Catalunya
Una gran manifestación cierra las protestas contra el Consejo de Ministros en Barcelona

Decenas de carreteras cortadas, manifestaciones y actos por la liberación de los presos políticos reciben el primer Consejo de Ministros en Barcelona desde 1978. Cerca de 60 heridos y 13 detenidos es el saldo de la jornada.

Protestas Consejo de Ministros Barcelona
Protestas en las cercanías de lugar donde se celebraba el Consejo de Ministros del 21 de diciembre en Barcelona. La Directa

publicado
2018-12-21 17:30

La convocatoria de un consejo de Ministros en Barcelona, el primero en 40 años desde la aprobación de la Constitución, se ha convertido convertido en una jornada intensa de movilizaciones en la capital catalana, con los diversos agentes del movimiento independentista como principales actores.

La fecha elegida, que coincide con el primer aniversario de las elecciones autonómicas convocadas por el ex presidente español, Mariano Rajoy, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, fue leída como una provocación por diversas plataformas y partidos independentistas, desde los Comités de Defensa de la República (CDR) pasando por la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural o las diversas organizaciones de la izquierda independentista, que desde hace muchos días anuncian movilizaciones.

Del mismo modo, el emplazamiento escogido finalmente, la Llotja de Mar, situada en la zona más céntrica y turística de Barcelona —una área ya habitualmente colapsada peatonal y de tráfico cualquier día de cada día— y el espectacular dispositivo policial preparado para proteger la cita ministerial, han generado mucha incertidumbre sobre la reacción ante las diversas movilizaciones previstas alrededor de la zona perimetrada por el cordón policial.


Los gestos de distensión de última hora escenificados entre el Gobierno español y el de la Generalitat —con una reunión entre presidentes y varios ministros la tarde del 20 de diciembre en el Palau de Pedralbes y una coordinación entre los diversos cuerpos policiales estatales y catalán— no han apaciguado los ánimos de protesta y las diversas convocatorias, que comenzaron la tarde del jueves 20, con una llamada de la organización juvenil Arran a manifestarse ante el mismo palacio donde tiene lugar la cumbre y, a continuación, una protesta convocada por varios CDR alrededor de el Hotel Sofia, donde varios miembros del ejecutivo estatal tenían previsto asistir a una gala organizada por la patronal Foment del Treball.

Consejo de Ministros Barcelona 20 de diciembre
Corte de carreteras el 20 de diciembre, en la víspera del Consejo de Ministros de Barcelona. La Directa

La tarde del jueves 20 de diciembre

A partir de las 18h del 20 de diciembre, centenares de personas comenzaron a concentrarse en las puertas del Palau de Pedralbes, donde estaba previsto el encuentro entre los presidentes Quim Torra y Pedro Sánchez y varios ministros, con banderas y carteles de apoyo a los presos.

Tras el paso de la comitiva oficial, recibida al grito de “fora les forces d’ocupació” (Fuera las fuerzas de ocupación) algunos manifestantes intentaron cortar la avenida Diagonal pero el despliegue de los Mossos lo impidió.

Cerca de las 20:30h la movilización se trasladó a las puertas del Hotel Sofía, en el cruce entre la Avenida Diagonal y Joan XXII, donde se celebraba una cena de los miembros del Gobierno central y la patronal catalana. Un grupo de 50 personas cortaron la Diagonal en ambos sentidos. El dispositivo de los Mossos que custodiaba el hotel y había desplegado vallas metálicas alrededor del edificio desalojó a empujones a los manifestantes y restableció el tráfico. Poco después, los manifestantes volvieron a ocupar la calzada.

el jueves 21 de diciembre

Calalunya amaneció el 21 de diciembre con numerosas carreteras bloqueadas. Los CDR cortaron vías en Manresa, Campllong, Vírgenes, Vacarisses, Llambilles, Celrà, Badalona, accesos a Barcelona, ​​L'Ampolla y Figueres. En la ciudad de Barcelona también bloquearon la circulación de la Ronda de Dalt a Horta, de las salidas 4 y 11, y de la Diagonal. La Ronda Litoral fue cortada entre el cementerio de Montjuïc y el Puerto.

