Medios de comunicación
Cuando la prensa también blanqueaba a los nazis

Periódicos del Reino Unido de lo años 20 como el Daily Mail presentaban a las organizaciones fascistas como una acción atractiva.  La estrategia de presentar la militancia fascista como atractiva también la hemos visto recientemente en la cobertura de los medios a la fiesta de Vox en el teatro Barceló.

Daily Mail blackshirts
Página del 'Daily Mail' del 15 de enero de 1934 en la que está publicado el artículo de Lord Rothermere "Hurrah for the Blackshirts".
17 mar 2019 06:02

Aquella tarde de finales de enero las calles de Londres se llenaron de periódicos ardiendo. Militantes laboristas, comunistas y sindicalistas quemaron miles de ejemplares del Daily Mail en una acción espontánea que pronto se extendió por toda la ciudad. Por entonces, el periódico llevaba más de una década apoyando abiertamente los partidos fascistas que se extendían por Europa, pero aquel día su dueño había decidido dar un paso más. En un editorial que ocupaba toda una página, Harold Harsworth se deshacía en elogios con la Unión Británica de Fascistas (BUF por sus siglas en inglés) y llamaba a los jóvenes a ingresar en sus filas, proporcionando incluso la dirección a la que debían dirigirse para afiliarse. El titular, en grandes letras negras, no dejaba lugar a dudas: “Hurra por los camisas negras”.

Ese año, 1934, la Unión Británica de Fascistas alcanzaría los 50.000 militantes. El apoyo constante de las principales cabeceras del país consiguió que la organización creciese enormemente en un solo año, logrando cotas enormes de presencia pública y convirtiendo a su líder, Oswald Mosley, en uno de los actores políticos clave del momento. Mosley no era ningún recién llegado. Antes de la fundación de la BUF había formado parte del Partido Conservador y del Laborista, y había fundado una primera organización de ultraderecha, el Partido Nuevo. Sin embargo, el poco éxito en las urnas y los ataques constantes a sus actos por parte de militantes antifascistas habían dejado a Mosley sin presencia pública.

El apoyo de la prensa y la financiación de algunas de las grandes fortunas del país lograron que la BUF saliese de su posición marginal en el espectro político

En los primeros momentos, la recepción de la Unión Británica de Fascistas no fue mucho mejor. Sus mítines se encontraron con la oposición de militantes antifascistas de diferentes procedencias, incluida la comunidad judía, que saboteaban los actos e impedían su celebración mediante enfrentamientos físicos en las calles. Sin embargo, el apoyo de la prensa y la financiación de algunas de las grandes fortunas del país lograron que las cosas cambiasen y la BUF saliese de su posición marginal en el espectro político. Eso no impidió que los antifascistas siguieran oponiéndose a los camisas negras en las calles, pero ahora se enfrentaban a una organización mucho más grande y a una fuerte criminalización por parte de la prensa, además de a la persecución policial.

El apoyo mediático

El Daily Mail no era un periódico cualquiera. A principios de los años 30 tenía una tirada de casi un millón de ejemplares, lo que le convertía en el diario más leído del país. Sin embargo, su enorme influencia no se debía únicamente a su gran cantidad de lectores. Llevaba más de tres décadas liderando la prensa británica gracias también a su apuesta por un periodismo diferente, que había cambiado las reglas del juego. Antes de su aparición, la mayoría de los periódicos británicos estaban dirigidos a lectores de clase alta, con un nivel educativo elevado y que disponían de tiempo para interesarse por artículos largos, de letra apretada y sin apenas edición ni imágenes. Sin embargo, los hermanos Harmsworth pensaron en algo distinto, al estilo de lo que estaba empezando a hacerse en Estados Unidos: artículos cortos, prosa ágil y editoriales que marcasen la línea ideológica del periódico y diesen contexto a las noticias. Es decir, un periódico que pudiese leerse en el tranvía de camino al trabajo o en el pub después de la faena, que cualquiera pudiese entender. Un periódico dirigido a la clase trabajadora, aunque no al servicio de sus intereses.
Desde los años 20, el Daily Mail había difundido el ideario fascista y proporcionado un gran apoyo a Mussolini y Hitler

La posición de liderazgo del Daily Mail había hecho que su dueño, Harold Harmsworth, tuviese una enorme influencia política, y este no la había desaprovechado. Desde los años 20, su periódico había difundido el ideario fascista y proporcionado un gran apoyo a Mussolini y Hitler, que agradecían públicamente la implicación del periódico en su causa. Además, Harmsworth se había convertido en una importante fuente de financiación para el Partido Nazi y su dinero resultó crucial para la preparación de las elecciones de 1933, cuando se convirtieron en la segunda fuerza política del Parlamento alemán.

