Castilla y León
Tenemos que hablar de Castilla y León

Castilla y León es la comunidad autónoma más extensa de España y una de las más afectadas por la despoblación y el envejecimiento. El auge del movimiento leonesista, que denuncia el centralismo vallisoletano y aboga por una segregación de las provincias de León, Zamora y Salamanca en una nueva comunidad autónoma, vuelve a colocar en la agenda pública el malestar de la España interior.

Leon solo
Manifestación en mayo de 1984 en León por la separación de Castilla. Fototeca de León

Es historiador y redactor de Nortes.me

2 feb 2020 04:55

“De Teruel Existe solo te puedo decir que siento una enorme envidia por todo lo que están consiguiendo para su tierra”. Así habla Luis Mariano Santos Reyero, único diputado de la Unión del Pueblo Leonés (UPL) en la Junta de Castilla y León. Santos Reyero es un firme defensor de la idea de una separación de las provincias de León, Zamora y Salamanca de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El leonesismo propugna la formación de una nueva entidad autonómica con estas tres provincias, coincidente con la histórica región leonesa consagrada por la división del ministro Javier de Burgos en 1833, durante la regencia de María Cristina de Borbón. Para el diputado de UPL, la comunidad autónoma creada en 1983 únicamente ha beneficiado a Valladolid y a Burgos, en detrimento de León, Zamora y Salamanca. La formación de esa nueva comunidad autónoma del llamado País Llionés “podría defender mejor los intereses de nuestra tierra en temas como el reparto de los fondos europeos para la transición energética, o realizar una gestión más apegada a los problemas de la ciudadanía”, señala Santos.

UPL existe desde 1986, cuenta con 152 concejales, la mayoría de ellos en la provincia de León y algunos pocos en la de Zamora, y ha experimentado un notable crecimiento en las últimas elecciones, aunque aún se ha quedado lejos de conseguir representación en el Congreso madrileño. Sin embargo, para Luis Mariano Santos el objetivo de UPL no es solo el crecimiento del partido, sino sobre todo el crecimiento de un leonesismo transversal, por encima de ideologías y de fronteras partidarias.

En opinión de David Rivas, la reaparición del leonesismo es algo que “tarde o temprano se iba a dar, ya que Valladolid ejerce una dominación muy fuerte sobre el conjunto de la comunidad”

El diputado considera un éxito que gracias a los votos de concejales de PSOE, PP, Ciudadanos, IU y Podemos hayan prosperado ya en diez ayuntamientos leoneses mociones en favor de la nueva autonomía. Una reivindicación que según una encuesta del diario digital Ileón ya apoyan el 50% de los leoneses, y que sería la preferencia mayoritaria entre los votantes no solo del leonesismo, sino también de la mayoría de votantes de PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos. 

El leonesismo cultural y la cuestión del Bierzo

Junto a este leonesismo político convive desde hace años en la provincia otro leonesismo de tipo cultural, que reivindica una identidad y un patrimonio que a menudo ha pasado inadvertido dentro de un conjunto castellano, que desde fuera se percibe como homogéneo y uniforme. Se trata de un movimiento de reivindicación lingüística y cultural asentado en las zonas de León colindantes con Asturies, y donde las relaciones siempre han sido muy estrechas entre vecinos y vecinas de uno y otro lado de las montañas.

En Palacios del Sil, en la montaña leonesa, personas como Ana Álvarez llevan tiempo trabajando en la recuperación del pachuezo o asturleonés, lengua que históricamente comparten las comarcas leonesas de Laciana, el Alto Sil y Babia, con los concejos de la montaña occidental asturiana: Degaña, Cangas del Narcea y Somiedo.

Leon autonomia - 1
Manifestación en mayo de 1984 por la separación de Castilla. Asistieron 90.000 personas. Foto: Fototeca de León
Ana, como otras muchas personas jóvenes de su comarca, vive fuera, pero sigue manteniendo vínculos muy estrechos con sus pueblo, al que va con frecuencia: “Tenemos un grupo de Whatsapp y nos juntamos todos los años en vacaciones para hacer cursos y actividades”. Este movimiento cultural y lingüístico se expresa a través de una creciente producción literaria, obras de teatro y grupos de folk que empiezan a tener cierta proyección, como D´Urria, originarios del valle de Laciana, y que usan la lengua local en sus composiciones.

El Bierzo es ahora mismo uno de los eslabones débiles del leonesismo, que cuenta con menos apoyo en esta comarca que en otras partes de la provincia

A pesar de que la protección de la lengua asturleonesa está recogida en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León de 1983, en opinión de Ana Álvarez, el apoyo institucional es muy escaso, por debajo de Asturies, donde el asturiano aún no goza de la oficialidad, pese a décadas de reivindicación de un reconocimiento lingüístico pleno. No obstante, como ella misma reconoce, la creación en 2017 de la Cátedra de Estudios Llioneses en la Universidad de León “ha supuesto un paso muy importante para la recuperación de nuestra cultura”.

La reivindicación del llionés o pachuezo no es la única reclamación lingüística existente en la provincia. En El Bierzo, la comarca leonesa que limita con Asturies y con la provincia gallega de Ourense, existe también un movimiento social en defensa del berciano, la variedad dialectal del gallego en esa zona fronteriza. Esta lengua también está reconocida en el Estatuto de Autonomía, pero su protección jurídica ha quedado a medias en opinión del colectivo Fala Ceibe do Bierzo, que defiende su oficialidad en la comarca, de manera que se favorezca “su uso institucional en las administraciones locales, el Consejo Comarcal, concejos y juntas vecinales”.

En la actualidad el gallego es una asignatura optativa que se oferta en algunos centros educativos del Bierzo y Sanabria (Zamora) a través de un acuerdo entre la Junta de Castilla y León y la Xunta de Galicia, ambas gobernadas por el PP. El programa, implantado hace tres años, ha vuelto a crecer en el curso 2019-2020, con 1.146 matriculados. Sin embargo, el bercianismo no se ha limitado a ser un movimiento cultural o lingüístico, desde la Transición ha tenido una expresión política, comarcalista, que reivindica la singularidad de esta comarca. En las elecciones de 2019 la Coalición por el Bierzo obtuvo 25 concejales, dos de ellos en el ayuntamiento de la capital, Ponferrada, donde gobierna con PSOE y Podemos, así como dos asientos en el Consejo Comarcal del Bierzo.

El Bierzo es ahora mismo uno de los eslabones débiles del leonesismo, que cuenta con menos apoyo en esta comarca que en otras partes de la provincia. Para muchos habitantes del Bierzo, la comarca sufre tanto el centralismo autonómico de Valladolid, como el provincial, de León. Cualquier proyecto autonomista leonés deberá tratar de seducir a los habitantes de la comarca si quiere ganar apoyos para la causa llionesista.

Una identidad regional cogida con pinzas

Un 31% de los habitantes de Castilla y León se sienten más españoles que castellano-leoneses. La comunidad tiene uno de los porcentajes de identificación con la autonomía más bajos de España, sólo superado por Castilla-La Mancha y Madrid, las comunidades con menor sentimiento autonómico. Los datos son de 2019 y están elaborados por la Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión.

