Manteros
Un paso más en la estigmatización mediática de los manteros

Un artículo apunta a la Cofradía Mouride como organización criminal que monopolizaría el top manta. Indignado, el colectivo mantero se plantea llevar el caso a los tribunales.
Los manteros protestan contra la criminalización del colectivo
Concentración de manteros en Barcelona contra la criminalización del colectivo Sandro Gordo

publicado
2019-02-26 07:56:00
El pasado domingo 24, en la parte inferior de la portada del Periódico de Catalunya, justo debajo de una fotografía de la crisis venezolana, se podía leer: “Un grupo islámico controla el “top manta en España”. Después, se destacaban dos datos: la Cofradía Mouride estaría monopolizando el negocio de la venta ambulante. La policía asimilaría la red con una organización criminal por su jerarquía y el blanqueo de dinero. En el antetítulo se prometía apuntar a “las entrañas de un fenómeno enquistado”. Así, en menos de media página se relacionaban tres conceptos: grupo islámico, monopolio del negocio, organización criminal.

Ya en el artículo, el autor, Juan José Fernández, desgrana una serie de conceptos relacionados con la Cofradía Mouride en base a los cuales explicaría cómo se organizan los manteros para “monopolizar” el negocio. Después, aludiendo a fuentes policiales, concluye que esta organización es criminal porque hay una jerarquía interna e incurre en blanqueo de capitales.

“El muridismo es una rama que está dentro del islam, es una de las cuatro cofradías en Senegal. No tiene nada que ver con el top manta”
El mismo domingo, Ousmane leía el artículo y no daba crédito. Ousmane es portavoz del colectivo Baye Fall Madrid ubicado en Lavapiés, lo forman muridís seguidores de Cheik Ibra Fall. Ousmane fue mantero durante tres años, muchos de sus compañeros lo son. “Para mi el muridismo es paz. Dejar atrás lo malo para ser mejor. Cada religión tiene unas creencias. El muridismo es una rama que está dentro del islam, es una de las cuatro cofradías en Senegal. No tiene nada que ver con el top manta”.

A Ousmane le ha dolido el artículo. “Si bien hay una mayoría de muridís entre los manteros, el top manta es gente que ha venido aquí para sobrevivir, que gana poquito dinero para pagarse una habitación, y para mandar a la familia”, explica en referencia a la acusación de blanqueo de capitales. “Yo llevo toda la vida en el muridismo, pero tengo muchos amigos manteros que ni son creyentes, ni creen en el muridismo ni en nada”.

El pasado mes de octubre el Observatorio de la Islamofobia en los Medios publicaba su primer informe. En él señalaba las formas más frecuentes en las que, desde los medios, se incurre en prácticas islamófobas. La “falta de fuentes, enlaces y datos que corroboran las tesis sostenidas”, “el uso erróneo y/o abuso de vocabulario propio de la doctrina islámica”, o “recurrir a titulares sensacionalistas” estaban entre ellas.

La criminalización por parte de la prensa no tiene nada de nuevo para el colectivo mantero. “El top manta: los manteros último eslabón de una mafia invisible”. “Los manteros, la punta del iceberg de las mafias en Madrid”. “La ley de la manta”. Estos titulares corresponden a tres medios distintos en años diferentes. Lo que tienen en común: las principales fuentes son portavoces de agrupaciones de empresarios o defensores de la propiedad intelectual y de las marcas. Y fuentes policiales.

“Lo que escribe este periodista es ciencia ficción, Hay mucha gente de cofradías aquí, pero a los manteros les dan igual las cofradías.

Sin embargo, esta sería la primera vez que una cobertura mediática aborda la cuestión de la venta ambulante a través  de la filiación religiosa de gran parte de quienes se dedican a ella. Y esta es una lectura que ha sorprendido e indignado a los manteros. “Lo que escribe este periodista es ciencia ficción, que no tiene nada que ver con el top manta ni con la sociedad senegalesa” dice Malick Gueye, portavoz del sindicato de manteros de Madrid. “Hay mucha gente de cofradías aquí, pero a los manteros les dan igual las cofradías. Todos somos iguales y ya está. No tiene importancia para los senegaleses aquí”.

