Energía nuclear
Stop Uranio: historia de una lucha

El proyecto de la minera australiana Berkeley de abrir una mina de uranio en el Campo Charro, Salamanca, ha despertado un movimiento de protesta en la última década que ha incluido manifestaciones a nivel local, autonómico y nacional, marchas, asambleas informativas y demás acciones reivindicativas. Un miembro de Stop Uranio, una de las organizaciones surgidas en este contexto, aborda su historia, sus objetivos y los medios que han seguido para lograrlos en una batalla que aún no ha terminado.

Mina uranio Salamanca 5
Se calcula que unas 2.500 encinas ya han sido cortadas, pero según el proyecto de Berkeley, se prevé que desaparezcan 30.000 arboles en la zona. Sergi Rugrand
Stop Uranio
4 nov 2019 06:38

La Plataforma Stop Uranio se creó en septiembre de 2013 para luchar contra los proyectos de minería de uranio en el Campo Charro de Salamanca. Previamente hubo un proceso de concienciación de los habitantes de esa comarca con la celebración de asambleas informativas en localidades como Boada o Villavieja de Yeltes, que culminó con la legalización de la plataforma mediante la inscripción en el registro de asociaciones de la Junta de Castilla y León.

No fue fácil alumbrar Stop Uranio. En los primeros años de este decenio éramos pocos los que nos oponíamos a los intereses de Berkeley Minera, ya que muchas personas veían en el desarrollo de la minería de uranio una oportunidad de trabajo. Los políticos locales o autonómicos también se rindieron a los cantos de sirena de la multinacional australiana, por lo que la labor que realizaron las personas que fundaron el colectivo fue encomiable.

Los políticos locales o autonómicos también se rindieron a los cantos de sirena de la multinacional australiana, por lo que la labor que realizaron las personas que fundaron el colectivo fue encomiable.

A raíz de la legalización se empezaron a realizar modestas convocatorias de movilización y sensibilización de nuestros vecinos y así en las navidades de 2013 se organizó una marcha senderista por los caminos de Retortillo para poner en valor la riqueza patrimonial y paisajística de nuestra tierra. En mi opinión es fundamental que las asociaciones tengan personalidad jurídica para poder contar con respaldo legal en sus actuaciones, así se pueden comunicar las concentraciones o manifestaciones a realizar, podemos disponer de una cuenta corriente a nombre de la asociación donde los socios ingresen sus cuotas o acudir a los tribunales contra las resoluciones que nos perjudiquen. Esto solo es posible si se dispone del CIF correspondiente.

Nuestra andadura siguió posteriormente con la instalación de mesas informativas para recogida de firmas contra los proyectos de la multinacional australiana, llegando a la capital salmantina en la primavera de 2014.

El siguiente hito en nuestro camino fue realizar una concentración de protesta en La Fuente de San Esteban en agosto de 2015. Este año hemos realizado la quinta convocatoria de este acto reivindicativo que fue secundada por cientos de personas que no se han cansado de gritar en contra de la reapertura de la minería de uranio en Salamanca.

A partir del año 2015 intensificamos la lucha contra los proyectos radiactivos de Berkeley, tanto desde el punto de vista de la movilización ciudadana como de las reclamaciones legales en defensa de nuestros intereses.

Berkeley también se movió para conseguir sus objetivos y así empezó en el verano de 2016 a realizar el desvío de una carretera que iba a ser enterrada por la construcción de la mina de Retortillo. Para realizar estas obras la empresa minera no contaba con los permisos oportunos por lo que el ayuntamiento de Retortillo se vio obligado a abrir un expediente sancionador que no fue concluido argumentando falta de medios para llevarlo a cabo.

A partir del año 2015 intensificamos la lucha contra los proyectos radiactivos de Berkeley, tanto desde el punto de vista de la movilización ciudadana como de las reclamaciones legales en defensa de nuestros intereses.

Como respuesta a las actuaciones de “facto” de la empresa minera, nosotros convocamos una concentración en octubre de 2016 frente a las instalaciones de Berkeley. La lucha contra la minería de uranio nos exige un mayor esfuerzo, pero socios y simpatizantes de Stop Uranio somos capaces de mantener el pulso contra la multinacional australiana.