Castilla y León, con un Estatuto en 1983, fue la última comunidad española en constituirse como autonomía. No es casual. Su composición territorial fue objeto de grandes discusiones. David Rivas, profesor jubilado de estructura económica de la Universidad Autónoma de Madrid, señala como las pulsiones centrífugas no se dieron en la Transición únicamente en León, donde se celebraron grandes movilizaciones contra la integración en Castilla, sino también en otras provincias, como Segovia, donde también una parte de la opinión pública apostaba por una comunidad uniprovincial, así como en Santander y Logroño, presentes en el plan de Rodolfo Martín Villa y la UCD para crear una macro comunidad autónoma que sirviera de contrapeso a Catalunya y Euskadi.

Finalmente Segovia y León se quedarían en la Comunidad castellano-leonesa, mientras que Logroño y Santander se segregarían dando lugar a las comunidades uniprovinciales de La Rioja y Cantabria. Para Rivas, estas tensiones territoriales se solapaban con otra pugna soterrada entre las burguesías burgalesa y vallisoletana para albergar la capitalidad de la futura entidad regional. Ganaría Valladolid, la capital industrial de un territorio mayoritariamente especializado en el sector agropecuario de un capitalismo español que ha tendido a concentrar las industrias en las periferias litorales.

A finales de 2018 la fábrica de aerogeneradores Vestas, en Villadangos del Páramo (León), con 370 empleados, echaba el cierre para trasladar su producción a China después de haber recibido 15 millones de euros de fondos públicos para la reindustrialización

En opinión de David Rivas, la reaparición del leonesismo es algo que “tarde o temprano se iba a dar, ya que Valladolid ejerce una dominación muy fuerte sobre el conjunto de la comunidad, que es probablemente la más centralista de España”. Sobre la otra hipótesis que se barajó en la Transición, la creación de una comunidad astur-leonesa, Rivas considera que habría podido tener ventajas, “como la creación de un campo muy fuerte o la unificación de dos territorios históricamente mineros”. También habría dado más peso político a Asturies, que, “con una población similar a la de Aragón tiene la mitad de diputados al ser una comunidad uniprovincial”.

Para Rivas esta opción tenía más defensores en León que en Asturies, donde despertaba menos entusiasmo, tanto por razones políticas —la amenaza del voto del León rural y conservador para la hegemonía social-comunista asturiana—, como por razones lingüísticas —el temor entre los sectores asturianistas, a priori los más sensibles a una recreación del histórico reino medieval, a una profundización en la castellanización de Asturies, donde el idioma asturiano lleva al menos un siglo perdiendo hablantes—. En León, sin embargo, la hipótesis astur-leonesa sigue teniendo defensores. Todavía hoy un 18% de los leoneses no verían con malos ojos la fusión con los vecinos del norte, según los datos de la encuesta de Ileón.

Los intentos desde mediados de los años 80 por parte de militantes de la antigua izquierda radical por impulsar un castellanismo de izquierdas también han sido poco fructíferos, al menos desde el punto de vista electoral

El profesor de filosofía de la Universidad de Salamanca y ex diputado autonómico de IU, José Sarrión, reconoce que, pese a los empeños de la izquierda, la identidad castellano-leonesa no ha llegado a “cuajar” y que, por el contrario, “en León buena parte de la izquierda está asumiendo el discurso leonesista, que está subiendo mucho en la provincia, aunque resulte exótico en Zamora y en Salamanca”.

Leon autonomia - 3
León, 1978. Primera manifestación por la autonomía leonesa.
Sarrión señala que fueron el PCE y la izquierda radical los que más fuertemente apostaron por la creación de un sentimiento castellano-leonés en la Transición. Serían precisamente unas cuantas personalidades de la oposición antifranquista las que en marzo de 1976 constiturían en Lerma (Burgos) el Instituto Regional Castellano-Leonés, una entidad orientada a promocionar la identidad regional, pensar y proyectar una futura autonomía, también abierta a la incorporación de las provincias de Logroño y Santander, y diseñar un modelo económico capaz de paliar los grandes males estructurales de la región: falta de industria, desequilibrios internos, emigración y despoblamiento...

El Instituto sería el impulsor de la celebración el 23 de abril de 1976 del primer día de Castilla y León, aún ilegal, y que acabaría con la intervención de la Guardia Civil, en la localidad vallisoletana de Villalar de Comuneros. La fecha y el lugar escogidos para la “Diada castellana”, eran un homenaje a la histórica batalla que acabó con la decapitación de los tres líderes comuneros, Padilla, Bravo y Maldonado, y puso punto final a la rebelión burguesa y campesina de 1520 contra el centralismo de Carlos V.

Los intentos de consolidar un regionalismo castellano-leonés en la Transición fracasarían en un territorio que está marcado desde el punto de vista de la identidad por la fortaleza de lo nacional español y lo particular provincial, y la debilidad de lo regional. Ya en la primera década del siglo XX, como ha investigado el historiador italiano Steven Forti, el errático socialista vallisoletano Óscar Pérez Solís llegó a mantener contactos con la Lliga Regionalista catalana de cara a la puesta en marcha una operación política de signo regionalista en Castilla. Fracasarían, a pesar del gran interés que los catalanistas tenían en promover fuera de Catalunya, y muy especialmente en Castilla, otros movimientos regionalistas que apoyasen la descentralización del sistema político español.

El modelo de los castellanistas toma como ejemplo las diputaciones forales vascas, “las administraciones más eficientes y eficaces entre todas las existentes en el Estado español”, señalan desde IZCA

Los intentos desde mediados de los años 80 por parte de militantes de la antigua izquierda radical por impulsar un castellanismo de izquierdas también han sido poco fructíferos, al menos desde el punto de vista electoral. Si bien Izquierda Castellana (IZCA) es un partido muy activo a nivel social en todo tipo de movilizaciones, plataformas y movimientos, los resultados en las elecciones en las que se han presentado en solitario han sido siempre testimoniales.

Desde el partido, que considera a Castilla-León, como “una auténtica colonia interior del capitalismo español”,  se considera que los problemas que denuncia el leonesismo son comunes al resto de la comunidad, y que el proceso autonómico no ha corregido, sino agravado cuestiones como el despoblamiento, la emigración y el envejecimiento. En todo caso, desde IZCA también se aboga por una descentralización de las competencias autonómicas a las provincias, dada la “la larga tradición de identificación con la provincia”, así como a las comarcas.

El modelo de los castellanistas toma como ejemplo las diputaciones forales vascas, “las administraciones más eficientes y eficaces entre todas las existentes en el Estado español”, y propone una democratización y modernización de las actuales diputaciones provinciales para convertirlas en herramientas que reviertan “la tendencia involucionista demográfica y socieconómica que sufrimos”.

¿Un problema administrativo o un problema económico? 

Para Paula Moreno, economista salmantina emigrada en Madrid, los grandes problemas de la región “no se resuelven con una nueva comunidad”. Paula es representativa de un perfil de jóvenes licenciados que una vez terminados sus estudios en alguna de las universidades públicas de la comunidad tienen que hacer las maletas para buscar empleo fuera de su región. La falta de empleo cualificado supone que Castilla y León gasta mucho dinero en formar talento que luego es incapaz de retener.

La oportunidad de estudiar una carrera ha crecido mucho más rápido que la posibilidad de encontrar empleo relacionado con ella en la región. El 35% de los licenciados castellano-leoneses de entre 25 y 39 años trabajan fuera de la comunidad, según datos del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona.

“Simplemente con que ayuntamientos, diputaciones y Junta prioricen los productos y servicios locales, por ejemplo en los comedores de los colegios, ya estamos poniendo a funcionar la economía circular”, señala Moreno

En opinión de Moreno, revertir todos estos indicadores desfavorables es imposible sin una financiación pública suficiente. “La Agenda para la Población de Castilla y León 2010-2020 es un buen documento que contiene ideas interesantes, pero sin fondos para implementarlo se queda en nada”, apunta Moreno, quien considera imprescindible la intervención del sector público con una gran inyección de fondos autonómicos, estatales y de la UE: “Revertir el envejecimiento y la despoblación son cuestiones demasiado ambiciosas como para dejarlas únicamente en manos del sector privado”. 

En opinión de Moreno una política de compra pública por parte de las administraciones que priorizase la producción local sería un gran avance. “Simplemente con que ayuntamientos, diputaciones y Junta prioricen los productos y servicios locales, por ejemplo en los comedores de los colegios, ya estamos poniendo a funcionar la economía circular”, señala.

Algo parecido pide Rosa Encinas, vallisoletana afincada en Zamora que se dedica al teatro infantil en una de las provincias más envejecidas de España. Encinas eñala el contraste entre la calidad de los festivales de teatro y títeres de Castilla y León, con tres certámenes muy potentes en Valladolid, Segovia y Ávila, pero “muy poca programación de grupos locales, sobre todo de los más pequeños”.

Para Sarrión existe un problema con la concentración de industria en Burgos y Valladolid y la falta de actividades industriales en el resto de la comunidad. A finales de 2018 la fábrica de aerogeneradores Vestas, en Villadangos del Páramo (León), con 370 empleados, echaba el cierre para trasladar su producción a China después de haber recibido 15 millones de euros de fondos públicos para la reindustrialización de una provincia que aún no se ha recuperado del fin de la minería. La propuesta de IU para nacionalizar la empresa no saldría adelante. Tampoco los leonesistas la apoyarían por considerarla desfasada y falta de realismo. Hoy el futuro de la plantilla depende de la inversión que finalmente se haga desde la empresa Network Steel, que ha comprado la fábrica.

En opinión de Sarrión se trata de luchar contra la lógica capitalista que empuja a un desarrollo económico que prima “la concentración de actividad y de riqueza en las grandes ciudades y en las regiones del litoral”. Para el exjuntero, Castilla y León podría aprovechar mejor su enorme masa forestal desarrollando una industria de la madera más moderna y diversificada. El año pasado el sector forestal generó en el conjunto de Castilla más de 14.000 empleos. Sarrión pone otro ejemplo de sector con potencial de desarrollo, el turismo idiomático: “El número de estudiantes que vienen a Castilla a aprender castellano es relativamente bajo si lo comparamos con el de Barcelona”.

Para Paula Moreno la agricultura ecológica puede generar riqueza y contribuir a asentar población en las zonas rurales, pero también “un buen sistema de cuidados y ayuda a la dependencia, descentralizado, de calidad y a la medida de una comunidad rural y muy envejecida, que demanda mucho ese servicio”

El campesino y ganadero palentino Jeromo Aguado es un veterano de la producción ecológica. Este ganadero de Villoldo lleva años dedicado a la producción ecológica de carne de pollo y cordero que distribuye a través de circuitos de consumo alternativos que ponen en contacto directo a “productores que queremos producir buenos alimentos y consumidores que quieren comerlos y pagar por ellos un precio justo”. También participó en la experiencia de ecoaldea de Amayuelas, forma parte de la red Tú Haces Comarca, y ha sido candidato al senado por Unidas Podemos. Según él, el problema de Castilla y León no es administrativo, sino de modelo económico: “La Política Agraria Común fomenta un modelo agrícola basado en el productivismo, la agricultura sin agricultores y el acaparamiento de la tierra, que destruye empleo y fomenta el abandono del campo”, señala hablando de un auténtico “etnocidio” desde los años 60, acompañado de un gran desprestigio de la cultura rural.

En su opinión es una “buena noticia” que se esté hablando de la España vaciada y que haya gente que quiera vivir en el campo “para producir de otra manera, cuidando de la tierra, consumiendo menos energía, o dedicándose a hacer otro tipo de turismo”, pero para eso hacen falta también servicios “no solo buena conexión internet, como se dice mucho, sino también transporte público y colegios”. “Cuando una pareja joven está pensando en instalarse lo primero que te pregunta es ¿donde está la escuela? Hay que reabrir escuelas y líneas de autobús y tren”, señala Aguado.

La cuestión leonesa ha servido para volver a poner sobre la mesa el malestar de una España interior que, con la entrada de Teruel Existe en el Congreso, comienza a visibilizar que hay problema territorial más allá de Catalunya

Para Paula Moreno la agricultura ecológica puede generar riqueza y contribuir a asentar población en las zonas rurales, pero también “un buen sistema de cuidados y ayuda a la dependencia, descentralizado, de calidad y a la medida de una comunidad rural y muy envejecida, que demanda mucho ese servicio”. Según Moreno la comunidad tiene pequeñas industrias como la del vino, los embutidos o el aceite que podrían aún crecer más y generar mayor valor añadido.

Un ejemplo de esa industria alimentaria que funciona es la de las galletas. España es el tercer productor de la UE. El 44% de ellas se produce en Castilla y León y, más concretamente, en las localidades palentinas de Venta de Baños y Aguilar de Campoo. En el polo opuesto de estas industrias se encuentra la minería. Elena Solís, de Ecologistas en Acción, advierte del peligro que suponen muchos de los nuevos proyectos mineros que se están impulsando en la región, como la mina de uranio en Salamanca. En su opinión, “hay una apuesta muy fuerte de la comunidad autónoma por la minería y se está poniendo muchas ayudas públicas y facilidades a empresas que solo piensan en especular con esos títulos mineros”. A pesar del escaso empleo que muchas de estas minas a cielo abierto pueden generar si finalmente llegan a abrirse, la esperanza de un puesto de trabajo resulta suficientemente atractiva en una comunidad sin grandes expectativas de futuro.

Pese a su centralidad geográfica, histórica y cultural, Castilla y León es hoy uno de los territorios más invisibles de una España que en las últimas cuatro décadas se ha descentralizado en lo administrativo, pero se ha concentrado en lo económico y en lo demográfico. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 72% de la población española vive en el 1% del territorio, y solo las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona concentran el 23% de la población nacional. La cuestión leonesa ha servido para volver a poner sobre la mesa el malestar de una España interior que, con la entrada de Teruel Existe en el Congreso, comienza a visibilizar que hay problema territorial más allá de Catalunya.

Relacionadas

Contaminación
Adiós a la excusa de las autonomías para no elaborar planes de calidad del aire sobre el ozono

Una pionera sentencia del Tribunal Supremo obliga a las comunidades autónomas a elaborar planes de calidad del aire relativos al ozono troposférico a pesar de la ausencia de un plan nacional al respecto.

