Huelga feminista
Aquí habría un artículo de Patricia Reguero

Las periodistas, empleadas y colaboradoras de El Salto paran este 8M.

blanco

publicado
2019-03-08 00:01

En este medio hoy no escriben Ter García, Sarah Babiker ni Patricia Reguero, las redactoras que forman parte de la plantilla de El Salto. Tampoco lo harán Sara Plaza o Susana Albarrán, de El Salto Madrid; ni Lis Gaibar o Beatriz Badenas, de El Salto País Valencià; ni Larissa Saud, de El Salto Andalucía; ni Clara Figueroa o Elena Martín, de O Salto Galiza; ni Gessamí Forner, de Hordago El Salto; ni Irene Martínez de El Salto La Rioja; ni Laura Álvarez, de El Salto Extremadura.

En este espacio, cualquier otro día, encontrarías un artículo firmado por una de las redactoras de la plantilla o del colectivo de cualquiera de las ocho ediciones territoriales de El Salto. Hoy no será así. Tampoco tendrán respuesta los mails de las socias, ni habrá nadie al otro lado del teléfono en administración o en publicidad, porque Mai Gredilla, María Ruíz, Ana Álvarez y Marta Bonet también están de huelga. Quizá eches en falta algún correo o algún post en Facebook.

Todas las empleadas de El Salto han decidido por unanimidad ejercer su derecho de huelga en esta convocatoria de huelga feminista con motivo del 8 de marzo, unanimidad que se extiende a todas las mujeres del colectivo.

Por eso, en elsaltodiario.com hoy solo habrá contenidos realizados por ellos: fotógrafos y redactores que hoy tendrán que asumir las consecuencias de que las mujeres paren en una huelga de consumo, de cuidados, estudiantil y laboral.

Este medio y este colectivo comparten que hay mil motivos, como ha argumentado el movimiento feminista, para esta huelga que el año pasado consiguió su objetivo de que nadie pueda mirar hacia otro lado ante las desigualdades y violencias que sufren las mujeres, y que este año señala la urgencia de tomar medidas contras las estructuras que las perpetúan.

Relacionadas

Justicia
Xuízo ao “feminismo que incomoda”
Dezaoito bridas, dous palillos, tizas e panos da cabeza. Ese é parte do “material subversivo” confiscado a tres sindicalistas da CUT cando facían piquetes o pasado 8M.
Represión
El moviment feminista de València anirà a judici per les multes del 8M

Tres dels vint processos amb els quals es va sancionar el moviment feminista valencià ja han sigut resolts per la via administrativa, motiu pel qual s'obri la via judicial. El valor d'estes vint multes emparades sota l'anomenada llei mordassa ascendeix a 11.000 euros.

Represión
El movimiento feminista de València irá a juicio por las multas del 8M

Tres de los veinte procesos con los que se sancionó al movimiento feminista valenciano ya han sido resueltos por la vía administrativa, por lo que se abre la vía judicial. El valor de estas veinte multas amparadas bajo la conocida como ley mordaza asciende a 11.000 euros.

0 Comentarios

Destacadas

Vivienda
Calviño vuelve a echar agua fría sobre la regulación del alquiler pactada con Podemos
La ministra de Economía y vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, respalda al Banco de España y dice que la regulación de precios del alquiler no ha funcionado en otras ciudades.
Laboral
Meter prisa al repartidor en medio de un temporal

La falta empatía de los clientes, la precariedad y la ausencia de una normativa clara que les defienda hace que los repartidores de comida se jueguen la vida cuando hay un temporal como el que ha arrasado recientemente la costa mediterránea.

Salario mínimo
Subida del SMI: un acuerdo suficiente si estuviéramos en 2015, dicen algunos sindicatos

El acuerdo para la subida del SMI no ha gustado en el sindicalismo vasco y gallego por quedarse corto, pero hay algo más: una desconfianza a que la recuperación del diálogo social no sea tan positivo para la mayoría trabajadora.

Fronteras
Un hombre encerrado en un CPR italiano muere tras recibir una paliza de varios policías

La víctima, Vakhtang Enukidze, tenía 38 años y era de origen georgiano. Murió el pasado 18 de enero, cuatro días después de haber sido violentamente agredido por unos diez policías en el interior de un CPR (Centro Permanente para la Repatriación), una prisión no formal que en Italia cumple funciones similares a los CIEs españoles.

Últimas

Tecnología 5G
Organizaciones médicas, ecologistas y científicas reclaman paralizar la instalación del 5G

Una resolución del Defensor del Pueblo reconoce que la implantación de la tecnología 5G en España no ha sido objeto de evaluación ambiental previa. Tampoco se ha hecho en el caso del Plan 5G ni de los proyectos piloto derivados del mismo, en los que se va a utilizar una banda de frecuencias para las que aún no se han fijado los límites de exposición seguros. 

Filosofía
Unabomber y la fragilidad de las sociedades sostenibles
“Desarrollo sostenible” es el oxímoron con el que Occidente legitima un proyecto civilizatorio colonialista en el corto plazo, y suicida en el largo.
América Latina
“Ya estamos transformando el Perú”
Gahela se define como trans mujer, feminista, migrante e indígena y postula al Congreso del Perú con uno de los programas más valientes e interseccionales de la emergente y diversa izquierda peruana.
Memoria histórica
Contra el pin parental, la vocación democrática de las maestras de la República

Las maestras y los maestros republicanos fueron los funcionarios más represaliados por el franquismo. Parece que debemos seguir insistiendo en que nuestros conciudadanos se pregunten por qué. Sobre todo en Murcia

Antiespecismo
Los animales a los que rescatamos, y aquellos a los que no
La crisis de incendios forestales en Australia arroja luz, una vez más, sobre las incoherencias que hay tras el trato que les damos a los animales.