Miles de personas vuelven a llenar las calles contra la “cultura de la violación”

El movimiento feminista de Madrid convocó en la tarde del 4 de mayo una manifestación “contra la cultura de la violación y la justicia patriarcal” tras la sentencia del caso de “la manada”.


publicado
2018-05-05 12:09:00
La manifestación convocada en la tarde del 4 de mayo por el movimiento feminista de Madrid contra la “cultura de la violación” sumó a miles de personas en la capital. La movilización se produce como repulsa a la sentencia en el caso de la violación colectiva de los sanfermines, en la que los jueces limitaron al delito a “abusos” y rechazaron condenar por agresión y violación, pero también contra las constantes violencias machistas sufridas a cotidianamente por las mujeres.
Manifestación feminista manada ela 2
“La noche, la calle también son nuestras, se acabó la cultura de la violación” era el lema de la pancarta que encabezaba la manifestación, que desembocó ante la sede del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, como protesta por las últimas decisiones judiciales y por el machismo que domina en las instituciones judiciales. La manifestación fue también un claro “no a la justicia patriarcal”.
Manifestación feminista manada ela 3
Durante el cortejo se sintió el hartazgo ante una situación insostenible. La condena a “la manada” reafirma que “la cultura de la violación llega a cada rincón de esta sociedad", rezaba el manifiesto de la marcha, durante la que se coreó “no es abuso, es violación” o “yo sí te creo”.
Manifestación feminista manada ela 4
Manifestación feminista manada ela 5
Manifestación feminista manada ela 7
2 Comentarios
#15576 15:56 5/5/2018

Los jueces franquistas son de la cultura nazionalCatóLOCA, y el problema es que tras la muerte del dictador nunca se depuró el sistema judicial.

Responder
5
3
#15573 15:51 5/5/2018

Se acabó.

Responder
4
2

Destacadas

Agresiones sexuales
Universidades y acoso sexual: ‘cum laude’ en silencio

La primera versión del estudio de Pikara Magazine #AcosoEnLaUni, publicada en abril, arrojaba 236 casos de acoso sexual y laboral. Desde entonces, universidades que se negaron a aportar datos han accedido a cumplir la Ley de Transparencia y hoy se cuentan 275. Pikara Magazine y El Salto publican una actualización de este informe en el que se repite una constante: muchos abusos siguen en la sombra.

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Cine
El cine ya mostró la América de Trump

El sorpasso de Trump en la elecciones presidenciales de 2016 provocó un cisma en la nación del dólar. Pese a la debacle emocional, el cine de esas tierras había anticipado el dibujo de un electorado afín a su ideología y proclive a las políticas del mandatario estadounidense.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Fronteras
El Gobierno italiano desmonta el campamento autogestionado de migrantes Baobab

Después de 20 desalojos, el Gobierno italiano ha cerrado definitivamente el campamento Baobab, un centro gestionado por voluntarios que ha atendido a más de 70.000 personas migrantes y refugiadas.

Huelga feminista
Una campaña denuncia la criminalización de la huelga feminista y llama a desobedecer ante las sanciones
El Espai Feminista de Sants pide el respaldo de las organizaciones que apoyaron la huelga feminista para hacer visibles las sanciones a las activistas.

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.