Machismo
Machismo ‘incel’, misoginia desde el victimismo

A diferencia del discurso machista tradicional, los incel no expresan su misoginia desde la superioridad sino desde el victimismo. El desprecio y el odio hacia las mujeres no adquieren la forma de la afirmación de un género que se cree superior, sino la de un grupo social que se cree víctima.

20 jun 2018 06:00

La pista la dio un mensaje en Facebook. Horas antes de provocar el atentado que acabaría con la vida de diez personas y dejaría heridas a otras 15, Alek Minassian había publicado en su muro un texto en el que llamaba a “la rebelión de los incel” y alababa a Elliot Rodger. El mensaje contenía términos difíciles de identificar, como chad o stacey, pero la referencia a Rodger no dejaba lugar a dudas. A finales de mayo de 2014, Rodger había asesinado a seis personas en el campus de la Universidad de California, suicidándose antes de ser detenido por la Policía. La motivación del atentado se encontraba en un vídeo colgado horas antes en YouTube en el que culpaba de la masacre a las mujeres que le habían rechazado: “Si no os puedo tener, os destruiré”.

El texto en el muro de Minassian puso el foco de la prensa en los incel, una comunidad surgida en foros como 4chan y Reddit, y cuyos miembros tienen en común una profunda misoginia. Su discurso no tiene nada que no hayamos visto demasiadas veces en las cloacas del patriarcado, pero la forma en que se expresa sí tiene una novedad interesante. A diferencia del discurso machista tradicional, los incel no expresan su misoginia desde la superioridad sino desde el victimismo. El desprecio y el odio hacia las mujeres no adquieren la forma de la afirmación de un género que se cree superior, sino la de un grupo social que se cree víctima. Los incel creen tener el derecho a exigir la atención, los cuidados y el deseo sexual de las mujeres, pero ese derecho se exige porque se consideran víctimas y creen que, como tales, la sociedad y, en concreto las mujeres, deben reparar su situación. En los dos casos hay desprecio, odio y violencia hacia las mujeres, pero la exigencia parte de dos posicionamientos ideológicos diferentes y, por tanto, tiene implicaciones políticas y sociales diferentes.

Una posible pista sobre estas implicaciones se encuentra en un grupo social más amplio de la sociedad estadounidense, a la que pertenecen los incel y que está formado por hombres blancos heterosexuales de clases medias y bajas, y de ideología racista y machista. Los análisis electorales señalaron a este grupo social como responsable de la victoria de Donald Trump, que supo explotar el descontento producido por el empeoramiento en las condiciones de vida de las clases trabajadoras. Para lograrlo, alimentó un discurso victimista que presentaba a este grupo social como un colectivo oprimido, como una víctima de grupos de presión formados por mujeres, migrantes y minorías racializadas que habrían conseguido imponer sus reivindicaciones e intereses.

En realidad, el discurso no era más que una apropiación perversa de las tesis del privilegio y la interseccionalidad, pero fue tremendamente efectivo porque permitió crear un sentimiento de identidad y pertenencia que, además, era capaz de explicar el empeoramiento en las condiciones de vida de ese sector de la población. La élite económica y política a la que pertenece Trump conseguía así responsabilizar a los inmigrantes, las mujeres y las minorías racializadas de lo que en realidad solo era culpa suya.

La consolidación de este sentimiento identitario se produjo fundamentalmente en internet, especialmente en foros en los que los integrantes compartían opiniones e iban creando códigos propios a base de memes y términos nuevos. En siguiente paso fue el activismo en la red, que permitió la aparición de campañas de acoso salvaje, como la que vivió Zoey Quinn cuando su ex novio colgó fotos e información privada. Sin embargo, no se quedó ahí. La manifestación racista de Charlottesville en agosto del año pasado y los disturbios posteriores, en los que fue asesinada una activista de izquierdas, evidenciaron que este sentimiento identitario había dado un paso más.
La capacidad de organización política de esta identidad racista y machista, tanto en las redes como fuera de ella, mostraba el riesgo de que actuase como la base social de candidaturas políticas como la de Donald Trump y de grupos como el National Policy Institute de Richard Spencer, de ideología abiertamente nazi y que ha adquirido visibilidad a partir de lo sucedido en Charlotesville. En el Estado español, las miradas se han centrado en Forocoches, que ha importado una gran parte del vocabulario incel y desde donde se han organizado campañas de activismo, como la que impidió el evento Gaming Ladies.

