La guerra de las 17 máquinas

La primera protesta ludita de la Península Ibérica acaeció en marzo de 1821 en la Cuenca del Molinar, una zona industrial ubicada a las afueras de la capital de la comarca del Alcoià, formada por una colina ceñida por las corrientes de los ríos Molinar y Barxell, principales motores de la entonces floreciente industria textil alcoiana.

el molinar alcoi fàbriques abandonades autor damià llorens
Fàbrica abandonada en l'antiga zona industrial del Molinar, Alcoi Damià Llorens

Historiador


publicado
2018-06-29 08:00:00

La mañana del 2 de marzo de 1821 un motín enfurecido, compuesto por más de 1.200 personas llegadas de pueblos cercanos (entre ellos Benilloba, Penàguila, Alcoleja, Benasau, Cocentaina, Ibi y Muro), destruyó 17 máquinas de cardar e hilar instaladas en la zona industrial del Molinar de Alcoi. El primer episodio ludita documentado en territorio ibérico.

La escasa autoridad y la milicia nacional instaladas en la ciudad del interior alicantino no fueron capaces de sofocar la revuelta, provocando unos destrozos por valor de dos millones de reales, aunque sí evitaron en cierta medida agresiones a las personas. La llegada cuatro días después de refuerzos militares procedentes de Xàtiva y Alacant logró dominar la rebelión.

Vista de les fàbriques del Molinar d'Alcoi, el bressol industrial del País Valencià, a principis del segle XX.
Vista de les fàbriques del Molinar d'Alcoi, el bressol industrial del País Valencià, a principis del segle XX.

La rebelión

Son varias las fuentes históricas que indican el origen externo y periférico de las trabajadoras luditas protagonistas de la rebelión, otras versiones, como la del historiador Manuel Cerdá, apuntan también a la colaboración en los acontecimientos de las trabajadoras que residían dentro de la ciudad, evidenciando un carácter colectivo de rebeldía y existencia de una cierta solidaridad entre ellas.

Cabe hacer referencia a otros expertos del ludismo y la revolución industrial como fueron Rafael Aracil o Vicente Conejero y las influencias que sacaron de los historiadores Hobsbawm y Thompson.

"La dura represión por parte del Estado se extendió durante años

No parece que las luditas tuvieran una conciencia de clase definida, aunque es un precedente, ya que esta conciencia se irá formando poco a poco, acorde a la proletarización del campesinado.

La consecuencia de la Guerra de las 17 máquinas, así la denomina una carta de la mano de órdenes de la diputación de Valencia de la época, fue una dura represión por parte del Estado contra los principales responsables que se extendió durante años. Estos hechos de carácter ludita tuvieron tanta repercusión que llegaron a debatirse en las cortes generales en 1821.

Interior d'una fàbrica en l'antiga zona industrial del Molinar (Alcoi)
Interior d'una fàbrica abandonada i vandalitzada en l'antiga zona industrial del Molinar (Alcoi) Damià Llorens

La liberalización de la industria

Las razones de esta protesta laboral se deben al contexto de los inicios de la mecanización industrial que se vivía en la zona, ya que en febrero de 1821 se instalaron en la zona industrial del Molinar nuevas máquinas de hilar y cardar, como la “Spinning Jenny”.

La liberalización de la industria produjo una liberalización en los precios obedecida por la ley de la oferta y la demanda o, en su defecto, a lo establecido por los fabricantes, por lo que esta medida acabará con el sistema gremial que existía desde la Edad Media.

Por tanto, las políticas liberales harán que los industriales no necesiten depender de los gremios y ,finalmente, con la mecanización del hilado y el cardado, prescindirán de las trabajadoras y trabajadores domésticos, antiguo tipo de manufactura de mano de obra barata definido como Putting Out System.

el molinar alcoi ruïnes industrials autor damià llorens
Ruïnes d'una fàbrica en l'antiga zona industrial del Molinar (Alcoi). Damià Llorens

Atendiendo a este nuevo paradigma laboral, se observa que con la mecanización de la industria lanera se transforma el sistema de manufactura textil, pasando de una industria doméstica y dispersa a una concentración industrial en un núcleo urbano, donde la fábrica realizará todo el proceso, tal y como lo conocemos actualmente.