Medio ambiente
Castilla y León convalida la supresión de las licencias ambientales para actividades molestas e insalubres

Castilla y León, gobernada por PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox, se suma a las comunidades autónomas que utilizan la excusa del covid-19 para eliminar trabas medioambientales y desarrollar negocios contaminantes sin ningún tipo de control. 

Caza
Castilla y León da marcha atrás y revoca el permiso de caza a grupos de cuatro personas

La administración autonómica había lanzado una instrucción en la que permitía la caza de conejos a grupos de hasta cuatro personas y la caza mayor de forma individual.

40 Comentarios
#58132 11:08 23/4/2020

Respecto de la llingua es muy parcial lo que decis, sobre todo porque la vincula al norte y a Asturias, cuando las comarcas de Cabreira, Senabria qie esta viva esta al sur incluso en Zamora. Un cero en este punto.

Responder
2
0
#47001 2:35 6/2/2020

En la cuestión del Bierzo, no esta muy bien explicado, habéis cojido la versión oficial y la de los gallegos. El Bierzo es muy grande, y solo en el 20% de ese territorio, se habla una mezcla entre galego y un Leonés gallegizado. En el resto, se quiere imponer, e incluso, quieren obligar a la gente que dejen de hablar el leonés, que siempre se falo, para hablar galego, que numco se habló. Es más, en la antigua zona leonesa, Valdeorras, hasta los años 80, se hablaba leonés gallegizado, pero se ha estado enseñando a las nuevas generaciones solo el galego oficial, pues existen muchos dialectos de ese hoy idioma. También hay que decir que el hay 2 Bierzos, el Bajo y el Alto, el primero mucho más Leonés y el otro donde las cosas están más igualadas, pero hay esta, por ejemplo Villafranca del Bierzo, capital en su día de la Provincia de la Región Leonesa del Bierzo, donde la UPL ha sido quien ha gobernado en el Ayuntamiento. Y más claro en las pasadas Fiestas del Cristo 2019, donde la gente empezó a Cantar, AUTONOMÍA PAÍS LEONES.

Responder
5
1
#46854 21:40 3/2/2020

El verdadero potencial de los entornos de la IZCA no es evaluable en términos electorales ni partidistas al uso, entre otras cosas porque no suele concurrir a dichos procesos, su presencia es en las calles, en las luchas, sobre todo en los barrios obreros de Madrid, en los centros sociales alternativos, en los grupos antifascistas, en las plataformas post-15M, en los colectivos por el derecho a decidir y de solidaridad con Catalunya etc, etc y por su coherencia cuentan con la solidaridad y el reconocimiento
de las CUP, Sortu o el SAT, entre otros.

Responder
0
5
#46845 20:09 3/2/2020

Desde Euskal Herria sabemos muy bien por qué se crearon algunas autonomías de una sola provincia, y que casualidad dos de ellas lindaban con nuestra tierra y la otra (Nafarroa) es el corazón del que nunca nos desgajarán.

Responder
0
2
#46828 17:10 3/2/2020

No es León, es España

Responder
4
1
#46823 16:51 3/2/2020

Esta polémica es una de tantas milongas que cada cierto tiempo saca el sistema para entretener a las masas y desvían el foco de otras historias. Siempre lo mismo, con los conflictos pobres provincianos mientras se divierten los ricos. Así lo importante pasa a otro plano.

Responder
4
12
#46837 18:25 3/2/2020

Ya, como interpretas que lo nuestro es un capricho nos reservas para el cajón de las milongas. Gracias.
Somos un movimiento social y politico y seguiremos hacia adelante hasta que consigamos el autogobierno.

Responder
10
3
#46848 20:54 3/2/2020

¿La UPL quiere el autogobierno o quiere un corral?

Responder
0
9
#46821 16:43 3/2/2020

El Estado Autonómico se configuró desde las instancias de las cúpulas. El problema territorial siempre será el mismo mientras no se acepte un estado plurinacional de verdad descentralizadlo y donde Castilla sea reconocida como tal y no desmembrada en cinco Comunidades Autónomas creadas por los intereses de los poderosos para dividir en base a sus criterios económicos o políticos. Por su parte León, Zamora y Salamanca tendrán también que decidir su futuro, como el resto.

Responder
11
0
#46813 15:41 3/2/2020

Teruel están también muy mal y no piden salir de Aragón. Que los leinesistas se dejen de argumentos de lo "mal" tratados que están cuando el problema es otro, odiar a Valladolid (provincia que también es leonesa, pero no la meten en sus mapas)

Responder
2
10
#46835 18:21 3/2/2020

Que Teruel no pida salirse de Aragón es lógico y razonable, son aragoneses de pura cepa. Los leoneses de las tres provincias somos leoneses y estamos inmersos en un proceso de desaparición como pueblo cultura y lengua de forma explícita y sangrante. Comprendo que no te importe mucho pero si te agradezco informarte de nuestra historia más reciente y de conocer los indicadores económico sociales para compararlos con la parte castellana. Fuimos obligados por decreto por un fascista a juntarnos con Castilla en un momento de transición sin garantías democráticas. Hoy ya están consolidadas esas garantías. Vamos a luchar por nuestro legítimo derecho constitucional a gestionar nuestro territorio como comunidad autónoma, la 18.. faltaría más, es una urgencia que ya no vamos a dejar pasar más. Un cordial saludo.

Responder
9
3
#46764 2:13 3/2/2020

Enhorabuena por escribir sobre 'la cuestión leonesa'. Espero que los leoneses demos aún más motivos, razones y argumentos para que escribáis más artículos sobre nuestra lucha por el autogobierno y nuestra resistencia a ser englobados y asimilados como 'castispañoles' -el neologismo es de Juan Pedro Aparicio en 'Nuestro desamor a España'. Salud.

Responder
10
1
#46758 24:26 2/2/2020

El leonesismo comoenza en 1978 con el Grupo Autonómico Leonés y no en el 86 con la UPL. Y era una escisión del PCE y que además redactó un estatuto junto a organizaciones de Salamanca y Zamora y hasta organizaron un proceso preautonómico. Proponían la articulación en comarcas y la capitalidad en Zamora. Lo tenían bien claro hace 40 años, pero ahora parece que no interesa y lo están distorsionando con amenazas de los partidos de ámbito estatal a sus concejales e incluso la Diputación de León y el Consejo Comarcal del Bierxo pese a estar en manos del PSOE con el apoyo de autonomistas de UPL y CB no exigen lo que nos corresponde. Y además los medios de masas como las televisiones de ámbito estatal intentando confundir hablando de independentismo y criminalizando como si fuese inconstitucional. Aquí hay intereses hasta geopolíticos por favorecer el eje Valladolid-Madrid y rechazar el histórico de la Vía de La Plata de Gijón a Sevilla y las conexiones transfronterizas con Portugal. ¿Serán esas las manidas "razones de estado" con las que nos despacharon Rodolfo Martín Villa y el posterior recurso ante el Tribunal Constitucional?

Responder
6
2
#46842 19:05 3/2/2020

Martin Villa, Peces Barba y Revilla trabajaron muy bien para la monarquía centralista. Nos la dieron con queso a todos, falsa transición se llama.

Responder
13
0
#46849 21:05 3/2/2020

Perdona, no fue una escisión del PCE, fueron dos personas que fueron militantes del PCE y que tenían muy poco de izquierdas, hasta el punto que posteriormente abrazaron las posiciones caciquiles de Pelines y su UPL

Responder
1
0
#46755 23:52 2/2/2020

"Las comunidades autónomas no funcionan, vamos a crear más comunidades autónomas."

