Brasil
Brasil, ¿vivir con miedo es democrático?

En las últimas tres semanas se han registrado más de 70 agresiones por motivos políticos, de las cuales unas 50 han sido atribuidas a seguidores de Bolsonaro.

Jair Bolsonaro selfie
Jair Bolsonaro se hace un selfie delante de una manifestación en 2015

publicado
2018-10-23 06:12

Brasil está totalmente dominado por la catarsis de las elecciones. Ningún otro tema de conversación se sienta en la mesa de quien teme el ascenso del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro. Dormir, soñar y despertar pensando en las elecciones. Cocinar y comer con las elecciones en la boca o, por lo menos, en la cabeza. Enfermarse e, incluso, llorar por la preocupación política.

En las últimas tres semanas se han registrado más de 70 agresiones por motivos políticos, de las cuales unas 50 han sido atribuidas a seguidores de Bolsonaro, tal y como investigó el medio brasileño Agencia Pública. Personas negras, homosexuales, transexuales, travestis o mujeres feministas, figuran entre las principales víctimas. Por precaución, unas se quitan las pegatinas de 'Él no' antes de entrar en un taxi, otros prefieren no andar por la noche de la mano de su pareja homosexual y si el conductor del Uber dice ser 'bolsonarista' muchos de los que antes adoraban discutir sobre política volviendo a casa, hoy prefieren guardar silencio por miedo a un encontronazo de ideas agresivo. “Las olas de violencia me hacen sentir miedo de ser yo misma”, me escribió hace unos días una de mis mejores amigas. En este tenso contexto político, las discusiones familiares se han vuelto tan comunes que hasta los medios de comunicación han hecho de eso noticias, podcasts o incluso memes. Otra amiga me mostraba la batalla de ideas que sostuvo con su padre vía WhatsApp, en un intento de consolarla, él le decía: “Hija, Bolsonaro solo da miedo a los que están contra él”.

Aún con miedo, las personas publican, comparten, comentan y escriben hashtags de manera compulsiva. Empresarios que financian ilegalmente la campaña de Bolsonaro realizan disparos masivos de informaciones electorales que inundan las redes, según revelan las investigaciones de un periódico. Las noticias falsas se empujan las unas a las otras. Pero si hay algo que, en Brasil, casi todos saben es que Bolsonaro defiende el porte de armas, discrimina la homosexualidad y ya hizo apología de la tortura. La inmensa mayoría de la población vio el discurso de Bolsonaro cuando, en la votación del impeachment de la antigua presidenta Dilma Rousseff en 2016, dedicó su voto al coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, torturador de Dilma y de muchas otras personas durante la dictadura. Fue Ustra quien, entre otras prácticas, ordenó traer a los hijos de una de las víctimas torturadas para que, con cuatro y cinco años, presenciasen esta terrible escena y fue Bolsonaro quien, muchos años después, rindió homenaje a la tortura con un discurso que le lleva de camino directo a la presidencia en el palacio del Planalto.

Pero las semillas de este odio fueron plantadas hace tiempo. Ni este discurso intolerante se construyó de un día a otro, ni Bolsonaro es una alternativa al actual sistema político. Lleva 27 años ejerciendo como diputado. Casi tres décadas defendiendo públicamente que “ser homosexual es un extravío”, que “el único ladrón que no vuelve a robar es aquel que está muerto”, que “un niño con 16 años debe responder penalmente por sus crímenes”, que “una mujer no merece el mismo salario que un hombre” o que “la selva debe ser productiva, si la población indígena no la explota, que lo haga un empresario”, según sus propias declaraciones.

En este Brasil polarizado, donde muchas heridas colonialistas todavía están abiertas, más de la mitad de la población apoya las propuestas de Bolsonaro. Hasta hace unas semanas todavía quedaba un poco de pudor por lo 'políticamente correcto'. Pero el masivo apoyo que recibió el candidato en la primera vuelta de las elecciones del 7 de octubre le puso un altavoz a ciertas ideas fascistas. Algunas ya pueden incluso leerse en los baños y muros de colegios y universidades, como “muerte a las lesbianas”, “masacre #Columbine” o “negros a las senzalas [alojamientos de los esclavos]”, junto con dibujos de esvásticas. Si la intolerancia toma las riendas, el camino será el de la violencia.

