Derecho al agua
Causa General

El miedo comienza por una citación del juez y termina en la cárcel a ritmo de tuit o rap, se administra con la coartada de tener un Estado de Derecho detrás.

7 may 2018 14:00

El mismo día en que los bomberos de Sevilla son juzgados en Lesbos por tráfico de personas, nos presentamos en las oficinas de atención al público de Aguas de Barcelona. No, no venimos a poner una reclamación por una factura excesiva, o a pedir que nos reparen una fuga. Desde la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), venimos a extender un acuse de recibo, ante todos los medios que allí han sido convocados. Ocupamos la acera durante unos minutos, lo siento señora, protestar y exigir los derechos de todo el mundo tiene estas cosas, usted comprenderá.

Estamos aquí para denunciar vuestra campaña de criminalización. Sabéis que, como dice la compañera de la PAH, muy probablemente ninguna denuncia prosperará contra quien denuncia las prácticas abusivas de las empresas privadas, que monopolizan los servicios públicos o trafican con derechos básicos como la vivienda. Tampoco esta, por haber ocupado pacíficamente vuestra sede días atrás, con el fin de exigir la condonación de la deuda de las familias que no han podido pagar sus facturas durante esta insoportable crisis.

'Pero el gabinete de prensa de AGBAR dice que no sabe nada de ninguna denuncia contra vosotros', espeta una periodista con su cuaderno de notas en la mano. En la era de las fake news, es mejor mirar hacia otro lado y contar cualquier trola de responsabilidad social, mejor que los de prensa no lo sepan, que continúen con la noticia del convenio para apoyar las fiestas patronales de Montcada o el pago de las facturas a los refugiados acogidos en Sant Boi. Quizás así se olviden de llevar al pleno la tontería esta de la remunicipalización del agua.

Para los atrevidos, miedo. Para las que no quieren espejitos ni collares, miedo. Para quien se moja, duerme en el suelo, se pasa la vida haciendo pancartas o simplemente no se calla, miedo. Cuando se acaba el poder de las campañas publicitarias, se ve el cartón, que no acepta ninguna comparación con el compromiso, con las cosas que son verdaderas y de ley. Entonces hay que cambiar de estrategia.

El miedo comienza por una citación del juez y termina en la cárcel a ritmo de tuit o rap, se administra con la coartada de tener un Estado de Derecho detrás, que a veces sólo deja derechos los privilegios de algunos y da patente de corso a los abusos contra los más débiles. Es la misma estrategia en todas partes, contra Helena Maleno o Cédric Herrou por ayudar a la gente a llegar a Europa, contra el mismo ayuntamiento de Barcelona para atreverse a plantear una consulta a la ciudadanía sobre algo relevante, no para saber por qué acera ha ir el tranvía. La libertad para blasfemar o para denunciar, todo lo que estorbe tiene su espacio en el banquillo de los y las acusadas.

'¡Dejadme pasar, que yo sí estoy trabajando!' El grupo de periodistas y activistas dejamos espacio al operario airado, que sale de la oficina con el casco sobre la cabeza, para diferenciarse de aquella peligrosa turba. Nos lo quedamos mirando, ojalá no compremos su publicidad ni sus falsos dilemas. Esto no va de elegir entre derechos o puestos de trabajo, va de defenderlo todo. Y por eso trabajamos, claro que trabajamos. Ahora y siempre, y no nos detendrán con ninguna causa general.

Sobre este blog
Un blog desde la convicción de que la cooperación internacional es política con letras mayúsculas, lo otro se llama caridad. El internacionalismo nos hizo así, es la única manera de vincular las luchas en las que creemos, aquí y en todas partes.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Argentina
Mendoza lucha por su agua aún en medio de la pandemia

En esta provincia del oeste argentino la sequía ha reavivado la conciencia social sobre la importancia de proteger el agua. El covid-19 ha reabierto el debate de los últimos meses.


Coronavirus
La crisis sanitaria agrava la precariedad de las familias que viven sin agua corriente

Para las familias que no disponen de agua corriente en casa, cumplir con las medidas más básicas de higiene para contener el virus supone un esfuerzo añadido a la situación de precariedad que supone no tener acceso a este derecho humano.

0 Comentarios
Sobre este blog
Un blog desde la convicción de que la cooperación internacional es política con letras mayúsculas, lo otro se llama caridad. El internacionalismo nos hizo así, es la única manera de vincular las luchas en las que creemos, aquí y en todas partes.
Ver todas las entradas

Destacadas

Crisis climática
Una hoja de ruta verde y justa para salir de la crisis

Las plataformas 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima convocan movilizaciones para este viernes 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, con el fin reivindicar una salida del parón económico actual que ponga la justicia social y climática en el centro.

Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
Cine
La ficción audiovisual en la era del covid-19

La hecatombe provocada por el coronavirus ha removido las placas tectónicas del tejido cultural global. El cine no ha esquivado la tremenda sacudida. Ahora los principales interrogantes se ciernen sobre esta fase de reactivación de los rodajes con la que se pretende aliviar la atrofia muscular del sector. Hablamos con algunos cineastas de relevancia de nuestro territorio para que arrojen algo de luz al respecto de la ficción cinematográfica venidera y el difícil trance hacia el horizonte más inmediato.

Corrupción
Las patrias en guerra de Pablo Iglesias y Pablo Casado

La auténtica gravedad del caso Villarejo y las cloacas del Estado es que este maniobró contra la ciudadanía en su conjunto para adulterar la competición electoral, fundamento primero de la democracia.

Violencia machista
La Manada, condenada de nuevo por un delito contra la libertad sexual
Cuatro de los cinco miembros de La Manada han sido condenados por abuso sexual por unos hecho ocurridos en mayo de 2016, dos meses antes de la violación a una chica en los sanfermines por la que ya cumplen condena.
Casas de apuestas
PP, Cs y Vox rebajan impuestos a las casas de apuestas de Madrid

El acuerdo aprobado por las derechas, con la abstención de Más Madrid y PSOE, elimina también la medida que, con la intención de mantener el empleo, condicionaba la bajada del IBI y el IAE a que no realizaran despidos.

Migración
Atrapadas en Marruecos

El Gobierno español desatiende las urgentes peticiones de retorno de mujeres embarazadas residentes en España y de origen marroquí que quedaron atrapadas tras el cierre de fronteras entre ambos países. Yousra y Jalila son dos de ellas.

Google
La Generalitat de Catalunya asume poner freno a Google en escuelas e institutos

La asociación Xnet logra un acuerdo para que el Departamento de Educación salvaguarde la privacidad de los menores a través de software auditable y servidores propios que garanticen la intimidad de sus datos.

Medio ambiente
Andalucía, Madrid y Murcia reciben el premio Atila por su contribución a destruir el medio ambiente

Los premios que concede todos los años Ecologistas en Acción destacan la derogación de leyes de protección ambiental con la excusa del covid-19 y señalan la responsabilidad del Gobierno vasco en la catástrofe del vertedero de Zaldibar.

Últimas

Racismo
Cuando la memoria se hace rabia

La rabia expresada en las calles no surge del aire. La memoria que pretendió ser borrada ha sido recuperada desde lo político. Sin esa historia, sin todo ese recorrido, no se entiende lo que está pasando estos días en Estados Unidos.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.
Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.