A partir de las 6h las fuerzas policiales comenzaron a desplegarse en la toda la capital catalana, especialmente en la zona de la Llotja de Mar.

Alrededor de las 8h los integrantes de los CDR comenzaron a concentrarse alrededor de la avenida del Paral·lel de Barcelona, a la altura de la plaza del Molino. Las personas concentradas cortaron los dos sentidos de la circulación y comenzaron una marcha, poco después disuelta por los Mossos.
Represión Consejo de Ministros Barcelona
En la jornadas de protestas se reportaron más de 50 heridos entre manifestantes y Mossos. La Directa

El bloqueo policial cortó el paso por el centro de la ciudad de este a oeste. No solo a los manifestantes, sino a mucha gente que quería llegar a sus respectivos puestos de trabajo. Muchos intentaron sortear el bloqueo por la pasarela del Maremágnum, pero esta también fue cerrada por los Mossos.

Tres columnas organizadas por los CDR se acercaron al lugar del Consejo de Ministros desde distintos puntos de Barcelona mientras una veintena de furgonetas de la UIP de la Policía nacional rodeaban el hotel Duquesa de Cardona, donde el presidente español y cuatro ministros habían pasado la noche.

A las 10h ya habían recorrido los 100 metros que separan el hotel de la Llotja de Mar, donde se celebraba el Consejo de Ministros. Poco antes, la policía ya había detenido al primer manifestante del día. Los miembros del Gobierno español entraron en la Llotja de Mar entre silbidos y caceroladas.

Cerca de las 11h, miles de personas ya estaban concentradas en cuatro puntos próximos a la Llotja de Mar, protegida por un fuerte dispositivo policial. A la altura de las Drassanes se produjeron cargas y poco después en el Paral·lel, así como discusiones entre manifestantes que querían formar barricadas con contenedores ante los cordones policiales y aquellas que lo intentaban impedir.

Al mismo tiempo que se encendían los ánimos y algunos manifestantes golpeaban las vallas y lanzaban objetos a la policía, Òmnium Cultural iniciaba el Consejo Popular de Ministros en la avenida Marquès de l’Argentera, frente a la estación de França de Barcelona. Desde el escenario se realizó un homenaje a los presos políticos: “No pararemos de luchar ni un solo día hasta que salgan de prisión”, afirmaron los líderes de esta organización independentista.

Los enfrentamientos entre manifestantes y policía provocó estampidas y cargas policiales. A medio día ya había siete detenidos por desórdenes públicos: siete en la zona de las Drassanes y una en Via Laietana. A lo largo de la jornada, la cifra llegó a las 13 personas.

Hasta las 13h, el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) informó que había atendido a 15 personas por contusiones. Tres fueron trasladadas a centros sanitarios. La cifra de atendidos por el personal médico ascendió a más de 50 a media tarde y a más de 60 tras la manifestación de la tarde.

Poco después de las 14:30h, desde la cuenta de Twitter que reúne los CDR de toda Catalunya se desconvocaron oficialmente las concentraciones de protesta, y se hizo un llamamiento a asistir a la manifestación convocada por la tarde en los Jardinets de Gràcia.

La gran manifestación

Minutos después de las 18h, bajo el lema “Tumbemos el régimen. Por los derechos sociales y políticos. Por la autodeterminación. Contra la represión” arrancó la manifestación unitaria del independentismo para rechazar el Consejo de Ministros de Pedro Sánchez celebrado por la mañana. Con una amplia presencia de los CDR, la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, las CUP y el conjunto de organizaciones de la Izquierda Independentista, decenas de miles de personas comenzaron a llenar el paseo de Gracia.

La manifestación convocó según la Guardia Urbana unas 40.000 personas y según los organizadores, 80.000.

La jornada de movilizaciones se ha saldado con un balance de 13 personas detenidas (10 en Barcelona y tres en la Ampolla, según el Departamento de Interior (CDR Cataluña cifra en cuatro el número de detenciones en la Ampolla) y 60 heridas, según Sanitaris per la República. Tres de las personas heridas han sufrido el impacto de golpes de porra en la cabeza. Especialmente grave es el caso de un manifestante herido en los testículos por un proyectil disparado por los Mossos. 

