Hermínia Blanquer: “La excusa historicista para justificar el machismo de las fiestas no tiene sentido”

Hace dieciséis años le negaron su derecho a desfilar en las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoi como cualquiera de sus compañeros. Fue por ser mujer. Desde entonces Hermínia lucha, junto al resto de integrantes de la Associació Fonèvol, para que alcoyanos y alcoyanas tengan la opción de disfrutar esta conocida celebración en igualdad de condiciones.

fonevol entradeta alcoi
Hermínia Blanquer (con gafas) participa en la Entradeta de Fonèvol de 2017 | Fotografía de Enric de Gràcia Pérez

publicado
2018-04-30 08:20:00

El caso de Hermínia Blanquer supuso, en cierta forma, un punto de inflexión en las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoi. Aunque los Moros y Cristianos se celebran en varios puntos de Alicante –y de provincias limítrofes o cercanas—, las de Alcoi, que “conmemoran los hechos históricos de la Reconquista”, son especialmente populares. De hecho, su magnitud llevó a que en 1980 fueran reconocidas como Interés Turístico Internacional.

Durante los días 21 al 24 de abril, las calles de Alcoi se convierten en el escenario de todo un espectáculo de música e impresionantes desfiles. Gran parte de la población alcoyana vive estas tradicionales fiestas con enorme entusiasmo. Sin embargo, todavía no todo el mundo puede disfrutarlas de igual manera, según defiende la asociación Fonèvol, de cuya junta directiva Hermínia es vocal. Fonèvol nació en 2003 con el objetivo de fomentar la participación de las mujeres en estas fiestas “en plenas condiciones de igualdad”.

Los orígenes de Fonèvol coinciden en tiempo con un hecho concreto. En 2002 ibas a desfilar en escuadra [formación compuesta por once personas que encabeza el grupo] de tu filà [comparsa] pero finalmente te impidieron hacerlo. ¿Cómo se vivió la situación entonces?
Fue algo muy tenso porque nunca había pasado que una mujer fuera a hacer escuadra. Éramos muy pocas en aquel entonces, de hecho no fue hasta 1997 que una mujer, Núria Martínez, se apuntó a una de las 28 filaes que existen y rompió todos los esquemas. Lo de formar escuadra funciona por rotación según antigüedad en la filà; las personas a las que les toca ese año pueden elegir si hacerlo o no. En 2002 me tocó a mí y yo dije que sí que quería. Cuando acepté, uno de mis compañeros (que previamente también había aceptado) anunció que se retiraba porque no quería compartir escuadra con una mujer. 

"Nunca antes una mujer había hecho escuadra. Cuando acepté, un compañero anunció que se retiraba porque no quería desfilar con una mujer"

Se siguió con la lista y al final conseguimos ser once. Lo que pasa es que esto no sentó bien a los festeros recalcitrantes. Algunos no podían soportarlo y obligaron a la filà a hacer una votación para decidir si las escuadras podían ser mixtas o no, porque hasta entonces el reglamento no especificaba nada al respecto.

¿Cambiaron el reglamento para impedir que desfilaras?
Sí, once días antes de la Entrada, momento en el que yo debía salir. Fue algo totalmente ilegal, tú no puedes cambiar el reglamento a tu antojo. Sólo puedes castigar a las personas si no cumplen, por ejemplo, pagando la cuota; y yo sí lo había hecho. Pero en esa asamblea extraordinaria más de tres cuartos de la filà dijeron que no querían escuadras mixtas. Así que no me permitieron salir. Después de lo sucedido en mi filà modificaron el reglamento de la Associació Sant Jordi –la entidad privada que organiza las fiestas– precisamente para discriminar a las mujeres. Y como por normativa todo ha de adecuarse a la ordenanza y estatutos de esta asociación...

"Cambiaron el reglamento para que yo no pudiera salir. Lo que hicieron fue ilegal, pero lo consiguieron". 

