Proactiva Open Arms: “Quieren que desaparezcamos porque mostramos una realidad incómoda”

Las autoridades italianas han confiscado el barco de esta ONG dedicada al rescate de migrantes en el Mediterráneo y acusado a tres de sus responsables de fomentar la migración irregular. Desde la organización denuncian la intención de silenciar las voces críticas a la política migratoria europea.

Rescate Mediterráneo 4
Migrante salvado por equipos de rescate e Proactiva Open Arms mira al mar camino del puerto siciliano de Augusta. Olmo Calvo

publicado
2018-04-03 06:00:00
Cerca de 60.000 vidas son las que ha rescatado la ONG Proactiva Open Arms en sus 43 misiones en el mar Mediterráneo. Ahora su trabajo está en stand by desde que las autoridades italianas incautaran el barco Open Arms el pasado 18 de marzo y abrieran una investigación por facilitar la inmigración irregular contra el capitán de la nave, Marc Reig, y la jefa de operaciones, Anabel Montes.

Ver fotorreportaje de Olmo Calvo: Rescate en el Mediterráneo 

Riccardo Gatti, coordinador de la organización en Italia, cree que esta operación forma parte de una campaña para acabar con las organizaciones que trabajan en el Mediterráneo rescatando a inmigrantes. Cuando navegan, afirma, son testigos de cómo actúan las autoridades libias, italianas y de la Unión Europea ante la crisis migratoria. También conocen de primera mano las condiciones en las que huyen estas personas. “Una vez subió al barco un joven que medía 1,70 metros y pesaba 35 kilogramos”, asegura a El Salto.

ONG como Proactiva Open Arms son una constatación de lo que está sucediendo en la Frontera Sur, donde cada año mueren miles de personas que intentan alcanzar el sueño europeo

ONG como Proactiva Open Arms son una constatación de lo que está sucediendo en la Frontera Sur, donde cada año mueren miles de personas que intentan alcanzar el sueño europeo. Según la Organización Internacional para las Migraciones, de 2014 a 2017 han fallecido unas 3.000 personas por año.

Rescate Mediterráneo 6
Adriaan Huisveld, capitán del barco en esta misión, en el puente de mando mientras se buscaban botes. Olmo Calvo

“Su único objetivo es que desaparezcamos, porque mostramos una realidad incómoda”, subraya Gatti. Por eso, cuando están en alta mar, manifiesta, reciben presiones de los barcos del Frontex, la agencia europea de la Guardia de Fronteras y Costas, así como de las fuerzas de seguridad italianas y libias.

Disputa con las autoridades libias

A pesar de que Gatti no estaba en el barco el día en que lo incautaron, actualmente se encuentra en Italia dando apoyo a sus compañeros y gestionando la actuación ante la justicia.

Todo empezó, relata Gatti, cuando la embarcación de la ONG fue a rescatar unos inmigrantes que estaban en una barcaza. Entonces, mientras los estaban subiendo en el barco, apareció una nave de los guardacostas libios. “Con un tono amenazante nos dijeron que les entregáramos a los refugiados, que se encargaban ellos”, explica Gatti. Los libios iban armados y los amenazaron con matarlos. Las autoridades italianas también les dijeron que dejaran a las autoridades del país africano que coordinara esa operación, pero la ONG se negó. “No podemos devolverlos a Trípoli”, resalta Gatti, quien afirma que, ahí, son víctimas de torturas y esclavismo.

“Finalmente, los guardacostas se dieron media vuelta y se fueron”, prosigue Gatti. Este cooperante italiano argumenta que el barco de la ONG se encontraba a 73 millas de las costas libias, en aguas internacionales, donde los guardacostas del país africano no tienen jurisdicción. De hecho, recuerda Gatti, los guardacostas solo pueden operar a una distancia de 12 millas desde la costa libia.

Tener la nave parada, expone Gatti, tampoco sale barato. De hecho, a la ONG le cuesta una media de entre 4.000 y 5.000 euros diarios

Por otro lado, Gerard Canals, jefe de misiones de Proactiva Open Arms, detalla que Libia no se encuentra en ninguna zona SAR de la Organización Marítima Internacional (OMI), un área de responsabilidad para coordinar rescates que puede ir más allá de tus límites marítimos, por lo que Proactiva Open Arms no tenía la obligación de entregar los inmigrantes a los guardacostas del país africano.