La aparición de la Unión de Fascistas Británicos ese mismo año había atraído la atención de Harmsworth, que veía en Mosley el líder que necesitaba. Los tiempos estaban cambiando y el fascismo debía convertirse en una fuerza importante también en Gran Bretaña. Harsworth puso toda la maquinaria mediática que poseía al servicio de la causa, además de una importante suma de dinero. Esta maquinaria no incluía solo al Mail, sino también otras cabeceras en las que Harsworth tenía intereses económicos, como el Daily Mirror o el Sunday Pictorial. Mientras el primero pedía en sus titulares ayudar a los camisas negras, el segundo publicaba con frecuencia reportajes donde se podía ver a los miembros de la BUF jugando al tenis y tocando el piano. Ese mismo año, además, las dos publicaciones organizaron un concurso para encontrar a la mujer fascista más guapa de Gran Bretaña.

Sin embargo, esta campaña de promoción no se limitó únicamente a las publicaciones en las que Harmsworth tenía intereses económicos. El apoyo al fascismo se podía ver en toda la prensa británica, también en publicaciones como el Daily Express, otro de los periódicos más importantes del país en ventas. Ese año, el Express había informado de la campaña de boicot a los productos alemanes con un titular que no dejaba lugar a dudas sobre su posicionamiento: “Judea le declara la guerra a Alemania: los judíos de todo el mundo se unen en la acción”. Por su parte, el resto de periódicos, como The Times, se movían en posiciones tibias que justificaban por la necesidad de evitar la guerra en Europa.

A pesar de que su ideario incluía la eliminación física de determinados grupos sociales, estas ideas nunca fueron cuestionadas y se presentaban como una opción ideológica más dentro del espectro político

La estrategia de normalización

Los resultados del apoyo mediático a la causa fascista generaron un enorme incremento de la militancia y la visibilidad pública de la BUF, que en solo unos meses pasó a ser un actor político muy importante en la política británica. Este apoyo se realizó a través de varias estrategias que actuaron de forma combinada. La más frecuente fue la normalización de la ideología fascista. A pesar de que su ideario incluía la eliminación física de determinados grupos sociales en función de su raza o su orientación sexual, estas ideas nunca fueron cuestionadas y se presentaban como una opción ideológica más dentro del espectro político. Esta normalización se extendía incluso a los delitos y asesinatos cometidos por militantes de estas ideologías: después de la noche de los cuchillos largos, cuando miembros de las SS asesinaron a más de cien oponentes políticos, la noticia del Daily Mail sobre los hechos comenzaba afirmando que “Hitler había salvado a su país”.

Otra estrategia a la que recurría con frecuencia la prensa era la de presentar como atractiva la militancia fascista. Los miembros de la BUF eran retratados con uniformes impecables y participando en actividades divertidas, como fiestas y excursiones. Mientras la clase obrera británica se moría literalmente de hambre por los efectos de la Gran Depresión, los periódicos que iban dirigidos a ellos mostraban a jóvenes bien alimentados y bien vestidos que se divertían jugando al tenis y tocando el piano. Si querías todo aquello, bastaba con afiliarte en la dirección que el mismo diario te proporcionaba.

Los antifascistas que confrontaban físicamente a los miembros de la BUF en la calle eran presentados como sujetos violentos y peligrosos

Mientras, los antifascistas que confrontaban físicamente a los miembros de la BUF en la calle eran presentados como sujetos violentos y peligrosos que ni siquiera estaban motivados por razones ideológicas, sino simplemente por las ganas de bronca o el exceso de alcohol. A esto se añadían las noticias falsas protagonizadas por miembros de los grupos perseguidos por los fascistas, acusándoles de falsas conspiraciones o de actos violentos que en realidad nunca se produjeron. El objetivo de estas noticias falsas era presentar a los seguidores de Mosley como víctimas de la violencia y la intolerancia de los antifascistas, además de contribuir a crear una atmósfera de miedo en la población. Periódicos como el Evening Estándar afirmaban que “Los camisas negras del East End se enfrentan a un peligro muy real de violencia física. Hay algunas calles en Whitechapel por las que no pueden pasar por la noche sin llevarse una paliza”.

