Censura
Las Asociaciones piden a la Junta “rectificar” el veto a Luis y Pedro Pastor

Con la decisión de “Los Fesser” de no subir al escenario, las entidades vecinales creen que es el momento de que la Junta Municipal del Distrito Moncloa Aravaca rectifique en su negativa a que los artistas Luis Pastor y Pedro Pastor Guerra participen de las Fiestas de Aravaca 2019.

Luis Pastor
Luis Pastor durante el acto por la memoria histórica en la exhumación de Timoteo Mendieta, en el cementerio de Guadalajara en 2016. Álvaro Minguito

publicado
2019-08-05 14:59

En un comunicado unitario, las Asociaciones vecinales y culturales del Distrito Moncloa Aravaca, piden al nuevo equipo de Gobierno que encabeza la concejala presidenta Loreto Sordo Ruiz, “la rectificación” en el veto de la censura a la actuación de los artistas Luis Pastor y Pedro Pastor Guerra en las Fiestas de Aravaca 2019, y “la consiguiente reincorporación a la programación” de ambos.

Las entidades firmantes han formado parte de las comisiones de fiestas que se organizan en el Distrito: San Antonio de la Florida, Dehesa de la Villa, y la de Aravaca, es decir que son representativas y han sido partícipes del trabajo desarrollado por el tejido social de los barrios.

Bajo el título de “Comunicado Unitario de las Asociaciones Vecinales y Culturales del Distrito Moncloa Aravaca ante la censura del Ayuntamiento a la programación de las fiestas de Aravaca”, además de la firma de entidades de Aravaca (Acrola, Asociación de Vecinos Osa Mayor y Peña Aravaqueña) lleva la firma de entidades de Manzanares-Casa de Campo (Asociación de Vecinos Manzanares-Casa de Campo) y de Valdezarza (Asociación de Vecinos Barrio Unido Valdezarza, Asociación de Vecinos Poetas-Dehesa de la Villa, Asociación de Vecinos San Nicolás-Dehesa de la Villa) y de la Mesa de Cultura del Foro Local.

“En el año 2016, el pleno de la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca aprobó constituir Comisiones de fiestas en tres barrios del distrito. Durante ese tiempo asociaciones de cada barrio han estado trabajando en colaboración con la Junta Municipal haciendo propuestas y finalmente cerrando de manera participada el programa. Así ha sido a partir de 2016 en Aravaca, Manzanares-Casa de Campo y Valdezarza”, relatan.

Al respecto, manifiestan que “las reuniones de la comisión de fiestas de Aravaca se han desarrollado en un clima ejemplar” ya que “todos los partidos políticos y asociaciones ciudadanas que asistieron han trabajado codo con codo con el objeto de mejorar las fiestas del barrio. Todos los acuerdos se han adoptado por consenso, sin controversia alguna”, afirman.

Además de expresar su solidaridad con los artistas censurados y ponerse del lado de “la libertad de expresión, lamentan la decisión unilateral del Ayuntamiento

Sobre las actuaciones que se han censurado, recuerdan que “se propusieron en la reunión de la Comisión de Fiestas de Aravaca del 21 de noviembre de 2018, la segunda, pareciéndonos a todos los participantes adecuado para el perfil que estábamos buscando para la jornada de cierre de las fiestas del domingo 8 de septiembre”. Y remarcan que en las siguientes reuniones que se mantuvieron no se volvió “a replantear el asunto, ratificándose sus actuaciones en las continuas revisiones que hacíamos de la programación”.

Por último, además de expresar su solidaridad con los artistas censurados y ponerse del lado de “la libertad de expresión, lamentan la decisión unilateral del Ayuntamiento “sin convocar a la Comisión de Fiestas, ni avisar a las asociaciones integrantes”.

“Nos parece indignante que el Ayuntamiento cancele a un mes vista un concierto programado hace meses atrás en unas fechas especialmente concurridas para los trabajadores culturales sin dar ningún tipo de explicación a los perjudicados”, concluyen. La decisión de “Los Fesser” ha dejado de nuevo la programación de las últimas dos horas de conciertos de las Fiestas de Aravaca vacía, y el deseo de las asociaciones es que la Junta rectifique.

“Las Fiestas son de los vecinos”, decía el PP 

El pleno de la Junta al que refieren las Asociaciones tuvo lugar el 12 de enero de 2016, y contó, entre otros, con la presencia de quien sería designado como nuevo asesor de la nueva concejala y hasta ahora portavoz del grupo Popular en el Distrito, Víctor Pampliega Pedreira, y con quien era su portavoz adjunta y estuvo presente en la reunión de la Comisión de Fiestas donde las asociaciones vecinales propusieron la actuación de Luis Pastor y Pedro Pastor Guerra, Cristina García Laygorri. También, participó de aquel pleno el por entonces portavoz Jesús Carro Estradé, a quien según fuentes consultadas, se lo ha visto muy cerca de la actual concejala en su primer mes de gestión.

