La justicia belga deja a Puigdemont en libertad vigilada

El president y los consellers cesados no podrán salir del país, deberán comparecer cuando la justicia lo requiera e informar de una residencia fija.

Carles Puigdemont Pleno 10 de octubre
Carles Puigdemont en su intervención en el Pleno del 10 de octubre, en una imagen difundida por el Govern.

publicado
2017-11-06 09:29:00

Carles Puigdemont y los cuatro consellers que permanecen en Bruselas ya están en libertad. Los cinco cargos cesados por el Gobierno español, que se entregaron voluntariamente a las 9h de este domingo tras ser imputados por la Audiencia Nacional, declararon durante cinco horas ante el juez en Bruselas.

A los cinco miembros cesados del Govern catalán, acusados de desobediencia, malversación de fondos, prevaricación, rebelión y sedición, se les han aplicado, sin embargo, una serie de medidas cautelares: no podrán salir del país sin permiso del juez, deberán comparecer cuando la justicia lo requiera y están obligados a informar a las autoridades de una residencia fija. Estas medidas no podrán ser recurridas por la defensa de los integrantes del Govern.

El caso deberá pasar ahora a la Cámara del Consejo, un tribunal de primera estancia en el que los cinco cargos tendrán que comparecer en los próximos quince días. La corte evaluará la orden de arresto y traslado a España enviada por la juez Carmen Lamela. Por el momento, no se conoce la fecha exacta de la próxima comparecencia.

La decisión del juez belga contrasta con la contundencia de la justicia española, que mantiene a otros ocho consellers de la Generalitat cesados en prisión incondicional.

Los cinco han abandonado la sede de la Fiscalía de Bruselas en el interior de un furgón policial. Ninguno ha querido hacer declaraciones.

El abogado de Puigdemont, Paul Bekaert, ha alegado ante la justicia belga que los políticos no tendrían un proceso judicial justo en la Audiencia Nacional. Según su posición, este tribunal no tiene competencia para investigar los delitos de rebelión y sedición. Con esa posición, Bekaert pretende evitar la extradición a España de Puigdemont.

0 Comentarios

Destacadas

Precariedad laboral
Las marchas contra la precariedad llegan a Madrid

Miles de personas han participado en la manifestación en Madrid de apoyo y bienvenida a las marchas que desde el 19 de mayo han recorrido el país para protestar contra la precariedad y por unas pensiones públicas dignas.

Aborto
Irlanda vota a favor de despenalizar el aborto y abre el camino a una nueva ley

La clara victoria de la opción partidaria de despenalizar el aborto en Irlanda se celebra como hito histórico en un país en el que la influencia católica sobre las mujeres sigue pesando mucho.

Feminismos
La ola feminista en Chile sacude los cimientos de colegios y universidades

Manifestaciones en las calles y ocupación de universidades son algunas muestras del movimiento que desde mediados de abril agita Chile. Las mujeres protestan por los casos de acoso en escuelas públicas y exigen transformaciones que van más allá del ámbito de la educación.

Sistémico Madrid
Ana Botín o la obligación de desconfiar

El grueso de la fortuna que su padre ocultó en paraísos fiscales no está en las 20 empresas que Ana Botín y sus hermanos controlan desde un vigilado callejón en el corazón de la colonia de El Viso.

Últimas

Opinión
Crisis política y moción de censura: ¿gran caos bajo el cielo o restauración en curso?
3

La opción de Ciudadanos y de las élites económicas es clara: la actual relación de fuerzas parlamentaria no se corresponde con la realidad y son necesarias nuevas elecciones para que Ciudadanos gobierne con el apoyo del PP.

España no es (solo) blanca
Fátima Aatar: “El antirracismo será político o no será”

Activista contra el racismo y la islamofobia, Fátima Aatar es una de las voces más solicitadas por los medios para explicar qué es ser mujer y musulmana. Como si eso fuese incompatible.

Tauromaquia
“¿El toro no sufre?” Ocho mitos de la tauromaquia, desmontados
69

Quienes defienden la celebración de corridas de toros suelen emplear argumentos que, en ocasiones, pueden sonar a ciencia ficción. Hemos consultado a varias personas expertas qué hay de veraz en estas premisas.