Aunque el contexto es diferente, resulta inquietante comprobar que varias de estas estrategias informativas pueden verse hoy también en la cobertura que hace una buena parte de la prensa a los actos de Vox. La normalización de sus propuestas se advierte en la invitación de sus miembros a tertulias y entrevistas en las que pueden presentar su ideología y programa político en igualdad de condiciones que otras formaciones políticas, como si el racismo o el machismo fuesen opciones debatibles. La estrategia de presentar la militancia fascista como atractiva también la hemos visto recientemente en la cobertura de los medios a la fiesta de Vox en el teatro Barceló. Un acto que no significa nada ni cualitativa ni cuantitativamente se convierte en un acto de propaganda, no por la gente que ha ido, que ya son convencidos, sino por la forma en que los medios utilizan ese acto para hacer atractivo el programa político del fascismo. Si en los años 30 los fascista aparecían retratados tocando el piano y paseando por el campo, ahora vemos a Santiago Abascal pinchando, montando a caballo y fotografiándose con jóvenes vestidos con náuticos y chaleco acolchado.

El resto de estrategias tampoco nos resultan desconocidas. Los militantes antifascistas han sido presentados siempre por la prensa como una tribu urbana que se enfrenta a los neonazis por un simple ejercicio de violencia, no porque defiendan con ello a grupos sociales vulnerables o por su compromiso con unos ideales de igualdad y justicia social. En los últimos meses hemos visto cómo las acciones que trataban de impedir mítines de Vox eran aprovechadas para victimizar a los fascistas, acusándolas de vulnerar la libertad de expresión. Esta misma acusación la recogieron los periódicos británicos después de la batalla de Cable Street, cuando más de 100.000 militantes antifascistas impidieron la celebración de un mitin de la BUF en octubre de 1936, al grito de “¡No pasarán!”. A pesar del apoyo mediático, aquel día Mosley no pasó, y su estrella ascendente comenzó a declinar. De nosotros depende que los paralelismos en esta historia lleguen también hasta ahí.

Periodismo
Así contó la prensa española el nacimiento del fascismo
Cuando Mussolini asaltó el poder en Italia con la Marcha sobre Roma, muchos periódicos de España elogiaron su gesta y aquella nueva ideología.

Relacionadas

Redes sociales
“Paguita” o cómo reforzar a la extrema derecha siguiéndole el rollo en Twitter

La vida del hashtag “paguita” es un objeto de estudio valioso para comprender la incidencia de Twitter en el relato político. El término “paguita” y sus ramificaciones se convierten en trending topic gracias a multitud de comentarios en Twitter. Pero, ¿quién amplifica los términos que promueve Vox?

5 Comentarios
Ezkertiarra 11:10 21/3/2019

Las elecciones en las que los nazis quedaron segunda fuerza fueron las de 1930, no las de 1933 (éstas se hicieron ya con los nazis en el poder y, llenas de irregularidades y violencia, quedaron primera fuerza).
Una de las claves, por cierto, que facilitó el ascenso nazi en todas esas elecciones fue la división entre socialistas y comunistas, que sólo se unieron ya poco después en las cárceles y las cunetas.

Responder
0
0
Anónimo 20:37 17/3/2019

"Con respecto a las cualidades morales, aun los pueblos más civilizados progresan siempre eliminando algunas de las disposiciones malévolas de sus individuos. Veamos, si no, cómo la transmisión libre de las perversas cualidades de los malhechores se impide o ejecutándolos o reduciéndolos a la cárcel por mucho tiempo. […] En la cría de animales domésticos es elemento muy importante de buenos resultados la eliminación de aquellos individuos que, aunque sea en corto número, presenten cualidades inferiores." (Charles Darwin: El Origen del Hombre, 1871)

Responder
0
3
#31803 21:04 17/3/2019

Mucho se puede hablar de "El apoyo mutuo", pero voy a tratar de ser breve en mis comentarios:

-En primer lugar, destaca que la obra (compendio de diversos artículos) fue escrita en un momento (finales del siglo XIX, comienzos del siglo XX) dominada por un capitalismo salvaje y desenfrenado. En la actualidad, también vivimos una fiebre capitalista y consumista de parecidas proporciones, aunque con diferentes manifestaciones.

