Coronavirus
Adrián Vives: “Exigimos la liberación urgente de los migrantes del CIE de Valencia ante la alarma sanitaria”

Adrián Vives, portavoz de la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el fin de las deportaciones CIEs NO, explica en profundidad en qué consisten estos espacios y qué está pasando con los internos desde la declaración del estado de alarma.

adrian vives cies no valencia
Adrián Vives durante una de las concentraciones organizadas por CIEs No frente al centro de Zapadores, Valencia. Foto: Regina Tulmo
31 mar 2020 12:33

A pesar de las recomendaciones del Consejo de Europa de liberar a los internos de los más de 220 Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) debido al estado de alarma establecido por el covid19, el Ministerio de Interior español no está apresurándose demasiado. Hace ya más de dos semanas del anuncio y, con ello, de que el Defensor del Pueblo pidiera la libertad de estas personas, pero muchas siguen encerradas. El discurso oficial, aceptado socialmente, se remite a la reducción de los niveles de ocupación de los CIE, pero obvia que la libertad progresiva de algunos internos se debe a la superación de plazo de los 60 días y la imposibilidad de encerrar ahora a más migrantes.

La desesperación ha llevado a que los internos del CIE de València grabaran un vídeo de auxilio, explicando las paupérrimas condiciones en las que se encuentran. Adrián Vives, portavoz de la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el fin de las deportaciones CIEs NO, explica en profundidad (y telemáticamente) la situación.

Quizás hay personas que están empezando a conocer ahora cómo funcionan los CIE. Vuestro colectivo lleva años reclamando su cierre, ¿qué es la campaña CIEs NO?
Es un movimiento social formado por entidades que defienden los derechos de las personas migrantes, colectivos sociales y personas individuales que nos unimos con el objetivo principal de luchar por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones forzosas. Nos dividimos en dos comisiones: la externa, encargada de las cuestiones de comunicación, sensibilización e incidencia política; y la de acompañamiento, que visita a las personas que se encuentran encerradas en el CIE. Además, hay un grupo de trabajo común a las dos comisiones que se encarga de las denuncias y otras cuestiones jurídicas.

¿Cómo es un CIE?
Los CIE son cárceles racistas donde se priva de libertad, por un máximo de 60 días, a personas migrantes que se encuentran en situación de irregularidad administrativa para proceder a su deportación al país de origen o a un tercero. En España hay siete CIE y más de 220 repartidos por toda Europa. Con la externalización de fronteras se han abierto también centros de detención en países del norte de África financiados con fondos de la Unión Europea.

Con la externalización de fronteras se han abierto también centros de detención en países del norte de África financiados con fondos de la Unión Europea

Las condiciones de encierro son lamentables. Los internos denuncian generalmente el hacinamiento, la suciedad, la mala calidad de la comida, la asistencia sanitaria deficiente, la dificultad en la asistencia jurídica, la falta de intérpretes. A lo largo de los años ha habido denuncias por abusos y maltrato policiales. Todo esto se suma a la angustia que se vive al estar a la espera de una probable deportación, quizás a un país en el que ni siquiera has vivido o en el que ya no conoces a nadie; o quizás a un país del que escapaste porque tu vida corría peligro o porque no había posibilidad de sobrevivir.

A estas inhumanas condiciones de sufrimiento físico y psicológico se somete a personas que en ocasiones llevan años viviendo en España y tienen aquí su vida hecha, y también a personas que acaban de llegar a una playa después de pasar días a la deriva sin comida en el mar.

En los CIE se encierra legalmente a personas mayores de edad, tanto hombres como mujeres, y se prohíbe expresamente el encierro de menores. Sin embargo, la realidad es que son muchos los menores de edad que cada año son privados de libertad en los CIE y, cuando no se consigue demostrar su minoría de edad, son también finalmente deportados.

¿Por qué se encierra gente en un CIE si solo ha cometido una falta administrativa? 
Los países del norte global no han renunciado a sus prácticas históricas de colonialismo e imperialismo sobre los pueblos del sur. Estas formas de opresión y deshumanización se materializan en la actualidad, entre otras, en las políticas del sistema de control migratorio que reprimen y criminalizan a las personas migrantes. A nivel nacional, todas estas prácticas están amparadas en la Ley de Extranjería, pero existe también a nivel de la Unión Europea todo un conjunto de Directivas que legitiman estas prácticas y que son asumidas sin reticencias por los estados miembros. 

“Los países del norte global no han renunciado a sus prácticas históricas de colonialismo e imperialismo sobre los pueblos del sur.”