Desde ese momento, el malestar se acrecienta entre los cardadores e hiladores domésticos, por temor a perder su trabajo, si el maquinismo se generalizaba. Habría que tener en cuenta que la mayoría de la manufactura doméstica textil se encontraba fuera del núcleo urbano de Alcoi, puntualmente en los pueblos comarcanos de alrededor, entre ellos Ibi, Cocentaina, Bocairent, Muro, Benilloba, Benasau, Penàguila y Alcoleja. De ahí que la revuelta ocurriera con la llegada de estas campesinas y campesinos de los pueblos a la Cuenca del Molinar.

Luddites destruint un teler. Dibuix original de 1812.
Luddites destruint un teler. Dibuix original de 1812.

De la revuelta campesina a la revolución proletaria

El ludismo valenciano podría considerarse el germen de las luchas del movimiento obrero en el territorio y puede que estos sucesos marquen el período de transición entre la revuelta campesina y la revolución proletaria, desde las revueltas de los agermanats de los siglos pasados hasta las revueltas de carácter liberal como la de Boné o las revoluciones proletarias cantonalistas como la crisis del petróleo en Alcoi, en el contexto valenciano del siglo XIX.

Quizá sin la destrucción de máquinas, la industria y las luchas actuales laborales no serían como las entendemos hoy y resulta curioso que las primeras protestas no fueran contra las personas, sino contra las máquinas.

A partir del minuto 24, de la mano de rafel arques (autor del texto "el món de la màquina"), se habla de los y las luditas en la comarca de l'alcoià en "El corral dels pollastres", programa quincenal emitido el 8 de agosto de 2015 en RàdioAktiva, la radio libre de las comarcas del Comtat, la Vall d'Albaida i l'Alcoià (107.6 fm)

1 Comentario
#20270 17:14 12/7/2018

Disculpa mi ignorancia. ¿El "putting out system" tiene algo que ver con el trabajo a destajo? ¿Qué es si no?

Responder
0
0

Destacadas

Nicaragua
Las peticiones de asilo de nicaragüenses marcan un récord histórico
La feminista Norma Chavarría es una de las 256 personas de Nicaragua que han solicitado asilo en España hasta julio de 2018. En 2017 lo hicieron 31.
Vejez
Residencias en precario

Profesionales, familiares y expertos afirman que la falta de personal es uno de los principales problemas en las residencias de la Comunidad de Madrid, que aún se guían por ratios fijadas en los años 90.

Catalunya
Un cementerio en la vía de Montcada i Reixac

Un tren de la línea R2 de la vía de Montcada i Reixac (Barcelona) atropelló a la víctima 172 del municipio hace solo una semana. La Plataforma Tracte Just Soterrament Total y el Ayuntamiento advierten al Ministerio de Fomento y a Adif que, o cumplen los plazos para el soterramiento de la vía, pactado para el año 2020, o se convocarán nuevas movilizaciones.

Últimas

Medios de comunicación
Madrid acoge el primer encuentro sobre feminismo y medios de la PDLI
El I Encuentro Feminismo, Medios e Igualdad propone mesas de debate sobre periodismo deportivo, medios feministas o periodismo antirracista.
Pensamiento
Inmovilizadas por la "confianza"

La fe en el “progreso” y nuestra confianza en los “líderes” son las dos falsas esperanzas de la sociedad actual.

Vivienda
El Congreso aprueba debatir la Ley de Vivienda de la PAH
El Congreso de los Diputados ha aprobado considerar la propuesta de ley de la Ley de Vivienda impulsada por la PAH con el voto en contra del PP y Ciudadanos, y la abstención de PNV.
Extremadura
Notas sobre el caciquismo extremeño en el siglo XXI

Con gobiernos socialistas que se suceden a sí mismos desde hace ya décadas (excepto la legislatura de Monago) y una tupida red clientelar tejida a través del omnipresente sector público, el caciquismo extremeño ha generado un modelo bien adaptado a los tiempos, incólume al naufragio parcial del bipartidismo en el resto del Estado.