Machismo
Machismo digital: la bestia se organiza en red

La reacción de las manadas machistas a las demandas de las mujeres ha encontrado una aliada en las nuevas tecnologías, que utilizan para exhibir y multiplicar su violencia sin fronteras. El macho alfa responde con agresividad a su crisis de identidad mientras otras masculinidades más igualitarias se abren paso.

Para frenar este discurso e impedir que sus defensores consigan aupar políticamente a candidaturas de extrema derecha, quizá la única posibilidad sea el fortalecimiento de un discurso de clase capaz de generar una identidad fuerte y de señalar las verdaderas causas del aumento de la pobreza, el paro y la precariedad. Sin embargo, para ello debería ser capaz de integrar adecuadamente el feminismo y el antirracismo, algo que todavía está pendiente.

Relacionadas

Educación
Jon Illescas: “Tener a los jóvenes alienados y adormecidos es prioritario para los poderosos”
Acaba de publicar ‘Educación tóxica’, un libro sobre la influencia de las pantallas y los videoclips en niños y adolescentes. Hablamos con Jon de música, musicos rebeldes, hegemonia cultural, videojuegos, youtubers y censura...
Economía digital
Mujeres, bienvenidas a la discriminación 3.0

La economía de plataforma reproduce los sesgos y discriminaciones que ya existen en la sociedad. La brecha salarial y la división sexual del trabajo por tipo de tarea demuestran que la tecnología no es neutral y que es necesario establecer criterios feministas para evitar la discriminación en la economía digital.

Deportes
Adestrada para gañar aos homes

Gary Kasparov di que “o traballo duro é un talento, a capacidade de seguir tentándoo cando outras persoas abandonan tamén é un talento” para, así, explicar os esforzos e ganas de superación dalgunha xente. É unha mágoa que un tipo, como Gary, non estea sempre tan atinado nas súas palabras. Por exemplo; el opina que o xadrez, como o coñac para os vellos da vila, é unha cousa só de homes.

12 Comentarios
Al Bollera 15:24 21/6/2018

Me ha gustado el artículo porque no tenía ni idea de esto. Sí que veo que falta información, como la definición del término que se da en los comentarios. Y una visión mas ideológica del tema, porque se me queda en un análisis bastante simple la verdad.
En cuanto a los inceles que están comentando por aquí, me dan una pereza terrible. Los pobrecitos se piensan que están solos en el mundo y sólo saben mirarse la polla. Habría que preguntarles si tienen empatía por algo que no sea un agujero donde meterla, si cuidan sus relaciones personales como para exigir al resto que les atiendan.
En mi vida me he encontrado a unos cuantos de estos y es posible que cambien, pero hay que tratarles como lo que son: Infraseres que no han doblado el lomo en su vida. Cuando les pones a currar unas cuantas horas se van medio civilizando.

Responder
2
2
#47574 9:17 17/2/2020

Incel es la abreviatura de dos palabras: involuntario y célibe; es decir, persona que no tiene sexo no porque no lo demande, si no porque cansado de demandarlo y de ser rechazado toma postura contra las mujeres.

