Explotación laboral
De qué formas explota Ryanair a su plantilla

Amenazar con cerrar bases para que se firmen condiciones laborales peores, aplicación de la legislación laboral irlandesa a personas que viven permanentemente en otros países, despidos colectivos, falsos autónomos o pactos con su plantilla que luego no cumplen, son algunos de los abusos laborales de la empresa aérea irlandesa.

 Boeing 737 de Ryanair
Boeing 737 de Ryanair. Foto: Kevin Hackert
13 dic 2019 07:05

Lidia Arasanz se quedará sin trabajo el próximo 8 de enero, según le ha notificado Ryanair. Ella es azafata de vuelo en la base de Girona y fue coaccionada para firmar lo que Ryanair llama acuerdo, pero que en realidad no fue fruto de ninguna negociación con su plantilla. “Nos obligaron a firmar a todos. O lo hacíamos o el 8 de enero a la calle”, cuenta Arasanz, afiliada de la Unión Sindical Obrera de Catalunya. Realmente no saben cuántas personas firmaron y cuántas no, porque la empresa propició que lo hicieran en secreto, al reunir colectivamente a su plantilla para darles el ultimátum de que si no firmaban, se cerraría la base aérea de Girona. Luego dieron un plazo de 7 días para pensárselo y enviar el contrato firmado.

“En nuestro caso firmamos, pero añadimos un anexo en el que decíamos que no estábamos de acuerdo con lo que la empresa proponía”. Este anexo ha sido utilizado por Ryanair como excusa para alegar que serán despedidos por no aceptar las nuevas condiciones. No solo rebajan sus condiciones laborales imponiendo que trabajen nueve meses al año y los tres restantes se vayan al paro, sino que además también desciende su categoría laboral, de TCP a agentes de servicio al cliente. Además de eso, el acuerdo conllevaba la pérdida de la antigüedad laboral. “Nos lo vendían como si tuviésemos vacaciones tres meses al año, pero si no tienes la suerte de tener paro acumulado, no cobras nada”, explica Arasanz. Un grupo de trabajadores ha denunciado el nuevo contrato, cuya legalidad es dudosa, y además contradice varios artículos del Estatuto del Trabajador. 

“Ryanair lo que ha hecho es fundar tres empresas y externalizar parte de su personal. Lo llaman agencias”, asegura una de las abogadas de la plantilla de Ryanair, Araceli Barroso. Su queja va más allá: el tiempo que pasa hasta que se resuelven los recursos judiciales es un tiempo extra para la empresa, en el que puede pensar en nuevos trucos para eludir la legislación nacional. Entre otras cosas, servirse de falsos autónomos para vuelos.

Billetes de avión a diez euros. La agresiva publicidad de esta empresa y sus precios —los más baratos del mercado, con los que ninguna compañía aérea puede competir— son las bases de la rápida y profunda penetración de mercado de la compañía aérea irlandesa. Ofrecen experiencias de dudosa calidad a sus pasajeros, pues sus aviones son pequeños, sus empleadas y empleados tienen que vender todo tipo de productos durante el vuelo y el ahorro de costes se nota nada más entrar en uno de sus aviones. Pero la mayoría de sus pasajeros asumen que es el coste de pagar un precio tan irrisorio, lo que algunos no saben es que en este bajo precio también está incluida la explotación laboral.

“Con más de cuatro bajas al año, Ryanair te obliga a ir a Dublín para explicar por qué has tenido esas bajas. Da igual que sea un resfriado o un aborto”, comenta Ernesto Iglesias, de Ryanair en lucha

Ernesto Iglesias, de Ryanair en lucha, comenta que “cuando compras una camiseta a un euro, supones que ese precio tan bajo conlleva una explotación. En el caso de Ryanair, sus billetes a diez euros tampoco son inocuos”. Juega con la baza de ser la única opción para muchas personas que quieren o necesitan viajar en avión y no pueden permitirse compañías aéreas que no sean de bajo coste. “Ryanair no se ha regularizado, solo ha ganado tiempo en estos dos años de pelea continua para que reconocieran la legislación de cada país. Lo que han hecho es —dice Lidia Arasanz— crear tres empresas nuevas y despedir a los trabajadores”.

Otro ejemplo que dan desde el colectivo Ryanair en lucha, es que "cuando tienes más de cuatro bajas por enfermedad tienes que ir a Dublín a explicarles por qué, bajo amenaza de despido". Ernesto Iglesias relata un caso de una trabajadora de Ryanair que tuvo un aborto, perforación del oído y un par de resfriados el mismo año. “Después del mal trago que había sufrido al haber abortado, encima obligaron a esta mujer a ponerse delante de unos señores para darles explicaciones de sus bajas laborales”.

Incluso diversas representantes de las Direcciones Generales de Empleo y Transporte de la Comisión Europea reconocen que con Ryanair hay un problema evidente. Lo hicieron esta misma semana, en una reunión organizada por Unidas Podemos en el Parlamento Europeo, a la que acudieron varios colectivos de Ryanair, taxi y riders. Iglesias trabaja ahora en Norwegian, compañía en la que negociaron al enterarse de que se proponían 300 despidos. “Conseguimos que no hubiese ninguno, tras contar con la disposición de la propia empresa al diálogo, cosa que Ryanair no hace”. De hecho, la compañía irlandesa de bajo coste ha vulnerado también el derecho a huelga. “Es la única aérea a la que le han montado una huelga con trabajadores de 7 países diferentes, todos a la vez. Aún así, el día de la huelga la inspección laboral se presentó en una base y la jefa no dejó entrar a la inspección porque decía que era territorio irlandés, como si fuese una embajada o algo”.

