¿Por qué España incumple la ley cuando vende armas a Arabia Saudí?

Arabia Saudí lidera una colación internacional que bombardea el Yemen desde marzo del 2015, por lo que las bombas españolas se podrían utilizar en este conflicto. 
Mazrak, en el norte de Yemen
Diez mil desplazados viven en el campamento de Mazrak, en el norte de Yemen. Foto de Annasofie Flamand para IRIN.

publicado
2018-10-03 18:44:00

Pese que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, califique las 400 bombas láser que venderá a Arabia Saudí como armamento de “precisión extraordinaria” que “no produce efectos colaterales”, la realidad es que está incumpliendo la ley. No es el primer Gobierno que lo hace, pero sí que lo justifica o, por lo menos, de esta manera.

El artículo 8 de la Ley sobre el control del comercio exterior de material de defensa y doble uso (aprobado el 28 de diciembre del 2007) es taxativo con esto y dice que se prohíbe la venta de armas en las siguientes situaciones:

“Cuando existan indicios racionales de que el material de defensa, el otro material o los productos y tecnologías de doble uso puedan ser empleados en acciones que perturben la paz, la estabilidad o la seguridad en un ámbito mundial o regional, puedan exacerbar tensiones o conflictos latentes, puedan ser utilizados de manera contraria al respeto debido y la dignidad inherente al ser humano, con fines de represión interna o en situaciones de violación de derechos humanos, tengan como destino países con evidencia de desvíos de materiales transferidos o puedan vulnerar los compromisos internacionales contraídos”.

En este contexto, Arabia Saudí está liderando una coalición internacional que bombardea el Yemen. Por eso, el armamento que le ha brindado España puede servir para perturbar la paz regional, exacerbar conflictos latentes y puede emplearse para contra el respeto y la dignidad inherente al ser humano.

El Yemen vive totalmente dividido entre un sur que es de mayoría sunita y que Al-Qaeda utiliza como un campo de entrenamiento; mientras que el norte está en manos de los hutíes, de origen chiita, desde enero del 2015. El 85% del mundo musulmán es sunita y Arabia Saudí, país fronterizo con el Yemen, no es ninguna excepción. El único país con mayoría chïita es Irán, que se disputa la hegemonía política con Arabia Saudí en la región.

Riad, por eso, no podía permitir que su enemigo estuviera a la vuelta de la esquina y en marzo del 2015 empezó a liderar una coalición de la Liga Árabe, que no ha dejado de bombardear el Yemen. Esto ha producido una catástrofe humanitaria en el país más pobre de la región. En estos tres años y medio de guerra han perdido la vida más de 10.000 personas, los niños se están muriendo de cólera y/o hambre y, prácticamente, no pueden entrar voluntarios ni médicos de fuera por la brutalidad de la guerra.

Pese que la firma de este acuerdo se rubricó en mayo del 2015 y con el antiguo Gobierno (dos meses después que Arabia Saudí empezara a bombardear el Yemen). Ahora bien, el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez podría haber hecho historia parando la venta de armas a Arabia Saudí. No lo ha hecho y como su antecesor ha violado la ley española, pero también ha contribuido que el mundo sea más inestable, que la guerra del Yemen se perpetúe y que se siga asesinando brutalmente a su población. Las bombas serán de precisión, pero las muertes que provocarán no. Como siempre las víctimas será la población civil. No olvidemos que daños colaterales es un eufemismo, se refiere a civiles muertos.

Sobre este blog
Goldmans Sachs no es un aftershave, es el banco de inversión que creó las hipotecas subprime. Bretton Woods no es una marca de whisky, es el sistema económico mundial. Somos cinco periodistas dispuestas a desafiar los estereotipos. Si este blog habla de moda, es más probable que sea sobre las maquilas en Bangladesh que del último “outfit” de Beyoncé. Nos interesa el periodismo internacional y esperamos despertar esa curiosidad en vosotr@s con un estilo directo y feminista. Queremos contar la vida como es: con hombres y mujeres por igual. Frente al exceso de testosterona, un poco más de estrógenos.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Antimilitarismo
La guerra empieza aquí

Consentir que miles de toneladas de armamento estén siendo fabricadas y enviadas desde nuestros puertos para alimentar conflictos dice mucho de nuestra sociedad.

Industria armamentística
La venta de armas a Arabia Saudí en 2018: grandes cambios para que todo siga igual
2

El espejismo duró poco: Sánchez mantuvo los “negocios como siempre” cuando la presión de los inversores, lobistas y señores de la guerra indujeron al presidente socialista a mantener las relaciones con Arabia Saudí en el mismo punto en que estaban con Rajoy.

1 Comentario
#24063 8:03 6/10/2018

Incumple la ley para que l@s blanquit@s podamos seguir manteniendo nuestra depredadora forma de vida.

Responder
4
2
Sobre este blog
Goldmans Sachs no es un aftershave, es el banco de inversión que creó las hipotecas subprime. Bretton Woods no es una marca de whisky, es el sistema económico mundial. Somos cinco periodistas dispuestas a desafiar los estereotipos. Si este blog habla de moda, es más probable que sea sobre las maquilas en Bangladesh que del último “outfit” de Beyoncé. Nos interesa el periodismo internacional y esperamos despertar esa curiosidad en vosotr@s con un estilo directo y feminista. Queremos contar la vida como es: con hombres y mujeres por igual. Frente al exceso de testosterona, un poco más de estrógenos.
Ver todas las entradas

Destacadas

Pobreza energética
6,8 millones de personas sufren pobreza energética en España

Con motivo de la Semana Europea de Lucha contra la Pobreza Energética, organizaciones como la PxNME, la PAH y EeA reclaman el derecho fundamental y humano a la energía. La última reforma del bono social de electricidad, que entró en vigor el 1 de enero, rebaja sus potenciales beneficiarios de 2,3 a 1,1 millones de personas.


CIE de Aluche
El caso de la muerte de Samba Martine irá a juicio en junio

El Juzgado Penal número 21 de Madrid celebrará los próximos días 3, 4 y 7 de junio el juicio por la muerte de Samba Martine, que falleció en 2011 en el CIE de Aluche.

Migración
El juego que hay que superar para entrar en la Unión Europea

En Šid, un pequeño pueblo serbio fronterizo con Croacia, viven cientos de migrantes que prueban suerte cada día para entrar en la zona Schengen, pero son pocos los que lo consiguen.

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Últimas

Almería
Dos décadas de acuerdos incumplidos
La revuelta del año 2000 forzó una negociación para sortear los costes de la huelga.
Ocupación de tierras
Nueva acción en el Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo con el BBVA

Desalojado en abril de 2018 por 300 guardias civiles, el Cerro Libertad, en Jaén, se enfrenta a un posible nuevo periodo de abandono a escasos días de que el acuerdo con el BBVA, propietario de la finca, deje sin acceso al colectivo que reivindica la defensa de la tierra andaluza. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.