Deliveroo compra el silencio de los riders que la habían denunciado para evitar el juicio

La empresa ha ofrecido un acuerdo económico a los repartidores que la habían demandado para evitar que el juzgado se pronuncie sobre los contratos de falso autónomo.

Deliveroo 3
Repartidores de Deliveroo en Tribunal, Madrid David Fernández

publicado
2017-11-30 14:39:00

Tres repartidores, que habían sido despedidos el pasado agosto tras negarse a firmar un nuevo contrato, denunciaron a la empresa para que se les reconociera una relación laboral y no mercantil de “falso autónomo” y se les pagara una indemnización por despido improcedente.

Tras no presentarse la empresa al acto de conciliación el 27 de septiembre, la batalla de los repartidores contra la empresa de entrega de comida a domicilio Deliveroo ha llegado hoy jueves a los tribunales de Madrid . En el Juzgado de los social nº 33, las dos partes han acordado una indemnización para evitar entrar en el juicio en el que se tendría que decidir si la relación de esos repartidores era laboral, como ellos defendían, o mercantil, como sostiene la empresa.

De haberse celebrado el juicio, una sentencia a favor de los riders hubiera sido el primer precedente que demostrara que la relación, entre ellos y la empresa, es laboral y no mercantil. Deliveroo, que tiene unos 1.000 empleados, ha preferido pagar a los tres repartidores y así evitar que un juzgado se pronuncie sobre su modelo de relación con los empleados. La cantidad pagada no ha sido desvelada ya que Deliveroo ha cerrado el acuerdo con los repartidores bajo un pacto de confidencialidad.

Más citas en los juzgados

Los tres repartidores de Madrid no son las únicas denuncias a las que se enfrenta Deliveroo. 12 repartidores en Barcelona y uno en Valencia esperan fecha de juicio por los mismos motivos. Muchos de estos repartidores fueron despedidos tras participar en las protestas y huelgas en junio y julio, en las que se protestaba por las condiciones laborales en las que trabajaban y la sustitución del anterior contrato mercantil, que tenía varias lagunas, por uno nuevo que no les aseguraba un mínimo de horas y pedidos mínimos.

14 Comentarios
#4246 12:07 7/12/2017

Pero vamos a ver, si el trasfondo de todo estos reclamos de estos chicos, no fue más que con aquel nuevo contrato dejaban de percibir un asegurado por hora de 8,5€+ IVA por hora, mientras percibían ese garantizado todos esos chicos eran falsos autónomos felizmente, no se por que a alguien le sorprende que se vendan...se creen muy de izquierdas y defensores de los derechos de los trabajadores...pero de nuevo la pasta les deja con el culo al aire sus discursos y sus ideales

Responder
0
0
#4051 23:27 2/12/2017

El articulista da por sentado que la sentencia hubiera sido favorable a los "riders" y que por lo tanto estos con unos vendidos. Qué pena, revisaré mi condición de socia porque artículos como este desaniman. Gracias

Responder
0
2
#4055 10:13 3/12/2017

El articulista ha hablado con uno de los riders y así se lo ha contado. Que iba a ser positiva está clarísimo, sino por qué crees que una empresa con abogados paga una indemnización bajo un contrato de confidencialidad?

Responder
0
0
#4020 8:10 2/12/2017

Pues por una parte normal, si los tres fueron los valeintes en denunciar y tras ver que el resto son unos cobardes pueden coger su premio y largarse para evitarse más quebraderos de cabeza. Tampoco creo que les hayan dado mucho, seguro que 10.000 por cabeza o menos.
Por otro lado es un reflejo de los principios de los jóvenes de ahora, en cunato se consigue su pequeño provilegio adios a todo.

Pero que se jodan directamente los que trabajan para Deliveroo Glovo y etc, por aceptar esas miserables condiciones, y los que las usan y les preocupen los derechos laborales también. Si queréis ayudar a los empleos precarios deberíais empezar por no hacer uso de ellos, hasta que sean considerados dignos, eso sí tendréis que gastar más en los servicios prestados.

Responder
2
0
#4247 12:12 7/12/2017

Jajaja eres un@ ignorante... sabrás tú cómo vivimos los que realmente TRABAJAMOS en esto

Responder
0
0
#3997 17:02 1/12/2017

¡Ah! Pues genial entonces. Que cojan el dinero que les ofrecen ahora, que seguro que eso les saca de la precariedad... Creo que no debemos equivocarnos y promover la delegación de la responsabilidad sobre terceros. La lucha por los derechos debe empezar por los propios trabajadores y me parece que aceptando condiciones que se traducen en pan para hoy y hambre para mañana, vamos a conseguir poco. Eso es precisamente lo que quieren este tipo de empresas: comprar el silencio para que no se genere ruido y continuar haciendo lo mismo.

Responder
2
1
#4007 22:14 1/12/2017

Supongo que los afectados eran bastantes más... entonces por qué sólo denunciaron unos pocos en mad y barna? Son ahora a estos, que por lo menos plantaron cara,
a los que vamos a señalar con el dedo?

Responder
2
1
Manolito 22:42 1/12/2017

Son unos vendidos. Los que no se mueven unos cagaos. Hay diferencia: egoístas frente a miedicas.

