Congreso de los Diputados
La derecha niega el voto a Sánchez: “¿Hasta cuándo va a jugar a este juego de trileros?”

Los partidos conservadores resisten las llamadas de Pedro Sánchez a su abstención. El candidato sigue sin aclarar cómo va a sumar los votos necesarios para ser investido.

Pedro Sánchez investidura 2
Pedro Sánchez durante la sesión de investidura del 22 de junio de 2019. Dani Gago

publicado
2019-07-22 18:30

Tarde de memes en el Congreso. Pablo Casado ha hablado del “elefante morado con lazo amarillo” en la habitación. Unos minutos después acusa de “vacío” a Pedro Sánchez —en honor a la etiqueta que popularizó La Página Definitiva—. Sánchez acusa a Albert Rivera de “reversible” como las chaquetas. Rivera habla de la “banda” de Sánchez. Rivera encadena memes y clichés. Memes: unidades mínimas de significado, lanzadas para el éxito rápido en redes sociales. Material fungible en un ping-pong del que solo queda una pregunta en el aire: “¿Hasta cuándo va a jugar a este juego de trileros?”.

Destellos de existencialismo en el Congreso. Los partidos conservadores han anunciado su negativa a la investidura de Sánchez, como estaba previsto. Pablo Casado, secretario general del Partido Popular, ha incorporado preguntas de alcance al debate: ¿quién es usted, señor Sánchez?, ¿quién es usted realmente?, ¿hasta cuándo va a jugar a este juego de trileros? Preguntas pertinentes de Casado ante la constatación de que Sánchez sigue sin aclarar cómo va a sumar los apoyos que le faltan pasadas las primeras vueltas del debate de investidura. Sánchez quería un abrazo del bipartidismo. La pretensión era inútil, pero muestra el vértigo del candidato: teme la tormenta mediática sobre un Gobierno formado con Unidas Podemos “nacionalistas, independentistas, separatistas y batasunos, con Bildu, con Otegi, con Puigdemont y con Torra”, como dice la canción de los llamados “constitucionalistas”. De ese vértigo surge la duda y el estéril llamamiento a la abstención de PP y Ciudadanos por parte de Sánchez.

El duelo del bipartidismo ha dado algo de vuelo a una sesión que había transcurrido en modo avión por la mañana. Casado se ha mantenido firme ante las llamadas de Sánchez a un retorno imposible al bipartidismo. Incrédulo ante el suspense con que el presidente en funciones está manejando la sesión de investidura. Mientras Albert Rivera ha acusado a Sánchez de estar llevando a cabo un “plan” para hacerse con el control de España “durante una década” o “a perpetuidad”, Casado se ha dejado llevar por la explicación más lógica: Sánchez está improvisando antes de plantear una oferta final a Unidas Podemos. “¿Hasta cuándo va a jugar a este juego de trileros?”, la pregunta ha quedado sin respuesta, pero las horas del reloj empiezan a volar.

Lo más magro del debate a tres entre PSOE, PP y Ciudadanos estaba en torno a Catalunya, elemento de ruptura del llamado “constitucionalismo”. La etiqueta se le tiene que atribuir a Ciudadanos, pero ha sido aceptada por Partido Popular y Ciudadanos, y sobre ella se discute en círculos desde el 1 de octubre. Por la mañana, Sánchez había dado un par de pinceladas sobre su modelo territorial.

La tarde se ha puesto plomiza. El argumentario no ha cambiado respecto a las elecciones, con lo cual estaba todo dicho. Casado y Rivera sospechan que habrá indultos; Sánchez no habla de indultos. “Viven del conflicto territorial”, se defiende Sánchez. Si se abstiene el PP, ha contestado Casado, estarían “dando patente de corso a alguien que tiene complicidad con los que quieren destruir España”.

Siempre en clave europea, el presidente en funciones ha hablado de compartir soberanías, “derribando fronteras para solucionar los problemas que tiene Catalunya”. El espíritu de las “eurorregiones” volvía diez años después de la solución de Patxi López al conflicto vasco. Ideas de otro tiempo, previas a la crisis y el Brexit, previas al discurso del referéndum del 1 de octubre de 2017 y del discurso del jefe del Estado dos días después. Esas “soberanías compartidas” dan poco para echarse a la boca a quienes creen en la construcción de una nueva propuesta de organización y relación entre territorios, combustible, sin embargo, para mantener vivos algunos incendios.

Relacionadas

Política
Agroturismo en el Congreso
Entre las frutas y verduras es posible vislumbrar una realidad más cercana de lo que podemos imaginar: el panorama político español.
Vox
El Congreso todavía no ha exigido a Espinosa de los Monteros su declaración de bienes

El resto de nuevos parlamentarios hicieron pública su declaración de bienes y rentas en mayo, pero tres meses después, Espinosa de los Monteros aún no ha presentado la suya.

Congreso de los Diputados
Política son nuestras vidas

Antes de que se retome el curso político, agradeceremos un previously on Congreso de los Diputados que en una serie de infartantes planos recuerde los mejores momentos de nuestros personajes favoritos, con algún contrapicado al villano principal de la temporada anterior.

1 Comentario
#37550 23:46 22/7/2019

Del 'Quousque tandem abutere, Catilina, patientiā nostrā?' muy socorrido en debates de investidura y del Estado de la nacion, llega Quousque tandem eludes cum hoc ludō aleatōrum?

Responder
0
0

Destacadas

Brasil
Las causas políticas detrás de los incendios en el Amazonas

Desde hace semanas, la región tropical más grande del planeta está en llamas. Entre enero y agosto, el número de incendios ha aumentado un 145% en comparación con el mismo período en 2018.

Palestina
Asentamientos israelíes, ciudad de vacaciones

El turismo en los asentamientos ilegales de Cisjordania promovido por el Gobierno israelí y empresas como Airbnb, Booking, TripAdvisor y Expedia perpetúa la expansión de las colonias y contribuye a normalizar la ocupación en Palestina.

Medios de comunicación
Vázquez Montalbán, periodista

Escribir deprisa, masticar despacio. El periodista Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939-Bangkok, 2003) sigue siendo una referencia en el periodismo popular y en el discurso de la izquierda política no dogmática y zumbona. Su obra periodística, que fue compilada en 2011 por la editorial debate, y la reciente reedición de su ‘Diccionario del Franquismo’ son el pretexto para recuperar fragmentos de reportajes y crónicas que marcaron su tiempo y nos permiten mirar al nuestro con mucha menos ira y algo de tino.

China
Xinjiang, China y los medios de comunicación occidentales

Tras la repercusión que tuvo hace unos días la entrevista a Carl Zha sobre las protestas en Hong Kong, El Salto publica una segunda parte sobre la China contemporánea, en esta ocasión sobre el conflicto en Xinjiang.

Enteógenos
La ayahuasca se abre camino en Occidente como cura de adicciones y depresión

Utilizada por comunidades indígenas amazónicas desde hace milenios, el potencial terapéutico de la ayahuasca comienza a abrirse camino en Occidente.

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo