Ayuntamiento de Madrid
El concejal del distrito Salamanca prohíbe una jornada solidaria con personas refugiadas

La asamblea del espacio vecinal La Gasolinera, en el barrio de Guindalera, ha convocado una reunión extraordinaria esta tarde para abordar la defensa colectiva del recinto tras la llegada al gobierno de Madrid del PP y Ciudadanos.

Gasolinera
Una imagen de La Gasolinera Javier Miñones

publicado
2019-06-21 13:55

La Junta Municipal del Distrito Salamanca canceló el pasado miércoles 19 de junio la jornada en solidaridad con las personas refugiadas que la plataforma SOS Refugiados tenía previsto organizar el próximo sábado en el espacio vecinal La Gasolinera, en el barrio de la Guindalera. El concejal del distrito, José Fernández (PP), ha decidido anular la autorización para la actividad tres días antes de su celebración. El motivo para anular este permiso, concedido antes de la llegada del nuevo gobierno, son unas supuestas “tareas de mantenimiento urgentes”. Desde El Salto hemos preguntado tanto al Ayuntamiento de Madrid como a la junta municipal del distrito Salamanca por el detalle de estas obras, información que por el momento no nos ha sido facilitada.

La plataforma que organizaba el acto, SOS Refugiados, ha alegado ante la junta municipal que el permiso fue concedido el 11 de junio, fecha en la que no estaba contemplada por la administración ninguna tarea de mantenimiento en este espacio. Además, también han reclamado que según la ley, “cualquier resolución administrativa deberá especificar en su comunicación los recursos disponibles frente a la misma, requisito inexistente en su escrito de cancelación”. Desde la organización consideran además que la comunicación de la cancelación “no se ha hecho de forma reglamentaria”.

SOS Refugiados expresa su preocupación ante “la falta de consideración y el atropello de este nuevo ayuntamiento con quienes dedicamos nuestro esfuerzo a sacar adelante una actividad cultural, participativa y solidaria 

Tras la decisión del concejal del distrito, SOS Refugiados ha emitido un comunicado donde expresan su preocupación ante “la falta de consideración y el atropello de este nuevo ayuntamiento con las personas que dedicamos nuestro esfuerzo a sacar adelante una actividad cultural, participativa y solidaria para el barrio, sin ánimo de lucro”. Según un vecino del distrito y participante en La Gasolinera la cancelación responde a una “carga contra la lucha vecinal y la recogida de fondos para ayudar a las personas refugiadas. Ultraderecha pura y dura”.

Preparar la respuesta desde el espacio colectivo

Las vecinas y vecinos que en los últimos tres años han trabajado y organizado periódicamente actividades culturales en La Gasolinera han convocado para esta tarde, a partir de las 19h, una asamblea extraordinaria con la intención de abordar la defensa de este lugar que desde 2017 se encuentra situado en el número 1 de la calle Ardemans. Y es que a la revocación del permiso para celebrar la jornada de solidaridad se suman, de momento, la anulación del cine de verano previsto para los próximos meses y también la cancelación de la fiesta de la Memoria de los Barrios, una actividad que la biblioteca municipal del centro cultural Buenavista lleva preparando desde hace más de cinco meses y que tendría que haberse celebrado esta misma tarde, también en La Gasolinera.

La Gasolinera es un espacio de 150 metros cuadrados que se inauguró en 2017 por parte del anterior concejal, Pablo Carmona. Era un solar abandonado desde 2012. El objetivo del anterior gobierno era abrir un espacio de participación ciudadana donde las personas del distrito pudieran encontrarse para participar en la mejora del barrio y revitalizar el tejido social del distrito. Este proyecto contó desde el inicio con la oposición del PP. De hecho, Esperanza Aguirre consideraba que este proyecto vecinal nacía para “facilitar el botellón y la jardinería de autoconsumo”.

A la revocación del permiso para celebrar la jornada se suman la anulación del cine de verano previsto para los próximos meses y también la cancelación de la fiesta de la Memoria de los Barrios

La junta desmintió en su momento las declaraciones de Aguirre y la práctica ha demostrado que La Gasolinera es, en la actualidad, un punto de referencia para quienes viven en La Guindalera y ha acogido en los últimos años todo tipo de actividades culturales, educativas y sociales por parte de colectivos del barrio, la junta municipal, el centro cultural Buenavista y la biblioteca homónima. Entre estas convocatorias ha destacado por su afluencia de público el cine de verano, que se celebraba hasta el año pasado, durante los meses de julio y agosto.

Según declaraciones a prensa del PP, sus planes para este espacio pasan ahora por derribarlo y extender la biblioteca del centro cultural Buenavista, que se encuentra anexo al recinto. Esta ampliación es un antiguo proyecto que Ana Botella no culminó durante su mandato y que ya no encaja en las necesidades del distrito, puesto que el gobierno de Ahora Madrid inició los trámites de la apertura de dos nuevos espacios municipales en el distrito Salamanca que contarán con puestos de estudio, uno en la calle Núñez de Balboa y otro en la misma plaza de Colón.

