“Las víctimas de la guerra tienen en común que son gente de abajo”

Los hilos del tablero es un documental del Colectivo Miradas en el que se pone el ojo sobre la industria de la guerra y en los supervivientes de ataques como el de Guernica o Hiroshima.

Los hilos del tablero (1)
Fotograma del documental Los Hilos del Tablero.

publicado
2018-07-02 06:00:00

José Gayá, director del documental Los hilos del tablero, era amigo de Berta Cáceres y, como ella, cree que el mundo puede cambiar y que un futuro optimista es posible: “Es que si no, no me dedicaría a esto desde hace 19 años. Lo hablaba con ella y le decía: ‘Mira, Berta, hacemos documentales que nadie ve mientras que cualquier mierda de Hollywood ultraviolenta y ultrarracista la ven mil millones de personas’. Y ella nos decía que era esencial aguantar, porque es necesario un contrapunto. Tenéis que resistir y tenéis que insistir”.

Hablar del mundo normalmente acaba con gestos aguados y típicos clichés asegurando obviedades como que el tiempo dirá o que, si eres católico, tendrás meridiano que Dios aprieta pero no ahoga; pero, cuando el tema es la industria armamentística, todo suena más a Blade Runner que a un anuncio de Amstel. La actual crisis económica y social tiene como aliciente extra, según el director, “el cambio climático y el peligro de la extinción humana”. Poco espacio para el positivismo.

Los hilos del tablero es un documental que recorre la industria de las armas, las víctimas de la guerra y los efectos del cambio climático. Un contenido muy ambicioso para solo 53 minutos de metraje en los que se apoya en periodistas y expertos en la materia con los que discernir posibles soluciones y apuntar a los culpables. Gayá tiene clara la responsabilidad de las generaciones actuales: “No es luchar contra el fascismo como la generación anterior. Luchamos para salvar la especie humana”.

El documental apunta al capitalismo como sistema que nutre a la industria armamentística sin importar las víctimas, pero históricamente siempre había tenido un enemigo al que apuntar con los misiles. Las alternativas se van agotando así que, ¿contra quién querrá defenderse en el futuro para justificar la rentabilidad de las armas? Pues se los inventa. “Date cuenta que el terrorismo yihadista fue financiado, entrenado y creado por los propios EE.UU. durante la invasión soviética en Afganistán”, apunta el director.

“Obviamente se les fue de las manos, pero hace poco ya se advirtió desde la Casa Blanca que el terrorismo islámico pasaba a un segundo plano y que ahora los enemigos eran Rusia y China. Y lo dicen descaradamente”, añade Gayá. Y esto abre un ciclo infinito en el que juegan aquellos que fabrican armas para evitar que los imperios entren en sus países: “Si te amenazan directamente tú te acojonas y aunque tú no quieras, tienes que comprar armamento como elemento disuasivo. Es terrible, porque pase lo que pase siempre hay incremento de armas”.

Los hilos del tablero
Superviviente del bombardeo de Guernica, contando su experiencia.

En Los hilos del tablero comprobamos lo difícil que es extraer datos sobre la compra-venta de material armamentístico. “En el documental aparece el Centre Delàs d'Estudis per la Pau. Estos investigadores nos pasaron los datos a nosotros y ellos corroboran que hay una opacidad tremenda en este tipo de datos. Hay 18.000 millones dedicados a la industria de la guerra pero lo que hacían era repartirlo entre muchos ministerios: industria, empleo, exteriores… y así se camuflaba. Pero la OTAN ha impedido que España siga ocultando los datos de esta manera”.

La cuestión que más miedo mete en el cuerpo es el pensar en las muertes que traerán las guerras futuras. Si todo es dirigido por drones y lanzado desde despachos, las muertes de los soldados disminuirán pero las de los civiles tienen todas las papeletas para crecer como nunca. “Hoy en día son su mayoría, en la II Guerra Mundial rondaba si no me equivoco el 20%. Pero es que realmente les da igual las personas y que haya muertes civiles” comenta con tristeza el director. ¿Y en qué se parece una víctima de Siria con una de Hiroshima? “Lo común que tienen las víctimas de la guerra es que son gente de abajo”.

Desde que en 2008 arrancase la crisis económica (esa que se supone ya superada) España ha caído de los análisis que la colocaban en el 'top' 10 de sanidad mundial y ha entrado en el 'top' 6 en la producción de armas. “La gente no pensaría nunca que España es una potencia de industria de la guerra y es la sexta. Estamos en cuartos de la Champions, no somos un equipo normalito. Se han posicionado empresas gigantescas comprando empresas españolas y son 4.000 millones de exportación de armamento”.

El negocio de las armas llega hasta América Latina, y el documental habla con personas refugiadas de la guerra que se lleva disputando años en Colombia. O la guerra de los pueblos indígenas contra las grandes empresas que pretenden expoliar los terrenos sin pensar en las consecuencias. Quienes mueven los hilos se ocultan detrás de las balas, pero este documental lo que quiere poner sobre la mesa es que absolutamente nadie quedará ajeno a las terribles consecuencias que esta escalada de violencia traerá al planeta.

Nos encontramos en una tesitura en la que tenemos armas para acabar con la Tierra pero no vehículos para salir de ella. Isaac Asimov aseguraba que este periodo llegaría y sería breve, pero tal vez Asimov era de esos que puede encontrar bondad en los titiriteros que juegan con el planeta como quien juega al Risk.