El racismo es inherente al capitalismo y a la forma de legislar de los Estados europeos. Es este racismo institucional el que legitima y perpetúa prácticas discriminatorias que recaen en la población migrante y racializada, tales como los vuelos de deportación forzosa, las redadas racistas o las devoluciones en caliente. La inmigración es tratada por los estados del norte global como una cuestión de política criminal junto con la trata de seres humanos, el tráfico de personas o el narcotráfico; y se legisla desde esa perspectiva.

“El racismo es inherente al capitalismo y a la forma de legislar de los Estados europeos.”

Al final lo que hace cualquier Ley de Extranjería es establecer un régimen de derechos y libertades diferente para personas que se encuentran en un mismo territorio en base a criterios como la nacionalidad o la residencia legal; criterios que, se vea o no a primera vista, son racistas. De ahí que la lucha concreta por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones sea también la lucha por la derogación de la Ley de Extranjería, ya que esta es el marco legal en el que los CIE y las deportaciones se desarrollan.

En el contexto actual de Emergencia Sanitaria, ¿qué medidas se han tomado en los CIEs?
En la mayoría de CIEs del Estado se ha habilitado una celda aislada para ser utilizada en caso de que algún interno presentara síntomas. Además, en el CIE de Valencia, el Juez de control ordenó que no hubiera más de 3 internos por celda (normalmente hay ocho) y que todos dispusieran de material de prevención frente al contagio: mascarillas, guantes y gel desinfectante. 

Estas medidas son totalmente insuficientes. No tiene sentido que pasen la noche encerrados por grupos de tres mientras durante el resto del día tienen contacto directo con el resto de los internos. Comparten las colas para que les sirvan la comida y el reducido espacio del comedor, comparten las duchas colectivas y el espacio del patio. Directamente, no es posible establecer medidas para evitar el contagio dadas las características de la propia infraestructura. 

Debido a esta situación, los internos decidieron juntarse en una misma celda para grabar un vídeo denunciando públicamente las condiciones en las que estaban. En él denuncian tener miedo a contagiarse de la enfermedad y estar asustados por lo que puedan estar viviendo fuera sus familias. Están pidiendo una cosa muy básica: que se les deje ir a sus casas a pasar el confinamiento con sus familias. Por tanto, exigimos la liberación urgente de los migrantes del CIE de Valencia ante la alarma sanitaria.

El  Consejo de Europa y el Defensor del Pueblo han recomendado la puesta en libertad de los internos del CIE. ¿Por qué se han liberado a los migrantes en los CIE’s de Barcelona y Tarifa, pero no en el de València? ¿Qué ha pasado en el resto de CIEs?
Creo que es más interesante reparar en lo que no ha pasado. No ha habido ninguna orden del Ministerio del Interior para poner en libertad a todas las personas encerradas en los CIE. Sí ha habido un compromiso de la Secretaría de Estado de Migraciones con el Defensor del Pueblo para que todas aquellas personas que quedaran en libertad pudieran acceder a un recurso por el que se garantizara el cumplimiento de las restricciones impuestas por el estado de alarma.

Esta falta de una instrucción concreta y unificada por parte del Ministerio del Interior ha permitido que cada CIE adoptara medidas diferentes que tienen que ver con diferentes aspectos: las decisiones de los jueces de control y las delegaciones de gobierno de los diferentes CIE y las diferentes comunidades autónomas respectivamente, las presiones de diferentes organizaciones y movimientos sociales, los diferentes contextos que se viven en cada CIE, etc. Eso ha permitido que algunos CIE hayan cerrado mientras otros siguen abiertos. No hay duda de que es una buena noticia para aquellas personas que estaban encerradas, pero es también una muestra de la arbitrariedad que envuelve a estos centros.

¿Cómo puede la ciudadanía solidarizarse con las y los internos y sus familias?
Contar a otras personas la existencia de estos centros, de las deportaciones y las realidades que viven las personas migrantes. Alertar y condenar las redadas racistas que se producen en los barrios.

“Una acción eficaz es realizar boicot a las empresas que se lucran con el sistema de fronteras, por ejemplo a las aerolíneas  Air Europa y Swiftair”

Una acción eficaz es realizar boicot a las empresas que se lucran con el sistema de fronteras, por ejemplo a las aerolíneas  Air Europa y Swiftair que ganan más de medio millón de euros al mes por realizar vuelos de deportación cuyo protocolo permite utilizar la violencia con los migrantes, o a la empresa Clínica Madrid, encargada de la pésima atención sanitaria en todos los CIE’s. 