Aunque algunos de nosotros participamos en la manifestación de junio de 2016 en Cáceres fue en la de 2017 en Madrid cuando más visible se hizo nuestro compromiso con el Movimiento Ibérico Antinuclear. Nosotros entendemos que si acabamos con la energía nuclear en nuestro país no hará falta abrir minas de uranio, por eso participamos en este foro de encuentro de los grupos antinucleares de la Península Ibérica.

En 2018 se realizaron dos manifestaciones multitudinarias en la ciudad de Salamanca para luchar contra la energía nuclear y otra en Vitigudino organizada por el sector agroganadero que se ve perjudicado por el desarrollo de la minería de uranio. En febrero conseguimos reunir a más de 5.000 personas que protestaron contra los proyectos radiactivos de Berkeley, mientras que en junio realizamos la convocatoria anual del MIA a nivel del estado español. En este tiempo nuestra plataforma se integró en una coordinadora provincial (Coordinadora no a la mina de uranio, por un mundo rural vivo) con grupos como Ecologistas en Acción, Comité antinuclear, Vamos o Asdecoba para impulsar la movilización ciudadana contra Berkeley Minera. Gracias a ello nos hemos hecho más visibles para la sociedad salmantina.

En el momento actual estamos pendientes de las resoluciones administrativas o judiciales que puedan permitir o impedir que Berkeley Minera abra la mina y planta de Retortillo. La reciente sentencia de la Audiencia Nacional desestimando el recurso de Ecologistas en Acción y EQUO contra la Autorización previa de la planta de tratamiento le ha dado nuevas alas a la empresa minera, pero esa sentencia será recurrida y no supone ningún riesgo para la apertura inminente de la mina, ya que únicamente precede a la autorización de construcción de esa planta que está pendiente de resolución.

Además de los permisos pendientes, otro factor decisivo para que pueda funcionar este negocio es la rentabilidad del mismo, cuestión de la que siempre se ha dudado y que hoy en día sigue sin aclararse, máxime cuando el precio del uranio no es capaz de remontar el largo periodo bajista en el que se halla inmerso.

Estamos seguros que socios y simpatizantes de nuestra organización darán la talla para impedir que la multinacional australiana “se salga con la suya”.

Stop Uranio seguirá vigilante ante cualquier movimiento de la empresa Berkeley que pretenda conseguir su objetivo de explotar uranio en Salamanca. Los recursos judiciales planteados siguen su curso, pero la movilización ciudadana se puede hacer necesaria en cualquier momento. Estamos seguros que socios y simpatizantes de nuestra organización darán la talla para impedir que la multinacional australiana se salga con la suya.

Relacionadas

Activismo
Retrincos: Xácia Ceive
Viaxamos ata a Ribeira Sacra para pasar unha mañá coa protagonista deste Retrincos, a creadora do proxecto Sete Outeiros e activista feminista Xácia Ceive.
14 Comentarios
santizgzrio 15:01 18/2/2020

Hola,

Dejemos a un lado que es una mina de uranio a cielo abierto y, por tanto, dejamos de lado las consideraciones medioambientales y/o de posibles peligros radiológicos.

Estudiemos el proyecto exclusivamente desde el punto de vista económico y veamos que conclusiones se pueden sacar.

Dejemos de lado los anuncios publicitarios y centrémonos en las cifras “oficiales” que Berkeley debió presentar en su día.

Para eso tenemos un documento fundamental, que es el Informe de la Comisión Europea sobre el proyecto.

Veamos esas cifras resumidas:

La inversión total, incluyendo puesta en marcha, primeros meses, costes de rehabilitación, etc., asciende a unos 202 millones de USD.

El coste de extracción, calculado por la propia compañía y que la Comisión Europea califica como “por debajo del coste medio de las minas de uranio en el mundo”, es de 28,8 USD/lb.

La Comisión calcula que pare ser rentable el precio al que debe vender la mina es 56,4 USD/lb.

Berkeley les informa que calcula una producción anual de 1,24 millones de lb y que la explotación durara 10 años.

El precio del uranio, a día de hoy, es de 24,5 USD/lb. Los futuros a largo plazo no suben de 31.5 USD/lb.

Hay una conexión directa, innegable, entre los personajes implicados en el escandalo Uramin en Francia y los primeros años de Berkeley.

Las acciones de Berkeley Energía han sufrido un carrusel de subidas espectaculares, al calor de noticias que se han demostrado no veraces, y bajadas también espectaculares tras el pinchazo de esos globos.

En bolsa, este tipo de acciones “montaña rusa” son el territorio preferido para especuladores y más si tienen “información privilegiada” o controlan la información que se da y que provoca esos continuos bandazos.