Lo único con sentido que hay en esto es lo que comenta IZCA de las diputaciones provinciales. En Castilla las
únicas autonomías que funcionan son las uniprovinciales, que no son otra cosa que diputaciones a las que se les ha dado más competencias. León se merece eso, pero también el resto de provincias castellanas. El modelo vasco, sin duda, sería útil también para nuestras provincias

Responder
1
11
#46838 18:32 3/2/2020

El resto de provincias leonesas también se lo merecen, es más, las tres provincias leonesas nos merecemos lo que nos robaron en 1983 por decreto, nuestra comunidad autónoma leonesa. Si estamos en democracia que sea para todos. No queremos más que Euskadi o Andalucía, tampoco menos que Galiza o Nafarroa. Somos un pueblo milenario con derecho a ser la comunidad número 18. Salamanca, Zamora y León, las tres provincias de la actual Región Leonesa.

Responder
9
1
#46844 20:06 3/2/2020

Por decreto fueron todas

Responder
0
0
#46750 23:06 2/2/2020

Agradeciendo también que en el medio se dedique un artículo a la cuestión leonesa, no puedo sino tener que enmendar muchísimos de los errores, y las intencionalidades, que en ocasiones desprende el mismo.

Salvo un poco la primera parte, donde se limita a hacer un somero análisis electoral y social del apoyo a la cuestión identitaria leonesa, gran parte del artículo es una tomadura de pelo total que no hay por donde coger, cometiendo incluso barbaridades geográficas, y que de verdad hace pensar que su autor conoce mal el material que tiene entre manos:

"En El Bierzo, la comarca leonesa que limita con Asturies y con la provincia gallega de Ourense".

La mayor parte del Bierzo limita con Lugo, no con Ourense. Mal empezamos en una cuestión tan básica. Implica que es probable que quién escribe no haya estado aquí en su vida.

"Para muchos habitantes del Bierzo, la comarca sufre tanto el centralismo autonómico de Valladolid, como el provincial, de León."

Salvo que eso es imposible, dado que donde existen gobiernos y consejerías es en Valladolid, que es donde está el gobierno autónomo, no en León, que no tiene gobierno alguno (las Diputaciones son una broma). Y en el Bierzo, precisamente, es el único lugar donde existe un consejo comarca con competencias, las pocas que le cede las también escasas que controla la Diputación de León. La cuestión cultural (cercanía a Galicia, ausencia de identidad leonesa, precisamente por la inexistencia de una indentidad “castellanoleonesa”, que no existe, que les hace virar hacia Galicia, más fuerte culturalmente) y la lejanía geográfica de la capital leonesa es otra cuestión.

“Se trata de un movimiento de reivindicación lingüística y cultural asentado en las zonas de León colindantes con Asturies”.

Error mayúsculo. La lengua y cultura leonesa va mucho más allá
Y se conserva incluso más en territorios alejados de Asturias como Cabreira, y en general en toda la parte occidental leonesa (incluyendo el occidente del Bierzo). La desinformación del artículo sobre cuestiones tan elementales de la lengua y cultura leonesa es asombrosa.

El colmo es cuando el artículo pretende poco menos que vender como solución homologable a la leonesa, la opinión de IZCA, que hasta el propio medio asegura que son residuales, y no la de partidos u asociaciones leonesas.

“Desde el partido, que considera a Castilla-León, como “una auténtica colonia interior del capitalismo español”.

¿Y qué es la Castilla-León que ellos defiendenmás que un trasunto de ese nacionalismo colonial español? De risa.

"Se considera que los problemas que denuncia el leonesismo son comunes al resto de la comunidad, y que el proceso autonómico no ha corregido"

Y comunes a toda la España vaciada interior, y la de otros países europeos y extraeuropeos. ¿Y eso que tiene que ver con un problema identitario y territorial que además se ve agravado, cultural y territorialmente por una unión política de dos nacionalidades o regiones diferentes, como eran la leonesa y la castellana, no deseada ni refrendada democráticamente por los leoneses en la Transición?

"Sarrión pone otro ejemplo de sector con potencial de desarrollo, el turismo idiomático: “El número de estudiantes que vienen a Castilla a aprender castellano es relativamente bajo si lo comparamos con el de Barcelona”."

¿Y esto que tiene que ver con León y con el problema del encaje leonés en una comunidad que rechaza? Y como este, varios ejemplos más de asuntos económicos que se dan que nada tienen que ver con la cuestión de fondo, que no es otra que un problema identitario, más similar al problema catalán, vasco o gallego (aunque el elemento independentista sea residual y se centre en la creación de un nuevo elemento territorial dentro del Estado español y no fuera de él) que al de Teruel.

"Pese a su centralidad geográfica, histórica y cultural, Castilla y León es hoy uno de los territorios más invisibles de una España ".

Malamente se puede tener centralidad geográfica, histórica y cultural en una entidad administrativa compuesta por dos nacionalidades o regiones diferentes, que hasta el propio nombre indica.

"La cuestión leonesa ha servido para volver a poner sobre la mesa el malestar de una España interior que, con la entrada de Teruel Existe en el Congreso, comienza a visibilizar que hay problema territorial más allá de Catalunya".

Error. No se trata de un problema de malestar por la España vaciada (que también, pero agravado por dicha unión política), sino de un problema territorial-identitario, que además no hace sino agravar el problema del declive económico leonés, concentrando todos los recursos económicos del gobierno en el eje Valladolid-Palencia-Burgos.

En resumen, que el artículo se centra en pretender obviar un clarísimo problema de encaje territorial y cultural de una nacionalidad encajada en un ente extraño, y diluirlo en un "es que Castillleón va fatal y por eso habla de esto", tan del gusto de gente que no tiene ni idea de la problemática concreta que existe aquí y hablan desde el desconocimiento de vivir en otra parte del Estado.

Responder
14
1
#46836 18:22 3/2/2020

Coincido con el 46746. Los srs. Rivas y Sarrión tienen una carencia casi absoluta del conocimientos filológicos, históricos, geográficos, etc. Como medievalista podría darles cientos. El Bierzo siempre perteneció al Reino de León, desde su nacencia como ástures bergidios en el Conventus Asturum. El berciano es una parte de la llingua llionesa. El conde Gatón del Bierzo hermano del rey Ordoño I de León y repoblador del Bierzo. En todo el Medioevo la vinculación es legionense. En el siglo XIX la Provincia del Sil formo parte del Reino de León, capital Villafranca del Bierzo. ¡Ah!, por cierto Villafranca, Astorga y León fueron tres de las 14 ciudades en las Cortes de 1188, "Patrimonio de la Humanidad". Yo defiendo que El Bierzo sea una provincia legionense, ¡no faltaría más!, y no esa ridiculez absurda de la comarcalización que les dieron a mis hermanos de Bergidiuum Flauuim para no darles nada. Pero todo se resume en que los leonesistas que piensan como yo, yo soy un nacionalista leonés de izquierdas, no queremos estar en ninguna circunstancia con nada que sea Castilla. De esta forma acabaremos con las mentiras históricas sobresalientes sobre Castiella, verbigracia: "No existió la Corona de Castilla". "No existieron los Comuneros de Castilla". "Las foralidades son leonesas". "Los reyes, a partir de Fernando III el Santo de León son asimismo de León". "Gutierre de Cárdenas, Adelantado Mayor de León, es el negociador por antonomasia con Boabdil". "Francisco de los Cobos, Comendador Mayor de León, plenipotenciario de Carlos V". " No existen los condes de Castilla, sino de Burgos, ¡nunca independientes!". "Sancho II es rey de León", etc...miles de datos, que recuperaremos si salimos, el País Llionés, del Engendro Autonómico de León y Castilla. Y, por cierto, srs Sarrión y Rivas, Encuesta de Electomania de finales de enero: Autonomía País-Región Leonés-a: León-81%; Zamora-59%; Salamanca.56%, y subiendo.
Dr. José María Manuel García-Osuna y Rodríguez

