Enfoques
Aquagym, ocio a los 80

Imágenes, e historias, que buscan acercarnos a momentos de ocio de personas mayores con una actitud vitalista.

Aquagym
SPA. Cuatro mujeres hacen aquagym en un balnerario de Guadamur (Toledo). Sofía Calero

publicado
2019-03-23 06:46

Estas fotos de Sofía Calero, parte de un proyecto titulado Ahora, surgen del deseo de acercarnos a momentos de ocio de personas mayores (en esta selección mujeres), con el fin de mostrar alternativas que permitan transmitir una actitud vitalista ante el envejecimiento. Detrás de cada una de ellas hay una historia.

Adela, 71

Y es que aquí dentro se me deshacen las migrañas y no peso, lo del peso, lo del peso es fundamental. Con tantos años, la que no tiene algo de chepa, tiene cojera más o menos pronunciada. Por no hablar de los lastres: que a la que más o la que menos les preocupa alguna cosa. Pero te digo algo: yo seguiré cargando con cosas que no quiero, pero de la culpa me he bajado. Yo me lo estoy pasando mejor que nunca. Si no fuera porque no está mi Pedro, diría que mi vida es como la rumba aquella de la casa en el aire. Aquí nos reímos, hasta la música del pum pum me gusta, que esto es peor que el ‘Breska’, donde solo entro porque mi nieta mayor me pide alguna cosa, y yo, claro, se la compro. Pero no soy la abuelita de los nietecitos. ¿Yo abuela esclava? No, ya se lo he dicho a todos mis hijos, uno por uno. Les he sentado el día que me venían penando por la falta de escuelas públicas. Mi marido, cuando vivía, me decía que si era una burra. Si no fuera por mí, ahí hubiéramos estado, doblando el espinazo diariamente con los bebés a los 65. Aquí dentro, ya te digo, estoy para mí. Y me gusta cansarme sola, para luego dormir bien. Y sin sudar.
Aquagym 3
DUCHAS. La esperanza de vida de las mujeres en España en 2017 era de 85,7 años. En una década ha aumentado un año. Sofía Calero

Carmen, 86

Yo también vengo por las amigas. Se me va la mañana después de venir a la piscina. A la vuelta suelo pasar por el DIA a por leche o huevos, sin peinar y sin pintar, ojalá no me encuentre a nadie, que parece que me ha lamido una vaca el flequillo, pero con tal de no perderme las risas del café... Les hago gracia a las más jóvenes. Me llaman “esperanza de vida” porque se quieren ver reflejadas en mí, que estoy, está feo que yo lo diga, como una rosa. Como una rosa de invernadero, les respondo yo, enseñándoles la cicatriz del corazón de cuando me metieron el marcapasos. Desde que me lo pusieron, además, leo mucho mejor. Que sí, que me apunté en otro centro a un club de lectura en el Centro Cultural, y luego nos independizamos y ahora nos reunimos en cafeterías. No dejamos entrar a hombres. Nanai. Que se creen que lo saben todo. Los hombres mayores, yo, menos Remi, que es mi viejo, no me interesan, en todo caso para subirme las bolsas si me ven boqueando en el portal. El otro día esa, Guio, la del gorro azul marino, dijo que se había llevado a su marido al mercadillo de los jueves y que le había fastidiado la mañana. ¿Pero a quién se le ocurre llevar a un marido a un mercadillo? No se me ocurre peor idea.
Aquagym 2
SALUD. Cumplidos los 65 años, las mujeres viven de media 10,4 años en buenas condiciones de salud. Sofía Calero

Guiomar, 63

Empecé a meterme aquí por la jodida cadera. Tuve que dejar de currar y todo. No podía seguir sentada en el butacón de la consulta escuchando los desbarres de mis pacientes sin cambiarme mínimo cada minuto de postura. Y, claro, se me desconcentraban. Y con eso de tener tan a mano la farmacopea, aunque siendo mujer en este país no tienes más que ir al de cabecera para que te enchufen benzodiacepinas, me acojoné. Entonces mi hermana me habló del aquagym. Y es que yo no quería ni oír hablar de los centros de mayores. Yo siempre he ido a contracorriente, por qué iba a entrar ahora al redil. Por eso vengo a la piscina, porque aborrezco la idea de tener que juntarme solo con viejos y viejas, por más que mi edad y la descendencia de mis hijos me dé en la cara, pero que no, que yo no me sentía “mayor” hasta que me caí y me partí la cadera. Ahí si se me vinieron de golpe los lustros encima. Ahora, en vez de las de mis pacientes, escucho las historias de mis compañeras de clase en el café que nos tomamos después, y pienso que, aunque vaya destrozo el patriarcado, con lo que nos ha hecho a cada una (no hay una que se salve, y me incluyo), aquí estamos, descojonadas vivas porque ayer se le salió un huevo al pobre monitor y no hubo ovarios a decírselo al muñeco (es bien mono el chaval, aunque algo joven para mi). Ay, qué risa, por dios.
Aquagym 4
BAILE. Una mujer se prepara para bailar en un centro de mayores en Villaviciosa de Odón, Madrid. Las mujeres residentes en la Comunidad de Madrid tienen la esperanza de vida más larga de España Sofía Calero