Fue precisamente esa irrupción del islam como nuevo elemento de estigmatización lo que empujó al jurista y sociólogo Marc Serra Solé a escribir —el mismo domingo— un hilo en twitter, en el que contestaba las principales asunciones del artículo. Para empezar, la acusación de organización criminal. Lo grave, explica a El Salto por teléfono, es que esta afirmación “supone acusarlos de estar cometiendo un delito. Organización criminal no es solo una descripción de lo que están haciendo sino que es un tipo de código penal”. Se trata de una acusación que se ha hecho ya anteriormente a los manteros, pero que nunca ha pasado el filtro de un juzgado, recuerda Serra. “¿Por qué? Pues porque el tipo penal, lo que plantea, no es solo una organización para cometer delitos”. Es necesaria una jerarquía dentro de los vendedores, con una dirección clara y estable. Justamente lo que, siguiendo el artículo, aportaría la Cofradía Mouride.

Serra cuestiona el hecho mismo de que la venta ambulante, aunque esté penalizada, pueda ser considerada un delito por “el poco ánimo de lucro y el escaso daño que se genera a la propiedad industrial o intelectual”. Cabe recordar, que el colectivo mantero conquistó parcialmente la despenalización de la manta en 2010, pero que ésta fue repenalizada en 2015 con la reforma del Código Penal.

Gueye expresa su frustración ante —una vez más— tener que explicar por qué no son una organización criminal, ni los manteros, ni las cofradías. “La sociedad española no entiende que un colectivo de personas intenten ayudarse entre ellos, este concepto de apoyo mutuo entre los manteros. Pues claro que hay solidaridad en el colectivo, ayudarse es la única forma que tiene para sobrevivir”. ¿Se articula este principio de apoyo mutuo en base a complicados códigos muradís? “En trece años que llevo aquí es la primera vez que escucho relacionar la manta con la religión”, contesta. El texto incluso incluye “los diez mandamientos del mantero”. Gueye se indigna: “¡Un tío blanco español sabe los mandamientos y yo que he sido mantero 8 años de mi vida no conozco ninguno! Me parece muy fuerte”.

“A ningún periodista se le pasaría por la cabeza acusar de blanqueo de capitales a alguien que se apunta a una PAH, o a una asociación de vecinos y que paga una cuota para defender esos derechos colectivos

Eurocentrismo es lo que ve Serra, también, en la “barbaridad” de que las aportaciones voluntarias que puedan hacer los manteros a las organizaciones religiosas, culturales o sociales, sean calificadas como blanqueo de capitales. “A ningún periodista se le pasaría por la cabeza tomar a alguien que se apunta a una PAH, a una asociación de vecinos y que paga una cuota para defender esos derechos colectivos, y acusarlo de blanqueo de capitales y criminalizarlo de esta manera. Esto merece una respuesta no tanto por los abogados que estamos trabajando estos temas, si no por los propios miembros de esta comunidad”, argumenta.

“Somos la organización criminal más pobre del mundo”, ironizaba Lamine Sarr, portavoz del sindicato de manteros de Barcelona en el verano de 2016 tras pasar varios días encarcelado. Acusado de organización criminal, el fiscal llegó a pedir su expulsión. Finalmente, en enero de 2019, se le condenó a pagar 120 euros por infringir la ley de propiedad industrial. Los cargos de organización criminal, en contra de los argumentos dados por los Mossos de d'Esquadra, no se sostuvieron.

“Nuestra estrategia no es dar pruebas para contestar a esta persona, él mismo tiene que buscar cómo defender su artículo, o nosotros le llevamos a la Justicia”. Lamine Sarr está cansado de tener que dar explicaciones: “Siempre nos hacen lo mismo, esta estrategia no funciona”. Gueye también apunta a la línea judicial “para que esto no vuelva a pasar, porque siempre hemos dejado pasar la criminalización del colectivo por parte de medios —pero también políticos— que no se han tomado un minuto de su tiempo para preguntarnos. La gente nos acusa gratis todo el rato sin tener idea de nuestra vida”.

Ni Serra ni Gueye son ajenos al contexto de polarización y emergencia del discurso antimigración —y sus consecuencias en países como Brasil o Estados Unidos— en el que se publica este artículo. Para Serra, en el fondo de todo esto está el clickbaiting. “Voy a poner un titular que genere polémica, sabiendo que voy a exponer a mi medio de comunicación, sabiendo que voy a recibir muchas críticas pero lo asumo porque esto permite que esté todo el mundo hablando de mi periódico y recibo más visitas”, plantea. Le parece “terrible cuando esta estrategia se mezcla con discursos racistas y xenófobos”.

