Corrupción
Gallardón niega haber cobrado comisiones en su declaración por el caso Lezo

El expresidente de la Comunidad de Madrid ha asegurado hoy como investigado en la trama de corrupción en torno al Canal de Isabel II que la compra de la empresa colombiana Inassa fue regular y positiva para la región.

gallardón
El expresidente autonómico madrileño, exministro de Justicia y fundador del PP, Alberto Ruiz Gallardón.
7 jun 2018 14:18

El expresidente autonómico madrileño, Alberto Ruiz Gallardón, ha insistido hoy en la regularidad y en la conveniencia de la compra, por parte del Canal de Isabel II, de la empresa colombiana Inassa. Gallardón declaraba como investigado en la Audiencia Nacional por las acusaciones de prevaricación y malversación en la compra, por 73 millones de dólares de la empresa colombiana Inassa por parte del Canal de Isabel II, la empresa autonómica del agua.

Gallardón ha insistido en la línea que ya mantuvo en su comparecencia sobre este tema ante la Asamblea de Madrid: en su papel como presidente del consejo de gobierno se dio visto bueno a la operación, se limitó a seguir lo que recomendaban los informes de viabilidad de los técnicos del Canal, y ha incluso defendido a la salida de su declaración que la compra “se hizo con el mejor y más absoluto de los convencimientos de que era buena" para la empresa pública de aguas y, por tanto para la Comunidad de Madrid y para la población.

La Audiencia Nacional solicitó el 26 de abril la declaración de Gallardón como investigado a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, que considera que el proceso de compraventa estuvo plagado de irregularidades y sospecha del cobro de comisiones por parte de los intermediarios. En su declaración, que ha durado cerca de dos horas, el exdirigente del PP ha negado haber cobrado comisiones.

Según los informes manejados por Anticorrupción, el valor real de la empresa en el momento de su compra por el Canal era de aproximadamente la mitad del desembolsado inicialmente: unos 30 millones de euros. La compra no se hizo directamente, sino mediante la compra de una tercera empresa que controlaba el 75% de las acciones de Inassa. Esta empresa (Aguas de América) está radicada en Panamá, país clasificado como paraíso fiscal. Gallardón afirmó en la Asamblea de Madrid que desconocía que esta empresa estuviera domiciliada en Panamá.

La imputación del fundador del Partido Popular y exministro de Justicia fue conocida a la vez que la de Carlos Mayor Oreja, exconsejero madrileño de Justicia y expresidente del Canal, y el exconsejero de Presidencia Manuel Cobo, dentro de las pesquisas del denominado caso Lezo, que investiga el supuesto desvío de fondos y las adquisiciones fraudulentas cometidas por cargos de los Gobiernos regionales del PP madrileño en la empresa autonómica del agua. Tanto Oreja como Cobo —mano derecha de Gallardón tanto en su etapa en la Comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid— declararon el martes.

Menos atención mediática

Las dimisiones de Cifuentes y Rajoy han podido rebajar el perfil político de los casos de corrupción del PP investigados en la Audiencia Nacional. No obstante, desde la oposición de Podemos se señalan las responsabilidades del actual presidente de la Comunidad de Madrid (Ángel Garrido), al que acusan de haber desempeñado un papel clave en el cerrojazo orquestado por Cifuentes para que la asamblea de Madrid no accediera a documentos de la instrucción.

Son todavía diputados ‘populares’ cargos del momento de la compra con posibles responsabilidades en el caso Enrique Ossorio, exconsejero de economía y Hacienda, y el también alcalde de Alcorcón David Pérez, exmiembro del consejo de administración del Canal.

Además, las estrategias empresariales seguidas por el Canal de Isabel II durante los Gobiernos autonómicos de Gallardón, Aguirre y González siguen teniendo implicaciones. Según la oposición de Podemos y movimientos ciudadanos como la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II, el modelo societario seguido por el Canal en estos años no sólo iba dirigido a la privatización de la empresa —en suspenso desde la época de Aguirre— sino que facilitó la opacidad de operaciones como la de Inassa. 

Relacionadas

Corrupción
La otra cara del PNV
El Gobierno vasco cerró la legislatura con el derrumbe del vertedero de Zaldibar, que puso en entredicho su gestión de los residuos.
Corrupción
El Supremo investiga al rey emérito por la construcción del AVE a La Meca

“Dada la trascendencia institucional de la investigación”, indica el Tribunal Supremo, un equipo de cuatro fiscales proseguirá con las diligencias iniciadas en Anticorrupción por la construcción de los 450 km de AVE que une Medina con La Meca, en Arabia Saudí.

Corrupción
Las patrias en guerra de Pablo Iglesias y Pablo Casado

La auténtica gravedad del caso Villarejo y las cloacas del Estado es que este maniobró contra la ciudadanía en su conjunto para adulterar la competición electoral, fundamento primero de la democracia.

0 Comentarios

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenrife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.