Energía nuclear
Stop Uranio: historia de una lucha

El proyecto de la minera australiana Berkeley de abrir una mina de uranio en el Campo Charro, Salamanca, ha despertado un movimiento de protesta en la última década que ha incluido manifestaciones a nivel local, autonómico y nacional, marchas, asambleas informativas y demás acciones reivindicativas. Un miembro de Stop Uranio, una de las organizaciones surgidas en este contexto, aborda su historia, sus objetivos y los medios que han seguido para lograrlos en una batalla que aún no ha terminado.

Mina uranio Salamanca 5
Se calcula que unas 2.500 encinas ya han sido cortadas, pero según el proyecto de Berkeley, se prevé que desaparezcan 30.000 arboles en la zona. Sergi Rugrand
Stop Uranio

publicado
2019-11-04 06:38

La Plataforma Stop Uranio se creó en septiembre de 2013 para luchar contra los proyectos de minería de uranio en el Campo Charro de Salamanca. Previamente hubo un proceso de concienciación de los habitantes de esa comarca con la celebración de asambleas informativas en localidades como Boada o Villavieja de Yeltes, que culminó con la legalización de la plataforma mediante la inscripción en el registro de asociaciones de la Junta de Castilla y León.

No fue fácil alumbrar Stop Uranio. En los primeros años de este decenio éramos pocos los que nos oponíamos a los intereses de Berkeley Minera, ya que muchas personas veían en el desarrollo de la minería de uranio una oportunidad de trabajo. Los políticos locales o autonómicos también se rindieron a los cantos de sirena de la multinacional australiana, por lo que la labor que realizaron las personas que fundaron el colectivo fue encomiable.

Los políticos locales o autonómicos también se rindieron a los cantos de sirena de la multinacional australiana, por lo que la labor que realizaron las personas que fundaron el colectivo fue encomiable.

A raíz de la legalización se empezaron a realizar modestas convocatorias de movilización y sensibilización de nuestros vecinos y así en las navidades de 2013 se organizó una marcha senderista por los caminos de Retortillo para poner en valor la riqueza patrimonial y paisajística de nuestra tierra. En mi opinión es fundamental que las asociaciones tengan personalidad jurídica para poder contar con respaldo legal en sus actuaciones, así se pueden comunicar las concentraciones o manifestaciones a realizar, podemos disponer de una cuenta corriente a nombre de la asociación donde los socios ingresen sus cuotas o acudir a los tribunales contra las resoluciones que nos perjudiquen. Esto solo es posible si se dispone del CIF correspondiente.

Nuestra andadura siguió posteriormente con la instalación de mesas informativas para recogida de firmas contra los proyectos de la multinacional australiana, llegando a la capital salmantina en la primavera de 2014.

El siguiente hito en nuestro camino fue realizar una concentración de protesta en La Fuente de San Esteban en agosto de 2015. Este año hemos realizado la quinta convocatoria de este acto reivindicativo que fue secundada por cientos de personas que no se han cansado de gritar en contra de la reapertura de la minería de uranio en Salamanca.

A partir del año 2015 intensificamos la lucha contra los proyectos radiactivos de Berkeley, tanto desde el punto de vista de la movilización ciudadana como de las reclamaciones legales en defensa de nuestros intereses.

Berkeley también se movió para conseguir sus objetivos y así empezó en el verano de 2016 a realizar el desvío de una carretera que iba a ser enterrada por la construcción de la mina de Retortillo. Para realizar estas obras la empresa minera no contaba con los permisos oportunos por lo que el ayuntamiento de Retortillo se vio obligado a abrir un expediente sancionador que no fue concluido argumentando falta de medios para llevarlo a cabo.

A partir del año 2015 intensificamos la lucha contra los proyectos radiactivos de Berkeley, tanto desde el punto de vista de la movilización ciudadana como de las reclamaciones legales en defensa de nuestros intereses.

Como respuesta a las actuaciones de “facto” de la empresa minera, nosotros convocamos una concentración en octubre de 2016 frente a las instalaciones de Berkeley. La lucha contra la minería de uranio nos exige un mayor esfuerzo, pero socios y simpatizantes de Stop Uranio somos capaces de mantener el pulso contra la multinacional australiana.

Aunque algunos de nosotros participamos en la manifestación de junio de 2016 en Cáceres fue en la de 2017 en Madrid cuando más visible se hizo nuestro compromiso con el Movimiento Ibérico Antinuclear. Nosotros entendemos que si acabamos con la energía nuclear en nuestro país no hará falta abrir minas de uranio, por eso participamos en este foro de encuentro de los grupos antinucleares de la Península Ibérica.