Precisamente, para probar este capitalismo, aparecerán diferentes obras que tratan de demostrar que "la ley del más fuerte" es algo inherente a la naturaleza. Ejemplo de ello es T.H.Huxley, que llevó hasta sus últimas consecuencias la ley de la selección natural de Darwin, el famoso "struggle for life". Se considera la lucha entre individuos como el principal factor de la evolución, con lo que se pretendía justificar el capitalismo y el "darwinismo social " de Spencer (implicación que nunca estuvo en "El origen de las especies de Charles Darwin) y que hizo que surgieran engendros tan horribles como la eugenesia y las teorías racistas.

La obra de Kropotkin arranca desde el mundo animal para demostrar la falsedad de esas concepciones. Tras largas investigaciones sobre fauna, verifica la importancia del apoyo mutuo entre individuos de la misma especie (incluso de diferentes), hecho que había sido tenido en cuenta por Darwin. Eleva el principio del apoyo mutuo incluso por encima del "struggle for life" (la lucha por la vida o, como diríamos coloquialmente, en la actualidad, "la ley de la selva"). Por ejemplo, los relatos sobre la sociabilidad de abejas y hormigas son impresionantes (dan ganas de ponerse a ver los documentales de TVE2, lo digo en serio; en los días que leía estos pasajes me "enganché" a estos espacios televisivos tan didácticos).

Kropotkin considera el apoyo mutuo como un factor más de la evolución, y aquellas especies que desarrollan una mayor sociabilidad son las que tienen más posibilidades de supervivencia. Considera que el mundo no es una lucha constante. En todo caso, también hay que decir que era una persona realista y no compartía la visión idílica del ser humano que sostenía Rousseau. En su momento, tuvo pocos apoyos, entre ellos el del historiador Eliseo Reclus, James Knowles (director de la revista Nineteenth Century, para la que Kropotkin escribió asiduamente) y del naturalista y explorador Henry W. Bates.

El texto completo:

El apoyo mutuo: un breve análisis de la obra de Kropotkin

https://web.archive.org/web/20081030061803/http://www.spa.anarchopedia.org/El_apoyo_mutuo:_un_breve_an%C3%A1lisis_de_la_obra_de_Kropotkin

Responder
7
0
Curra 22:15 18/3/2019

O apoio mutuo ou simbiose estã muito extendida na natureza. É un elemento fulcral da evolução. Os trabalhos de Lynn Margulis onde demostra a importância da "endossimbiose"como factor decisivo na aparición da célula eucarióticas A evolução conjunta dos seres vivos e seu médio montra-nos a vida como um permanente diálogo
intercultural específico,, intra específico e entorno comunidades biologicas. Junto com a teoria de gente egoísta aparece também a de gem altruísta que protege ao conjunto antes que ao individuo. Por tanto o chamado Darwinismo social nom tem por que ter conotação pejorativa. Antes mais a teoria da evolução pode ser interpretada no senso de caminhar para uma melhor adaptação social não do indivíduo mas do conjunto de individuos .

Responder
0
1
#31809 22:39 17/3/2019

muy interesante e ilustrativo tu comentario

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
Sanidad reduce en casi 2.000 personas el número de muertes por la pandemia

El Ministerio revisa a la baja el número de fallecidos a causa del covid-19. Catalunya y Madrid son las comunidades donde la cifra se rebaja más, con 1.126 y 291 menos, respectivamente.

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.

Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Venezuela
El desprestigio de Guaidó da un balón de oxígeno a Maduro

En esta tercera y última parte de la investigación sobre el contrato firmado por Juan Guaidó con los mercenarios estadounidenses, el autor analiza las consecuencias políticas de esta revelación y las nuevas amenazas de EE UU.

Últimas

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.