También es importante apoyar a los colectivos de personas migrantes y racializadas que reivindican sus derechos, por ejemplo sumándose al llamado de auxilio por la liberación de sus compañeros dentro del CIE. Por último, la Campaña es un espacio abierto en el que se puede participar activamente en alguna de las comisiones o grupos de trabajo.

Relacionadas

Coronavirus
Ayuso podría ser investigada por el Supremo por la querella criminal sobre las residencias
Instrucción traslada la investigación sobre Ayuso y las negligencias ocurridas dentro de los geriátricos hasta el alto tribunal, por su condición de aforada.
Coronavirus
Sanidad acepta todas las peticiones de las comunidades para avanzar en la desescalada

A partir del próximo lunes ninguna comunidad autónoma estará ya en fase 1. Más de la mitad del territorio entrará entonces en la última fase de la desescalada, que permite a los presidentes autonómicos decidir sobre sus zonas y flexibilizar medidas.

Palestina
53 años tras la Naksa, el virus racista en Palestina e Israel
Tras la Nakba de 1948, la Naksa de 1967 supone una nueva tragedia de matanzas y usurpación inserta en la lógica sionista de maximalismo y voracidad territorial sin límites.
0 Comentarios

Destacadas

Crisis climática
Una hoja de ruta verde y justa para salir de la crisis

Las plataformas 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima convocan movilizaciones para este viernes 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, con el fin reivindicar una salida del parón económico actual que ponga la justicia social y climática en el centro.

Coronavirus
Sanidad acepta todas las peticiones de las comunidades para avanzar en la desescalada

A partir del próximo lunes ninguna comunidad autónoma estará ya en fase 1. Más de la mitad del territorio entrará entonces en la última fase de la desescalada, que permite a los presidentes autonómicos decidir sobre sus zonas y flexibilizar medidas.

Coronavirus
Ayuso podría ser investigada por el Supremo por la querella criminal sobre las residencias
Instrucción traslada la investigación sobre Ayuso y las negligencias ocurridas dentro de los geriátricos hasta el alto tribunal, por su condición de aforada.
Estados Unidos
Pablo Bustinduy: “Una segunda presidencia de Trump pertenece al orden de la amenaza civilizacional”

El exdiputado Pablo Bustinduy reside actualmente en Estados Unidos, donde ejerce como profesor. Bustinduy, que participó en la campaña de apoyo a Bernie Sanders en las primarias demócratas, analiza las consecuencias del estallido social derivado del asesinato de George Floyd y la gestión de la crisis del coronavirus.

Cine
La ficción audiovisual en la era del covid-19

La hecatombe provocada por el coronavirus ha removido las placas tectónicas del tejido cultural global. El cine no ha esquivado la tremenda sacudida. Ahora los principales interrogantes se ciernen sobre esta fase de reactivación de los rodajes con la que se pretende aliviar la atrofia muscular del sector. Hablamos con algunos cineastas de relevancia de nuestro territorio para que arrojen algo de luz al respecto de la ficción cinematográfica venidera y el difícil trance hacia el horizonte más inmediato.

Corrupción
Las patrias en guerra de Pablo Iglesias y Pablo Casado

La auténtica gravedad del caso Villarejo y las cloacas del Estado es que este maniobró contra la ciudadanía en su conjunto para adulterar la competición electoral, fundamento primero de la democracia.

Movimientos sociales
Movimientos en la pandemia: autogestionar la comida y la vida

El analista y periodista Raúl Zibechi relata el día a día de los proyectos de apoyo mutuo para garantizar el derecho a la alimentación en Montevideo (Uruguay) en una nueva entrega de la serie “Movimientos en la pandemia”.

Últimas

Medio ambiente
Andalucía, Madrid y Murcia reciben el premio Atila por su contribución a destruir el medio ambiente

Los premios que concede todos los años Ecologistas en Acción destacan la derogación de leyes de protección ambiental con la excusa del covid-19 y señalan la responsabilidad del Gobierno vasco en la catástrofe del vertedero de Zaldibar.

Casas de apuestas
PP, Cs y Vox rebajan impuestos a las casas de apuestas de Madrid

El acuerdo aprobado por las derechas, con la abstención de Más Madrid y PSOE, elimina también la medida que, con la intención de mantener el empleo, condicionaba la bajada del IBI y el IAE a que no realizaran despidos.

Violencia machista
Las víctimas de violencia machista en Elche se quedan sin atención psicológica

La atención a víctimas de violencia machista se ha declarado un servicio esencial durante el estado de alarma. Sin embargo, la atención pública psicológica a las mujeres que la tenían asignada en Elche cerró sin previo aviso y sigue sin fecha de reanudación.