“La sociedad de consumo nos empuja a consumos irracionales”

Esta semana tendrá lugar en Córdoba el Encuentro Internacional de Economías Transformadoras , promovido por Reas Andalucía y la Universidad de Córdoba. Conversamos con Brenda Chávez, experta en consumo y alternativas económicas y una de las ponentes del evento.

Brenda Chávez
Brenda Chávez B.C.

publicado
2018-12-03 10:01:00

¿Cómo puede ser transformador el consumo?
El consumo puede ser una herramienta de transformación socioambiental poderosa, y de cambio del modelo productivo, si tomamos consciencia como consumidores y consumidoras del papel que posee en el engranaje de la economía actual y si apoyamos con nuestro dinero y nuestro consumo productos y servicios de empresas sostenibles, con impacto socioambiental positivo, porque así estaremos fomentando modelos productivos respetuosos, en comparación con el modelo productivo neoliberal, tanto con las personas, como con el entorno y las demás especies con las que compartimos el planeta. Así tejemos redes de cambio, ayudamos a consolidarse a las alternativas que ya existen al modelo productivo convencional y a sus impactos negativos, con un efecto transformador.


¿Qué cosas podemos hacer para consumir responsablemente?
Prácticamente podemos consumir responsablemente en todos los sectores, se puede optar por contratar la energía a cooperativas de renovables, tener la cuenta en un banco ético, comprar moda o cosmética sostenible, contratar seguros éticos, comer alimentos agroecológicos, optar por la movilidad activa y sostenible, por productos de comercio justo, por operadores de telefonía responsables, incluso hay alguna marca de móviles que intentan ser sostenibles como Fairphone. Escribí mi libro precisamente por eso, para visibilizar todas las alternativas que ya existen en cada sector, que son accesibles y promueven modelos productivos más justos y sostenibles para todos y todas que las del modelo neoliberal, del que recojo muchos abusos también en el libro.

También es muy importante reducir los niveles de consumo a lo necesario de veras, porque globalmente hoy consumimos 1,7 tierras en recursos naturales, es decir, por encima de la capacidad de planeta para renovarse. La sociedad de consumo nos empuja a consumos irracionales por la persecución suicida de un crecimiento ilimitado en un mundo de recursos finitos.

¿Es el consumo un acto eminentemente individual o hay fórmulas de ejercerlo también desde lo colectivo?
Por supuesto que las hay, en todos los sectores prácticamente, y tienen un efecto de transformación social y medioambiental potente, desde pertenecer a un grupo de consumo agroecológico, a contratar la energía en una cooperativa de renovables, por poner sólo dos ejemplos, de los muchos existentes. Son modelos en lo que lo colectivo es fundamental, son democráticos, en ellos los consumidores se empoderan, participan, conocen la trazabilidad de los bienes y servicios que consumen, se establecen redes de apoyo mutuo e intercooperación alternativas a las que proponen el modelo actual neoliberal y su consumo que consume al mundo depredador con los recursos del planeta y con los seres que lo habitan, ya sean personas u otras especies.

El consumo responsable y transformador actualmente....es posible, es accesible, no tiene por qué alterar el presupuesto que cada persona tenga (si se reorganizan las prioridades y se cuenta con información adecuada) y es una necesidad vital para un desarrollo sostenible planetario. No en vano la producción y el consumo responsables son el punto 12º de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que es la hoja de ruta la de ONU par alcanzar un desarrollo sostenible en 2030.


¿Qué relación guarda el consumo responsable con la Economía Solidaria y las Economías Transformadoras?
Muchísima, de hecho desde la Economía Social y Solidaria (ESS) se están planteando ya algunas de las alternativas más interesantes de consumo responsable (energía, banca, movilidad, telefonía, alimentación, moda, belleza, cuidados, etc.). Además existen redes como los mercados sociales que las acercan a los consumidores y proponen una intercooperación y apoyo mutuo entre personas y empresas responsables. Yo pertenezco al Mercado Social de Madrid como consumidora, y además de facilitarme entrar en contacto con empresas justas y sostenibles, me permite conocer de cerca muchas propuestas interesantes y transformadoras que se desarrollan desde la ESS y desde una ciudadanía activa que quiere un cambio en el modelo productivo actual que está provocando el cambio climático, una brecha social cada vez mayor entre ricos y pobres, una precarización cada vez más intensa del mercado laboral, niveles de residuos nunca vistos, que acidifica los océanos, que envenena el planeta, etc.

2 Comentarios
#27223 12:28 5/12/2018

Demasiada vaguedad y demasido palabro verde-progre para ser tomada en serio esta entrevista.

Responder
1
7
#27145 15:28 4/12/2018

Yo no celebro la Nada-vidad

Responder
3
1

Destacadas

Vivienda
Barcelona se organiza contra los desahucios en abierto

La plataforma Basta Desahucios Abiertos reúne a 200 entidades de la capital catalana que protestan en contra de estas ejecuciones cada vez más comunes y que consideran ilegales. Frente a ello, los vecinos y vecinas se organizan y reclaman soluciones reales a las administraciones.

Literatura
La espía que me amó... y lo contó en un libro
La novela de espías es aún un género vigente en un tablero global marcado por el auge de la extrema derecha, los atentados del Daesh y la sobreexposición mediática.
Feminismo poscolonial
Silvia Rivera Cusicanqui: “Tenemos que producir pensamiento a partir de lo cotidiano”

Cusicanqui es una de las referentes en el pensamiento subalterno en Bolivia. En su último libro, Un mundo ch'ixi es posible. Ensayos desde un presente en crisis, nos habla de lo ch'ixi como práctica descolonizadora.

Biodiversidad
‘Rewilding’, el planeta reclama lo suyo

La defensa del medio ambiente se ha centrado en conservar lo que tenemos, pero cada vez hay más voces que plantean la necesidad de renaturalizar grandes áreas que han perdido su biodiversidad vegetal y animal. En España aún no se ha hecho, aunque tenemos amplias zonas potenciales.

Últimas

Feminismos
El debate entre abolicionismo y regulacionismo que nos debilita
12

Ese enfrentamiento entre abolicionismo y regulacionismo no solo es un falso dilema, bastante reduccionista además, sino que debilita al movimiento feminista de cara al 8M.

Migración
Japón necesita miles de trabajadores extranjeros

El gobierno de Abe defiende una ley con la que pretende facilitar la entrada de 340.000 trabajadores extranjeros. La medida es confrontada por la extrema derecha que critica que se fomente la inmigración, y por la izquierda, que teme por los derechos laborales de quienes lleguen al país. 

Racismo
Del eslogan a la pura realidad: el antigitanismo es siempre institucional

La realidad sangrante de la brutalidad policial en base al perfil racial/étnico está todavía velada en nuestro territorio a causa de siglos de tabú en torno al carácter represor de las fuerzas de seguridad del Estado.

Memoria histórica
Guadiana Despierta frente a Guadiana del Caudillo

La Plataforma “Guadiana Despierta” convoca una nueva concentración en Guadiana para exigir la eliminación de simbología franquista en su localidad. Tendrá lugar en la Plaza Mayor del pueblo el próximo sábado, día 16 de febrero, a partir de las 17:00 horas.

Precariedad laboral
La plantilla de Navarpluma lleva 15 días de huelga frente a las coacciones de la empresa y la precarización
El comité de huelga denuncia bajadas de salario de hasta 400 euros mensuales, condiciones de control abusivas con cámaras de seguridad y la falta de mascarillas homologadas para las personas que trabajan desparasitando pluma en el taller, la mayoría inmigrantes.