Esta multinacional utiliza la legislación irlandesa o española según le conviene, en este caso para para saltarse la legalidad o pasar por encima de los derechos laborales recogidos en el Estatuto del Trabajador. Arasanz cuenta otra de las tácticas de extorsión de Ryanair. “Estamos coaccionados y amenazados por la empresa. Casualmente la reunión para informarnos de las nuevas condiciones se avisó con menos de 24 horas y cuando los delegados sindicales estaban en pleno vuelo”.

Desde Ryanair en lucha advierten de que es peligroso que se le dé permisividad institucional a la aerolínea. “Actualmente hay muchas aerolíneas que copian a Ryanair para poder sobrevivir. Marcan el camino para la explotación”.

Relacionadas

La semana política
Eternamente separados

España, Italia y Francia se topan con la versión alemana del liberalismo. Comienzan a dibujarse las dos salidas a la crisis económica abierta por el coronavirus: el despliegue en forma de rescate social o el cierre por arriba que plantean los Estados del norte de Europa. 

Ryanair
La CE da la razón a los empleados de Ryanair

La Comisión Europea tira de las orejas a la empresa de vuelos low cost y le exige que los contratos laborales sean del país donde resida la persona empleada. 

México
Bricos: veinticinco años de Brigadas Civiles de Observación en el sudeste mexicano

Frayba configuró un programa para que la presencia de observadores en las comunidades sirviera de disuasión a las agresiones que sufren por parte de grupos paramilitares o del propio ejército mexicano. Eleuterio Gabón detalla la experiencia. 

2 Comentarios
#44698 18:01 15/12/2019

Raynair y otras muchas empresas de mierda existen porque hay mucha gente que las financian porque son baratas. Menos hipocresía y menos llorar y a buscar y crear alternativas más justas y limpias.

Responder
1
0
#44637 12:55 13/12/2019

Precios bajos en aeropuertos no rentables...todas las ciudades desean aeropuerto dando aeropuertos prescindibles, de verdad en reus es necesario pudiendo estar en 50min. en tren desde Barcelona? pero bueno, los lectores de el salto estariamos de acuerdo en pagar un plus en los billetes para que las condiciones mejoraran...o me equivoco? Tambien podemos exigirles pero me temo que no son una ONG

Responder
6
1

Destacadas

Coronavirus
La crisis del coronavirus deja al descubierto el insostenible modelo de cuidado de mayores

Trabajadoras y expertas señalan que las muertes en las residencias son la punta del iceberg de un sistema de cuidados que prioriza lo económico sobre los derechos de las personas en el final de sus vidas e invitan a repensar el modelo.

Coronavirus
Los psicólogos recomiendan: apaga la tele, o al menos modera su uso

La crisis del covid19 ha provocado una saturación informativa que afecta de forma determinante al estado de ánimo y a la salud mental de la población. Los profesionales del sector recomiendan limitar nuestra exposición al bombardeo mediático.

Coronavirus
Macron, Sarkozy y el brindis al sol keynesiano

La crisis desencadenada por el coronavirus ha quebrantado el dogma de la austeridad. ¿Estamos ante un cambio de paradigma en la hegemonía neoliberal? El precedente de la estafa de 2008 invita a la prudencia.

Argentina
Coronavirus, cuarentenas y derechos laborales: el caso argentino
El país latinoamericano está a la vanguardia en la región en lo que respecta a la protección de los trabajadores en medio de la pandemia.
Coronavirus
África ante el coronavirus

Después de las primeras medidas para contener el virus en África, calcadas del modelo seguido en Europa, Asia y Estados Unidos, se multiplican los interrogantes: sin Estado de bienestar, ¿quién va a mantener a esas familias? ¿Estas medidas que quizá sirvan en Europa acaso servirán en África o Latinoamérica?

Coronavirus
Confinamiento a oscuras en la Zona Norte de Granada
Miles de personas se ven afectadas por los repetidos cortes de luz en los barrios durante la cuarentena.
Coronavirus
Debajo de casa, la vuelta del pequeño comercio

El comercio de barrio ha florecido en esta pandemia frente a las grandes superficies. Sin embargo, su clientela más fiel, las personas mayores, se han convertido en invisibles. Muchos ancianos no se atreven a salir a la calle, pero los comerciantes no dudan en llevarles la compra a la puerta de casa

Sanidad
Paco, técnico del Summa: del 11M a la crisis del coronavirus

El personal de emergencias sanitarias del Summa realiza cada salida como si fuera a enfrentarse a un positivo por coronavirus. 96 ambulancias circulan todos los días en el pico de avisos que se produce entre las 12 y las 17h. Paco es uno de los técnicos que va tras el volante de una de ellas.

La semana política
Eternamente separados

España, Italia y Francia se topan con la versión alemana del liberalismo. Comienzan a dibujarse las dos salidas a la crisis económica abierta por el coronavirus: el despliegue en forma de rescate social o el cierre por arriba que plantean los Estados del norte de Europa. 

Últimas