En 2018 se realizaron dos manifestaciones multitudinarias en la ciudad de Salamanca para luchar contra la energía nuclear y otra en Vitigudino organizada por el sector agroganadero que se ve perjudicado por el desarrollo de la minería de uranio. En febrero conseguimos reunir a más de 5.000 personas que protestaron contra los proyectos radiactivos de Berkeley, mientras que en junio realizamos la convocatoria anual del MIA a nivel del estado español. En este tiempo nuestra plataforma se integró en una coordinadora provincial (Coordinadora no a la mina de uranio, por un mundo rural vivo) con grupos como Ecologistas en Acción, Comité antinuclear, Vamos o Asdecoba para impulsar la movilización ciudadana contra Berkeley Minera. Gracias a ello nos hemos hecho más visibles para la sociedad salmantina.

En el momento actual estamos pendientes de las resoluciones administrativas o judiciales que puedan permitir o impedir que Berkeley Minera abra la mina y planta de Retortillo. La reciente sentencia de la Audiencia Nacional desestimando el recurso de Ecologistas en Acción y EQUO contra la Autorización previa de la planta de tratamiento le ha dado nuevas alas a la empresa minera, pero esa sentencia será recurrida y no supone ningún riesgo para la apertura inminente de la mina, ya que únicamente precede a la autorización de construcción de esa planta que está pendiente de resolución.

Además de los permisos pendientes, otro factor decisivo para que pueda funcionar este negocio es la rentabilidad del mismo, cuestión de la que siempre se ha dudado y que hoy en día sigue sin aclararse, máxime cuando el precio del uranio no es capaz de remontar el largo periodo bajista en el que se halla inmerso.

Estamos seguros que socios y simpatizantes de nuestra organización darán la talla para impedir que la multinacional australiana “se salga con la suya”.

Stop Uranio seguirá vigilante ante cualquier movimiento de la empresa Berkeley que pretenda conseguir su objetivo de explotar uranio en Salamanca. Los recursos judiciales planteados siguen su curso, pero la movilización ciudadana se puede hacer necesaria en cualquier momento. Estamos seguros que socios y simpatizantes de nuestra organización darán la talla para impedir que la multinacional australiana se salga con la suya.

Relacionadas

Colonialismo
Fragmentos de Frantz Fanon (I)

Lo que sigue a continuación es una selección de fragmentos de Frantz Fanon de su obra culmen Los condenados de la tierra. La obra fue editada en castellano por el Fondo de Cultura Económica de México por primera vez en el año 1962, una año después de su muerte. Frantz Fanon fue un pensador, psiquiatra y militante socialista caribeño, nacido en la isla de Martinica, bajo administración colonial francesa. Frantz Fanon viajó intensamente, fue un escritor prolífico y un pensador visionario. Trató de plasmar su visión sobre los procesos de descolonización, las luchas de liberación y los nacionalismos africanos en la obra que escribiría ya enfermo de cáncer a finales de los años cincuenta, Los condenados de la tierra, es una obra escrita con la angustia que trata de reflejar todos los debates, discusiones políticas y reflexiones en torno a la cuestión de la descolonización y los procesos políticos emancipadores en África pero en una mirada anti-colonial global en perspectiva con America Latina y Asia.

Medio rural
Las administraciones obvian sus competencias en caminos públicos
Los consistorios y las Comunidades Autónomas tienen competencias para recuperar los caminos públicos que articulan ciudades y pueblos, como reclaman los agentes sociales
Activismo
‘Retrincos’: Luz Fandiño
Retrincos é un formato audiovisual de O Salto Galiza en colaboración con Nós Televisión.
13 Comentarios
#43092 16:35 13/11/2019

¿Y qué pasa con ese balneario que se está forrando dejando que la gente se bañe en AGUAS RADIOACTIVAS? Dinero por cáncer.

Responder
4
1
#42792 22:28 10/11/2019

Stop Uranio: historia de una hipocresía. Queremos Estado de Bienestar sin minería, sin agricultura "industrial", sin ganadería "intensiva", sin fábricas, sin autovías ni AVEs (que luego usamos asiduamente) y con un entorno rural que vuelva a etapas prerromanas mientras seguimos viviendo cómodamente en nuestras ciudades.

Responder
10
1
#43091 16:35 13/11/2019

Stop ecologistas de ciudá que vienen al campo a decirnos como terminar de desaparecer.

Responder
4
2
Demagogio 22:52 12/11/2019

Stop Uranio: Historia de una HUCHA. ¿Cuánto sacáis entre colectas, loterías de Navidad y merchandising? No quiero pensar que alguien por detrás suelte la mosca, porque habría que preguntar quién y por qué. Y la respuesta puede meterte en un lío.

Responder
7
1
ARRIMANDOELHOMBRO 23:37 7/11/2019

¿Por qué no ponéis el mismo empeño en traer inversiones y trabajo a la zona en vez de evitar que vengan? ¿Para cuándo plataformas tan activas para traer inversiones y trabajo?