Responder
0
0
#19228 21:52 22/6/2018

Lo de no doblar el lomo y "ponte a currar" está muy desgastado. Mejor busca otra forma de atacar a las víctimas del sistema tradicionalista. Esta gente suele conseguir pareja sobre los 30, lamentablemente, porque ya han acumulado un capital o han emigrado a otro país donde el factor exótico permite que llamen la atención y resalten sobre sus compañeros y compañeras. La naturaleza de la sociedad es cruel y mientras no se vea como algo injusto, estos seguirán siendo los culpables de un problema que no han creado ellos. Gente que estudia Ingeniería en una facultad 99% hombres, trabaja en una oficina 90% hombres. No sale de fiesta por timidez. Nadie los va a ir a buscar. No van a usar instagram, o si se hacen no van a conocer gente porque no le va a entrar nadie. En sitios tipo tinder también van a perder el tiempo y se van a deprimir más. Y no, no todos son feos. Mientras ellas los prefieran cachas y malotes, la violencia seguirá. En el momento en que se quiera cambiar algo, que las auténticas radicales vayan a una discoteca de entrada gratis para mujeres y pongan una denuncia por discriminación. Que le digan a las mujeres que no se dejen ligar por cachas pagacubatas y vayan a por esos nerds de buen corazón. Esto obviamente no va a pasar y se podrá seguir justificando el problema eterno que no tiene solución. Nadie va a apuntarse a ingenierías ni con promoción de carreras STEM. En los países donde las mujeres son más libres, más se polarizan socialmente en este y otros aspectos. El problema no son los incel, es más profundo. Gracias.

Responder
5
6
#19088 9:54 21/6/2018

"el discurso no era más que una apropiación perversa de las tesis del privilegio y la interseccionalidad, pero fue tremendamente efectivo porque permitió crear un sentimiento de identidad y pertenencia". Me hace pensar este apunte. Quizás las personas de sensibilidad liberal de los USA deberían haber previsto que esa apropiación es exactamente el modus operandi del capitalismo: apropiar, deformar y vender a más gente cualquier idea que (aparentement) sea su antagonista. El discurso de exacerbar la individualidad a través de la diferencia me parece débil y poco consistente o colaboracionista en el proceso de aislamiento e individualización en el que nos hayamos por obra y gracia de ambas manos del Imperio, diestra y siniestra. Como siempre, DTA.

Responder
3
1
#19081 25:27 20/6/2018

Ya que el artículo menciona por encima los términos "chad" y "stacey": Chad es el adjetivo que se le da a los hombres más deseados, no solo por su físico sino por su forma de ser. El chico perfecto, simpático, agradable, maravilloso y agradable. Stacey (o Stacy) es el adjetivo de la contraparte femenina. Es muy probable que este argot se use en foros incel y que Chad y Stac(e)y sean vilipendiados por rencores, rabia y demás por parte de los autoproclamados incel. No he mirado los artículos sobre los asesinatos pero imagino que las víctimas objetivo de estos pobres desgraciados haya sido de este tipo de perfil. En la Wikipedia en inglés hay un artículo sobre Chad (slang).

Responder
2
0
#19072 22:55 20/6/2018

Es un problema terrible de difícil solución. Algo que el artículo de opinión dará por sentado, pero prefiero explicar por aquí, es el significado de "incel". Incel significa "involuntary celibate" (celibato involuntario). Es básicamente lo que le pasa a los vaones jóvenes tímidos que no son machos alpha: van a ser vírgenes hasta los 30 o más. Lo peor es cuando están sobre los 20 años, con la testosterona en máximos y donde deberían ser seres sociales, ya que lo van a pasar muy mal. Esto los hace víctimas del constructo social y son adeptos perfectos para la ultraderecha, que los recibirá con las manos abiertas, a pesar de que el tradicionalismo sexual es el culpable.

No obstante, creo que este artículo no hace mucho por ellos y menos por ofrecer soluciones. Una solución podría ser que tuvieran amistades femeninas, sin embargo la polarización social, las nuevas formas de entretenimiento y de comunicación echa por tierra las esperanzas de esta gente, más en países donde tradicionalismo y justicia social forman una mezcla explosiva irreconciliable.

