Internet
Los ‘memes’ con los que el fascismo propaga su mensaje de odio

Bajo la apariencia de memes y gifs, el fascismo campa a sus anchas disfrazado de humor, ironía y amor por lo friki.

Proyecto Una fascists
Imagen: Proyecto Una

publicado
2019-05-28 07:18

A finales de abril de 2018, en Toronto, diez personas morían atropelladas por un hombre montado en una furgoneta, en un acto que finalmente sería reconocido como un ataque terrorista. Antes de llevar a cabo este atentado, el autor había dejado publicado un mensaje en su cuenta de Facebook en el que afirmaba que la guerra contra los hombres de éxito y las mujeres atractivas comenzaba. El terrorista era un Incel (acrónimo de celibato involuntario), personas, en su inmensa mayoría hombres blancos, que no tienen relaciones sexuales pero que lo desean, y que culpan al resto de la sociedad por este hecho. Su rencor, dirigido sobre todo a las mujeres, a las que consideran culpables de su falta de relaciones, los induce a ser altamente misóginos y ensalcen la violación y la violencia como medio de conseguir lo que quieren.

El atentado de Toronto no fue el único acto violento de este grupo, pero la verdadera pregunta radica en cómo la tópica imagen del friki —comúnmente hombres que no practican sexo, amantes de los videojuegos y de las series, al estilo del estereotipo que se dibuja en ficciones como The Big Bang Theory— acabó convertida en una oda a la violencia y al odio.

La derecha está creciendo en las redes, y hay muchos trolls conspirando, pero realmente no es que sean tantos, sino que tienen una identidad muy construida.

La respuesta se encuentra en internet y en las redes sociales, caldo de cultivo de ideas de ultraderecha hasta convertirlas, para muchos, en el discurso más apetecible. Esta es la premisa de Leila, Rihanna y Trump, el libro que acaba de publicar Proyecto Una en la editorial Descontrol, una “colectividad millenial”, como se definen a sí mismas, “que tiene como cometido desenmascarar las nuevas formas de fascismo que se ocultan bajo simbología aparentemente inofensiva”.

De Pepe ‘The Frog’ al auge del fascismo.

En el año 2005, el dibujante estadounidense Matt Furie creaba Boy’s Club, un cómic protagonizado por un grupo de animales, entre ellos Pepe, una rana, hechos con el programa Microsoft Paint. Esto, que podría haber pasado como otra banda diseñada más en las redes, acabaría volviéndose muy conocido cuando Pepe se convirtió en uno de los memes más utilizados por la ultraderecha para “atraer gente a su terreno”.

Furie acabó matando a su creación en el 2017, harto de que se relacionara con movimientos de odio y de que se convirtiera en el símbolo de páginas de corte racista, misógino y fascista como 4chan. Sin embargo, Pepe no es el único símbolo recogido por la ultraderecha actual, y es solo un indicativo de lo que está pasando en internet: bajo la apariencia de memes, gifs, e imágenes de corte irónico y humorístico, el fascismo campa a sus anchas, con la ayuda de un ejército de trols, considerados a sí mismos como Alt-right, o derecha alternativa, y que comparten ideas de odio hacia 'el otro'. Todo esto disfrazado de humor, ironía y amor por lo friki, culpando a los demás de ser unos ‘ofendidos’.

Machismo
Y el meme salió rana

En su propagación, la nueva extrema derecha estadounidense forjada en internet ha empleado lenguajes, herramientas y conceptos que parecían coto privado de la izquierda. Un breve ensayo de Angela Nagle ofrece pistas para desentrañar este cambio de paradigma.



“La identidad friki fue siempre una identidad cerrada, muy masculinizada”, comentan las creadoras de Leila, Rihanna y Trump. “Pero ahora lo friki es mainstream, y los frikis, al darse cuenta de esto, pensaron, ¿qué me queda a mí? No eran machos alfa, entendían que lo friki estaba ‘contaminado’ y que las feministas se apoderaron del mundo, y entraron en una teoría de la conspiración”, añaden.

Fue en este momento cuando páginas como 4chan o Forocoches —entre otras— vieron cómo se incrementaban sus visitas y su presencia en internet. “Sí, la derecha está creciendo mucho en las redes y hay muchos trols conspirando, pero realmente no es que sean tantos, sino que tienen una identidad muy construida, se identifican a sí mismos en las redes, y están casi todo el tiempo navegando. Esto es potente porque desde el punto de vista de una sociedad capitalista e individualizada, ellos están utilizando el arma de la identidad para aglomerarse”, advierten desde el proyecto. También inciden en que no es un problema de “hombres que juegan a los videojuegos”, sino que el tema es mucho más profundo. En una sociedad capitalista, que olvida a las personas, no es tan raro que se creen este tipo de cuestiones.