Lo que te pasó no parece algo muy propio del siglo XXI…
Es increíble, pero es que nos han educado así. Yo ahora tengo 55 años, pero desde niños siempre nos han dicho que las mujeres no iban a la guerra, y que las fiestas de Alcoi son las mejores por ser las más fieles a la Historia. Te lo inculcan desde pequeño y tú te lo crees.

Pero después te das cuenta de que existen varias características importantes que no son históricas: celebramos que los cristianos ganaron a los moros y parece ser que en la batalla que se referencia sucedió a la inversa, no había arcabuces así que no se podrían disparar los alardos, los trajes tampoco son muy fieles al tiempo y lugar… La excusa historicista no tiene mucho sentido porque hay cantidad de cosas que no son fieles a la Historia, pero bajo ese argumento hemos continuado con la idea machista de que sólo los hombres podían hacerse socios de las filaes

Esta discriminación ¿es igual en todas las filaes?
No. En ciertas filaes si hay sitio te dejan entrar indiferentemente de si eres hombre o mujer, pero hay otras en las que hay preferencia si eres familiar y otras en las que directamente no te dejan entrar. En 2016 hubo dos escuadras femeninas en la Entrada, pero este año no ha habido. Con el cambio de reglamento se limitó mucho el papel de la mujer.

"Impedir los grupos mixtos imposibilita que la mayoría de mujeres disfruten de los mismos derechos que los hombres pagando lo mismo".

Si las escuadras fueran mixtas, cuando te tocara por antigüedad saldrías; pero al no serlo, lo que sucede es que como hay muchas menos mujeres que hombres en las filaes –de hecho en muchas ni siquiera llegan a las 11 que se necesitan— pasa tiempo hasta que vuelven a poder formar mujeres. Al final estás años y años pagando lo mismo que los hombres pero sin los mismos derechos ni las mismas ventajas

En 2012 apareció una noticia en la que se decía que una filà, en el proceso de las votaciones que se realizan para poder ingresar en ésta, denegó el acceso de cinco niñas pero se permitió el de dos niños.
Era incomprensible: ¿Cómo es que estando en un siglo avanzado se deja entrar al hermanito de esta niña a la filà pero a ella no? Después de esa votación las cosas cambiaron y ahora esas niñas están en la filà. Poco a poco se avanza, pero es que estamos hablando de 21 años desde que entrara la primera mujer y todavía seguimos rompiendo barreras. Han pasado más de dos décadas y, por ejemplo, todavía no hay ninguna mujer en la directiva de la Associació Sant Jordi.

"Han pasado más de dos décadas desde que una mujer entró en una filà y todavía no hay ninguna directiva de la asociación que gestiona las fiestas".

Creo que algunas pensábamos que cuando se apuntara la primera mujer muchas la seguirían, pero el rechazo fue tan grande entonces que la gente al principio no se atrevió. Ahora ya parece que se está avanzando y cada vez somos más. El cambio se está notando, sobre todo, desde 2014-2015. 

Esa votación que se hizo para que no pudieras formar escuadra… ¿Crees que los resultados cambiarían si se produjera ahora?
Yo creo que las cosas serían mejores. Noto que hay mucha gente que antes no quería ni oír hablar de que las mujeres formáramos parte de las filaes y ahora están cambiando de opinión y nos apoyan. Pero no es una cosa universal ni se ha alcanzado la igualdad, por supuesto. 10 de las 28 filaes todavía no tienen ninguna mujer de pleno derecho. De hecho, hay una cosa que llaman “cuota cero, derechos cero” y está reservado a las mujeres de los festeros. Incluso en algunas filaes hacen firmar al hombre una especie de autorización para que la mujer pueda participar en la fiesta... Es muy penoso.

Cuando tú vas a la celebración no se nota tanto porque las ves: las familiares de los festeros pueden salir, hay bailarinas y mujeres que acompañan al Capità o al Alférez… Realmente se ven muchas mujeres en la Entrada. El problema es que no sabes cuántas de ellas pueden votar o no, y no llega a 200 mujeres las que pueden hacerlo. Menos de 200 de 6.000… No es igualdad precisamente.