Responder
11
0
#46746 22:15 2/2/2020

Ya que hablan del PCE y la posición de IZCA podían hablar de la mesa autonomista leonesa que se dió en Zamora en el 78 entre 3 organizaciones de las tres provincias. Pues el leonesismo es más viejo que la UPL y precisamente el gérmen fue una escisión del PCE llamada Grupo Autonómico Leonés (GAL antes de que esas siglas significasen otra cosa en otro territorio) y que yá tenían hasta un proyecto de Estatuto de Autonomía con unos 40 artículos que hablababa de un territorio vertebrado en decenas de comarcas descentralizando el poder y con Zamora como capital al menos en lo nominal aunque se preveía repartición de sedes y competencias: vamos, la antítesis de lo que tenemos ahora...

Y de paso apuntar que hoy hay organizaciones del leonesismo civil que copan ese espacio en la izquierda como Agora País Llionés, Xuntanza, Ruchar, Mocedá en Pié o Agamecha y organizaciones civiles leonesistas como Nós Terra Maire, Conceyu País Llionés, Ciudadanos del Reino de León, Esllabón Llionesista, Colectivo Tiburcio o Comunidad Leonesa. ES como para tener que ir a IZCA a preguntar que apenas tiene cierta implantación en Salamanca ciudad y ninguna en el resto del territorio leonés.
¿Por qué no ahondan un poco más en el leonesismo de la transición y el proceso autonómico? ¿O en esos datos como que Ponferrada en 1984 fue el primer ayuntamiento en solicitar la Autonomía Leonesa o que Zamora iba a ser la capital leonesa si se hubiese producido la autonomía?

Me gustaría ver más información y con más interés en próximos artículos y con cierto seguimiento de los ya 17 municipios adheridos a la causa y que ya ubo un par de mociones en sendos municipios fuera de León provincia siendo una en Salamanca y otra en Zamora. Queremos más, es un proceso vivo y que irá a más en los próximos meses.

Responder
13
0
#46825 16:56 3/2/2020

Esas organizaciones de izquierda que nombras sólo hacen que caer en la trampa de la caciquil y españolista Upeele. No hay movida con criterio de izquierdas de verdad aquí.

Responder
2
9
#46851 21:11 3/2/2020

Hombre, en León sabemos que todas esas organizaciones son cuatro gatos en cada una, muchos nombres y poca gente, solo la UPL tiene gente y son tan de derechas como C’s.

Responder
4
0
#46743 21:13 2/2/2020

Realmente han intentado sacar votos usando este tema pero es que al pueblo llano no le interesa. Cuando Colon descubrió América ya portaba una bandera de Castilla y León, 500 años de unidad no son pocos. Hay que centrarse en crear fabricas y en modernizar la región. Pero claro eso requiere trabajar duro y saber hacer. Mirar Burgos, Pamplona o Vitoria (ciudades cercanas) tienen muchísima industria ¿por qué en León no pasa lo mismo? los políticos y la gente debería hacer auto-critica y copiar a las regiones ricas. Quejándose no se arregla nada.

Responder
1
14
#46839 18:39 3/2/2020

Siento decirte que de 500 años de unidad nada de nada. Somos un pueblo y seremos capaces de llegar a la autonomía leonesa

Responder
11
1
#46840 18:41 3/2/2020

Soy del pueblo llano y me interesa muchísimo.

Responder
9
1
#56652 22:21 12/4/2020

¿Cuando Colón llegó a América ya llevaba una bandera de Castilla y León?. Dios mío!, pero de donde has sacado esta barbaridad?. Te recomiendo que, si eres capaz, te leas el Diario de a Bordo de Colón,, concretamente la jornada correspondiente al 11 de octubre, que invade el día 12 en el relato: "Sacó el Almirante la bandera real, y los capitanes con dos banderas de la CRUZ VERDE, que llevaba el Almirante en TODOS los navíos por seña, con una F y una Y, encima de cada letra su corona....", eran las iniciales de Fernando e Ysabel... ¿como se puede ignorar e intentar hacer pasar una verdad por otra?, con este nivel ya se ve el problema de que la ignorancia es atrevida....no sabes de que hablas. estudia.

Responder
5
0
#46734 18:09 2/2/2020

El esfuerzo de aproximación a la cuestión leonesa se agradece pero opino que está bastante sesgado. El grueso del artículo es una plataforma para la narrativa IU-IZCA. Esta narrativa es reductivista, verticalista y simplificadora pues tiende a trivializar un problema de encaje etno nacional que bien podría articularse en torno al derecho de autodeterminación pero que se relata como un provincianismo justificado moralmente en el eslogan de la "españa vaciada" y en la mala gestión económica. Palurdos cabreaos. Equiparar a Segovia con León en los términos de la desafección ya es significativo. La mala comprensión del encaje de El Bierzo en el hecho diferencial leonés y su exacerbación simbólica también son significativos.

Saludos.

Responder
15
5
#46723 14:14 2/2/2020

Estando muy de acuerdo en algunas de las cosas que aquí se dicen y no tan de acuerdo en otras, se agradece —como siempre, aunque sirve de poco— que se traten los problemas de estas tierras que muchas izquierdas solo ven como un granero de diputados de la derecha. No entiendo porqué, después de explicar que el dominio lingüístico es asturleonés (por cierto, el asturleonés es lo mismo que el pachuezo, no se pueden usar ambos términos indistintamente) y que la situación de iure de la lengua es similar en ambos territorios, se dice, textual y repetido, León y Asturies. O Llión y Asturies o León y Asturias (yo prefiero esta última si se escribe en castellano, aún recuerdo el lysenkismo)

Responder
7
0
#46760 24:40 2/2/2020

No se pueden usar indistintamente. El pachuezu es un habla asturleonesa occidental con una delimitación concreta que va desde Palacios y Páramo del Sil hasta Luna y Arbas pasando por Babia y Laciana además de ser idéntica a la de algunos concejos del Suroccidente asturiano. Pero no se puede usar ese término para el resto del asturleonés puesto que hay varias hablas leonesas más con otros matices como las de Argüeyos, Gordón, Sayambre, Cabreira, Cepeda, Aliste, Senabria, Aliste y un largo etc, y eso citando las estrictamente leonesas, en Asturias hay otras tantas con sus propios matices. Por lo tanto patsuezu no se puede usar indistintamente en lugar de asturleonés: eso solo vale en la Montaña Occidental y ni siquiera vale para los forniellos que tienen un habla bien distinta, y ni la de los alrededores de Toreno que aunque pronuncian la tse en tsobu, tsagatu y vatse no dicen mucher ni fichu ni concechu, esas las dicen con Ll como en el leonés del centro-norte de El Bierzo