Rescate Mediterráneo 9

Después de la disputa con las autoridades libias, la embarcación pidió a Italia un puerto seguro donde desembarcar a las personas, pero las autoridades de este país les dijeron que tenían que gestionarlo con la nación de origen del barco, es decir, España. Ante la falta de coordinación, cuenta Gatti, decidieron ir a Malta a dejar una madre con su bebé que estaba gravemente enfermo. “Tenían desnutrición y el niño una infección por el cuerpo y la cabeza”, indica.

Finalmente, Italia les dio permiso para que acudieran al puerto de Pozzalo, en Sicilia. Una vez ahí, la policía subió al barco y pidió la documentación a Montes, y a Reig, que luego fueron a declarar a la comisaría. “No es la primera vez que lo hacemos”, dice Gatti, que explica que esto es común cuando hay algún incidente. La sorpresa de ellos fue cuando recibieron la notificación que estaban siendo investigados y, por tanto, se dieron cuenta que no estaban testificando como testigos, sino como acusados. En este sentido, Gatti resalta que, ante esta situación, tendrían que haber prestado declaración junto a su abogado y no solos.

Según el auto del fiscal de Catania, con fecha del 27 de marzo de 2018, el barco militar italiano Capri, que se encuentra en Tripoli, comunicó a Roma a las 05:37h del 18 de marzo que los guardacostas libios habían asumido la responsabilidad del rescate. Una hora más tarde, la nave italiana volvió a hablar con Roma para anunciarles que los libios habían llegado al lugar del avistamiento del rescate y pedía que el barco Open Arms se retirara del lugar. La patrullera libia también se comunicó con Roma para anunciarle que asumía la responsabilidad del rescate y reclamaba que el barco de la ONG se fuera de la zona.

Por eso, Roma contactó con los tripulantes del Open Arms para decirles que Libia se encargaba de este rescate. Sin embargo, los responsables del barco respondieron a las 09:26h que habían intentado contactar sin éxito con los libios y que, como había gente en el agua, procedían a salvarlos. Para Gatti, el auto pone de relieve que los responsables del barco Capri “estuvieron detrás del incidente entre los guardacostas libios y el Open Arms”.

El proceso judicial

El fiscal de Catania, Carmelo Zuccaro, les quería acusar de formar parte de una organización criminal de tráfico de personas. Para ello, según la legislación italiana, se requieren un mínimo de tres implicados. Por eso, aparte de Montes y Reig, el fiscal también consideró que Canals formaba parte de esta asociación criminal. “A mí nunca se me ha notificado por escrito, me he enterado de todo por la prensa”, señala el jefe de misiones, pese a no estar en el barco ni en Italia el día de la disputa con los guardacostas libios. De hecho, en el auto del fiscal se especifica que Canals tuvo una “participación (constitutiva) en el crimen”. Por este delito, el fiscal pedía quince años de cárcel para cada uno.

A finales de marzo, el juez de instrucción Nunzio Sarpiettro no encontró indicios de delito y retiró la causa contra Canals. Asimismo, declaró al fiscal incompetente y envió el caso a la fiscalía de Ragusa, a quien dio un período de 20 días para hacer su informe. No obstante, Montes y Reig se enfrentan a un delito de facilitar la inmigración irregular, lo que les puede acarrear una condena de hasta tres años de prisión y a una multa a cada uno de 15.000 euros por cada inmigrante rescatado en esa operación, lo que supone cerca de 1,5 millones de euros, indica Gatti. Por el momento, todos los miembros de la ONG están en libertad.

Sin embargo, el barco sigue incautado desde el 18 de marzo. Como mínimo, la ONG deberá de esperar los 20 días que tiene la fiscalía para presentar su informe y la decisión del magistrado. Si la causa no prospera, aclara Gatti, se les devolverá el barco al momento. Por contra, si la eleva a juicio entonces tendrán que esperar a que se celebre y haya una sentencia firme.

Tener la nave parada, expone Gatti, tampoco sale barato. De hecho, a la ONG le cuesta una media de entre 4.000 y 5.000 euros diarios. “No se puede dejar parado, requiere de una circulación mínima”, puntualiza Gatti y agrega que otro gasto importante es el generador de energía, que tampoco se puede parar.