Responder
12
2
AGROEMIGRANTE 23:36 7/11/2019

Y después de que en 2013 con la "marcha senderista por los caminos de Retortillo para poner en valor la riqueza patrimonial y paisajística de nuestra tierra", ¿cuánto valor se ha recaudado de esa riqueza patrimonial y paisajística? ¿Cuántos puestos de trabajo? ¿Habíais visitado asiduamente dicha ruta senderista antes del proyecto minero? ¿Volveréis alguna vez de vuelta a vistarnos si la mina fracasa definitivamente? Mi pueblo es precioso, lo tengo en fotos en un calendario de la cocina en la ciudad a 400 Km a la que he tenido que emigrar. Vosotros, cómodamente en vuestras ciudades, venís a hipotecar el futuro rural por si algún día, el año que viene o el siguiente, os apetece daros una vuelta con la bici de montaña.

Responder
13
0
#42528 16:22 5/11/2019

Estoy totalmente a favor del progreso y las prosperidad económica, sobre todo para zonas rurales despobladas. Si se hace de forma segura de acuerdo con la legislación vigente, no habrá ningún problema.

Responder
15
3
Minerín 19:13 9/11/2019

Pues no se preocupe. Si NO SIGUE LA EXAHUSTIVA NORMATIVA EUROPEA Y ESPAÑOLA, la Administración no la aprobará y no habrá mina. ¿A qué es fantástico el Estado Español con las 122 leyes que aplican a toda explotación minera? Los simples ciudadanos nos atrevemos a cambiar el aceite del coche y tirarlo al suelo ni a abandonar escombro ni la lavadora vieja en una cuneta y van atreverse los técnicos y responsables de la mina a hacer un desaguisado. Con toda la tupida red de SEPRONAS, guardarríos, agentes forestales, agentes ambientales, agentes rurales, etc. que patrullan nuestros campos.

Responder
8
1
#42490 24:13 4/11/2019

Yo estoy a favor. Crea 550 puestos de trabajos directos y 1000 indirectos. Si no hay indicios de daños medioambientales y la empresa gestiona los residuos de manera limpia y legal lo veo positivo para la región. Una oportunidad genial para ayudar las zonas despobladas.

Responder
16
5
#43090 16:34 13/11/2019

Yo también.

Responder
6
1
EMIGRANTE 23:37 7/11/2019

¡NO A LA DESPOBLACIÓN!
¡SÍ A LA MINA!
¡SÍ A LA VIDA!

Responder
11
1
#42485 21:39 4/11/2019

Hombre, Joserra, sí que hubo algún político local que no se rindió a los cantos de sirena. Tal vez has querido decir "autoridades locales".

Responder
0
0
#42693 23:38 7/11/2019

Todo político electo que no prevarique, "está comprado" por la empresa. La legislación es la que es y hoy por hoy permite hacer minas.

Responder
10
1

Destacadas

Crisis climática
España rompe el termómetro: la década más cálida

La temperatura media de la última década ha sido de 15,7ºC, la mayor desde que existen mediciones y 1,7ºC más que la de la década de los años 70. Desde el Observatorio de Sostenibilidad instan al nuevo Gobierno a situar la adaptabilidad a la emergencia climática entre una de las prioridades.

Marruecos
‘Hirak’ rifeño: una revuelta descabezada pero no derrotada

A pesar de la represión, el movimiento de protesta que sacudió al Rif en el otoño de 2016 sigue vivo y aguardando otra oportunidad.

Memoria histórica
Comienzan los trabajos de exhumación en la fosa común de Pico Reja en Sevilla

Familiares de las víctimas, activistas por la memoria y representantes institucionales se dan cita en el acto simbólico que da inicio a los trabajos de exhumación en el cementerio sevillano de San Fernando.

Industria armamentística
El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

Los sistemas de armas autónomas nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos.

Humor
¿Boicot a dónde?

Trigésimo segunda entrega de las viñetas de Mauro Entrialgo para El Salto.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Francia
Youtubers recaudan 140.000 euros para la caja de resistencia de la huelga contra Macron

El colectivo Le Stream Reconductible recoge desde principios de diciembre, a través de una plataforma de retransmisión de vídeo, fondos para los trabajadores franceses en huelga contra la reforma de las pensiones.

Memoria histórica
Piden la dimisión del alcalde de Madrid por destruir el Memorial del Cementerio del Este

Las organizaciones memorialistas acusan Martínez-Almeida de mostrar “un desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.

Senegal
Buscar agua bajo la tierra

Beber, alimentar al ganado, llenar los coloridos barreños chinos del agua suficiente para que pueda continuar la vida. Todo depende de un pozo.

Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.