"No llegan a 200 las mujeres que pueden votar. 200 de 6.000 no es un dato que refleje igualdad".

Hace no mucho Fonèvol se posicionó con respecto al tema de los trajes de mujeres y hombres…
Es que muchos festeros llevan años recurriendo a tácticas diversas para que nosotras no participemos en igualdad porque eso les parecería horrible. Si las mujeres tuvieran los mismos derechos, ellos dejarían de tener un espacio del que hoy día pueden disfrutar en su filà y al que su familia no tiene acceso. Tuvieron la brillante idea de confeccionar un traje para sus madres, hijas, hermanas o esposas, que fuera diferente al suyo pero que no tuvieran que pagar para tenerlas contentas y que no intentaran formar parte de la fiesta y tener derecho a voto. “Cuota cero, derechos cero”.

Así también se conseguía que, al ser tan diferente el traje del hombre y el de la mujer, hiciera feo en una hipotética escuadra. Además, al final las mujeres que pagan y las que no pagan tienen el mismo traje y hacen prácticamente lo mismo por todas las limitaciones que hemos comentado, así que muchas de las que pagan lo consideran inútil y dejan de hacerlo. Como estrategia para que las mujeres no entremos no está mal, pero a mí me parece horrible. El problema es que estamos hablando de las fiestas del pueblo, y también es nuestro pueblo, el de las mujeres.

"Estamos hablando de las fiestas del pueblo, y el pueblo también es nuestro, de las mujeres".

Recibisteis varias descalificaciones en Facebook cuando una importante emisora informó sobre vuestra postura ante este tema.
Es que justo en ese medio trabajan dos de los directivos de la Associació Sant Jordi. Ya nos han tergiversado varias veces las noticias que les enviamos y en general las publican de una manera… Extraña. Y con titulares que no responden a nuestros artículos y que se prestan a que nos critiquen. Pero en condiciones normales la respuesta a nuestras informaciones no es tan agresiva.

Aparte de este capítulo, ¿habéis recibido muchas críticas por vuestras reivindicaciones a lo largo de vuestra existencia?
Sí, pero cada vez menos. En los primeros años recibíamos insultos por Internet que daban miedo, nos decían de todo. De hecho, a nuestra presidenta le hicieron unas pegatinas poniéndole un punto de mira delante de la cara y las pegaron por Alcoi, y eso era el principio… Fue una respuesta muy fuerte, pero ahora cada vez menos y algún festero que inicialmente nos criticaba nos ha pedido disculpas o dado la razón públicamente.

También hay mujeres que critican nuestro trabajo, pero es que en general la sociedad tiene la enfermedad del machismo. Es algo que hemos aprendido en formaciones que hemos hecho. Lo malo es que somos nosotras las que sufrimos esa discriminación. En Alcoi las fiestas son algo muy relevante, no sólo por la celebración en sí sino por lo que implica pertenecer a una filà. Las filaes celebran actividades todo el año, en ellas conoces amigos; y como cualquier asociación son centros de poder. Incluso las calles que están más arregladas son por aquellas por las que pasa la fiesta.

fonevol herminia blanquer
Hermínia Blanquer, a la izquierda, en la fotografía ganadora del concurso de Fonèvol en 2008, por Tomàs Tàpia

Para este año el Ayuntamiento dio 130.000 euros a la Associació Sant Jordi (entidad privada) para la celebración de las fiestas. ¿Cuál está siendo el papel de las instituciones y los políticos en vuestra lucha?
Siempre ha habido mucho miedo por esta cuestión. Una de las manifestaciones más grandes que se han vivido en Alcoi fue precisamente para que no cambiaran los días de fiesta y se quedaran como estaban. Después de eso, cualquier cosa que tenga que ver con Moros y Cristianos cuesta moverla. Habrá quienes no quieran tocar el tema porque son machistas, pero en general creo que es por miedo. Nosotras presentamos una moción al Ayuntamiento pidiendo la igualdad y sólo votaron a nuestro favor algunos partidos de izquierda.

