Guinea Ecuatorial: más petróleo, menos derechos

Las violaciones de los derechos humanos y la corrupción en el país africano son obviados por todos los Estados occidentales, interesados en los beneficios petroleros.


publicado
2013-01-01 19:33:00

Fecha original de publicación 21/12/06

“Guinea Ecuatorial es vuestra casa”, dijo el dictador ecuatoguineano, Teodoro Obiang, a más de 40 empresarios españoles con los que se reunió en noviembre en Madrid durante su primera visita oficial al país desde 1990. La reunión, organizada por el Instituto de Comercio Exterior, la patronal CEOE y las Cámaras de Comercio, tenía la misión de promover las inversiones españolas en Guinea Ecuatorial, país presidido por Obiang desde que accediera al poder mediante un golpe de Estado en 1979.

Recibido con todos los honores por Zapatero, Miguel Ángel Moratinos y el rey, con quien mantuvo una reunión y una cena privada, Obiang se reunió también con directivos de Repsol-YPF, Unión Fenosa e Isolux, que quieren ampliar su presencia en la ex colonia española.

Las críticas de IU-ICV, PNV y ERC, de Amnistía Internacional y de los exiliados ecuatoguineanos por la visita de este “dictador sangriento y corrupto” no surtieron efecto. Según la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial, “cuando Moratinos y López Aguilar invitaron en Malabo a Obiang a visitar España dejaron claro que el Gobierno optaba por el pragmatismo en las relaciones con Guinea Ecuatorial, convertido en uno de los mayores productores de crudo”. El Estado español importó de Guinea en 2005 productos derivados del petróleo por 597 millones de euros, 80 más que el año anterior. Y Repsol está presente en el país desde 2003 [ver recuadro]. De hecho, las relaciones con Guinea han sido una constante: Aznar se reunió con Obiang siete veces en ocho años y el Gobierno de Zapatero ha mantenido varias reuniones con el dictador desde 2004.

Desde que se encontrara petróleo en 1990, Guinea se ha convertido en uno de los más jugosos centros de inversión de las empresas extranjeras. En 15 años, la producción de crudo ha crecido hasta los 395.000 barriles diarios en 2006 (las previsiones para 2007 son de 570.000), y el PIB, que se debe al sector petrolero en un 90%, se ha multiplicado por 20.

Corrupción y derechos

A pesar de disponer de la segunda renta per capita del mundo, 50.200 dólares, más del 80% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. Los beneficios de la producción petrolera se concentran en las empresas extranjeras —ExxonMobbil, Amerada Hess, Marathon Oil, Chevron-Texaco...— y en el presidente y sus allegados.

El país ha sido calificado por Transparencia Internacional como el décimo más corrupto del mundo, y a ello contribuyen las petroleras: en 2004 se descubrió que habían desviado 700 millones de dólares a 60 cuentas de Obiang en el banco Riggs.

Guinea es “un oasis de paz para las inversiones extranjeras”, ha dicho Marcelino Owono, ministro de Hacienda, a los empresarios españoles. Un ‘oasis de paz’ en el que, a la extrema pobreza de la población, con una esperanza de vida de 43 años, se suma la ausencia de derechos. Mientras Moratinos habla de “claros avances democráticos”, AI denuncia la existencia de presos de conciencia, la práctica de la detención arbitraria sin cargos y sin juicios, las muertes bajo custodia, el uso de la tortura y los malos tratos, y la aplicación de la pena de muerte.

0 Comentarios

Destacadas

Refugiados
¿Hacia el desmantelamiento de Salvamento Marítimo?

Los trabajadores de Salvamento Marítimo advierten que el mando único para la coordinación de las tareas de salvamento podría ser un paso previo al desmantelamiento de este servicio público, que ahora celebra sus 25 años de existencia.

Memoria histórica
Madrid, ciudad que no recuerda

La que fuera capital de un Estado totalitario tiene una deuda con quienes lucharon por la libertad. En pleno siglo XXI, lugares como la antigua Dirección General de Seguridad no solo no están musealizados, ni siquiera se reconocen como espacios de memoria.

Tribuna
2019: ¿resistencia o avance?

2019 no debe ser el año de la resistencia, sino del avance. Porque no ha llegado el momento de poner trincheras sino de hacer factibles las utopías.

Brasil
Brasil: golpe de estado institucional a manera de destitución

Para comprender adecuadamente el contexto en el cual se desarrolla la elección de octubre de 2018 que lleva al candidato de extrema derecha, Jair Bolsonaro, a la presidencia de la República por el Partido Social Liberal (PSL), se impone una vuelta atrás.

Literatura
Eva Baltasar, la anticuada contemporánea
Entre otros empleos, Eva Baltasar fue pastora antes de dedicarse a escribir. Abandonó una terapia en la que la psicóloga le hizo redactar sobre su vida y ella empezó a introducir “mentirijillas”. De esa experiencia surgió su primera novela, Permafrost.

Últimas

Voces de Extremadura
Fede Gerona Plá: “Que Bolsonaro ataque a tu organización te pone en el punto de mira de personas muy peligrosas”

Hablamos con el indigenista extremeño Fede Gerona Plá, un héroe discreto en la inmensidad de la Amazonia. Su labor con la población local, sus reflexiones sobre el etnocentrismo y la colonialidad, la convulsa situación política del gigante sudamericano... La conversación con Fede nos traslada a otro mundo y, a la vez, sentimos la incomodidad de ese otro mundo que nos devuelve la mirada.  

Racismo
El Sindicato de Manteros protesta por la criminalización en una charla de Rita Maestre

Activistas del Sindicato de Manteros y del Movimiento de Acción Política Antirracista irrumpen en una charla de la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, para denunciar una campaña municipal que criminaliza la venta en la manta.

Cambio climático
Sabor a fracaso (y a extinción) en la recta final de la Cumbre del Clima de Katowice

La propuesta de acuerdo lanzada en la mañana del viernes por la presidencia de la COP24 queda muy lejos de cumplir un mínimo de compromisos con el problema del cambio climático. Las organizaciones sociales llaman a la rebelión si la comunidad internacional no afronta sus responsabilidades.

Violencia machista
#Cuéntalo, memoria colectiva de la violencia machista a partir de tres millones de tuits

Un texto de Virginia P. Alonso y un tuit de Cristina Fallarás prendieron la mecha de #cuéntalo, etiqueta que generó cerca de 3 millones de tuits en dos semanas. En ellos se contaron 50.000 historias personales, entre ellas 5.000 asesinatos, 7.000 violaciones y 14.000 agresiones sexuales. El trabajo de archiveros y periodistas ha convertido las cifras en datos para recuperar la memoria colectiva.

Unión Europea
Termina el programa de dinero barato para la banca, ¿qué tal dinero gratis para la gente?

El BCE anuncia que mantendrá estímulos monetarios para banca y empresas pese al final del programa QE. Los bajos rendimientos del capital siguen amenazando a una economía que, según el propio banco central, ha experimentado una “recuperación endeble” gracias a la liquidez derramada por Mario Draghi.