Elecciones Madrid 4M
¿Quién se beneficia de los bajos impuestos de Madrid y cuánto dejan de pagar?

Mucho se habla del paraíso de la libertad fiscal de Madrid, pero si analizamos quién deja de pagar y las nuevas promesas de Díaz Ayuso vemos que siempre se benefician los mismos.

Los impuestos han tomado un papel principal en la campaña del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid. En una situación de necesidades de financiación para nivelar presupuestos públicos, con unos niveles de desigualdad en mayor aumento con la crisis del covid-19 y con unos vientos de cambio globales en los que Joe Biden está proponiendo subidas de impuestos, ya no solo en Estados Unidos, sino a nivel global, las medidas fiscales y quiénes tienen que pagar la cuenta han tomado una fuerte posición en la campaña electoral.

La derecha a lo suyo. Los tres partidos han prometido bajar los impuestos. Isabel Díaz Ayuso se ha comprometido otra vez a bajar medio punto en todos los tramos del IRPF —ya lo hizo en la campaña de 2019 y más tarde, antes de la pandemia, tuvo que reconocer que de momento no podía hacerlo—. En un debate, el diputado de Vox Espinosa de los Monteros aseguró que ellos también contemplaban esa bajada y la habían pactado con el Partido Popular. 

El Impuesto de Patrimonio (IP) o el de Sucesiones y Donaciones (ISD) también han entrado con fuerza en la campaña electoral. Tanto Ayuso como el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, han cargado contra el ISD y han prometido mayores bonificaciones. Que los ricos no paguen nada por el IP se ha pintado como uno de esos sinónimos de “libertad” de la campaña de Ayuso.

Los eslóganes de campaña, las promesas, los grandes titulares y los debates a gritos pueden decir una cosa, pero ¿qué ocurre cuando miramos a las cifras y estudios sobre la fiscalidad de Madrid? ¿Quién se beneficia de los bajos impuestos madrileños y cuánto dejan de pagar?

El Impuesto de Patrimonio (IP)

El IP es un impuesto estatal, pero que tiene su gestión cedida a las comunidades autónomas, que pueden aplicar bonificaciones o exenciones a la cuota estatal. Están obligados a presentar declaración quienes aplicando las normas del impuesto les resulte cuota a pagar. Teniendo en cuenta que, con carácter general, y con algunas variaciones en algunas CC. AA., la vivienda habitual, hasta 300.000 euros y los primeros 700.000 euros están exentos. Y además también están obligados quienes posean un patrimonio (bruto) de 2000.000 aunque no les resulte a pagar. En Madrid se aplica esta segunda norma.

La Comunidad de Madrid es la única de España que bonifica al 100% el IP. O sea, nadie paga nada. Los que superan los dos millones de euros tienen que presentar su declaración de bienes y se calcula el pago del impuesto, pero no pagan nada porque la bonificación del Partido Popular les libra del pago. Aunque, gracias a que se presenta, podemos saber con exactitud cuántas personas, qué patrimonio tienen y cuánto dejan de pagar en el IP.

Según los datos de 2018 de la Agencia Tributaria, 18.587 personas tuvieron que presentar la declaración del IP. Este conjunto de la población madrileña que solo representa el 0,26% del total, tenía en su patrimonio más de 175.000 millones de euros, el equivalente a un 14,5% del PIB del país. O, lo que es lo mismo, tenían una riqueza media de 9,5 millones de euros.

Impuesto Patrimonio Madrid 2018

Tras aplicar algunas exenciones, finalmente solo 17.298 personas estaban obligadas a pagar el impuesto, pero gracias a la bonificación del Partido Popular, esos millonarios se ahorraron 905 millones de euros. O sea, el PP libra cada año al 0,5% de los contribuyentes madrileños de pagar el equivalente a lo que se gasta la Comunidad en cultura, turismo, deporte y políticas de empleo juntas en un año.

El PP libra cada año al 0,5% de los contribuyentes madrileños de pagar el equivalente a lo que se gasta la Comunidad en cultura, turismo, deporte y políticas de empleo juntas en un año

Pero la cifra es más sangrante si nos fijamos en el escalón más alto. De esos 17.298, los 406 súper ricos, aquellos que tienen un patrimonio superior a 30 millones de euros, se ahorraron gracias al Partido Popular de pagar 304 millones en dicho año, o sea, dejaron de pagar 750.000 euros de media cada uno.

Si vemos los datos de la Agencia Tributaria sobre el IP de los últimos años, la liquidación de los Presupuestos Generales del Estado por la