El número y la duración de las huelgas cae al mínimo histórico

La reducción del número de huelgas y de participantes en los paros habla de más de tres décadas de paz social provocadas por distintos factores.


publicado
2017-03-13 16:00:00

Una sentencia del Tribunal Supremo, emitida en noviembre de 2016 y hecha pública este año, fue interpretada como el penúltimo clavo en el ataúd del derecho a la huelga. El alto Tribunal enmendaba a la Audiencia Nacional y admitía la legalidad de la subcontratación de servicios durante una jornada de paros para cubrir la actividad de las plantillas en huelga. 

Los medios señalaron entonces la trascendencia del fallo del Supremo, una forma de esquirolaje para vulnerar el derecho de huelga que, sin embargo, no puede ser extrapolado a otros casos, como señalaron los sindicatos.


Pese a que la sentencia no transforma las relaciones laborales tal y como se ha dicho, se suma a un clima de hostilidad hacia el derecho a la huelga.

Más de 300 personas han sido encausadas en los últimos años por participar en protestas, organizar piquetes o simplemente convocar huelgas generales, sectoriales o de empresa. A las decisiones judiciales se suman campañas en los medios y declaraciones políticas —véase el caso de los estibadores— que quieren convertir en reliquia una de las formas de protesta que nació con el movimiento obrero, a mediados del siglo XIX.

No obstante, la reducción del número de huelgas desde la Transición no puede achacarse solo a factores externos. Las gráficas hablan de un cambio profundo en las relaciones laborales desde los tiempos de las huelgas contra el régimen franquista hasta hoy.

0 Comentarios

Destacadas

Presupuestos Generales del Estado
El acuerdo entre PSOE y Podemos, regular tirando a malo para las trabajadoras de hogar

España se ha comprometido a ratificar el Convenio 189 de la OIT a lo largo de 2019 como parte del acuerdo presupuestario entre el Gobierno y Unidos Podemos. El acuerdo también incluye la creación de dos nuevos tramos de cotización como paso previo a una plena equiparación en derechos con el resto de trabajadores para 2021, algo que los colectivos de trabajo de hogar esperaban para enero de 2019.

Bizkaia
Victoria obrera en la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer

Tras dos semanas de huelga, las trabajadoras consiguen la readmisión de una compañera despedida y mejoras sustanciales en materia de ingresos y horarios.

Racismo
Una acción antirracista toma la estación de Atocha
Colectivos antirracistas protestan en Atocha tras la agresión racista de personal de seguridad de Renfe contra un pasajero negro.
Presupuestos Generales del Estado
El fin de la era de los beneficios caídos del cielo para el oligopolío eléctrico
1
El acuerdo entre el Gobierno y Unidos Podemos para los Presupuestos Generales del Estado 2019 podría acabar con el enorme beneficio que han acumulado las grandes empresas eléctricas.

Recomendadas

Tecnología
Ya está aquí PeerTube, el YouTube libre y descentralizado

El colectivo francés Framasoft lanza PeerTube, una plataforma de alojamiento y visionado de vídeos descentralizada, creada mediante software libre y basada en la tecnología P2P.

Migración
La acampada de Bilboko Harrera Auzoak vuelve a ser desalojada

La Policía Municipal de Bilbao volvió a requisar este lunes las tiendas de campaña que se montaron en los Tinglados del Arenal para denunciar las “carencias de la acogida institucional”

Unión Europea
La censura de internet de la UE censurará todo el internet mundial
1

En septiembre, la UE aprobó el camino de una nueva ley de copyright cuyos efectos trascienden los derechos de la ciudadanía europea y se ponen en conflicto con los derechos de personas de todo el mundo.

Alemania
Sal de Alemania, Joseph

La sociedad civil alemana respondía este sábado a la extrema derecha con una masiva movilización. La polarización de la sociedad lleva a no pocas personas a plantearse la posibilidad de emigrar... tanto a la izquierda como a la derecha del arco político.

Unión Europea
Katja Kipping: “La pobreza y el desempleo no son una excusa para convertirse en un racista”

La diputada alemana Katja Kipping asume que la izquierda alemana tiene la responsabilidad de derrotar al Gobierno de la austeridad representado por Angela Merkel y resta protagonismo y valor a la propuesta Aufstehen (Levántate!)