Derecho al agua
Causa General

El miedo comienza por una citación del juez y termina en la cárcel a ritmo de tuit o rap, se administra con la coartada de tener un Estado de Derecho detrás.


publicado
2018-05-07 14:00

El mismo día en que los bomberos de Sevilla son juzgados en Lesbos por tráfico de personas, nos presentamos en las oficinas de atención al público de Aguas de Barcelona. No, no venimos a poner una reclamación por una factura excesiva, o a pedir que nos reparen una fuga. Desde la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), venimos a extender un acuse de recibo, ante todos los medios que allí han sido convocados. Ocupamos la acera durante unos minutos, lo siento señora, protestar y exigir los derechos de todo el mundo tiene estas cosas, usted comprenderá.

Estamos aquí para denunciar vuestra campaña de criminalización. Sabéis que, como dice la compañera de la PAH, muy probablemente ninguna denuncia prosperará contra quien denuncia las prácticas abusivas de las empresas privadas, que monopolizan los servicios públicos o trafican con derechos básicos como la vivienda. Tampoco esta, por haber ocupado pacíficamente vuestra sede días atrás, con el fin de exigir la condonación de la deuda de las familias que no han podido pagar sus facturas durante esta insoportable crisis.

'Pero el gabinete de prensa de AGBAR dice que no sabe nada de ninguna denuncia contra vosotros', espeta una periodista con su cuaderno de notas en la mano. En la era de las fake news, es mejor mirar hacia otro lado y contar cualquier trola de responsabilidad social, mejor que los de prensa no lo sepan, que continúen con la noticia del convenio para apoyar las fiestas patronales de Montcada o el pago de las facturas a los refugiados acogidos en Sant Boi. Quizás así se olviden de llevar al pleno la tontería esta de la remunicipalización del agua.

Para los atrevidos, miedo. Para las que no quieren espejitos ni collares, miedo. Para quien se moja, duerme en el suelo, se pasa la vida haciendo pancartas o simplemente no se calla, miedo. Cuando se acaba el poder de las campañas publicitarias, se ve el cartón, que no acepta ninguna comparación con el compromiso, con las cosas que son verdaderas y de ley. Entonces hay que cambiar de estrategia.

El miedo comienza por una citación del juez y termina en la cárcel a ritmo de tuit o rap, se administra con la coartada de tener un Estado de Derecho detrás, que a veces sólo deja derechos los privilegios de algunos y da patente de corso a los abusos contra los más débiles. Es la misma estrategia en todas partes, contra Helena Maleno o Cédric Herrou por ayudar a la gente a llegar a Europa, contra el mismo ayuntamiento de Barcelona para atreverse a plantear una consulta a la ciudadanía sobre algo relevante, no para saber por qué acera ha ir el tranvía. La libertad para blasfemar o para denunciar, todo lo que estorbe tiene su espacio en el banquillo de los y las acusadas.

'¡Dejadme pasar, que yo sí estoy trabajando!' El grupo de periodistas y activistas dejamos espacio al operario airado, que sale de la oficina con el casco sobre la cabeza, para diferenciarse de aquella peligrosa turba. Nos lo quedamos mirando, ojalá no compremos su publicidad ni sus falsos dilemas. Esto no va de elegir entre derechos o puestos de trabajo, va de defenderlo todo. Y por eso trabajamos, claro que trabajamos. Ahora y siempre, y no nos detendrán con ninguna causa general.

Sobre este blog
Un blog desde la convicción de que la cooperación internacional es política con letras mayúsculas, lo otro se llama caridad. El internacionalismo nos hizo así, es la única manera de vincular las luchas en las que creemos, aquí y en todas partes.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Derecho al agua
Agua: envasando lo común

La tendencia de crecimiento del consumo de agua embotellada supone un verdadero problema, además de por la mercantilización de un bien común, por el impacto ecológico que conlleva y por el impacto que pueden tener en nuestra salud los plásticos. Un gesto tan sencillo como beber agua del grifo se convierte en la mejor alternativa.

Derecho al agua
Más de una décima parte de la población mundial podría carecer de agua potable en 2030

Las señales de colapso de la civilización industrial están a nuestro alrededor. Debemos prestar atención y prepararnos para vivir en el mundo que nos ha traído la perturbación climática.

0 Comentarios
Sobre este blog
Un blog desde la convicción de que la cooperación internacional es política con letras mayúsculas, lo otro se llama caridad. El internacionalismo nos hizo así, es la única manera de vincular las luchas en las que creemos, aquí y en todas partes.
Ver todas las entradas

Destacadas

Rojava
El pueblo kurdo se enfrenta a su destino en Siria

El apoyo al pueblo kurdo por parte de la sociedad civil internacional no ha impedido a Turquía seguir avanzando en su proyecto de destrucción en Rojava. Ante una amenaza que puede venir de todas partes y en cualquier momento, las autoridades kurdas insisten en que no están preparadas para renunciar tan fácilmente a una autonomía ganada con tanto sacrificio.

Tecnología
El drama tecnológico liberal
En ‘Ciberleviatán’, José María Lassalle habla de “la filosofía transhumanista” para presentar un instante de peligro, el autoritarismo digital, que solo puede evitar la eficiencia de los mercados.
Bolivia
Bolivia y el golpe de estado neoliberal

La derecha latinoamericana ansía acabar con la totalidad de proyectos de cambio progresista que durante las últimas décadas dominaron la geopolítica continental.

Últimas

Elecciones 10N
La hora del pueblo

La batalla está en la calle, en la asfixia al fascismo a través de la movilización, la persecución en los tribunales cada vez que su desprecio a las leyes les juegue una mala pasada, en afear comportamientos de odio en los círculos próximos y en la intervención como sociedad cuando estos comportamientos se den en la vía pública.

Elecciones 10N
Albert Rivera abandona la presidencia de Ciudadanos tras el hundimiento electoral

Perder 47 diputados en siete meses ha sido una losa demasiado pesada como para que Albert Rivera siga presidiendo Ciudadanos. Así lo ha comunicado al Comité Ejecutivo Nacional del partido. Rivera también deja la vida política.

Elecciones 10N
10N. Me duele España

Mientras el denominado bloque del cambio se desangraba la recomposición de la derecha ha sido meteórica. Hoy las preguntas se suceden ¿qué ha podido pasar?¿Por qué de nuevo el crecimiento de la abstención? ¿Qué consecuencias tendrá el aumento de la extrema derecha en España?

Bolivia
Las juntas vecinales de El Alto le declaran la guerra al golpe de Estado en Bolivia

La poderosa organización de El Alto, ciudad situada a cinco kilómetros de La Paz, llama a “conformar comités de autodefensa, bloqueos, movilización permanente y contundente”. Esta organización fue clave en la caída del presidente neoliberal Gonzalo Sánchez de Lozada en 2003.