Si hubiera un batallón de mujeres liberales, conscientes de la problemática social real que pudieran hacerle un favor a estos hombres caídos en desgracia y evitar ser carne de radicalización tradicionalista (prefiero esta palabra a machismo) se terminaría el problema, pero claro, esto sigue siendo una enorme utopía en un mundo donde la sexualidad de la juventud se mueve de otra manera que no entiende de políticas idealistas. Hay que romper con los tabús primero para terminar con la timidez que provoca esta desgracia social. Ayudemos a la gente desde el comienzo del problema a abrir su mente o solamente formarán parte del problema.

Responder
24
10
#45418 13:20 3/1/2020

Claro, las mujeres estamo ahí para eso, para aliviar las necesidades sexuales de los varones... un batallón de mujeres para complacer a hombres tímidos.. ¿y que tal si esos varones tímidos, no-alpha se empezaran a cuestionar su manera de relacionarse con las mujeres y sus expectativas, si empezaran a pensar en encontrarse con otro ser humano con el que compartir y entenderse en vez alguien que esta en el mundo para complacerle a ellos?

Responder
1
1
Gorgorito 12:22 21/6/2018

La actitud reaccionaria y machista es criticable, pero eso no debe llevar a negar la existencia de la problemática incel que, a mi manera de ver, nace de una visión mercantilizada y clasista de las relaciones personales y de la cultura individualista fruto del modelo neoliberal y consumista.

Los incel no son víctimas de las feministas sino, si acaso, de los valores de mercantilización de la relaciones personales, entendiendo las relaciones como un elemento más de consumo, de aspiracionismo social y de clasismo, que asumen hombres y mujeres, incluidas algunas que se consideran feministas pero no lo son tanto a la hora de abordar lo afectivo.

La solución para el fenómeno incel es más feminismo, mujeres y hombres más liberados de roles tradicionales de género que aborden sus relaciones sentimentales sin usarlas como estrategias de poder o ascenso social.

Responder
3
1
... 23:46 20/6/2018

sigo esperando un batallón de varones apuestos que den sexo y cariño a las mujeres menos atractivas. Será que ellas no culpan a los demás de sus vacíos, fallas o complejos.

Responder
20
26
#19078 23:58 20/6/2018

Dudo mucho que este tipo de hombres rechacen mujeres poco atractivas. Te lo digo como hombre que no ha sabido lo que era un beso hasta los 23, pero que gracias a una mujer con agallas se me quitó la tontería, cosa que le agradeceré de por vida. Ah, y ella era liberal y seguía teniendo bien los temas de líbido, a pesar de una enfermedad tiroidea que le hizo engordar 40 kg en medio año y con gran cantidad de vello en los brazos. La conocí ya así, pero a mí no me importaba eso y a ella tampoco. No sé qué te parecerá a ti esta historia pero creo que todos ganamos con esto. No me veo siendo un monstruo misógino, mi vida habría sido un desastre. Ese empujoncito me permitió ser libre y conocer a más gente que merecía una oportunidad, incluyendo posteriores mujeres con problemas de movilidad pero de gran corazón, luchadoras y gente con las ideas de progreso e igualdad claras, sin odios ni rencores por su situación.

Te sugiero preguntar a hombres hetero tímidos de tu entorno que te cuenten cómo era su vida social con las mujeres con 18-25 años, sobre todo a los informáticos. También pregunta lo mismo a mujeres hetero poco agraciadas sobre cómo le ha ido al respecto. Te podrías llevar una enorme sorpresa de las aplastantes diferencias en estos aspectos. El problema es que es un tema o desconocido o que está pasando desapercibido. A nadie le ha interesado investigar al respecto, pero viendo estos lamentables acontecimientos como los casos de USA mencionados en el artículo, espero que haya un poco de empatía para, como mínimo, dejar de ignorar una problemática real pormenorizada hasta la fecha. Gracias por comprenderlo.