Relacionadas

Personas refugiadas
Refugiados al raso mientras las administraciones se pasan la pelota

Las administraciones estatal y madrileña se rifan la responsabilidad sobre las personas solicitantes de asilo, que quedan abocadas a dormir en la calle o a recurrir a redes ciudadanas de apoyo.

Personas refugiadas
Las vecinas dicen basta ante el colapso del Samur Social en Madrid
Residentes del distrito centro de Madrid exigen a las administraciones que garanticen los derechos de las personas solicitantes de asilo y les brinden los recursos necesarios para que nadie vuelva a dormir a la intemperie frente al Samur Social.
Personas refugiadas
El Estado español incumple sus compromisos en materia de protección internacional

Una plataforma integrada por 16 organizaciones que participan en el sistema de acogida señala en un informe falencias en todas las fases de los procedimientos de protección internacional.

4 Comentarios
#36234 11:24 23/6/2019

El barrio de Salamanca es el epicentro moderno del fascismo castellano y Venezolano.

Responder
10
1
#36226 8:42 23/6/2019

¿Los vecinos han protestado alguna vez por temas de ruido o molestias?

Responder
1
4
#36194 9:38 22/6/2019

Ánimo, seguid Adelante con el evento. Hay que desobedecer o desaparecer.

Responder
6
5
#37049 20:13 10/7/2019

FUERA PROGRES DEL BARRIO

Responder
0
1

Destacadas

Chile
El desafío de cambiar un país desde una perspectiva ecologista

Mientras Chile ostenta la presidencia de la COP25 en Madrid, una cumbre que el gobierno de este país declinó organizar en Santiago tras el estallido social más importante desde el fin de la dictadura, colectivos y activistas medioambientales trabajan por que la agenda climática se instale en el debate sobre la nueva Constitución.

Vivienda
23 meses de cárcel para Isa Serra por intentar parar el desahucio de una persona con discapacidad

La parlamentaria de Podemos está acusada de desórdenes públicos, atentado a la autoridad, lesiones y daños por intentar para, en enero de 2014, el desahucio de Antonio, un vecino de Lavapiés enfermo crónico y con incapacidad permanente.

Unión Europea
Michael Krätke: “¿Recesión? Sigue habiendo varias crisis en marcha”

El doctor en económicas Michael R. Krätke estuvo en Barcelona. En esta entrevista habla sobre la situación de crisis financiera, el auge de China y el estado actual de su proyecto de recopilar todos los escritos de Marx y Engels.

Opinión
Ante el peligro inminente de una ley trans
La aprobación inminente de una ley trans es peligrosa porque ha reactivado los discursos tránsfobos.
Patrimonio cultural
El Casino de Carballo resiste, contracorriente, al tiempo

El histórico Casino 1889 de Carballo (A Coruña) continúa luchando contra la especulación inmobiliaria y se mantiene como centro cultural y social del pueblo.

Reino Unido
Auge, declive y nuevo auge de la izquierda laborista

El liderazgo de Jeremy Corbyn ha llevado al Labour a la izquierda de la socialdemocracia europea. No es la primera vez que ocurre. En los años 80 una alianza del laborismo socialista con activistas procedentes de los sindicatos, el trotskismo y los movimientos sociales tomó las riendas del partido y ganó las alcaldías de Londres, Manchester o Liverpool. Sin embargo, fracasó frente a la revolución conservadora encarnada por Margaret Thatcher.

Últimas

Honduras
Miriam Miranda: “Honduras se convirtió en un laboratorio político después del golpe de Estado de 2009”

Entre esas las voces que avisan que el desarrollo no significa progreso para sus propias comunidades está Miriam Miranda, lidereza, protectora del medio ambiente y defensora de derechos humanos garífuna de Honduras.

Renta básica
Feministas presentan un manifiesto a favor de la renta básica universal

Las firmantes consideran urgente situar la renta básica en la agenda del movimiento feminista con el fin de potenciar herramientas que apunten a la igualdad material y aporten autonomía a todas las mujeres.

Crisis climática
Algo huele mal en la Cumbre del clima
Estos días se celebra en Madrid la Cop25. A nosotros siempre nos da por desconfiar de aquello a lo que da cancha el telediario y Coca Cola.
Francia
Mumia Abu Jamal, Angela Davis y muchos más piden justicia para Adama Traoré

En solidaridad con la Campaña Internacional que se puso en marcha el 3 de diciembre en apoyo a Assa Traoré y su familia, numerosos militantes afroamericanos conocidos por su compromiso por la justicia social y la lucha antirracista han querido enviar su apoyo desde el otro lado del charco a la tenaz batalla que desde julio de 2016 encabezan los Traoré y el Comité Adama.

Infancia
La vicepresidenta de Infancia Libre recupera la custodia de su hija

La Audiencia Provincial de Granada admite el recurso de apelación de Rocío de la Osa contra la retirada de la patria potestad de su hija como medida cautelar y advierte de que no existen indicios del delito de sustracción de menores ya que la custodia era de la madre.

Bolivia
América Latina: Bolivia como síntoma

El ejemplo boliviano nos muestra que las protestas ciudadanas en América Latina deben vehicularse a través de un mayor empoderamiento ciudadano, centrado siempre en la reducción de las importantes desigualdades sociales existentes.