Responder
0
1
#3993 15:30 1/12/2017

¿Deliveroo compra el silencio de los riders?. Un respeto, por favor. Tres trabajadores en precario, pedaleando bajo cero o a 35 grados, no son los que tienen que hacer frente a una multinacional esclavista. No equivoque el enfoque del título de su artículo. Gracias

Responder
2
2
Manolín 22:43 1/12/2017

Uno que alguna vez se vendió o se venderá al mejor postor... O un postmoderno.

Responder
0
1
#4049 23:17 2/12/2017

Dale Manolín que tú puedes.

Responder
0
0
La lucha es el único camino 19:27 1/12/2017

Ellos son los que lo sufren, ellos son los que tienen que hacer frente. El juez seguramente les hubiese dado la razón y conseguirían que todos los trabajadores de esa empresa no tuviesen que seguir esclavizados y las condiciones de todos mejoren. Ellos son los que tienen que hacer frente para mejorar sus condiciones, no va a venir nadie a salvarles. Con gente como tú, así nos va.

Responder
0
2
#4050 23:22 2/12/2017

¿La hucha es el mejor camino?...¿no serás usuario de Deliveroo?...menuda empanada mental que tienes.

Responder
0
0
#4033 12:10 2/12/2017

habría que ver lo de que mejorarían las condiciones del resto, más que nada porque en caso de que por la sentencia se les obligue a ello la empresa cerraría y abrirían otra con otro nombre y mismos métodos. Creo que ellos han hecho mal, pero no erremos el tiro, esto nos afecta a todos y la culpa es del gobierno que permite que esto ocurra y de las empresas ilegales que se aprovechan.

Responder
0
1

Destacadas

Contaminación
Cuando la contaminación no te deja salir de casa

La hipersensibilidad a la contaminación que tienen las personas con el Síndrome de la Sensibilidad Central limita su forma de relacionarse con el mundo.

Refugiados
¿Hacia el desmantelamiento de Salvamento Marítimo?

Los trabajadores de Salvamento Marítimo advierten que el mando único para la coordinación de las tareas de salvamento podría ser un paso previo al desmantelamiento de este servicio público, que ahora celebra sus 25 años de existencia.

África
“Mi único equipaje era mi barriga de embarazada”

El mayor campo de refugiados del mundo se encuentra en Bidibidi, en el Norte de Uganda, y acoge a unas 300.000 personas huidas de la guerra de Sudán del Sur. Un 85% de sus habitantes son mujeres y menores.

Memoria histórica
Madrid, ciudad que no recuerda

La que fuera capital de un Estado totalitario tiene una deuda con quienes lucharon por la libertad. En pleno siglo XXI, lugares como la antigua Dirección General de Seguridad no solo no están musealizados, ni siquiera se reconocen como espacios de memoria.

Historia
Una historia exprés del rojipardismo (y II)

Tras la derrota de la Segunda Guerra Mundial, la extrema derecha ha tardado en rearmarse. En su lento resurgir ha ido adoptando para sus propios fines ideas y discursos que provenían de la izquierda. 

Últimas

Reino Unido
Un Brexit, muchos brexits: la autodestrucción de un sistema de gobierno

El retorno de la política de masas con los varios populismos, la profunda crisis económica y el auge de terceros países (particularmente China) han hecho pedazos todos los consensos. El Brexit no es pues una causa; sino un síntoma temprano de este cambio de época.

Voces de Extremadura
Fede Gerona Plá: “Que Bolsonaro ataque a tu organización te pone en el punto de mira de personas muy peligrosas”

Hablamos con el indigenista extremeño Fede Gerona Plá, un héroe discreto en la inmensidad de la Amazonia. Su labor con la población local, sus reflexiones sobre el etnocentrismo y la colonialidad, la convulsa situación política del gigante sudamericano... La conversación con Fede nos traslada a otro mundo y, a la vez, sentimos la incomodidad de ese otro mundo que nos devuelve la mirada.  

Racismo
El Sindicato de Manteros protesta por la criminalización en una charla de Rita Maestre

Activistas del Sindicato de Manteros y del Movimiento de Acción Política Antirracista irrumpen en una charla de la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, para denunciar una campaña municipal que criminaliza la venta en la manta.

Cambio climático
Sabor a fracaso (y a extinción) en la recta final de la Cumbre del Clima de Katowice

La propuesta de acuerdo lanzada en la mañana del viernes por la presidencia de la COP24 queda muy lejos de cumplir un mínimo de compromisos con el problema del cambio climático. Las organizaciones sociales llaman a la rebelión si la comunidad internacional no afronta sus responsabilidades.

Violencia machista
#Cuéntalo, memoria colectiva de la violencia machista a partir de tres millones de tuits

Un texto de Virginia P. Alonso y un tuit de Cristina Fallarás prendieron la mecha de #cuéntalo, etiqueta que generó cerca de 3 millones de tuits en dos semanas. En ellos se contaron 50.000 historias personales, entre ellas 5.000 asesinatos, 7.000 violaciones y 14.000 agresiones sexuales. El trabajo de archiveros y periodistas ha convertido las cifras en datos para recuperar la memoria colectiva.

Unión Europea
Termina el programa de dinero barato para la banca, ¿qué tal dinero gratis para la gente?

El BCE anuncia que mantendrá estímulos monetarios para banca y empresas pese al final del programa QE. Los bajos rendimientos del capital siguen amenazando a una economía que, según el propio banco central, ha experimentado una “recuperación endeble” gracias a la liquidez derramada por Mario Draghi.