Responder
11
4
#19079 24:02 20/6/2018

Lo de "varones apuestos" cumple con lo de la ley de la oferta y la demanda en esta cruel biología evolutiva que podemos evitar que intoxique con rencores lo que por naturaleza nos ha tocado ser y nos enfrenta con la compleja sociedad. Disfruta de la vida y deja de esperar sin rencor. Hay gente maravillosa ahí fuera.

Responder
3
0
#19069 21:56 20/6/2018

Tras logros en la igualdad a nivel legislativo, se ha intentado mediante discriminación positiva tratar de empoderar para equilibrar la balanza para un tema que es más social y de sensibilización que a golpe de ley. Esto genera esta polarización que en mi opinión está acabando con la buena intención que tenían inicialmente. O volvemos a la igualdad, sin lenguaje inclusivo-exclusivo, sin etiquetas, pudiendo sensibilizar dentro de lo que se podría llamar normalidad y dejarnos de segregar sexualmente, o lo llevamos muy mal.

Comencemos por eliminar brechas de género fabricadas por ley, como las aberraciones inconstitucionales de la LIVG. Eliminemos los baños mixtos y otras formas de discriminación sexual. Lo de separar vagones por sexos me recuerda una época de marginación de mediados del siglo XX, por ahí vamos muy mal. Saludos.

Responder
4
2

Destacadas

Crisis económica
España recibiría 77.000 millones a fondo perdido del plan de recuperación que ultima la Unión Europea

El Gobierno de Pedro Sánchez tendrá acceso a 77.000 millones para paliar el descuadre en las cuentas públicas provocado por las medidas del covid-19, según ha adelantado Bloomberg. Es aproximadamente un 6% del PIB.

Unión Europea
Mucho Merkel y poco Sánchez en la propuesta de la Comisión Europea

La propuesta presentada hoy por la Comisión Europea, Next Generation EU, constaría de 750.000 millones de euros de los cuales dos tercios serían en transferencias directas y un tercio en préstamos. Pero sus condicionantes siguen siendo una incógnita.

Coronavirus
Segunda querella contra Ayuso por la “nefasta” gestión de las residencias
Familiares de residencias de Leganés y Alcorcón acuden a los juzgados en una segunda tanda de demandas contra la presidenta de la Comunidad de Madrid.
Sareb
El FROB da por perdido el dinero que inyectó en el Banco Malo

El Fondo de Reestructuración Bancaria publica sus cuentas de 2019 en la que valora en cero su participación en la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria.

Universidad
El alumnado universitario becado demuestra mejores resultados académicos

El anuncio de la eliminación del criterio académico para las becas universitarias ha generado rechazo entre los defensores de la “cultura del esfuerzo”, pero la actualización de cifras del sistema universitario demuestra lo que los expertos ya advertían: los estudiantes becados son los que más rinden, y las ayudas han de buscar paliar la desigualdad social en el acceso a la educación superior. 

Cuidados
CC OO propone una batería de ayudas económicas para la conciliación

El sindicato plantea que se respalden económicamente las únicas medidas de conciliación que se han tomado como consecuencia de la crisis del covid-19 y que posibilitan la adaptación o la reducción de la jornada, con la pérdida salarial que esto implica. 

Migración
El movimiento #RegularizaciónYa se internacionaliza

Tras la publicación el día 25 de un manifiesto internacional por la regularización de las personas migrantes que ya cuenta con casi 200 adhesiones, esta tarde a las 19h, se lanzará la campaña internacional #PapersForAll en las redes sociales.

Extrema derecha
A los monstruos no mirar

La mejor manera de contraatacar es construyendo alternativa, porque ya hemos visto que, haciéndoles caso, aunque sea con buenas intenciones, el monstruo sólo crece y se enfurece.

Últimas

Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.