Energía nuclear
El movimiento antinuclear se internacionaliza ante la amenaza nuclear

Con motivo del campamento antinuclear intenacional celebrado en Narbona, Francia, este mes de agosto, reflexionamos sobre la necesidad de un movimiento cohesionado, ecofeminista y con apoyo internacional. Repasamos asimismo los deberes para las y los antinucleares peninsulares de cara al próximo curso, que puede traer el cierre de Retortillo, Almaraz, Villar de Cañas y de la ampliación de El Cabril, además de que tendrá su corolario con el Foro Social Mundial Antinuclear en Madrid, en junio de 2019. 

Activistas antinucleares en Narbona, agosto de 2018.
Activistas antinucleares en Narbona, agosto de 2018. Yolanda Picazo
Sortir du nucléaire, Universidad de Murcia, Red Ecofeminista

publicado
2018-09-03 08:00

Desde el pasado lunes 6 al domingo 12 de agosto, en L'Olivette Langel, commune d'Armissan, Narbona (Francia), ha tenido lugar el II Campamento Internacional Antinuclear de Verano. Allí se encuentra situada la planta de Malvesi de la empresa Areva, ahora rebautizada Orano. En este lugar se procesa Yellowcake (concentrados de uranio en bruto) proveniente de diferentes países del mundo para transformarlos en tetrafluoro de uranio. Entonces se transporta hacia otras plantas con el fin de enriquecerlo como “combustible”, antes de utilizarlo en las diferentes centrales nucleares europeas. 

Por ello, grupos antinucleares, ecologistas, expertos en justicia ecológica, periodistas, activistas, artistas de 17 países como: Francia, Alemania, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Japón, India, Rusia, USA, Turquía, América Latina, España, así como miembros de Bure, de la sociedad civil francesa y de otras partes del mundo, hemos participando de manera activa en el campamento; compartiendo experiencias, mapeando conflictos, planificando acciones e informando sobre las diferentes situaciones con las que se encuentran el movimientos antinuclear y las batallas a las que se tiene que enfrentar en las diferentes partes del planeta. Una agenda intensa y cargada de debates, talleres multilingües, acciones, exposiciones, conciertos y acciones, que nos llenan de optimismo de cara al futuro.

Coincidiendo con el aniversario de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, los días 6 y 9 de agosto se realizó una acción en recuerdo a las víctimas, a través de una acción simbólica en la playa de Narbonne, donde soltamos globos en conmemoración de esta dolorosa fecha, que recogió como portada la prensa local.

Desde el pasado lunes 6 al domingo 12 de agosto, en L'Olivette Langel, commune d'Armissan, Narbona (Francia), ha tenido lugar el II Campamento Internacional Antinuclear de Verano

Se realizaron también otras acciones de carácter lúdico informativas, en los diferentes mercados de Narbonne, para apoyar a los grupos locales y compartir el conocimiento sobre los riesgos derivados del procesamiento de uranio y almacenamiento de desechos radioactivos.

La explotación de la energía nuclear representa un verdadero peligro, en manos de gobernantes irresponsables, es contaminante, costosa, antidemocrática y no representa una solución al cambio climático, pero sí un riesgo que no podemos permitirnos ni sostener hoy en día, cuando existen alternativas viables, maduras, inocuas, generadoras de empleo y de fuentes renovables.

Partiendo de esa base, no entendemos que existan gobiernos queriendo apostar y explotar la energía nuclear a pesar de conocer los daños que pueden causar a las personas y al medio ambiente. Por ello, es más necesario que nunca estar organizadas y mantener la presión en los diferentes países amenazados, manteniendo una postura internacional coordinada y firme, exigiendo su abandono.

Analizar cómo se mueven los intereses privados del lobby nuclear para violar los derechos humanos y comprar voluntades, insistiendo en el mantenimiento y la proliferación nuclear también ha sido uno de los temas abordados para definir el calendario de actuación a corto y medio plazo para conseguir el abandono de la energía nuclear.

Como novedad y gracias a la organización, por primera vez el ecofeminismo y las alternativas a la energía nuclear han estado en el centro de la agenda, poniendo de manifiesto la necesidad de incluir a las mujeres como co-protagonistas de la lucha antinuclear, así como en la construcción de la necesaria transición energética. Tal y como dejamos de manifiesto un pequeño grupo de mujeres activistas antinucleares del todo el mundo, en una acción protesta coincidiendo con el cierre del pasado Foro Social Mundial Antinuclear celebrado en Paris, en noviembre de 2017.

En el encuentro participaron un grupo de activistas venidos de Japón, entre quienes se encontraba Toshiya Morita, periodista independiente y sobreviviente de segunda generación de la bomba atómica, quien ofreció un taller sobre “El daño oculto de la bomba atómica y la situación nuclear actual en Japón”, y Michiko Yoshii, profesor de la Universidad de Okinawa, quien ofreció un taller sobre “Cómo logramos evitar la exportación de centrales nucleares desde Japón a Vietnam”.