Bien, ahora mi opinión. El proyecto no se sostiene económicamente, aún aceptando el más que dudoso calculo del coste de extracción (por cierto ENUSA, la empresa estatal que abandonó la explotación de esa mina, lo hizo por que no era rentable y no se planteó en ningún momento volverla a abrir ella. Es interesante informarse de como “rompió” ENUSA con ellos y el desmantelamiento de las instalaciones que, en fin, parecían esenciales para que la mina tuviera una pequeña posibilidad de viabilidad), no solo por el precio actual y previsiblemente futuro del uranio, sino por unos simples cálculos.

Si la inversión es de 202 millones y la explotación se prevé durante 10 años, hay que aplicar unos costes de 20,2 millones de USD de amortización al año.

Eso dividido por la producción estimada anual, 1,24 millones de lb, sale 16,29 USD/lb.

Según ellos van a contratar directamente a 550 personas. Considerando que los sueldos de la zona sean bajos, ni entro en el convenio colectivo, pero que se compensan con el sobrecoste de la fuerza laboral minera y tomando una cantidad infravalorada (ni la media de industrias extractivas, ni ninguna otra mayor) sino simplemente la media de coste laboral en Castilla y León (INE. Encuesta anual de Coste Laboral), nos sale un coste laboral total anual de 28.199,31 x 550 = 15.509.620 €. Que tiene una incidencia en el coste por lb de 12,51€ o 13,76 USD.

Sumando las dos cifras nos da 30,05 USD/lb y aún nos quedaría añadir los otros costes de explotación (energía, servicios exteriores, mantenimiento, combustible, teléfono, etc., etc.).

Todo esto es secundario (en realidad tanto da que saldrían 26 o 42 USD/lb. Da igual que usemos los 250 millones de € que dice la Empresa que va a invertir o los 41.000€ de coste laboral de las industrias extractivas), ya que como el mercado está muy lejos de los “ansiados”, aunque en mi opinión, insuficientes, 56,4 USD/lb no hay manera humana que ese proyecto sea rentable económicamente.

Entonces ¿Cuál es la razón de que siga Berkeley con el tema? Yo tengo una opinión, dados los antecedentes y las cifras, se trata de una mera maniobra especulativa para rentabilizar las continuas bajadas y alzas en bolsa. Se pueden ganar con ambas, combinándolas.

Por ejemplo, unos “inversores” tienen 100.000.000 de acciones con un valor de 3€, una “sorprendente noticia” hace que esas acciones suban de golpe a 5€ y esos “avispados inversores” las van vendiendo, procurando no saturar el mercado y sacan una rentabilidad de 1,5€ por acción. De pronto, “la sorprendente noticia” se desinfla y desmiente, las acciones caen en picado hasta 1€, los “avispados y enterados inversores” recompran, poco a poco, para no hacer subir mucho la acción, de nuevo el 100.000.000 de acciones. Al poco tiempo, otra “noticia sensacional” vuelve a disparar las acciones y…y…vuelta a empezar.

Actualmente Berkeley tiene 258.334.000 acciones en cotización.

En fin, resumiendo, entiendo, ya que provengo de una zona “rural”, aunque con muchos menos problemas de despoblación que Retortillo, la esperanza que proyectos así provoca en grandes sectores de la población. Pero al igual que otros proyectos (tipo Gran Scala, etc.), mucho me temo que solo se trate de un negocio “financiero” y no empresarial.

Mi consejo, si vale de algo, es que los habitantes de esa zona aprovechen al máximo el gasto que haga Berkeley mientras se le sostenga el tinglado y eso que se llevaran por delante (algunos puestos de trabajo, subvenciones a grupos o actividades deportivas, piscinas o polideportivos), serán el chocolate del loro para esos “aguerridos empresarios” pero, al menos, la zona algo sacara (dame pan y dime tonto).

Ya no se si el proyecto en cuestión puede haber ahuyentado otras inversiones mas reales, lo dudo (y si lo han sido, supongo que serían de poca entidad), pero, por favor, que la gente no se deje engañar. Eso es lo que es, es lo que parece si se pone uno a investigar un poco y no es lo que la empresa os quiere vender.

Un saludo,

Sanan

Responder
0
0
#43092 16:35 13/11/2019

¿Y qué pasa con ese balneario que se está forrando dejando que la gente se bañe en AGUAS RADIOACTIVAS? Dinero por cáncer.