Pilar, 68

Mi hijo dice que soy vigoréxica y si eso significa que no me quedo apoltronada en el sofá, pues vale, pues lo soy. Que no tiene nada que ver. Después de lo que hemos bregado, esto de la vejez me parece un paseo. Menos gente para servir en casa, yo, que he servido desde que a los 16 me sacaron del pueblo para servir a un juez en la otra punta de España. Me siento sola a veces, pero lo de cenar un sandwich (integral y de Pavofrío, ¿eh?), y su copita de Ribera de acompañamiento, me da la vida. Y brindo por todas las horas que pasé limpiando a impresentables, los mismos que cuando vino la regulación no me quisieran dar de alta. ¡Anda y que os jodan! Va por vosotros, empleadores caciques. Aproveché y me pillé la anticipada. Cobrando tres duros de pensión estoy, pero me voy a apañando. El aquagym me sale por mayor de 65 a nueve euros al mes. Eso hasta que coja la piscina municipal otra empresa y se nos van los precios a la ‘m’. Pues aquí nos van a encontrar. Como leí un día en una pintada de camino a la piscina a principios de marzo (yo diría que el spray era morado): “Nuestra venganza será ser felices”.
Aquagym 5
OCIO. Salón de juego en Leganés. El ocio de las personas mayores no se libra del juego. Sofía Calero

Relacionadas

Vivienda
Vivir una vejez activa y en comunidad

Cada vez son más las personas mayores que apuestan por la vivienda colaborativa y autogestionada como alternativa a las residencias o a los cuidados en casa.

Medio rural
Por unha vellez digna –e animada– no rural
Unha casa de pedra. Ábrese unha xanela. Unha muller maior vestida de negro e cun pano da mesma cor sobre o cabelo asoma para mercar peixe a través dela.
Tortura
Las correas cortas

No hay datos, no se informa, y no escuchamos a los afectados porque aún nos acecha en las costumbres la sombra de la psiquiatría decimonónica. No es la falta de protocolo lo que impide el control sobre la práctica de las correas de contención. Es la falta de voluntad para evitarlo, de un tomarse en serio a los pacientes. 


1 Comentario
Laura 16:41 23/3/2019

¿Los textos son 100% ficción o se han escrito a partir de las declaraciones o las historias de estas mujeres? Me han gustado mucho.

Responder
1
0

Destacadas

Rojava
El pueblo kurdo se enfrenta a su destino en Siria

El apoyo al pueblo kurdo por parte de la sociedad civil internacional no ha impedido a Turquía seguir avanzando en su proyecto de destrucción en Rojava. Ante una amenaza que puede venir de todas partes y en cualquier momento, las autoridades kurdas insisten en que no están preparadas para renunciar tan fácilmente a una autonomía ganada con tanto sacrificio.

Tecnología
El drama tecnológico liberal
En ‘Ciberleviatán’, José María Lassalle habla de “la filosofía transhumanista” para presentar un instante de peligro, el autoritarismo digital, que solo puede evitar la eficiencia de los mercados.
Bolivia
Bolivia y el golpe de estado neoliberal

La derecha latinoamericana ansía acabar con la totalidad de proyectos de cambio progresista que durante las últimas décadas dominaron la geopolítica continental.

Últimas

Elecciones 10N
La hora del pueblo

La batalla está en la calle, en la asfixia al fascismo a través de la movilización, la persecución en los tribunales cada vez que su desprecio a las leyes les juegue una mala pasada, en afear comportamientos de odio en los círculos próximos y en la intervención como sociedad cuando estos comportamientos se den en la vía pública.

Elecciones 10N
Albert Rivera abandona la presidencia de Ciudadanos tras el hundimiento electoral

Perder 47 diputados en siete meses ha sido una losa demasiado pesada como para que Albert Rivera siga presidiendo Ciudadanos. Así lo ha comunicado al Comité Ejecutivo Nacional del partido. Rivera también deja la vida política.

Elecciones 10N
10N. Me duele España

Mientras el denominado bloque del cambio se desangraba la recomposición de la derecha ha sido meteórica. Hoy las preguntas se suceden ¿qué ha podido pasar?¿Por qué de nuevo el crecimiento de la abstención? ¿Qué consecuencias tendrá el aumento de la extrema derecha en España?

Bolivia
Las juntas vecinales de El Alto le declaran la guerra al golpe de Estado en Bolivia

La poderosa organización de El Alto, ciudad situada a cinco kilómetros de La Paz, llama a “conformar comités de autodefensa, bloqueos, movilización permanente y contundente”. Esta organización fue clave en la caída del presidente neoliberal Gonzalo Sánchez de Lozada en 2003.