Rescate Mediterráneo 3
Mujer rescatada a 29 millas de Libia descansa en el Golfo Azzurro durante la travesía entre el lugar del salvamento y Sicilia. Olmo Calvo

Canals se muestra optimista y piensa que no hay “base legal” para inculpar a sus compañeros y cree que los absolverán. Ahora bien, advierte que la situación ha cambiado mucho desde que entró en vigor este año Themis, la nueva legislación de la Unión Europea (UE) para controlar la inmigración en el Mediterráneo. Esta ya no obliga a que se tengan que trasladar a Italia los refugiados rescatados en alta mar, como sí determinaba Tritón, la antigua ley. Según la nueva norma, el país que ha coordinado el rescate es el que tiene que organizar el desembarco.

“Esto deja un hueco para que sean los libios quienes lo hagan”, afirma Canals. Sin embargo, matiza que no pueden entregar a los inmigrantes a las autoridades de este país. “No quieren volver con los libios. No podemos rescatarlos y luego dárselos. Sería una contradicción”, dice Canals.

En cambio, Gatti no es tan optimista y no sabe qué va a suceder con sus compañeros. “No me fio”, asevera. Acusa a Italia de propiciar las devoluciones en caliente y entregar a los inmigrantes a los guardacostas libios. Por eso, expone que se quiere silenciar a las ONG.

Por otro lado, Gatti aseguró que en Italia se está vendiendo el discurso de que en las pateras también vienen terroristas. “Una evidente construcción mediática para manipular la opinión pública haciendo que ello sea motivo para aceptar violaciones de normativas y convenciones internacionales por parte del gobierno italiano y, de paso, lograr que desaparezcan las ONG por completo”, asevera Gatti.

Ahora, tras la incautación del Open Arms, tan solo queda el Aquarius, la nave de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras. “Les molesta que estemos en primera línea y seamos testigos de lo que hacen”, opina Canals

De hecho, los dos miembros de Proactiva Open Arms coinciden que Italia ha iniciado una campaña contra las ONG que actúan en el Mediterráneo para salvar a refugiados. Hasta el año pasado había nueve organizaciones operando en este mar, pero poco a poco han ido actuando contra ellas. Ahora, tras la incautación del Open Arms, tan solo queda el Aquarius, la nave de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras. “Les molesta que estemos en primera línea y seamos testigos de lo que hacen”, opina Canals.

Pese a la situación, Gatti y Canals afirman que volverán a navegar en el Mediterráneo para rescatar personas. Ahora su objetivo es conseguir una nueva embarcación mientras la actual sigue parada en Italia. Desde la organización estiman que el tipo de nave que requieren puede costar entre 780.000 euros y dos millones de euros. “Nosotros estamos haciendo esto porque hay una necesidad y los Estados no la cumplen”, sentencia Gatti.

Relacionadas

Refugiados
Refugiados en Madrid: nuevo albergue, los fallos de siempre

La alcaldesa Manuela Carmena inaugura un nuevo centro para solicitantes de asilo y ya suman 400 las plazas de este tipo en Madrid. La falta de recursos y una atención insuficiente siguen marcando la atención a las personas refugiadas en la capital.

Fronteras
Marlaska continúa el trabajo de Zoido: macro-CIE en Algeciras para 2022

El ministro de Interior socialista anunció el viernes un plan de 33 millones de euros para constituir “un nuevo modelo de CIE para garantizar la seguridad con humanidad”. El objetivo: reforma exprés para evitar su cierre.

3 Comentarios
Gabriel 2:42 4/4/2018

Menos mal que las autoridades por fin están reaccionando. Yo creo que hay que aya una forma para poder identificar a todas las personas y así controlar más fácilmente su tránsito. Un chip como a los perros o algo más efectivo que el carnet de identidad.

Responder
2
7
#12791 13:44 4/4/2018

Punch a nazi como tú.

Responder
1
0
Violeta 22:05 3/4/2018

Que pena y que orgullosa al mismo tiempo, pena que sigan sin pensar en nosotros mismos las personas! Que pena que haya tanta parte de la humanidad sin esencia sin alma tomando decisiones en cuanto a vidas humanas.
Que alegría saber que existen aquellos que luchan incansablemente por lograr rescatar personas, o simplemente intentar lo, por denunciar lo que esta ocurriendo.
Gracias por este reportaje!