Sobre este blog
En el arte hay muchas respuestas que no quieren que sepas. Mezclando periodismo, cultura crítica y cine de masas para crecer en compañía. Fundados en 2012 como programa de radio, hemos pasado por diferentes emisoras hasta convertirnos en blog para trabajar de diferentes formas. No queremos ignorar el cine y las series de moda, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. No queremos ignorar el cine más independiente, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. Buscamos la mezcla y la originalidad en los temas para demostrar que a través del cine, con el enfoque adecuado, se puede crecer como persona hasta límites infinitos.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Antimilitarismo
La guerra empieza aquí

Consentir que miles de toneladas de armamento estén siendo fabricadas y enviadas desde nuestros puertos para alimentar conflictos dice mucho de nuestra sociedad.

Industria armamentística
La venta de armas a Arabia Saudí en 2018: grandes cambios para que todo siga igual
2

El espejismo duró poco: Sánchez mantuvo los “negocios como siempre” cuando la presión de los inversores, lobistas y señores de la guerra indujeron al presidente socialista a mantener las relaciones con Arabia Saudí en el mismo punto en que estaban con Rajoy.

2 Comentarios
Valentín Diaz 3:13 10/7/2018

"La guerra es una masacre entre gente que no se conoce, en beneficio de gente que sí se conoce, pero no se masacran. P. Valéry

Responder
0
0
#19695 16:10 2/7/2018

Donde habré oído que las guerras las hacen las clases altas contra el resto de la población... Un tal Carlos, nada que ver con botellines o tricornios.

Responder
0
0
Sobre este blog
En el arte hay muchas respuestas que no quieren que sepas. Mezclando periodismo, cultura crítica y cine de masas para crecer en compañía. Fundados en 2012 como programa de radio, hemos pasado por diferentes emisoras hasta convertirnos en blog para trabajar de diferentes formas. No queremos ignorar el cine y las series de moda, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. No queremos ignorar el cine más independiente, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. Buscamos la mezcla y la originalidad en los temas para demostrar que a través del cine, con el enfoque adecuado, se puede crecer como persona hasta límites infinitos.
Ver todas las entradas

Destacadas

Vivienda
Barcelona se organiza contra los desahucios en abierto

La plataforma Basta Desahucios Abiertos reúne a 200 entidades de la capital catalana que protestan en contra de estas ejecuciones cada vez más comunes y que consideran ilegales. Frente a ello, los vecinos y vecinas se organizan y reclaman soluciones reales a las administraciones.


Literatura
La espía que me amó... y lo contó en un libro
La novela de espías es aún un género vigente en un tablero global marcado por el auge de la extrema derecha, los atentados del Daesh y la sobreexposición mediática.
Feminismo poscolonial
Silvia Rivera Cusicanqui: “Tenemos que producir pensamiento a partir de lo cotidiano”

Cusicanqui es una de las referentes en el pensamiento subalterno en Bolivia. En su último libro, Un mundo ch'ixi es posible. Ensayos desde un presente en crisis, nos habla de lo ch'ixi como práctica descolonizadora.

Biodiversidad
‘Rewilding’, el planeta reclama lo suyo

La defensa del medio ambiente se ha centrado en conservar lo que tenemos, pero cada vez hay más voces que plantean la necesidad de renaturalizar grandes áreas que han perdido su biodiversidad vegetal y animal. En España aún no se ha hecho, aunque tenemos amplias zonas potenciales.

Feminismos
Un año de movilizaciones feministas que no caben en 1.000 páginas

2018 fue un año pleno de movilizaciones feministas. Miles de mujeres salieron a la calle. Desde el 8M a las manifestaciones espontáneas contra la sentencia de La Manada, desde el apoyo a las temporeras a la respuesta contra Vox, los feminismos se revelan como fuerza de choque contra el patriarcado y el fascismo, pero también como energía que invita a pensar otros mundos posibles.

Últimas

Feminismos
El debate entre abolicionismo y regulacionismo que nos debilita

Ese enfrentamiento entre abolicionismo y regulacionismo no solo es un falso dilema, bastante reduccionista además, sino que debilita al movimiento feminista de cara al 8M.

Migración
Japón necesita miles de trabajadores extranjeros

El gobierno de Abe defiende una ley con la que pretende facilitar la entrada de 340.000 trabajadores extranjeros. La medida es confrontada por la extrema derecha que critica que se fomente la inmigración, y por la izquierda, que teme por los derechos laborales de quienes lleguen al país. 

Eventos
[Debate en directo] Cómo hacer, ver y contar una huelga feminista
Desde El Salto Diario proponemos un debate abierto de cómo hacer, ver y contar una huelga feminista.
Racismo
Del eslogan a la pura realidad: el antigitanismo es siempre institucional

La realidad sangrante de la brutalidad policial en base al perfil racial/étnico está todavía velada en nuestro territorio a causa de siglos de tabú en torno al carácter represor de las fuerzas de seguridad del Estado.

Memoria histórica
Guadiana Despierta frente a Guadiana del Caudillo

La Plataforma “Guadiana Despierta” convoca una nueva concentración en Guadiana para exigir la eliminación de simbología franquista en su localidad. Tendrá lugar en la Plaza Mayor del pueblo el próximo sábado, día 16 de febrero, a partir de las 17:00 horas.

Precariedad laboral
La plantilla de Navarpluma lleva 15 días de huelga frente a las coacciones de la empresa y la precarización
El comité de huelga denuncia bajadas de salario de hasta 400 euros mensuales, condiciones de control abusivas con cámaras de seguridad y la falta de mascarillas homologadas para las personas que trabajan desparasitando pluma en el taller, la mayoría inmigrantes.