Desde el Proyecto Una dicen que “la guerra comienza”, y la mejor forma de librarla es hacer “que las risas cambien de bando”, utilizando memes o lo que haga falta

“El fascismo es la cara fea y el capitalismo la cara amable de un sistema que está basado en la jerarquía, que viene también del patriarcado, del dominio sobre los cuerpos y sobre los territorios. El fascismo es como una reacción a las causas de todo esto: la soledad, el abandono... Al final, cualquier persona —da igual su ideología— se da cuenta de que las cosas no están bien”, recuerdan desde Proyecto Una. El fascismo, señalan, se aprovecha de esto yendo al sentimiento en vez de ir a la raíz del problema, que es: el sistema económico es el que provoca desigualdades.

“El fascismo te dice, si estás solo y triste no te preocupes que yo te voy a dar símbolos: patria, gloria... o ‘memes’ de tus personajes favoritos que te vendan ese mensaje de odio. La rana Pepe, por ejemplo, es un personaje de un cómic de fumados, y ellos lo vaciaron de su significado original, llenándolo de significado fascista. Es ridículo, si lo piensas”, añaden.

Y es esto lo que crea y alimenta grupos como los Incel, hombres que se desprecian a sí mismos y que se sienten víctimas —porque albergan el sentimiento de que el mundo ya no gira alrededor suyo y de que se les está robando el privilegio— y que culpan a la sociedad de lo que les pasa sin ver que el sistema es el culpable. “Hay que hacerles ver esto, porque en realidad todos estos chavales jóvenes, trols, son infelices por lo mismo que están propugnando, y, además, en una sociedad como la nuestra ellos nunca van a ser el ‘macho alfa’”.

El fascismo, como una bestia herida, se siente amenazado y está intentando morir matando.

El fascismo dejó de disimular su odio contra las mujeres, contra el extranjero... contra lo ajeno. Aun así, como dicen desde Proyecto Una, esto no deja de ser la muestra de que el neoliberalismo, como una bestia herida, se siente amenazado y está intentando morir matando. Desde el colectivo advierten de que esto no quiere decir que la situación que vivimos no sea peligrosa, ni que la ‘batalla’ esté ganada. Tampoco que lo que está sucediendo en las redes no sea algo a tomar en serio. Sin embargo, también dicen que quieren “ser positivas y pensar que en ciertos aspectos la situación está más cerca que nunca de mejorar”. Por eso hay que seguir trabajando, y lanzarle el mensaje a estas partes de la sociedad de que su enemigo es justo aquel que se representa a sí mismo como el ‘héroe’.

“Tenemos que usar todos los medios necesarios para llegar a la gente”, indican. La izquierda tiene que dejar de ver internet, los videojuegos y la cultura pop como algo externo y residual, porque es ahí donde se mueve y se representa la sociedad. “‘Juego de Tronos’, por ejemplo, puede tener muchísima más influencia en el imaginario de las personas que cualquier ensayo, e internet es la herramienta para hacer llegar ese mensaje que defendemos: que en una sociedad en la cual la vida, y no el capital, estuviera en el centro, todo el mundo viviría mejor”. Desde el Proyecto Una dicen que “la guerra comienza”, y la mejor forma de librarla es hacer “que las risas cambien de bando”, utilizando memes o lo que haga falta. Pero hay que librarla. “Porque, en esto, nos va la vida”.

Relacionadas

Internet
[Podcast] Post Apocalipsis Nau #25 Tentacular Yami Ichi
Programa especial grabado en directo desde el mercado negro de internet, el Yami Ichi en el festival tecnológico Tentacular 2019.
Reino Unido
Las elecciones británicas y el futuro de la comunicación política

Unas elecciones plebiscitarias plantean una decisión sencilla: o Brexit con Johnson, o bloqueo con Corbyn y compañía. La noticia que los medios europeos parecen no querer ver es que estas no son unas elecciones plebiscitarias.

Internet
El presente como distopía ochentera

¿Cómo juzgaríamos el mundo actual en caso de poder observarlo desde la perspectiva de los años 80?