Responder
5
1

Destacadas

Biodiversidad
‘Rewilding’, el planeta reclama lo suyo

La defensa del medio ambiente se ha centrado en conservar lo que tenemos, pero cada vez hay más voces que plantean la necesidad de renaturalizar grandes áreas que han perdido su biodiversidad vegetal y animal. En España aún no se ha hecho, aunque tenemos amplias zonas potenciales.

Feminismos
Un año de movilizaciones feministas que no caben en 1.000 páginas

2018 fue un año pleno de movilizaciones feministas. Miles de mujeres salieron a la calle. Desde el 8M a las manifestaciones espontáneas contra la sentencia de La Manada, desde el apoyo a las temporeras a la respuesta contra Vox, los feminismos se revelan como fuerza de choque contra el patriarcado y el fascismo, pero también como energía que invita a pensar otros mundos posibles.

Vivienda
David Madden: “La desigualdad es lo que define el modelo urbano actual”

El sociólogo y experto en estudios urbanos David Madden valora las iniciativas de base para defender el derecho a la vivienda y propone una ofensiva contra la financiarización del sistema habitacional vigente.

Elecciones
Finaliza el Gobierno de la moción de censura: habrá elecciones generales el 28 de abril

El Gobierno opta por el adelanto electoral, con la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril. Las elecciones serán un mes antes de las europeas, autonómicas y locales de mayo.

Tribuna
¡A las urnas! Pedro Sánchez y el final del ciclo progre
6

La convocatoria electoral anticipa un nuevo movimiento para la restauración del régimen del 78. El autor considera que no resolverá la incapacidad del sistema representativo para solucionar los problemas de fondo provocados por la desigualdad económica, la pérdida de derechos sociales y la crisis de legitimidad.

Últimas

Eventos
[Debate en directo] Cómo hacer, ver y contar una huelga feminista
Desde El Salto Diario proponemos un debate abierto de cómo hacer, ver y contar una huelga feminista.
Racismo
Del eslogan a la pura realidad: el antigitanismo es siempre institucional

La realidad sangrante de la brutalidad policial en base al perfil racial/étnico está todavía velada en nuestro territorio a causa de siglos de tabú en torno al carácter represor de las fuerzas de seguridad del Estado.

Memoria histórica
Guadiana Despierta frente a Guadiana del Caudillo

La Plataforma “Guadiana Despierta” convoca una nueva concentración en Guadiana para exigir la eliminación de simbología franquista en su localidad. Tendrá lugar en la Plaza Mayor del pueblo el próximo sábado, día 16 de febrero, a partir de las 17:00 horas.

Precariedad laboral
La plantilla de Navarpluma lleva 15 días de huelga frente a las coacciones de la empresa y la precarización
El comité de huelga denuncia bajadas de salario de hasta 400 euros mensuales, condiciones de control abusivas con cámaras de seguridad y la falta de mascarillas homologadas para las personas que trabajan desparasitando pluma en el taller, la mayoría inmigrantes.
Literatura
Ha muerto el abogado de la interculturalidad

“Tenemos que retener de Mandela la convicción para combatir la injusticia”. Esas son solo algunas de las muchas exquisitas palabras de Antonio Lozano, pensador solidario, humanista e intelectual crítico. Un enamorado infinito de África que luchó por enterrar los estereotipos respecto al continente vecino. El mundo y su sueño de superar barreras para unir culturas lloran su pérdida.

Oriente Próximo
Cinco cosas importantes que están pasando en el mundo árabe

El presidente argelino se presenta para un quinto mandato. Migrantes africanos intentan alcanzar las costas de Yemen. Arabia Saudí continua su política de sustitución de trabajadores extranjeros por nativos. Los palestinos protestan por una autopista dividida por un muro de 8 metros que Israel ha construido en Cisjordania. Los activistas del Hirak siguen pagando por su rebelión en Marruecos. Estas son algunas de las cosas que están pasando en el mundo árabe

Música
Mecano, ¿fraude o genio?

Más allá de la honestidad de sus fines, la capacidad de Mecano para trascender géneros estaba en sintonía con genios como ABBA, donde el fin último era tan subjetivo como vibrante: moldear la canción pop perfecta.