En el turno de proposición de las Asociaciones, el representante de la Asociación de Vecinos Poetas-Dehesa de la Villa, Ángel Cuéllas Larrañaga, solicitó “la suspensión temporal, al menos por 30 años” de las fiestas de Dehesa de la Villa.

“Primero porque no nos representan en absoluto. Después, fue una imposición, el capricho de un Concejal que se le ocurrió juntar a todos y hacernos esas fiestas que no tenían ningún sentido”, denunció el dirigente barrial y agregó que no las sentían como propias “porque fueron una imposición y cuando los vecinos no piden una cosa pues no puedes aceptarla porque no tiene sentido”.

Ante esta propuesta desde el grupo de vocales vecinos de Ahora Madrid, se propuso no suspenderlas, sino reconvertirlas. “Estamos a favor de las fiestas en los barrios, estamos a favor de que la gente participe, las asociaciones, el tejido asociativo, opinando sobre cuánto tiempo deben durar de acuerdo con los recursos que pueda poner el Ayuntamiento, incluso las fechas”, afirmó la por entonces portavoz Paloma Cruz. 

En el turno del Partido Popular, Jesús Carro dijo que, si así se acordaba, su grupo estaba a favor de “la creación de una comisión de fiestas, en la cual puedan participar asociaciones de vecinos, grupos políticos, cualquier vecino por libre y en las que se estudien cuándo, cómo, dónde y la mejor viabilidad para poder realizarlas”.

La Junta Municipal son los vecinos, las fiestas son de los vecinos y de las asociaciones de vecinos”, enfatizaban desde el PP hace tres años

“Nosotros estamos a favor de que se modifiquen, de que se diga que una etapa ha pasado y hay que volver a ver cómo se hacen estas fiestas. Incluso estamos a favor que se quiten, es decir, las fiestas no son de la Junta Municipal, la Junta Municipal son los vecinos, las fiestas son de los vecinos y de las asociaciones de vecinos”, enfatizó Carro, hoy hombre cercano a la concejala.

Quienes estuvieron en aquel pleno, muchas de ellas personas que forman parte del tejido vecinal, son quienes hoy firman el comunicado unitario por el cual piden a la nueva concejala y a su equipo, integrado por tres de las personas que participaron de la creación y el sentido de las comisiones de fiestas, que se retracten de la censura a los artistas.

Relacionadas

0 Comentarios

Destacadas

Congreso de los Diputados
El poder judicial se mete en política
Un CGPJ de mayoría conservadora y en funciones desde hace un año planta cara al nuevo Gobierno con dos movimientos polémicos.
Música
Antropoloops: 200 años de músicas mediterráneas en una hora

En el disco Mix Nostrum, Antropoloops combina más de cien fragmentos de músicas tradicionales mediterráneas para decir que el arte siempre es fruto de la mezcla, que no existe la música auténtica y que es necesario replantear el registro desde Occidente de las denominadas ‘otras’ culturas.

Alpinismo
Pablo Batalla Cueto: “El montañismo que abandona el reloj está en decadencia”

‘La virtud en la montaña. Vindicación de un alpinismo lento, ilustrado y anticapitalista’ es un ensayo de Pablo Batalla Cueto, un agitador cultural que reivindica la no agitación.

Fronteras
No hay tregua en el frente oriental

Si un viaje devastador, larguísimo, potencialmente letal es el precio a pagar para quienes quieren alcanzar Europa occidental a través de la ruta balcánica, ser los violentos guardianes de Europa es el precio que están pagando los países balcánicos para completar su entrada en la UE.

América Latina
Los Chicago Boys y el origen del neoliberalismo en Chile

La revuelta chilena, que estalló por el aumento del precio del billete de metro, ha puesto en jaque el sentido común neoliberal heredado tras décadas de aplicación ortodoxa del plan de los chicos de Chicago. 

Crisis climática
Capitalismo verde, exterminio amable

Si la COP25 fue un claro ejemplo de cómo las grandes compañías deforman la realidad e imponen su falaz relato mientras nos abocan al desastre, la Cumbre Social por el Clima y toda la panoplia de movilizaciones ecologistas que han sacudido el globo durante el pasado 2019 evidencian que la sociedad civil ha abierto los ojos.

Últimas

País Valenciano
Siete mil personas salen a la calle contra el PAI de Benimaclet
La manifestación ha logrado duplicar el número de personas en protesta contra un proyecto urbanístico que pretende construir 1.345 viviendas en el barrio.
Movimientos sociales
Gregorio Herreros: "He vivido pobre pero muy alegre"

Militante integral, sensible con las luchas feministas, ecologistas o de liberación, Gregorio Herreros ha fallecido este jueves 23 de enero. Manuel Cañada le entrevistó para El Salto Extremadura.

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.