"Una de las manifestaciones más grandes que se han vivido en Alcoi fue para que no se cambiaran los días de fiesta. Hay mucho inmovilismo porque a los políticos les da miedo tocar el tema".

El Síndic de Greuges nos dio la razón cuando acudimos a él y declaró hostil tres veces al Ayuntamiento. Pero no pasó gran cosa. De hecho, el Ayuntamiento sigue dando la misma subvención a la Associació, una cifra importante porque es la que organiza la fiesta. El Ayuntamiento podría hacer más, pero es cierto que sobre todo desde 2015 se está notando un cambio también ahí.

De hecho ese año nos permitieron a Fonèvol hacer nuestra primera Entradeta, un ensayo que se celebra en los días previos a la Entrada por las mismas calles en las que se desfila, pero sin los trajes. Fue el 14 de abril de 2015. Llevábamos años pidiéndolo y a partir de entonces hemos podido celebrarlo. Pero aunque esté habiendo avances, es cierto que todavía no han obligado a la Associació a ser igualitaria.

Dentro de las propias fiestas hay representaciones que a día de hoy sólo las pueden hacer varones: el Sant Jordiet, el Capità o el Alfèrez, estos dos últimos los cargos “más relevantes” de la fiesta… ¿Se ha cuestionado algo en este asunto?
Hubo socios de Fonèvol que sí plantearon que Sant Jordiet fuera niña. Incluso alguno presentó a su hija para que lo representara, pero ni siquiera entró en el bombo del sorteo. A nosotras nos parecería bien; se supone que Sant Jordi representa el Bien y el Bien lo pueden representar igual de bien un niño que una niña.

En cuanto a que el Capità o el Alférez fuera mujer, en Fonèvol no lo hemos tratado nunca. La verdad es que no me había planteado si me gustaría o no. Supongo que por qué no. De todas formas, este año por ejemplo el Capità iba con su mujer y ambos estaban encima de la carroza, al lado el uno del otro, como iguales. Aunque sea simbólico, es señal de que algo está cambiando. En todo caso, estamos enfocadas en que las escuadras sean mixtas y en que mujeres y hombres tengan los mismos derechos y puedan disfrutar las fiestas de igual forma.

"Dentro del machismo que hay en todos los aspectos de la sociedad, éste es uno más. Conseguir la igualdad en Moros y Cristianos tendrá un reflejo en la sociedad"

Que se alcance el objetivo que perseguís en Fonèvol, ¿crees que tiene importancia en materia de igualdad más allá de la celebración de las fiestas? 
Pienso que sí. Dentro del machismo que hay en todos los aspectos de la sociedad, éste es uno más. Y creo que si conseguimos la igualdad en las fiestas, esa igualdad se reflejará en la sociedad y contribuirá a que sea más justa. 

6 Comentarios
#15555 9:36 5/5/2018

Yo soy otra mujer que ha luchado por poder participar en la fiesta y tengo problemas con las contradicciones que supone. Son una fiestas clasistas, machistas, racistas, especistas, poco democráticas, belicistas... Y nada de eso concuerda con mis valores. Pero es difícil cambiarlas desde fuera (aunque también lo es desde dentro). De momento, Fonèvol y las mujeres que se han apuntado han sido las únicas que han conseguido cambiar de forma efectiva, aunque sea mínimamente, estas fiestas hacia algo más democrático e igualitario. Y os digo que no nos ha salido barato.

Colgar el peso del cambio de estas fiestas sobre un grupo de mujeres que quiere llegar a tener capacidad de decisión (y muchas lo queremos para que mejoren), no me parece solidario... Invito a más colectivos a ponerse en contacto y a crear redes. A quemarse luchando durante muchísimos años para poder decidir la mínima cosa sobre las fiestas...

Sobre lo de reformables, y pregunto sinceramente a personas racializadas afectadas por el racismo de las fiestas: ¿Qué os parecería si se convirtieran en un festival de las tres culturas (cristiana, islámica y judía) que convivieron en la edad media? Con catas de comidas y bebidas, teatralizaciones de avances en la agricultura y en la medicina... (Ahora mismo eso es impensable en Alcoi, pero se puede soñar...)