Aprovechamos nuestra presencia en el campamento para invitar a las personas allí presentes al próximo Foro Social Mundial Antinuclear, que se celebrará el próximo 2019, en Madrid y para proponer que sea también España quien acoja el próximo campamento internacional antinuclear. Por encontrarnos en momento clave y con importantes hitos por conseguir. Entre ellos, cumplir con el calendario de cierre y abandono paulatino de la energía nuclear en nuestro país. El 2019 será un año decisivo y tenemos que asegurarnos de cerrar definitivamente Almaraz (Extremadura), paralizar la explotación de la mina de uranio de Retortillo (Salamanca), abandonar los proyectos construcción del cementerio nuclear de Villar de Cañas (Cuenca) y la ampliación de El Cabril (Córdoba). Con ese horizonte es necesario no bajar la guardia y poder contar con el apoyo internacional.

El 2019 será un año decisivo y tenemos que asegurarnos de cerrar definitivamente Almaraz (Extremadura), paralizar la explotación de la mina de uranio de Retortillo (Salamanca), abandonar los proyectos construcción del cementerio nuclear de Villar de Cañas (Cuenca) y la ampliación de El Cabril (Córdoba).

Finlandia y España han sido los países propuestos para la realización del que será el III Campamento Internacional Antinuclear, decisión que se tomará el próximo mes de septiembre de manera consensuada.

Este encuentro internacional desarrollado en el contexto nuclear inquietante, ante la amenaza de los métodos violentos de la industria y del lobby nuclear en todo el mundo, pero ha supuesto al mismo tiempo una veta de esperanza, que nutren gentes valientes venidas de todo el mundo que se oponen con firmeza a proyectos innecesarios e impuestos, que defienden con uñas y dientes sus territorios y, que al mismo tiempo, promueven una transición de la energía ecológica justa.

Estos cuatro días han sido una oportunidad para intercambiar conocimientos, estrategias, para seguir resistiendo frente a la opresión e intereses de unas pocas personas, en detrimento del resto y del medio ambiente, para coordinar la lucha contra los crímenes y contra los criminales nucleares escondidos detrás de este lobby.

Las armas nucleares suponen una enorme amenaza, no son controlables ni en el espacio ni en el tiempo, tampoco son comparables a ninguna otra arma de destrucción para la Tierra y todas las especies vivientes. La industria nuclear crea problemas que no sabe cómo resolver, problemas que heredará la Tierra y las generaciones futuras, esta cuestión entra dentro del ámbito de la justicia intergeneracional y los derechos de la naturaleza, y desde este nuevo paradigma de la justicia ecológica debe ser abordado para transitar pacíficamente a otras fuentes de energía que sean renovables y liberen a la humanidad de la imborrable huella ecológica de la industria nuclear.

Más info:
https://www.pressenza.com/es/2018/08/del-6-al-12-de-agosto-campamento-internacional-de-verano-para-protestar-contra-la-industria-nuclear-en-francia-y-en-el-mundo/

1 Comentario
#22430 12:43 4/9/2018

Gracias por mantener las raices del movimiento antinuclear.
Las centrales nucleares solo se justifican como garantes de la munición nuclear que amenaza nuestra subsistencia como especie.

Solo una pequeña crítica: En vez de soltar globos de plástico que luego contaminarían el mar o se tragarían peces o tortugas....mejor hacer letreros colectivos con personas para luego fotografiarlas desde alto.
Por ejemplo, uno que diga:
"Nuclear contra vida"

Responder
0
1

Destacadas

Brasil
La guerra contra los pobres: militarización y violencia estatal en Rio de Janeiro

En Rio de Janeiro, el Gobierno lanza una cruzada contra los excluidos bajo el pretexto de luchar contra la delincuencia y el narcotráfico.

Crisis climática
El negacionismo climático hace estragos en Alemania

El sector de la energía eólica atraviesa una grave crisis y, con él, los planes estatales para abandonar las energías no renovables.


Brasil
Mônica Francisco: “Bolsonaro es el resultado de la venganza de las élites”

Mônica Francisco es diputada del partido Socialismo y Libertad. Desde la militarización de las favelas a la guerra contra activistas defensores de los derechos humanos, esta antigua asesora de Marielle Franco radiografía el Brasil actual a casi un año de la victoria de Bolsonaro en las urnas. 

Memoria histórica
El último viaje de Ascensión

La historia de Ascensión Mendieta es el reflejo social de miles y miles de familias que llevan décadas reclamando justicia para unas víctimas ninguneadas por el Estado.

Crisis climática
Clamor global contra la crisis climática

De Australia a Alemania, manifestaciones multitudinarias abren la semana de protestas organizada por el movimiento global por el clima.

Últimas

Ecofeminismo
Feministas por el clima

Sabemos que el próximo 27 de septiembre, día de la Huelga Climática Mundial, queremos marchar juntas y con todas las que quieran en un bloque propio, teñido de verde y violeta, para denunciar que “el planeta no es vuestro y nuestros cuerpos tampoco”. Nace Feministas por el Clima.

Crisis climática
Mapa: comienza la Huelga Mundial por el Clima con más de 1.600 convocatorias

El movimiento global por el clima organiza una semana de lucha entre el 20 y el 27 de septiembre que en España se vivirá especialmente el día 27, día en que está convocada una huelga para exigir a gobiernos e instituciones que se pongan manos a la obra y declaren la emergencia climática.