La huelga paraliza la producción de Mercedes y BMW en Alemania

Del jueves al viernes trabajadores de mas de 250 empresas han parado la producción en el sector de la automoción en Alemania. Piden la posibilidad de reducción de jornada y un aumento del salario del 6%.

Trabajador metal Alemania
Un soldador de la industria metalúrgica alemana. Foto: Sascha Knauf
Berlín (Alemania)

publicado
2018-02-02 11:42:00

El conflicto entre la patronal del metal y las industrias eléctricas y el sindicato IG Metall continúa escalando. Las reivindicaciones de la huelga afectan a cientos de miles de trabajadores alemanes. Según el sindicato, al menos 300.000 han participado en los distintos paros que están teniendo lugar estos días. Una de las reclamaciones es que sea posible reducir la jornada laboral. El Instituto de la Economía Alemana (Institut der deutschen Wirtschaft) ha calculado las pérdidas por la huelga en al menos 62 millones de euros por cada día que se repita.

Hoy viernes, la huelga ha llegado a las fábricas de BMW en Baviera, que tiene fábricas en las ciudades de Múnich y Dingolfing. En total unos 20.000 trabajadores han dejado de producir unos 1.600 coches en un solo día. También las fábricas de Airbus en Brema, Hamburgo y en Baja Sajonia han participado en la huelga.

Leer: 28 horas, la demanda de los trabajadores alemanes del metal

Según el diario Weser-Kurier la empresa ha cerrado las fábricas en aplicación de una medida de seguridad que permite a las empresas suspender el paro de la producción si cree que las medidas de seguridad de la misma no se van a respetar. En ese sentido, los trabajadores tampoco recibirán el salario de ese día.

Las fábricas de Ford en Colonia, así como las de Audi en Ingolstadt y en Münchsmünster también han ido a la huelga. El jueves 1 de febrero, unos 12.000 trabajadores, entre ellos de la empresa Daimler en Brema participaron en una huelga que comenzó en el turno de noche del miércoles. El sindicato IG Metall calificó la huelga en la fábrica de un “éxito rotundo”. La fábrica es una de las más importantes de Mercedes en Alemania. Cada día ruedan por su cadena de montaje unos 1.500 automóviles. En Baden-Wurtemberg se paró asimismo la producción en la fábrica de Porsche.

Las negociaciones continuarán el lunes después de que el jueves de la semana pasada acabaran sin un acuerdo y con la convocatoria de huelga por parte de los sindicatos. La patronal ha interpuesto una denuncia ante los tribunales laborales y solicitan una indemnización por las pérdidas producidas. Los sindicatos ya han avisado de que el conflicto no se resolverá en los tribunales, sino mediante una negociación que se acerque a sus demandas. El sindicato IG Metall (Industriegewerkschaft Metall en alemán) es el mayor del ramo en Europa, con más de dos millones de afiliados.

3 Comentarios
#7911 13:12 4/2/2018

muchos pensamos q las huelgas solo se usan como metodo de castigo si nos bajan sieldos y nos recortan pero olvidamos q es un medio de lucha para las mejoras laborales y sociales. Ole sus c* apoyo total a los trabajadores . no olvidemos las jornadas de huelga q hicieron los trabajadores de La Maquinista para poder tener 8 horas de jornada y ahora es un mero centro comercial don
de no hay ni una placa conmemorativa

Responder
5
0
#7912 13:12 4/2/2018

muchos pensamos q las huelgas solo se usan como metodo de castigo si nos bajan sieldos y nos recortan pero olvidamos q es un medio de lucha para las mejoras laborales y sociales. Ole sus c* apoyo total a los trabajadores . no olvidemos las jornadas de huelga q hicieron los trabajadores de La Maquinista para poder tener 8 horas de jornada y ahora es un mero centro comercial don
de no hay ni una placa conmemorativa

Responder
1
0
#7856 21:45 2/2/2018

Y reivindican una rebaja de jornada. Y son los que vienen aquí de vacaciones. Y los españolitos a verlas venir. Tenemos lo que nos merecemos. ¿Y? Nada, a seguir comiendo mierda. Buen apetito.

Responder
3
0

Destacadas

Melilla
Colectivos recuerdan la ilegalidad de las devoluciones en caliente tras la muerte de una persona en un salto a la valla de Melilla

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía pide coherencia al Gobierno de Pedro Sánchez y recuerda que las devoluciones en caliente son ilegales tras la entrada de 200 personas en un salto a la valle. La Delegación de Gobierno asegura que la muerte se produjo por una parada cardiorespiratoria.

Argentina
[Exclusiva] Habla el exrepresor Scilingo: “Estar preso es muy llevadero”
Tras dos décadas de silencio, El Salto entrevista en exclusiva a Adolfo Scilingo, el exrepresor argentino que destapó en 1995 los Vuelos de la Muerte.
Violencia policial
Mujeres y ‘whistleblowers’: el derecho a violar de los infiltrados policiales
En Reino Unido, policías encubiertos establecieron relaciones con mujeres a las que luego abandonaron sin dar ninguna explicación.
Pensamiento
Emmanuel Rodríguez: “La clase media es el pueblo del Estado, el problema es que eso anula la política”

La configuración de los Estados como centros de concentración de poder entró en crisis en el último tercio del siglo XX. Muy avanzado el siglo XXI, el ensayista Emmanuel Rodríguez aborda el problema del Estado y la imposibilidad de una revolución con las mimbres de las experiencias históricas.

Arabia Saudí
Nuestro “amigo” Mohammed Bin Salman

La arrogancia y los métodos de Mohammed bin Salman pueden ser el detonante de una crisis sin precedentes en Oriente Medio... o de su propia defenestración.

Últimas

Opinión
Día por la Despatologización de la Transexualidad: transitar para ganar todas
Aún con varias leyes en diferentes puntos del trámite parlamentario, los movimientos por los derechos de las personas trans tienen todavía mucho por hacer.
Libertades
Mil maneras de ser personas trans

En Construcciones identitarias. Work in progress la fotógrafa y activista Mar C. Llop reflexiona sobre la diversidad de relaciones, tránsitos y experiencias que implica la vivencia trans.

Movilidad
Una Liga de Apartinetes se propone combatir los patinetes que impiden el paso en las aceras de Madrid
Esos patinetes que impiden el paso a sillas y carritos o le hacen la vida más difícil a las personas ciegas tienen un enemigo: la Liga de los Apartinetes.
Madrid
Malasaña: un bar por cada 50 habitantes y otras historias de la gentrificación

Vecinos de Malasaña denuncian que el barrio ha entrado en una espiral de degradación que parece imparable, salvo que las autoridades tomen medidas enérgicas y con carácter urgente. El Salto ha hablado con algunos, que pintan un escenario de franca decadencia para el emblemático barrio madrileño.