Responder
0
0
#15330 10:47 1/5/2018

Claro, pero estos señores dejan rápidamente de usar esa excusa historicista para negar el origen racista de la fiesta (la expulsión de los españoles moriscos en 1609 o su periodo de revitalización a finales del s.XIX coincidiendo con las guerras de expansión colonial en lo que es hoy Maruecos). En cualquier caso, la fiesta está brutalmete impregnada de islamofobia y solo sirve año tras año para consolidar los fundamentos supremacistas y patriarcales que legitiman las relaciones de discriminación y opresión que tienen lugar en este pueblo y en el resto del Estado. El racismo no es reformable por mucho que se nos presente en forma de una fiesta popular y la "inclusión" solo puede ayudar a legitimar prácticas que refuerzan el statu quo racista y machista en el que vivimos.

Responder
1
0
#15268 12:26 30/4/2018

Alcoi es una colección de fiestas de tradición esclavista, machista, racista, islamófoba.
¿Qué participen mujeres realmente cambia algo?
La estrategia sería retirrarse hasta que esas tradiciones se sequen, se desmoronen, tan rancias y asqueantes como son.

Responder
3
0
#15266 12:21 30/4/2018

Conytradicciones de las luchas por la igualdad de género: esta es una de las fiestas más racistas del Estado Español. ¿De verdad es interresante luchar por la participación de mujeres? ¿No sería mucho más interesante luchar por la deconstrucción de esa celebración de la cristianidad patriarcal y antimusulmana, es decir, machista, racista y colonialista? Esto no es feminismo, no confundáis.

Responder
3
0
#15556 9:40 5/5/2018

Aquí tengo contradicciones. Está claro que el feminismo ha de ser interseccional, pero si un grupo de mujeres decide hacer algo así, ¿quienes somos las demás para decir qué es y qué no es feminismo? ¿No sería mejor aportar? ¿Unirse a ellas o colaborar aportando otras luchas igualmente válidas?

Responder
0
0

Destacadas

Cuidados
Cinco miradas del activismo de los cuidados

Algunas llegaron hace más de una década, otras aterrizaron este año. Ellas son cinco de las mujeres que, con su esfuerzo, están consiguiendo cambiar las condiciones laborales del sector de los cuidados.

Laboral
Esperando al robot: cómo las máquinas cambiarán la economía en los próximos cuatro años

El Foro Económico Mundial ha presentado un informe sobre el impacto a corto plazo de la economía de la “cuarta revolución industrial”. Pese a que aseguran que no se perderán empleos, este foro insinúa que será necesaria una reconversión profunda de la actividad humana.

Promiscua
Atrevidas
3
Encontré por pura casualidad un billete para Valencia que estaba tirado de precio y, en un arrebato, me animé. Pero me olvidé las llaves del apartamento al que iba y acabé saliendo sola de fiesta por el Carmen.
Ayuntamiento de Madrid
La Junta de Gobierno aprueba el plan Madrid Nuevo Norte con el voto en contra de Izquierda Unida

El sector oficialista de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento da luz verde a la operación Madrid Nuevo Norte a pesar del rechazo de Izquierda Unida y otros concejales a un plan denunciado por ecologistas y asociaciones vecinales.

Últimas

India
El ataque mccarthista que amenaza la democracia india

El Gobierno del primer ministro derechista de India, Narendra Modi, ha iniciado una razzia contra intelectuales que amenaza el complejo sistema del país.

Residuos
Incinerar residuos no es Economía Circular
9

La quema de recursos desincentiva a los ayuntamientos a mejorar sus políticas de separación, ya que el reciclaje compite con la incineración y estas plantas están diseñadas para funcionar a plena capacidad

Grecia
Grecia recuerda al antifascista Pavlos Fyssas cinco años después de su asesinato

Cientos de personas recorrieron Atenas en memoria de Pavlos Fyssas, músico y militante antifascista asesinado por un militante de Amanecer Dorado el 18 de septiembre de 2013.