Feminismos
Campus do Medo: “Oxalá chegue o día en que non teñamos que loitar polo dereito a sentirnos seguras”

As estudantes da USC alzan a súa voz para reivindicar un campus máis seguro e para deixar de ter medo volvendo a casa cando se pon o sol.

Treboadas compostela 8m
Manifestación 8M no campus sur. Jorge Garnelo
12 feb 2020 07:43

Hai dous anos xa do famoso traballo de fin de grao de Jessyca Ocampo, Mapa do Medo, que abría a porta a que mulleres, primeiro de Galiza pero despois de todas partes, relatasen os lugares e as formas nas que foran acosadas, atacadas, agredidas física ou verbalmente e mesmo asasinadas. Un mapa aterrador que amosa unha realidade constante e naturalizada en todo o mundo. Por ese mesmo mapa nomeouse o Campus do Medo, unha asemblea aberta non mixta que busca facer visíbel os problemas que atopan as estudantes cando volven ás residencias ou á casa na noite compostelá. “Buscamos que se dea solución aos problemas que xorden nos campus na noite polo feito de ser rapazas. Estamos cansas de pasar medo ao volver a casa cando anoitece”, contan desde este grupo.

Decenas de rapazas conforman esta asemblea aberta onde se busca dar solución a unha situación que fai que a volta a casa sexa o peor momento do día para moitas delas. “O Campus do Medo naceu xa hai dous anos a través de estudantes que durmían en residencias e vivían unha situación bastante complicada á hora de volver polas noites porque o campus estaba súper escuro, non había vixilancia; son sitios apartados de zonas con xente...”, explican. Unhas reivindicacións que, aínda que levan tempo existindo, aínda están a medio resolver. Por iso, este grupo de rapazas acabou por reunirse e incluso formar un grupo de whatsapp para protexerse unhas a outras.

“Buscamos que se dea solución aos problemas que xorden nos campus na noite polo feito de ser rapazas"

“Hai pouco creamos uns grupos de whatsapp de zona norte e zona sur para ir acompañadas a casa pola noite e estar máis tranquilas. Creámolo en novembro do 2019. É un xeito de autoxestión, a idea á que en cada zona as rapazas poidan avisar «ei, vou voltar a casa dentro de media hora, alguén ven? Estou en tal zona». E, se alguén do grupo ten o mesmo percorrido, poden ir xuntas e protexerse mutuamente”. O grupo, pechado só para mulleres e controlado para que non entre quen non debe, ten xa media centena de estudantes que así se senten máis seguras. “Nace precisamente para evitar que pasen casos de acoso e violencia. É mellor previr que curar”, engaden.

campus do medo anuncio whatsapp
Campaña para animar ás mulleres a unirse ao grupo de whatsapp do Campus do Medo.

Tras anos de traballo, o pasado decembro conseguiron unha primeira vitoria ao poder falar abertamente das súas reivindicacións no pleno municipal, pedindo “máis iluminación no campus, e máis seguridade e protección”, propostas integradas dentro do proxecto Compostela: territorio das mulleres. Tamén unha liña de bus nocturna que faga o mesmo percorrido da liña 15 durante o día, e con posibilidade de “paradas de socorro, para que o bus pare cerca da túa casa ou residencia se sentes inseguridade ou acoso”.

A USC respondeu podando árbores que tapaban as luces do campus, e contratando a un organismo de seguridade, como o das residencias, que patrulle polas noites. Con todo, por medo á contaminación lumínica, chegaron ao acordo de establecer “unha senda segura pola que se poida circular cando se camiña pola universidade cando está escuro, xa que haberá seguridade”, contan desde a xerencia da USC. Aínda así, Campus do Medo explica que esta “senda segura” non funciona tan ben como debería. “Os traballadores de seguridade do campus están moi descontentos con este servizo, xa que “o que a USC chamou senda segura, obriga aos traballadores, que antes ían xuntos nun mesmo coche, a dividirse en dous, polo que teñen que conducir e vixiar ao mesmo tempo. Porén, non poden actuar por separado, teñen que esperar ao compañeiro para poder facer algo, o que ralentiza todo o proceso”, contan desde a asemblea aberta. A iso, din, “súmaselle a demanda que teñen en formarse en temas de xénero para saber actuar no caso de agresión, formación que aínda non se lles concede”.