Responder
6
0
#46722 14:14 2/2/2020

Ni el asturleonés se habla solo en comarcas colindantes con Asturias ni todo el supuesto dialecto berciano es gallego. La lengua leonesa, asturiana o asturleonesa se habla como dice en el "Alto Sil" que agrupa Babia, Laciana, Páramo y Palacios del Sil (estos integrados en El Bierzo) además de otras comarcas ya de la vertiente del Duero como Luna, y Arbas en la modalidad denominada patsuezu, pachuezu o tsacianiegu que tiene dos particularidades fonéticas que son la tse vaqueira en lugar de la Ll (tsobu, tsume, tseite, tsinu, tsana, tsagartu, catsare, costietsa o morcietsa por lobo, lumbre, leche, lino, lana, lagarto, callar, costilla y morcilla que en el resto del leonés serían idénticas pero con Ll) y la pronunciación de Ch en lugar de Y para los grupos que en castellano evolucionaron a J (fichu, mucher, concechu, conechu en lugar de fiyu, muyer, conceyu, coneyu que son hijo, mujer, concejo y conejo). Pero el leonés no es solamente el pachuezu. También se habla el sayambriegu en la Montaña Oriental, el cabreirés en La Cabrera teniendo esta variedad en el municipio de Benuza también integrado en El Bierzo; el cepedano-alistano se habla por personas muy mayores desde Omaña y Ordás hasta la frontera zamorana con Portugal pasando por la Ribera del Órbigo y el Valle del Boeza o Bierzo Alto, la Maragatería, la Carbayeda zamorana y los nuemerosos valles y comarcas situados entre las vomarcas citadas siendo seguramente la variedad asturleonesa con más extensión y con cierto cultivo literario en el siglo pasado (Cuentos en Dialecto Leonés, El Tio Perruca [de Igüeña, en El Bierzo], Epífora y outros Rellatos o las Llogas Carbayesas del zamorano Oria de Rueda Salgueiro, entre varios otros autores), el senabrés en zamora además de otras hablas yá más diluidas o castellanizadas como las de Sayago, Las Arribes, la Palra del Rebollal y otras hablas serranas salmantinas que ya son más próximas al extremeño.

Y en El Bierzo además de las antedichas hay varios dialectos bercianos, está el gallego del Oeste de la comarca con una variedad idéntica al gallego oriental de Valdeorras u O Courel y después otras vatierades rayanas o de transición al leonés en los valles de Ancares, Burbia, el entorno de Médulas y el tramo bajo del Cúa llegando hasta Narayola, Dehesas, Horta, Canedo o Quilós. Pero en el Norte del Valle del Cúa que son el valle de Furniella (Fornela administrativamente pero Forniella en el habla local) las tierras de Espinareda, el Este del Biezo Bajo y el tramo del Sil que circula por Toreno, Cubillos y Ponferrada tienen hablas leonesas conservadas cuanto más al Norte vayamos siendo Peranzanes, Berlanga y las pedanías de Toreno, Al Fabeiru (Fabero) y Veiga (Vega de Espinareda) seguramente las más conservadoras; y ya por el Nordeste, el Este, y el Sur las variedades antes comentadas: pachuezu, cepedano-alistano y cabreirés.

Es portanto El Bierzo una comarca fronteriza muy rica no solo em producciones agrícolas o en patrimonio histórico, también lo es en lengua y cultuta tanto por su vecindad con Galicia como por lo que comparte con Asturias, León, Zamora y hasta con el Norte de Portugal.

Precisamente eso mismo se podría extender a toda la fututible Comunidad Leonesa pues Zamora y Salamanca también tienen áreas de habla gallega o portuguesa además de otras donde se mantiene con mayor o menor intensidad la lengua leonesa o bien ciertos rasgos en sus hablas sea en gramática o en vocabulario. Esa es la riqueza del País Leonés, en el que deberían primar las conexiones con los territorios vecinos e impulsar una Eurorregión trasfronteriza com Galicia, Asturias, Extremadura y Portugal.

Responder
22
1
#46846 20:52 3/2/2020

Melchor Rodríguez Cosmen en su libro “El Pachxuezu habla medieval del occidente astur-leonés” afirma claramente que “casi ha desaparecido”. Si en Babia y , zonas donde mejor se conservaba en 1982 ya casi había desaparecido, en otras comarcas más al sur no existe. Quedarán restos en léxico y giros pero los leoneses sabemos que ya ni nuestros abuelos y bisabuelos hablaron jamás el leonés, al menos los de al sur de Laciana.

Responder
0
0
#46720 14:04 2/2/2020

Agradezco que hayais hecho la intención de sacar un artículo que trate la cuestión leonesa, debo decir que se quedó en el intento, pero lo agradezco, de verdad. Ya es algo para un proyecto periodístico que aglutina otros equipos entre los que se encuentra uno de Valladolid, centro neurálgico de eso que se llamó el castellanoleonesismo o , como ya dicen sin complejos castellanismo.
Se nota que no hay un equipo leonés, se nota mucho...
Habéis querido hacer algo con nombre de la Región Leonesa y os ha salido un refrito con todas las soflamas, tópicos y lenguaje clásico del castellanismo anexionista y asimilacionista del manual del buen comunero de Villalar..
Me sorprende mucho, un medio al que estuve suscrito, que nunca tuvo una triste mención a la cuestión del País Leonés y para una vez que lo hace se deja redactar por todos los tópicos reunidos Jeiper:
Desde hace un par de años veo más cuidado en el tratamiento periodístico en medios tan poco respetuosos con nuestra causa como son El Mundo, ABC o El País. "El número de estudiantes que vienen a Castilla a aprender castellano es relativamente bajo si lo comparamos con el de Barcelona"
... Otro más...
"El año pasado el sector forestal generó en el conjunto de Castilla más de 14.000 empleos"...
... otro cachito más...
"León, donde se celebraron grandes movilizaciones contra la integración en Castilla"...
En serio? Quién os ha asesorado para asumir tanto lenguaje asimilador?
Quién os ha asesorado para decir que la Región Leonesa se "integrara en Castilla"? Nadie os informó que lo que hubo fue una unión de dos regiones en una macrocomunidad? O es que quién os asesora se le escapado el sobconsciente y os ha transmitido el verdadero proyecto asimilador del castellanismo de izquierdas ultranacionalista?
A poco que hubiérais rascado en por ahí hubiérais encontrado al doctor en ciencias políticas por la Universidad de Salamanca Carlos Javier Salgado, y podríais preguntarle por las radicales y vergonzosas diferencias entre la región leonesa y la castellana. Con un poquito más de empeño podríais haber encontrado las asociaciones pola llingua llionesa que ha en los cuatro territorios leoneses.
Teneis a Furmientu en Zamora, A los de la Palra del Rebollal en Salamanca, a Faceira en el Bierzo y en León y al Teixu nel País Llionés. Hablais de soslayo de la cuestión lingüística y la circunscribís a la frontera con Asturies, de verdad, más típicos tópicos. Habláis de berciano como variante galega en el Bierzo, sí, pero nada contais de las variantes bercianas del llionés, despojando de su bercianidad a la nuesa llingua... Por qué???
Un artículo que podía ser interesante ha resultado que es un compendio superficial de tópicos políticos que casualmente es de los que nos estamos sacudiendo en el País Leonés porque ya no podemos más. Ruego reviséis mejor las fuentes, que no os dejéis llevar por lo primero que os traen a la redacción. De verdad, hay periódicos que se la sopla soberanamente la cuestión leonesa y sin embargo escriben "las dos regiones de la comunidad" , ya saben que no somos "castellanoleoneses", saben que unos somos leoneses y otros son castellanos. Quería daros las gracias pero no lo voy a hacer. Prefiero daros un buen tirón de orejas porque lleváis la bandera de la plurinacionalidad y y aquí habéis hecho un refrito simplón con todos los tópicos del nacionalismo castellanista que casualmente es el que nos tiene al País Leonés de rehén necesario para justificar el otro gran nacionalismo, el rancio y casposo españolismo que desea tener enterrado el leonesismo no sea que pierdan hegemonía electoral y se les rompa de verdad el proyecto de esa España monocolor. Buenas tardes.