8 Comentarios
#42890 23:17 11/11/2019

ah que es de izquierdas, entonces tiene censura previa, vale, gracias

Responder
0
0
#42888 23:16 11/11/2019

Esto que es una web de humor?
pues sois muy malos, no haceis ni pizca de gracia, mas bien dais pena

Responder
0
1
#36677 18:49 6/7/2019

Ave María purísima que cantidad de boludeces. Mensaje de odio siempre. Tendrías que dedicar tu tiempo a algo productivo.

Responder
2
2
Carliños 7:23 29/5/2019

Vaya pájaros en la cabeza tienes chica, fascistas por aquí, fascistas por allí, el problema de todo, es que nadie tolera las ideas de nadie, si no bailas el agua a la izquierda eres un fascista, si te sientes de un pais, eres un fascista, si trabajas y cobras 1000 eres un fascista proletariado, lo que tiene que haber es más respeto, pero en este país es imposible, empezando por el gobierno, lleno de corruptos y prevaricadores, que roban, malversan, nos mienten, colocan a sus concubinas donde les plazca, pero no!! Si se dice algo en contra de vuestras vacas sagradas, Fascistas!!!

Responder
5
12
#35123 16:08 29/5/2019

No como la fantastica derecha que a cualquier comentario que parezca de izquierdas ya están hablando que si bolivarianos, que si pijoprogres, que si comunistas por aqui o por allí. O las tontadas que dicen cuando ven a alguien de izquierdas con dinero, dando a entender que siempre tienen que ser pobres o no son coherentes. Todo esto simplemente porque no son de su misma cuerda ideológica. Este es el nivel.

Responder
6
1
Punk 16:34 29/5/2019

O es lo que tu dices o es que se tiende a minimizar el fascismo...

Yo pienso que más bien es la segunda

Responder
4
1
Alejandra 22:35 28/5/2019

¿Ni idea de lo que habláis eh?
Estos liberales de hoy en día...

Responder
1
3
#35050 16:59 28/5/2019

la editorial que publica el libro es Descontrol > https://descontrol.cat/2019/05/15/leia-rhianna-trump/

Responder
2
0

Destacadas

Vejez
“Podemos aguantar la huelga de residencias de forma indefinida”, asegura el sindicato ELA

La huelga de las trabajadoras de residencias arrancó en septiembre de 2018 y el viernes cumplió la jornada 146. Lejos de solucionarse el conflicto, el sindicato mayoritario asume un mes más de huelga si el 11 de diciembre la patronal no aprueba su propuesta.

Medio ambiente
Mar Menor, ecocidio anunciado

El Campo de Cartagena ha sufrido una profunda transformación en apenas unas décadas. Los excesos de una agricultura industrial intensiva y del turismo de masas han colapsado la mayor laguna salada de Europa. Los habitantes de la zona exigen frenar la debacle.

Partido Laborista (Reino Unido)
Raíces radicales: Corbyn y la tradición del radicalismo inglés

Las ideas que sustentan el corbynismo están profundamente integradas en la tradición radical inglesa. Reclamar esta tradición puede jugar un papel clave en la revitalización de nuestras ambiciones para el futuro.

Homofobia
CGT denuncia un despido “homófobo” en la estación de esquí de Sierra Nevada

La empresa Cetursa prescinde de los servicios de un trabajador fijo discontinuo con 15 años de experiencia. El sindicato CGT relaciona el despido con la orientación sexual del empleado.  

Contigo empezó todo
La muerte con la que Joan Peiró se ganó a sí mismo

Mientras esperaba el consejo de guerra, el franquismo victorioso hizo una oferta irrechazable al sindicalista y ministro republicano Joan Peiró.

Infancia
Alicia Murillo: “Una mujer adulta es una persona opresora respecto a la infancia”

El feminismo de hoy en día es adultocentrista porque solo defiende a las mujeres adultas. Así lo denuncia Alicia Murillo, activista feminista, artista y ama de casa que desde hace tres años lidera el proyecto Becas La Caja de Música, destinado a niños que han sufrido maltrato por parte de su padre o madre.

Últimas

Racismo
Medio millar de personas rechazan en Hortaleza el ataque de la granada y piden convivencia

Cerca de 500 personas han apoyado la convocatoria de las asociaciones vecinales de Hortaleza por la convivencia y contra el racismo, a cinco días del ataque con una ganada contra el centro de primera acogida de menores. 

Kurdistán
La Corte Suprema y la guerra en el Kurdistán
Los tribunales belgas han determinado que no se puede tratar al PKK como una organización terrorista, sino como un bando de un conflicto armado
COP25
Carteles para el fin de este mundo

Hay espacios donde los principios no se trafican y no es fácil que los mercaderes se hagan hueco. Este parece ser uno de ellos.

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.