Desde o Campus do Medo concordan en que a USC ten que preocuparse máis polas súas alumnas “creando protocolos taxantes e efectivos contra este tipo de situacións. A protección e a denuncia á violencia machista debería ser un requisito indispensábel dentro da universidade. As mulleres somos a metade do alumnado, e nunha institución pública como esta deberíamos podernos sentir protexidas”. Por outra banda, fan notar que falta moita formación dentro da universidade, onde hai “só unha rapaza dedicada aos casos de violencia de xénero que apenas ten apoio nin recursos”. Preguntada a USC, nin sequera tiña moi claro se existía un protocolo de actuación para casos de violencia machista.

"A protección e a denuncia á violencia machista debería ser un requisito indispensable dentro da universidade”

Sexa como sexa, desde o Campus do Medo pensan seguir loitando para facerse escoitar e conseguir as súas reivindicacións. “Seguimos a manter o contacto con concello para preguntar sobre os avances que vai habiendo. Tamén temos una reunión pendente co CIM (Centro de Información á Muller) de Santiago, para trazar posibles lazos”, comentan desde a asamblea. “Imos comezar un proceso coa Valedora do Pobo este xoves, para poder abrir unha investigación e ver que axentes (Concello, Universidade...) fallaron no pasado e están fallando no presente de cara a conseguir os nosos obxectivos”, prosiguen. 

O que teñen claro desde o Campus do Medo é que o ideal sería que estas reivindicacións nin sequera se necesitasen. “Estamos desexando que non exista porque non sexa necesario. Por agora existe porque o é. Eu síntome orgullosa de militar e loitar por esta causa, pero oxalá chegue un día en que non teñamos que loitar por sentirnos seguras, temos dereito a non ter medo”, conclúen desde o Campus do Medo. Por iso, mentres se necesite, elas seguirán loitando para que ningunha muller máis teña que acelerar o paso, facer que fala polo móbil ou defender a súa vida só por querer volver a casa cando, como ou por onde queira.



Relacionadas

Neoliberalismo
Política del cuerpo en tiempos de la pandemia COVID-19

Gediminas discute la relevancia del pensamiento feminista y queer en la época de la pandemia global de COVID-19. Al hacer esto, desafía las nociones neoliberales de subjetividad y buena vida dominantes en nuestras sociedades, y nos invita a repensar, explorar y potencialmente promulgar modos de política feminista y queer.

Feminismos
Feminismo desde la Afro-españolidad
Empoderamiento femenino comunitario desde una perspectiva afrocentrada, en busca de la raíz y alejándose de las perspectivas más eurocéntricas.
0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Trabajadores sanitarios denuncian que son forzados a reutilizar EPI pese a existir reservas

Personal hospitalario del sur de Madrid denuncia que las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid los están forzando a reutilizar equipos de protección individual (EPI) y emplear material no homologado para tratar a las personas enfermas por coronavirus a pesar de tener existencias de reserva en los almacenes.

Coronavirus
Cuáles son los servicios considerados esenciales que se quedan fuera del “retribuido recuperable”

Los repartidores de Amazon y los empleados de Correos seguirán trabajando. El real decreto publicado en el BOE recoge la regulación de los llamados “permisos retribuibles recuperables” y la lista de servicios esenciales que no pueden acogerse a él.

Laboral
Respuestas legales sobre el “permiso obligatorio retribuido” y cómo afecta a los trabajadores

El Real Decreto-ley que establece la “bolsa de horas” a recuperar como consecuencia de la suspensión de sectores no esenciales pone la negociación colectiva en el centro del tablero. La negociación colectiva es obligatoria, por lo que no tiene cabida el pacto individual empresa-trabajador.

