Caza
Unha rapazada armada

Houbo unha proposta da FGC para rebaixar dos 16 aos 14 anos a idade de participación da caza que non saíu adiante naquela altura pola presión social e institucional que se xerou.

Ursula von der Leyen Defensa Soldados
La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, saluda a varios soldados.
Rubén Pérez

LIBERA Galiza

8 nov 2017 16:48

Pode entenderse que, nun mundo supostamente civilizado existan medidas que posibilitan que un rapaz ou rapaza poida ter unha escopeta con 16 anos? Esta pregunta non debería ser retórica, nin moito menos, senón que teriamos que reflexionar con profundidade ao redor dos marcos lexislativos, morais e sociais que aínda permiten este tipo de circunstancias, máxime nunha contorna inmediata onde o ‘normal’ da violencia comeza a estar demasiado presente.

Non é menos certo que a banalización da crueldade, en calquera das súas formas, é habitual. Dende contidos de carácter audiovisual e radiofónico, con ameazas ou insultos, ata mesmo a xustificación das violencias machistas. Todo isto non pode deixarnos na punta do iceberg cavilando, senón que obriga a comprobar como a adolescencia accede a todas estas cuestións e mesmo entra en contacto (directo) coas armas, e isto ten unha fotografía moi clara: Leis de Caza.

O lobby procaza é temerario. Non maquilla a súa necesidade dun relevo xeracional. É este o principal motivo para demandar a presenza de persoas menores de 14 anos nas batidas, como plantexaron durante a tramitación da Lei de Caza de Galiza de 2013, sen esquecer a súa hilarante defensa sobre as bondades: O clásico respecto pola natureza, o respecto polos animais ou capacidade para regular os ecosistemas.

Estes grupos de presión están liderados pola ‘Federación Galega de Caza’, un ente cuxa finalidade público-privada non está moi clara e mesmo recibe milleiros de euros por parte da Xunta de Galiza para organizar xuntanzas con mozos, ‘Supercopas’ de caza do raposo... A FGC plantexa abertamente a necesidade de que a rapazada entre en contacto cos cartuchos, o sangue e os accidentes.

Os cazadores adoitan empregar o medo e instrumentalizan a diferentes parte da Sociedade para servirse dos seus intereses. Para xustificar a rebaixa da idade de caza poñen na cocteleira aos agricultores e gandeiros. Inclúen a potencial activación dos seus ‘federados’ como arma electoral e trufan o argumentario coa pementa dos manidos obxectivos ambientais.

Pois o cóctel non funcionou. Houbo unha proposta da FGC para rebaixar dos 16 aos 14 anos a idade de participación da caza que non saíu adiante naquela altura pola presión social e institucional que se xerou. Unha polémica na que incluso o Valedor do Pobo chegou a advertir que esta rebaixa da idade legal para participar en actividades de caza atentaba contra os dereitos da infancia.

Así, a participación de rapaces no medio desta historia xera novas inquedanzas que abren portas moi escuras. Non é só facer das armas e da matanza de animais unha actividade aceptable, senón entrar nun entorno onde o machismo é habitual, e mesmo se fai fomento disto coas “monterías femininas”, a través das cales determinados grupos fan gala dunha vomitiva conceptualización da Igualdade.

E mentres rapazas e rapaces coa súa escopeta, co seu chaleco, coas súas botas técnicas polo monte adiante a ver se rebentan algo que engadir a súa particular conta de méritos.

Relacionadas

Ecología
El último cartucho

Alicia Ramos nos trae unas líneas con aroma a pólvora y barrancos tinerfeños. Una reflexión muy personal sobre la caza a partir de un concepto novedoso que es casi un oxímoron (o que al menos suena muy raro): la munición ecológica.

Coronavirus
Cazar en Extremadura: ¿actividad esencial?

La Junta de Extremadura amplía las excepciones del Gobierno central que permiten las actividades cinegéticas durante el estado de alarma, acotándolas al control de las poblaciones de jabalíes, con la inclusión ambigua de “otros depredadores”.

1 Comentario
#4290 14:03 9/12/2017

En los cotos de caza los ricos se pasan los limites de edad por... faltaría más que la plebe les impusiera nada. Milana bonita.

Responder
2
0

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
La semana política
Estado profundo
Semana marcada por el cese del jefe de comandancia de la Guardia Civil y la presión sobre Fernando Grande-Marlaska, un hombre al servicio del Estado. Escalada retórica y aumento de la violencia en el ambiente. El Gobierno aprueba el Ingreso Mínimo Vital pero a partir de junio vuelven a estar permitidos los desahucios.
Elecciones
Mertxe Aizpurua: “Cada vez es menos imposible ganar las elecciones vascas y el PNV es consciente de ello”

La diputada Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, es una de las tres firmas que sellaron la pronta derogación laboral y saltarse el techo social del gasto municipal legislado por el ex ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro.

Tortura
Más allá de Pérez de los Cobos, la oscura sombra de la Guardia Civil

El caso de Pérez de los Cobos no es peculiar, ni una excepción en la Benemérita. En los 176 años del cuerpo, las prácticas de torturas, asesinatos y corruptelas han estado presentes.

Coronavirus
Las armas de Vietnam contra el “celoso” coronavirus

La propagación del virus en el país ha sido especialmente baja gracias a un firme sistema de zonas de cuarentena donde se traslada a cualquier persona que pudiera estar infectada.

Renta básica
No es un debate sencillo, pero el miedo y la contención no son el camino

Fueron muchas las llamadas que recibimos ayer de amigos y amigas preguntando si podrían acceder al ingreso mínimo vital. Lamentablemente, en la totalidad de ellas la respuesta fue la misma. No podéis acceder. Aunque lleves desde febrero sin curro, el año pasado tuviste un empleo de 900€ al mes y, por lo tanto, no podrás acceder.

Evasión fiscal
Francia rectifica su veto a las empresas con sedes en paraísos fiscales

Los contribuyentes, llamados una vez más a participar, tendrán que financiar las ayudas públicas a las empresas afectadas por la crisis de covid-19. Pero, ¿beneficiarán estas ayudas concedidas en forma de préstamos garantizados, aplazamiento de las cotizaciones o ERTE a las grandes empresas con filiales en paraísos fiscales y que no tributan en Francia? ¿A las que, a pesar de todo, siguen pagando dividendos a sus accionistas?

América Latina
Argentina: el milagro de la vida en las periferias urbanas

La autoorgonización y la ayuda mutua en las villas miserias argentinas florece sobre un importante tejido social de décadas de experiencia. Una nueva entrega de “Movimientos en la pandemia” por parte del periodista y analista Raúl Zibechi.

Últimas

Opinión
Voluntad de no mirar: justicia para Verónica

Verónica se suicidó hace un año por culpa del acoso que sufrió al circular por la empresa en la que curraba un vídeo sexual grabado hacía años. Lo difundió su expareja y lo compartieron sus “compañeros”.

Tribuna
Las multinacionales no sienten cariño, Mercedes tampoco

Desde EQUO Berdeak llevamos varios años reclamando la transición ecológica de la industria vasca del automóvil. Nos va mucho en ello: miles de empleos, el 60% de nuestras exportaciones, el 28% del PIB… Por eso resulta incomprensible que el Gobierno vasco siga mirando hacia otro lado.