Gueye aprecia una intencionalidad, el objetivo de alimentar el voto de derecha, a semanas de varias citas electorales. “El daño ya está hecho, la gente se queda con la portada, cofradía islámica, top manta. ¿Me acusa a mi la policía por un delito de odio? Pues ahí tienen un delito de odio, una persona que escribe mentiras para criminalizar a un colectivo acusándolo de ser una organización criminal”.

Ayer a la noche se publicaba otro artículo del mismo periodista que indagaba de nuevo en “las entrañas del top manta”, alimentado, otra vez, por fuentes policiales. “Vendedor, recogedor, tarjetero... los 'empleos' del mantero”, se titula. ¿Clickbaiting o estrategia para capitalizar votos  a costa de los manteros? Las reacciones no se harán esperar.

Relacionadas

Migración
Manteros exigen rectificación al Periódico de Catalunya

El Sindicato de Manteros de Madrid insta al Periódico de Catalunya a rectificar tras la publicación de un artículo que señalaba a la Cofradía Mouride como una organización con rasgos criminales que controlaría el “top manta”.

Manteros
Manta, islam y apoyo mutuo
Es obvio que los manteros y los mourids no son lo mismo. Cada colectivo requiere de una investigación menos superficial y menos sensacionalista.
Islamofobia
Frente a la islamofobia. Nuevas políticas para nuevos racismos
Islamofobia no es, a pesar de su nombre, miedo al islam. En realidad, es un fenómeno complejo compuesto de varios factores. Por una parte, es una forma de racismo contra las personas musulmanas o leídas como tales, independientemente de cuál sea su práctica religiosa efectiva
2 Comentarios
Daha 22:34 26/2/2019

gracias por su articulo.Asi los españoles o catalańes van a descubrir y conocer a Serigne Touba.gracias por la publicudad de la cofradia mouride hasta pronto

Responder
0
0
kiala 19:19 26/2/2019

Catalunya periódico corrupto = multinacional que siembra las minas en las fronteras para exterminar las condenad@s de la tierra y ahora dicen que los manteros es grupo islamico, no es posible es criminal eso tomaremos medidas judicial contra este periódico homófobos y discriminatoria, es una verguenza tratar asin a las personas que solo busca una vida (mejore) ke tkalifikandolos de organizacion kriminal, eso es muy grave, lo vamos a llevar ante la justicia!!! Basta ya!!!

Responder
0
0

Destacadas

Laboral
Las kellys llaman a la primera huelga de camareras de piso en Baleares

Camareras de piso de Ibiza y Formentera han decidido en una asamblea celebrada este lunes convocar una huelga de dos días en agosto. Piden regular la carga de trabajo de manera urgente para evitar riesgos innecesarios para las 6.000 trabajadoras empleadas en este sector en estas islas.

Literatura
“Hoy a las mujeres gordas se les permite contar sus propias historias”

La escritora Sarai Walker aborda en Bienvenidos a dietland dos cuestiones importantes: una sobre el cuerpo y otra sobre la ira de las mujeres

Literatura
“Europa no ha perdido su memoria sino su sensibilidad”

En Una vez caminé sobre la suave hierba la escritora austriaca Carolina Schutti propone, con un estilo intimista y sutil, una historia de identidad y desarraigo, un pulso por recuperar la memoria negada. La protagonista se llama Maja, pero podría llamarse de cualquier modo y estar en cualquier sitio.  

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno. 

La Rioja
Desacuerdo entre el PSOE y Podemos en La Rioja
El gobierno de La Rioja sigue bloqueado tras una reunión in extremis entre Podemos y PSOE la víspera de la nueva votación ¿Qué ha pasado en La Rioja?
Biodiversidad
Apicultura intoxicada: agricultura, biodiversidad y plaguicidas

Es indispensable escuchar el reclamo de las organizaciones ecologistas que piden el compromiso político de todas las formaciones para reducir al 50% el uso de plaguicidas en 2023.

Últimas

Violencia machista
“Violencia intrafamiliar” y memoria del olvido

Mi padre era un monstruo, pero era un monstruo del franquismo. Era la reproducción “intrafamiliar” de la dictadura: el poder único e incontrolado de un macho, inculcado, aplaudido y avalado por el sistema político-social.