Coronavirus
La gestión desastrosa del BM y el FMI

En lugar de suspender los pagos para paliar las consecuencias del Covid-19, El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional aumentan la deuda de los países que dicen ayudar

Coronavirus
Los sindicatos de inquilinos llaman a la huelga de alquileres a partir del 1 de abril

Los sindicatos de inquilinos denuncian que las medidas que baraja el Gobierno para enfrentar el impacto del virus dejan intactos los intereses del lobby inmobiliario y llevarán al endeudamiento de las familias más vulnerables. Llaman a la huelga de alquileres en todo el territorio a partir del 1 de abril.

Coronavirus
La Unión Europea, a medio pulmón
Las instituciones de la Unión Europea desarrollan toda su capacidad retórica para esquivar el hecho de que ni está ni se espera una respuesta común y solidaria a la crisis provocada por el covid19.
Tribuna
Covid19: por qué la sociedad va ganando

Esta emergencia sanitaria es, probablemente, la primera ocasión donde una acción gubernamental mundial se regula en tiempo real por presión de la opinión pública. El gobierno resistirá porque tiene la respuesta correcta a la pregunta clave: ¿Es la sanidad pública quien nos está salvando de esta emergencia sanitaria?

Coronavirus
Xi Jinping emerge como líder mundial en la lucha contra el coronavirus

China ayudará a luchar contra el covid19 a casi un centenar de países. Se erige así como actor fundamental en la lucha contra la pandemia después de haber ocultado datos y silenciado a médicos en el inicio de la crisis. 


Coronavirus
Denuncian abuso policial en la calle San Francisco de Bilbao
La Coordinadora de grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala y SOS Racismo Bizkaia denuncian un abuso policial de la Ertzaintza en la calle San Francisco, en Bilbao.

Últimas

Agroecología
Un centenar de organizaciones piden salvar la producción agroalimentaria de pequeña escala

Más de cien colectivos exigen que se revise el cierre generalizado de los mercados y ferias agroalimentarias de proximidad ante lo que consideran una interpretación “excesivamente restrictiva” de las prohibiciones decretadas por el Ejecutivo estatal ante la pandemia del covid19.

Coronavirus
Cacerolas por una renta básica de cuarentena

Este lunes 30 de marzo, la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad convocaba una cacerolada para exigir la aplicación urgente y sin trabas burocráticas de una renta básica de cuarentena. 

Coronavirus
Se activan los mecanismos de culpabilización social

¿Podría ponerse en tela de juicio este modelo bajo el riesgo de que un efecto cascada provocase el colapso del castillo de naipes de la doctrina liberal? Desde la óptica del poder esto es inaceptable, y por ello la activación de la fase de culpabilización social.

Coronavirus
Las trabajadoras del hogar se organizan durante la pandemia

La falta de concreción y consideración hacia las trabajadoras domésticas en los sucesivos anuncios del Gobierno enfocados a paliar la crisis del covid19 ha obligado al colectivo a organizarse y prestarse apoyo mutuo. 

Memoria histórica
La izquierda se despide de Chato Galante, un emblema de la memoria antifranquista

Activista de la lucha antifranquista, torturado en cuatro ocasiones por la policía del régimen, Galante se volcó en la última década de su vida en la búsqueda de una memoria histórica basada en la verdad, la justicia y la reparación. El reconocimiento a su trabajo y su experiencia ha sido unánime cuando se ha conocido su fallecimiento.

Migración
Nyango: atrapadas en Marruecos

¿Cómo es la vida de las mujeres migrantes a las puertas de Europa? En Marruecos, ser migrante, mujer y negra no es fácil, pero, si además eres pobre, se convierte en un infierno.

Agroecología
La realidad invisible de la producción agroecológica
Muchas las personas que siguen con su actividad laboral, sosteniendo, de forma invisible (mejor dicho, invisibilizada), nuestra vida.