Responder
5
3
#42792 22:28 10/11/2019

Stop Uranio: historia de una hipocresía. Queremos Estado de Bienestar sin minería, sin agricultura "industrial", sin ganadería "intensiva", sin fábricas, sin autovías ni AVEs (que luego usamos asiduamente) y con un entorno rural que vuelva a etapas prerromanas mientras seguimos viviendo cómodamente en nuestras ciudades.

Responder
11
3
#43091 16:35 13/11/2019

Stop ecologistas de ciudá que vienen al campo a decirnos como terminar de desaparecer.

Responder
5
4
Demagogio 22:52 12/11/2019

Stop Uranio: Historia de una HUCHA. ¿Cuánto sacáis entre colectas, loterías de Navidad y merchandising? No quiero pensar que alguien por detrás suelte la mosca, porque habría que preguntar quién y por qué. Y la respuesta puede meterte en un lío.

Responder
8
3
ARRIMANDOELHOMBRO 23:37 7/11/2019

¿Por qué no ponéis el mismo empeño en traer inversiones y trabajo a la zona en vez de evitar que vengan? ¿Para cuándo plataformas tan activas para traer inversiones y trabajo?

Responder
13
4
AGROEMIGRANTE 23:36 7/11/2019

Y después de que en 2013 con la "marcha senderista por los caminos de Retortillo para poner en valor la riqueza patrimonial y paisajística de nuestra tierra", ¿cuánto valor se ha recaudado de esa riqueza patrimonial y paisajística? ¿Cuántos puestos de trabajo? ¿Habíais visitado asiduamente dicha ruta senderista antes del proyecto minero? ¿Volveréis alguna vez de vuelta a vistarnos si la mina fracasa definitivamente? Mi pueblo es precioso, lo tengo en fotos en un calendario de la cocina en la ciudad a 400 Km a la que he tenido que emigrar. Vosotros, cómodamente en vuestras ciudades, venís a hipotecar el futuro rural por si algún día, el año que viene o el siguiente, os apetece daros una vuelta con la bici de montaña.

Responder
14
0
#42528 16:22 5/11/2019

Estoy totalmente a favor del progreso y las prosperidad económica, sobre todo para zonas rurales despobladas. Si se hace de forma segura de acuerdo con la legislación vigente, no habrá ningún problema.

Responder
16
3
Minerín 19:13 9/11/2019

Pues no se preocupe. Si NO SIGUE LA EXAHUSTIVA NORMATIVA EUROPEA Y ESPAÑOLA, la Administración no la aprobará y no habrá mina. ¿A qué es fantástico el Estado Español con las 122 leyes que aplican a toda explotación minera? Los simples ciudadanos nos atrevemos a cambiar el aceite del coche y tirarlo al suelo ni a abandonar escombro ni la lavadora vieja en una cuneta y van atreverse los técnicos y responsables de la mina a hacer un desaguisado. Con toda la tupida red de SEPRONAS, guardarríos, agentes forestales, agentes ambientales, agentes rurales, etc. que patrullan nuestros campos.

Responder
9
1
#42490 24:13 4/11/2019

Yo estoy a favor. Crea 550 puestos de trabajos directos y 1000 indirectos. Si no hay indicios de daños medioambientales y la empresa gestiona los residuos de manera limpia y legal lo veo positivo para la región. Una oportunidad genial para ayudar las zonas despobladas.

Responder
17
7
#43090 16:34 13/11/2019

Yo también.

Responder
6
2
EMIGRANTE 23:37 7/11/2019

¡NO A LA DESPOBLACIÓN!
¡SÍ A LA MINA!
¡SÍ A LA VIDA!

Responder
12
2
#42485 21:39 4/11/2019

Hombre, Joserra, sí que hubo algún político local que no se rindió a los cantos de sirena. Tal vez has querido decir "autoridades locales".

Responder
0
0
#42693 23:38 7/11/2019

Todo político electo que no prevarique, "está comprado" por la empresa. La legislación es la que es y hoy por hoy permite hacer minas.

Responder
10
1

Destacadas

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Venezuela
El desprestigio de Guaidó da un balón de oxígeno a Maduro

En esta tercera y última parte de la investigación sobre el contrato firmado por Juan Guaidó con los mercenarios estadounidenses, el autor analiza las consecuencias políticas de esta revelación y las nuevas amenazas de EE UU.

Últimas

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.