Centros sociales
Desokupa, citada a declarar por coacciones en el intento de desalojo ilegal de La Yaya

La empresa de desalojos ilegales también ha sido querellada en Barcelona por provocar un aborto en un intento de desahucio.

Desokupa vs La Yaya
Varios vecinos acompañan a los jóvenes de La Yaya. En la puerta, los dos vigilantes contratados y Daniel Estévez, director de Desokupa. David F. Sabadell

publicado
2018-02-07 15:53

Daniel Estévez, director de la empresa de desalojos ilegales Desokupa, ha sido citado para declarar en los juzgados de Plaza de Castilla el próximo 3 de marzo por un posible delito de coacciones.

La querella parte del intento de desalojo del centro social La Yaya, abierto a finales de septiembre por un grupo de jóvenes del barrio de Moncloa-Aravaca en un local propiedad de una sociedad gestionada por Jorge Iglesias Domínguez-Macaya, sobrino de Julio Iglesias. Dos semanas después de la apertura, la propiedad contrató a Desokupa para que desalojaran el centro social.

La empresa de Daniel Estévez visitó el centro social el 11 de octubre, dando un ultimátum a los jóvenes para que lo abandonaran antes del siguiente día. Tras eso, contrataron a vigilantes privados para que custodiaran las entradas del inmueble y tapiaron sus ventanas. Desde la Yaya presentaron una querella por coacciones contra Desokupa y la propiedad del local, que fue admitida a trámite.

Tras dos semanas de duelo entre La Yaya y Desokupa, el 25 de octubre los vigilantes de seguridad privada decidieron abandonar el control de accesos al edificio, donde, a día de hoy, el centro social La Yaya mantiene sus actividades.

También denunciados por provocar un aborto

La de La Yaya no es la única querella a la que se enfrente la empresa de desalojos ilegales. Según publica hoy La Vanguardia, una pareja de El Raval, en Barcelona, ha presentado una querella contra Desokupa, empresa a la que acusan de haber provocado un aborto a la mujer, embarazada de tres semanas, cuando intentaron echarlos del piso en el que vivían.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona han llevado también ante Fiscalía cinco casos contra Desokupa, de los que se ha personado como acusación en dos de ellos.

Relacionadas

Centros sociales
La Ingobernable saca pecho ante la amenaza de desalojo

El centro social madrileño celebra su segundo aniversario con una velada de conciertos y actividades. La jornada ha incluido una manifestación para pedir su permanencia como infraestructura básica para el centro de la ciudad y los movimientos sociales de la región.

Centros sociales
Luz para el Eko: el centro social que quiere ser la isla ecológica de Carabanchel

El centro social ESLA Eko lanza una campaña de micromecenazgo para ser autosuficiente energéticamente mediante la instalación de paneles solares en su azotea.

0 Comentarios

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo