y tu trabajo en La Panchita Records, ¿qué otros proyectos tienes en marcha?
En abril estaré por México presentando Geometric Dub y a la vuelta defenderé el trabajo en España hasta que me ponga con otras cosas. Con Manu Chao estoy sacando algunos temas, ya hay algunas canciones online. Es un proyecto que me hace mucha ilusión porque con Manu es otro universo, le tengo muchísimo respeto a toda su obra y colaborar con él está siendo una experiencia brutal. Con Fermin Muguruza sacamos el LP Black is Beltza, que también será una película que verá la luz en septiembre. Rodearme de gente como ellos o como Amparo Sánchez, con tanta experiencia a sus espaldas, lo considero como hacer un máster.

En tu nuevo disco dices que “Dub és el camí” (“Dub es el camino”). ¿Cómo está siendo caminar?
Para mí el dub representa “hazlo a tu manera” y disfruta haciéndolo. Cuanto más real seas, más autenticidad aportes, más trasladarás a los demás. Llegó un momento en mi vida en el que todo lo que fuese vinculado con el dub tenía que hacerlo. Es mi camino porque me hace sentir bien, conozco a muchísima gente, interacciono y cada paso me hace aprender. Además, cada vez me lleva más a relajarme y cuidarme, hacer deporte, yoga, comer bien... Lo disfruto y todo lo que me aporta es positivo. Por eso para mí dub es el camino.

0 Comentarios

Destacadas

Agresiones sexuales
Universidades y acoso sexual: ‘cum laude’ en silencio

La primera versión del estudio de Pikara Magazine #AcosoEnLaUni, publicada en abril, arrojaba 236 casos de acoso sexual y laboral. Desde entonces, universidades que se negaron a aportar datos han accedido a cumplir la Ley de Transparencia y hoy se cuentan 275. Pikara Magazine y El Salto publican una actualización de este informe en el que se repite una constante: muchos abusos siguen en la sombra.

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Cine
El cine ya mostró la América de Trump

El sorpasso de Trump en la elecciones presidenciales de 2016 provocó un cisma en la nación del dólar. Pese a la debacle emocional, el cine de esas tierras había anticipado el dibujo de un electorado afín a su ideología y proclive a las políticas del mandatario estadounidense.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Fronteras
El Gobierno italiano desmonta el campamento autogestionado de migrantes Baobab

Después de 20 desalojos, el Gobierno italiano ha cerrado definitivamente el campamento Baobab, un centro gestionado por voluntarios que ha atendido a más de 70.000 personas migrantes y refugiadas.

Huelga feminista
Una campaña denuncia la criminalización de la huelga feminista y llama a desobedecer ante las sanciones
El Espai Feminista de Sants pide el respaldo de las organizaciones que apoyaron la huelga feminista para hacer visibles las sanciones a las activistas.

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.