Cuando una joven que portaba una pegatina con el eslogan 'Él no' (Ele não) recibe una paliza de varios hombres con la camiseta de Bolsonaro y le graban una esvástica nazi en la barriga con una navaja, sangra la piel de todas las feministas. Cuando un seguidor de Bolsonaro mata con 12 puñaladas a un activista negro, mestre de Capoeira, porque afirmó su apoyo a la izquierda, violentan a todos los que defienden la tolerancia y la diversidad. Cuando el candidato de extrema derecha afirma no tener control sobre sus seguidores pero continúa expresando un discurso de estigmatización sobre las personas LGBTI, legitima las recientes muertes de una travesti y una transexual, también apuñaladas bajo el grito de “Bolsonaro”.

Algunos se agarran a un clavo ardiendo: “No tendrá tiempo ni capacidad de cumplir todo lo que propone”, “si la mayoría de la población lo elige tal vez acabe dándose cuenta de que no era la mejor solución” y, en el peor de los casos, “solo serán cuatro años”. Se vislumbra el comienzo del túnel pero la salida está tan incierta como nublada, porque la tensión está servida y el miedo está sembrado.

Relacionadas

Brasil
“Lula livre” estalló en las gargantas y se hizo canción

En torno a las 21hs hora de España, Lula, ex presidente de Brasil, salía de la cárcel de Curitiba, después de 580 días de cautiverio.

Brasil
Carlos Minc, exministro de Lula: “Bolsonaro se lava las manos con las cenizas amazónicas”

Carlos Minc fue ministro de Medio Ambiente de Brasil entre 2008 y 2010, durante el segundo mandato de Lula. El actual diputado por Río de Janeiro denuncia la responsabilidad del presidente Jair Bolsonaro en la destrucción del Amazonía, en la proliferación de los agrotóxicos y una política “entreguista” con los Estados Unidos de Donald Trump.

Brasil
El tic tac de la justicia resuena en la familia Bolsonaro

El cerco de las investigaciones en torno al asesinato de Marielle Franco, concejala carioca del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y su chófer Anderson Gomes, parece empezar a cerrarse sobre Jair Bolsonaro y su núcleo familiar.

13 Comentarios
MisterJavato 13:06 25/10/2018

Es increíble la facilidad con la que se esta abriendo hueco la extrema derecha a nivel mundial. Cuando los políticos dejan de ser políticos para pasar a ser populistas, tenemos un problema.

Responder
4
0
#24936 15:18 24/10/2018

A los amigos brasileños hay que recordarles el adagio del peligro fascista: " Primero, fueron a por los judios, pero yo no era judio y no me preocupé. Luego, fueron a por... "

Los campos de concentración en Brasil, están más cerca con el fascista Bolsonaro.

Responder
2
2
Anti Pablo Iglesias 4:31 24/10/2018

Lo mismo que Bolsonaro es Pablo Iglesias en España. Le gusta meter miedo a la gente pero se ha ido desmontando poco a poco. Fijáos lo que hace: monta actos de poca enjundia física (porque es un mequetrefe). Visita a Junqueras porque se derraman rios de tinta con una charla en la que no se dice nada. Las declaraciones a los periodistas siempre son por hechos del dia, por sucesos inmediatos y siguiendo las pautas antimonarquía, anti PP, anti EU, entre otras. Le queda menos en el Parlamento si cumple lo de estar ocho años. Ahora tiene hijos... Lo ves, Pablo como has fracasado, estás solo y Bescansa, el Monedero y Echenique están ahí. VOX te está esperando ¿No te preocupa? Ya te han puesto una pancarta en el casoplón? Yo, camarada, estaría asustadita perdida ¿En donde está lo de acabar con la "casta"? Nos has traicionado: Bolsonaro español.

