La manifestación para cambiarlo todo llega a Madrid

Más de un centenar de colectivos y organizaciones sociales llaman a participar en la manifestación con el lema ‘Si nos movemos, lo cambiamos todo’ que se celebra el sábado 27 de octubre en Madrid.

Manifestación feminista
Manifestación feminista Bárbara Boyero

publicado
2018-10-27 07:00:00

Desde partidos políticos a organizaciones ecologistas, pasando por asambleas en defensa de la educación pública, sindicatos o foros de abogados. En pocas ocasiones se ha visto tal variedad en los nombres de los convocantes de una protesta. Este sábado 27 de octubre es un ejemplo.

La manifestación con el lema ‘Si nos movemos, lo cambiamos todo’ partirá de Atocha, en Madrid, a las 18:00. Convocada por el espacio Caminando, un punto de encuentro de un centenar de colectivos, la marcha concluirá en la Puerta del Sol con un acto en el que intervendrán, entre otras, la periodista Cristina Fallarás o la ecofeminista Yayo Herrero, y donde actuarán Nacho Vegas y Alicia Ramos.

La tabla de reivindicaciones acordada afecta a todos los ámbitos en los que la precariedad y la desigualdad gobiernan: desde las libertades civiles a los abusos sobre el medio ambiente. Por ello, los convocantes han fijado cuatro ejes sobre los que quieren poner la lupa: redistribución de la riqueza, conquista de derechos, recuperación del planeta y exigencia de una vida digna.

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha realizado un llamamiento a la ciudadanía para que respalde esta convocatoria. La organización anarcosindicalista ha subrayado que la supuesta “crisis” no es más que una estafa diseñada por unos pocos para continuar expoliando y recortando derechos y libertades a la ciudadanía. En este sentido, CGT insiste en que la única manera de revertir sus pretensiones es saliendo y estando en la calle, organizándose desde las clases populares. CGT ha recordado también que la sociedad pasa por un momento de verdadera urgencia, donde se ha fomentado un clima desmovilizador entre la población para que se resigne y no luche ni proteste.

Preparada desde hace varios meses, la marcha ha tenido un precedente el 24 de octubre, con numerosas acciones en diferentes ciudades, como el escrache al Tribunal Supremo por la decisión de revisar la sentencia que establece que la banca debe pagar el impuesto de actos jurídicos de las hipotecas.

Hipotecas
Escrache al Supremo: “Algo huele mal en este tribunal”

Más de 200 personas han protestado ante el Tribunal Supremo por la decisión de revisar la sentencia que establece que la banca debe pagar el impuesto de actos jurídicos de las hipotecas.

Relacionadas

Periodismo
Andrés Sorel y la derrota de ‘Liberación’

El 7 de enero de 2019 falleció Andrés Sorel. Presidente del periódico Liberación, Sorel explicó a El Salto en 2017 cuáles fueron las vicisitudes que llevaron a fracasar el primer intento de un diario “a la izquierda del país” tras la restauración democrática.

Filosofía
A vueltas con la posmodernidad
El concepto de Posmodernidad, vinculado a los debates en torno a la diversidad, posee diferentes perfiles que es preciso matizar.
Filosofía
Ciber-Lenin
La cibernética no es políticamente neutra y predetermina tanto al sujeto como al modo de organización de la actividad anti-sistema.
2 Comentarios
Gloria García Pacheco 21:34 27/10/2018

Me gustaría saber dónde están UGT y CCOO.
Muchos años mareando la perdiz y sin luchar.
,¿ Para que vale el Consejo Económico y Social?

Responder
0
0
#25109 17:12 27/10/2018

La noticia habla de una marcha "muy plural" y solo menciona el apoyo de UN sindicato. O faltan datos o sobran epítetos como "plural".

Responder
0
1

Destacadas

Feminismos
Miles de personas se concentran frente al Parlamento de Andalucía en defensa de los derechos de las mujeres

En el mismo momento que Juan Manuel Moreno leía su discurso de investidura, más de ciento cincuenta colectivos feministas provenientes de todas las provincias andaluzas se han movilizado a las 12 horas frente a la sede parlamentaria en Sevilla. 

Masculinidades
Gillette y la mercantilización de las masculinidades

El anuncio de Gillette sobre las masculinidades tóxicas ha levantado airadas críticas y pasiones, pero la campaña abre también el debate sobre la cooptación y mercantilización del feminismo y las nuevas masculinidades por parte de grandes empresas.

Feminismos
Movilizaciones en todo el Estado tras la primera sesión de investidura

Los lemas #NiUnPasoAtrásenIgualdad y #NuestrosDerechosNoSeNegocian se han trasladado de Andalucía a un centenar de ciudades en todo el Estado para mostrar el rechazo al acuerdo del PP con Vox para investir a su candidato en Andalucía.

Derechos Humanos
321 activistas de los derechos humanos fueron asesinados en 2018

Los asesinatos tuvieron lugar en 27 países y el 77% de ellos se perpetraron contra activistas ambientales, según Front Line Defenders. La organización destaca que el uso de la violencia contra defensores de los derechos humanos es generalizado, al igual que la tendencia hacia legislaciones restrictivas que entorpecen y limitan el trabajo activista

Últimas

Feminismos
Un siglo después del asesinato de Rosa Luxemburgo, ¿vuelven los Freikorps?

En el centenario de la muerte de la teórica revolucionaria sale a la luz un escándalo en el ejército alemán que recuerda a las unidades paramilitares de voluntarios que acabaron con su vida.

América Latina
Bolsonaro y López Obrador, dos estilos para gobernar las grandes potencias de América Latina
1
Con pocas semanas de diferencia Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador asumieron la presidencia de sus países, Brasil y México, las dos mayores economías latinoamericanas.
Minería
Contra la megaminería, el pueblo iluminado

Surge poco a poco, sin hacer ruido, pero cuando una minera pone el pie en tu municipio, ya no hay vuelta atrás. O estás con ellos o estás contra ellos.

Agricultura
Falta de mano de obra en el campo: un cuento más viejo que un arao
2

La alerta sobre la falta de mano de obra local es una campaña de marketing pagada por una parte de la patronal agraria para penetrar en la opinión pública y reducir su resistencia mental a la precarización del trabajo en el campo.