Responder
13
3
Pablo Elorduy 15:06 2/2/2020

Hola, no hay redacción de El Salto ni ningún proyecto asociado que trabaje desde Valladolid. Nunca lo ha habido.

Responder
5
11
#46841 19:01 3/2/2020

Pues sinceramente, el compendio trópicos y barbaridades escritas es lo peor que he leído sólo desde que empezaron las noticias de las mociones municipales para la creación de la comunidad autónoma de la Región Leonesa. De verdad, está lleno de inexactitudes, apenas habéis buscado fuentes o agentes sociales y culturales en activo sobre la llingua llionesa,. Sabéis que igual que en el Bierciu, en La Cabreira y Senabria comviven variantes del galego y del llionés y son ambas compketatemnte senabresas y cabreiresas? Es que no me explico, os habéis fijado que habéis adoptado el lenguaje anexionista castellano cuando generalizais a las dos regiones como "castellanas"? Estoy seguro que con Euskadi o Catalunya os cuidais mucho más con el lenguaje y jamás diríais territorio español o llamaríais catalanes a los valencianos. De verdad, en serio no veis que falta al respeto y la verdad ciertas afirmaciones. Me siento muy indignado por tener que ofrecer tantas explicaciones a algo que con otros territorios lo veis como obvio. Fatal, muy mal, un artículo pésimo y la respuesta a mi escrito decepcionante. Salud y llibertá, espero que si algún día escribís sobre Durruti no digáis "ese anarquista castellanoleonés".. visto que no me entendéis lo que digo os veo capaces. Un cordial saludo.

Responder
4
0
#46881 11:34 4/2/2020

A Durruti no le define dónde nació, si no lo que hizo en vida y por lo que luchó.

Responder
3
0
#46756 23:57 2/2/2020

Sin León no hubiera España, eso no es españolismo rancio.

Responder
6
0
#46709 10:53 2/2/2020

El problema no está solo en León, quizás más aún en Castilla, porque ¿donde ha quedado Castilla?. La Transición no contempló la capacidad de vértebrar de forma federal el Estado y que éste aceptará la plurinacionalidad, y sin contemplar a Castilla desde esa perspectiva, que tiene mucho de visión republicana, resulta imposible que seamos capaces de avanzar hacia la realidad plural del territorio. Desde las altas esferas del Estado han preferido el café para todos y el olvido de Castilla permite que esa tensión territorial se mantenga desde la polémica de problemas socioeconómicos y poco más.

Responder
7
3
#46721 14:06 2/2/2020

El artículo es sobre el País Leonés y su cuestión politica actual, no es sobre Castilla... Cuánto ego...pardiezzzzz

Responder
9
2
#46725 14:29 2/2/2020

Perdón, acabo de ver mi error. Rectifico y pido disculpas, me he equivocado.
El artículo trata sobre las dos regiones y no únicamente sobre el País Leonés. Rectifico.

Responder
4
1

Destacadas

Laboral
Deliveroo presenta un ERE a 90 trabajadores para deslocalizar sus servicios a Rumanía

La compañía de reparto de comida a domicilio ha comunicado a su plantilla su idea de despedir a casi un centenar de personas, incluso a aquellas que aún se encuentran en un ERTE. Los sindicatos dudan de la legalidad de este anuncio a la vez que se preparan para unas negociaciones que prevén complicadas. 

Centros de Internamiento de Extranjeros
Razones para cerrar los CIE

Terminado el Estado de alarma, la progresiva apertura de las fronteras internacionales abre la puerta a que los CIE recuperen su funcionalidad. Este es un recorrido de los momentos más oscuros en sus 35 años de historia.

Opinión
Feminizar las pérdidas; masculinizar los beneficios
Las que mantienen los hogares en pie, cuidan, acompañan y curan desandarán el camino iniciado en marzo: de esenciales a olvidadas.
Redes sociales
Sobre la cultura de la cancelación

De ser una herramienta para señalar en público, a través de las redes sociales, a quienes habían observado comportamientos dudosos y merecedores de reproche, la cancelación ha derivado en una práctica arriesgada que suscita controversia.

Especulación urbanística
Martínez Dalmau, sobre el decreto valenciano de vivienda: “A quienes especulan no les va a gustar”

Las Cortes valencianas convalidan este 15 de julio la ley que permite a la Generalitat intervenir en el mercado inmobiliario y ejercer los derechos de tanteo y retracto para aumentar el parque público de vivienda. El vicepresidente valenciano, Rubén Martínez Dalmau, relata a El Salto los intereses que están juego.

Últimas

Monarquía
Un grupo de medios se une para demandar al CIS que recupere las preguntas sobre la monarquía

Son quince los medios digitales que reclaman al Centro de Investigaciones Sociológicas que vuelva a sondear a la ciudadanía sobre su opinión acerca de la institución monárquica.

Caza
No, la caza no regula nada

Año a año, el número de jabalíes abatidos no para de crecer, al igual que el de daños a agricultores. Es responsabilidad de las administraciones públicas velar por mantener unos ecosistemas sanos y compatibles con la actividad humana. De eso trata poner la sostenibilidad por delante en las políticas públicas.

Opinión
Los monstruos y los pactos lampedusianaos

El PP ha dejado todo el espacio de la llamada centralidad para el PSOE en solitario. Así, a pesar del impacto de la epidemia en los imaginarios, desde el Gobierno han podido irradiar la imagen de ser el único partido de Estado.

Agrotóxicos
El 41% de los vegetales que consumes tiene residuos de plaguicidas

El informe Directo a tus hormonas: guía de alimentos disruptores señala que España es el mayor consumidor de plaguicidas de la Unión Europea.

Universidad
Uno de cada cuatro docentes en las universidades públicas es asociado

Un reciente informe del Observatori del Sistema Universitari (OSU) concluye que la mayor parte de las comunidades autónomas y universidades públicas sobrepasa el límite de contratos temporales entre el cuerpo docente que contempla la ley. Catalunya, Navarra e Illes Balears son las autonomías que más abusan de la figura de profesor asociado.