Responder
0
17
#24946 17:29 24/10/2018

No creáis lo que dice este cabrón que mezcla churras con merinas y si hay algún distraído se lo puede zampar.Bolsonaro es de la cafila de Rajoy, Albert Rivera y Casado.Muy mala fe este sinvergüenza tratando de crear confusión!

Responder
6
0
#24928 9:37 24/10/2018

Bolsonaro tiene un discurso racista, machista, supremacista y violento. Iglesias tiene un discurso de defensa de los derechos humanos, feminista, pacifista y de concordia entre los pueblos. Son la antítesis

Responder
11
0
#24918 23:52 23/10/2018

Excelente retrato de la tensión que se vive en Brasil.El ódio, la pasión irracional e la violencia están acampando a sus anchas gracias a la legitimación que Bolsonaro está dando. No le he oído denunciar ningún tipo de violencia, apenas provocarla. La última es que cuando él entre en la presidencia los "rojos" o se van del país o van a la cárcel. Democracia una mierda!

Responder
3
0
Anónimo 18:29 23/10/2018

No se afirma que él sea el autor material, se afirma que él está creando el clima de odio que posibilita los crímenes

Responder
3
1
Tiago 16:46 23/10/2018

Usteds son parciales en sus materias. No tienen prueba que Bolsobaro tenga hecho estas cosas. Unstedes son corruptos como los políticos brasileños. El Señor Bolsonaro es uno hombre honrado e no tiene parte con el sistema que tiene comprado este sitio falso.

Responder
0
20
Nacho 25:37 23/10/2018

Honrado?? Você é um cego. Com pessoas como você o Brasil vai para o inferno

Responder
7
0
#24957 3:03 25/10/2018

Vc não sabe o que diz babaca! Vem morar aqui p vc ver quem é este mostro chamado bolsonaro!

Responder
0
0
#24905 18:55 23/10/2018

Se você preferir em português, aqui tem as mesmas brutalidades proferidas pelo brutamonte: https://extra.globo.com/noticias/brasil/esses-marginais-vermelhos-serao-banidos-de-nossa-patria-diz-bolsonaro-23174407.html

Responder
5
2
#24904 18:51 23/10/2018

Para que te enteres lo que ese genocida-al que tú llamas "señor"- preconiza que va a hacer. Son sus propias palabras, proferidas el domingo: https://www.elsaltodiario.com/brasil/bolsonaro-amenaza-con-hacer-una-limpieza-a-fondo-y-borrar-a-los-marginales-rojos

Responder
5
0
Marion 18:47 23/10/2018

Basta informarse para verificar las informaciones expostas aqui. El problema es que mucha gente no quiere perder tiempo informándose e después se queja de los politicos e de que nada muda... Es muy triste.. El problema no es que no hay prueba, es que por un lado hay mucha gente para esconderlas y por otro lado mucha gente para negarlas...

Responder
3
1

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

Las Kellys
Las kellys impulsan una organización internacional contra las subcontratas

Con el nombre de We end outsourcing, un grupo de kellys españolas junto a sindicalistas de Reino Unido y Francia trabajan en la creación de un colectivo internacional contra las subcontratas abusivas.

Marruecos
El amor no es un crimen, la lucha por reformar el Código Penal marroquí

Nace una iniciativa popular para “forzar” al Parlamento a debatir sobre la legislación que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas del mismo sexo, el adulterio y el aborto.

Cárceles
De la celda al estigma social

La prisión no acaba cuando un recluso cumple su pena. Ya en la calle, las personas que han pasado por los centros penitenciarios se enfrentan a la falta de trabajo y al estigma social. Los voluntarios de asociaciones como Darse o Cupif explican las dificultades que encuentra una persona presa a la hora de reinsertarse y el trabajo que realizan para allanar el camino.

Últimas

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.

Menores migrantes
Desatendidos por la administración y señalados por las derechas

La irresponsabilidad no solo pasa por quienes van a hacer campaña política a un barrio señalando a los menores migrantes como causantes de inseguridad y falta de convivencia, sino que también pasa por quienes durante años han estado estigmatizando a estos menores.