Cuatro meses sin cobrar como vigilante para el Ministerio de Defensa

Marsegur, una de las grandes contratistas de Defensa, lleva hasta cuatro meses sin pagar a sus empleados.

marsegur
Concentración de los trabajadores de Marsegur ante la ilegalización del convneio de empresa por el Supremo en junio.

publicado
2017-09-14 13:59:00

Alrededor de 800 trabajadores de la empresa de seguridad privada Marsegur llevan hasta cuatro meses sin cobrar, según afirma a El Salto la asociación Marea Negra por la Seguridad Privada.

Carmen Boente Marquez es una de las contratadas por Marsegur para la vigilancia de los edificios de Defensa. En concreto, es vigilante en la Escuela de Guerra del Ejército, ubicado en la zona de Argüelles, en Madrid. “Llevo años trabajando con el Ministerio en el mismo puesto, pero cada vez por una empresa, con subrogaciones”. Antes de que Marsegur se llevara el contrato de Defensa y Carmen pasara a su plantilla, estaba contratada por Seguridad Integral Canaria, que aún le debe el finiquito. Al pasar a Marsegur, vio cómo su sueldo se reducía en un 40%.

“Entre nocturnidad, días festivos y otros complementos, venía cobrando 1.600 euros y de golpe y porrazo pasé a cobrar 930, y con las dos pagas extraordinarias prorrogateadas”, explica a El Salto. Este mes aún no ha cobrado el sueldo y teme que el propietario del piso en el que vive de alquiler junto a su hijo no quiera renovarle el contrato por el retraso en el pago. “La empresa dice que no puede pagar porque Defensa no le paga, y se limpia las manos”, denuncia.

En lo que va de año, Marsegur ha recibido contratos públicos para la vigilancia de distintos edificios institucionales por importes que suman cerca de 20 millones de euros. El más abultado de ellos es el formalizado, por parte del Ministerio de Defensa en abril, por 16 millones de euros.

Marsegur está vinculada a la Seguridad Integral Canaria, de la que es propietario Miguel Ángel Ramírez –presidente del Grupo Ralons y de la Unión Deportiva Las Palmas, investigado por un presunto de delito de fraude a la Seguridad Social–, a través de la Asociación de Compañías de Seguridad Privada (ACOSEPRI), existente desde 2014 y en donde figuran dos empresas más también relacionadas a través de cargos con el empresario canario, según detalla la web Voz Populi, que le vincula con el exministro de Industria José Manuel Soria. “Lo peor de todo esto es que tiene manga ancha para acceder a contratos públicos con la mejor carta de presentación que, no es otra que el mismo Gobierno”, denuncian desde Marea Negra. Ramírez donó un total de 150.000 euros al PP en 2010 y 2011 a través de su empresa Gestiones y Asesoramientos.

Los trabajadores de Marsegur en el cuartel de Torregorda (Cádiz) –también dependiente del Ministerio de Defensa– también llevan protestando desde julio, con manifestaciones todos los lunes ante la bajada de sueldo que ha supuesto el paso de servicio a esta empresa, que cifran en una media de 500 euros. Situación parecida se vive en Ceuta, donde los vigilantes de la Clínica Militar denuncian que su sueldo ha bajado entre 400 y 800 euros, según los complementos salariales. Desde Marea Negra afirman que el personal de seguridad privada de Marsegur en Ceuta “llevan desde junio sin ver un solo euro”.

“Mientras tanto la administración sigue impasible, sin penalizar las malas prácticas de estas empresas”, denuncia josé Carbonel, vicepresidente de Marea Negra, asociación que apunta a la responsabilidad de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

0 Comentarios

Destacadas

Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Culturas
Los últimos templos de la Barcelona canalla

La transformación urbanística y comercial de Barcelona en los últimos años, agravada por la masificación turística y la gentrificación, pone en peligro la idiosincrasia de la ciudad. Los bares tampoco han sido inmunes a la capitulación del dinero y a los cambios en los gustos y hábitos de los ciudadanos.

Global
Pierre Rousset: “La globalización neoliberal no es una herencia de Mayo del 68, sino de nuestra derrota”

Pierre Rousset, uno de los protagonistas de Mayo del 68, activista hasta el día de hoy, miembro de la Cuarta Internacional y especialista en los movimientos de lucha asiáticos, habla sobre los éxitos, derrotas y herencias de 1968.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.
Partidos políticos
Casado, nuevo presidente del PP
El vicesecretario de comunicación del PP se impone a Soraya Sáenz de Santamaría en las primeras primarias del Partido Popular.

Últimas

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.