Relacionadas

Catalunya
El adiós de Torra y ¿el retorno del autonomismo?

De haber una traducción gráfica, la hoja de ruta que surja de la mesa de negociación se asemejaría a esos mapas de navegación medieval donde la nave está amenazada por dragones, sirenas y otras criaturas fantásticas y terribles.

Especulación urbanística
Qué ha pasado con las ciudades y países que han limitado el precio del alquiler

¿A qué ciudades se refería la vicepresidenta Nadia Calviño cuando decía que la regulación de precios del alquiler no había funcionado? Repasamos de la mano del Sindicato de Inquilinos de Catalunya qué modelos existen y a cuáles está mirando el Gobierno de coalición.

1 Comentario
#28305 25:31 21/12/2018

El Estado haciendo uso de la violencia. Los Mossos son parte del Estado, igual que los partidos en el poder en Cataluña. Son todos igual de violentos. Delincuencia estatal.

Responder
1
0

Destacadas

Podemos
El escenario que queda después de la ruptura de Anticapitalistas y Podemos

La desafección entre los grupos políticos que representan Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez ha desembocado en una ruptura previsible. Anticapitalistas anuncia un tiempo de reflexión para crear un espacio de oposición al PSOE y Podemos afronta una asamblea clave para reubicarse tras el pacto con los socialistas.

Euskal Herria
Gobierno vasco revela que al vertedero de Zaldibar solo le quedaban tres años de vida

A petición de la oposición, el lehendakari Iñigo Urkullu ha realizado una comparecencia parlamentaria en la que ha defendido la “responsabilidad subsidiaria” del Gobierno vasco, frente a la empresa gestora del vertedero de Zaldibar, cerrando filas sobre su gestión en el accidente ambiental más grave de la década.

Residuos
Zaldibar, de prohibir vertederos en el pueblo a la crisis de la década

El vertedero de Zaldibar (Bizkaia) se derrumbó el 6 de febrero. Dos operarios desaparecieron sepultados, la autopista quedó cortada, los escombros se incendiaron y las nubes de humo tóxico se propagan desde entonces por las inmediaciones. El gobierno del PNV y PSE comparece hoy, presionada por la oposición, para dar cuentas sobre su gestión institucional.

Gobierno de coalición
¿Qué son la tasa Tobin y la tasa Google?
PSOE y Unidas Podemos aprobarán un impuesto a las transacciones financieras y otro a las grandes tecnológicas, pero ¿cuándo, cómo y quién lo pagará?
Antifascismo
La represión del antifascismo en Rusia: el caso de “la Red”

Un tribunal militar ruso condena a largas penas de prisión a un grupo de jóvenes anarquistas por pertenencia a una organización terrorista que, según diversas organizaciones de derechos humanos, nunca existió.

Últimas

Humor
La letra pequeña

Trigésimo octava colaboración de Mauro Entrialgo para El Salto.

Centros de Internamiento de Extranjeros
Un menor permanece ingresado en el CIE de València a pesar de probar que tiene 16 años

El colectivo CIEs No denuncia que el juez no ha admitido el documento de identidad del ingresado porque llegó partido desde Argelia, aunque la familia asegura que la envió en perfecto estado.

Brasil
Brasil, los otros genocidios

El presidente Jair Bolsonaro nunca lo ha ocultado y ha llegado a poner públicamente en duda el carácter de seres humanos de los pueblos indígenas.

Pista de aterrizaje
Marta Meneu: “Son necesarios más 'booktubers' en valencià”

Marta Meneu se dedica a publicar contenido relacionado con la literatura en su especio de YouTube La prestatgeria de Marta, uno de los pocos canales de BookTube en valencià en todo el territorio. También publicó recientemente su primera novela El senyal (Bromera, 2019).

Jimmy Morales
Guatemala tras el gobierno de Jimmy Morales

El gobierno de Morales ha significado graves retrocesos en cuanto a la defensa de derechos humanos, una grave erosión y debilitamiento a la institucionalidad lograda y una regresión en la mayoría de los indicadores sociales en Guatemala, lo que genera que el país vaya encaminado hacia el autoritarismo.