Gestos y hechos

El Gobierno de Ahora Madrid decoró el Consistorio con una inmensa pancarta con el lema “Refugees welcome”. El gesto de dar “carnets de ciudadanía” no está exento de valor simbólico pero, ¿podemos conformarnos con eso?

Ayuntamiento Refugiados
El Palacio de Cibeles en Madrid, sede del Ayuntamiento Álvaro Minguito

publicado
2018-07-30 10:00:00

Gestos. A los pocos meses de llegar al Ayuntamiento de la capital, el equipo de gobierno de Ahora Madrid decora el Consistorio con una inmensa pancarta con el lema “Refugees welcome”, lo que despierta encendidas críticas de la oposición municipal. Se inicia una batalla cultural —otra más— en las que tanto derechona como gobiernos (municipales, autonómicos y ‘nacional’) progresistas gustan de medir sus fuerzas discursivas y movilizar a su bando.

Hechos. Finales de junio, paralelamente al arribo del buque Aquarius al puerto de Valencia, colectivos que trabajan con personas sin papeles —¿refugiados? ¿solicitantes de asilo? ¿inmigrantes? ¿cuál de estas categorías es la socialmente legitimada para ser acogida?— denuncian que, como ya ocurrió durante el invierno pasado, los dispositivos municipales para la acogida de refugiados están colapsados. Durante varios días son las asociaciones y organizaciones solidarias las que se encargan de alimentarlos, vestirlos y darles cobijo en diversos centros sociales.

Gestos. El 18 de julio, con gran bombo mediático, el Ayuntamiento de Madrid entrega flamantes carnets de ciudadanía, un nuevo documento municipal que permite a los y las indocumentadas tener algo parecido a unos papeles. Varias asociaciones de personas sin papeles alertan de que es un gesto de márketing con regusto electoralista que no resuelve realmente el problema de empadronamiento y de acceso a los derechos que dan los papeles ‘de verdad’. Reconozcamos que es un gesto valiente ante la oleada de xenofobia que recorre Europa. Un gesto que convive con la realidad de que siguen sin responderse con una investigación independiente las denuncias de manteros y sus sindicatos ante el maltrato y la persecución que sufren por parte de la Policía municipal.

¿Nos bastan los gestos? ¿Bastan las batallas culturales de los gobiernos de progreso en minoría? ¿O se puede ser más exigente?

1 Comentario
#21191 8:28 30/7/2018

No, no Podemos. No LogRo.

Responder
9
0

Destacadas

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Cine
El cine ya mostró la América de Trump

El sorpasso de Trump en la elecciones presidenciales de 2016 provocó un cisma en la nación del dólar. Pese a la debacle emocional, el cine de esas tierras había anticipado el dibujo de un electorado afín a su ideología y proclive a las políticas del mandatario estadounidense.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Fronteras
El Gobierno italiano desmonta el campamento autogestionado de migrantes Baobab

Después de 20 desalojos, el Gobierno italiano ha cerrado definitivamente el campamento Baobab, un centro gestionado por voluntarios que ha atendido a más de 70.000 personas migrantes y refugiadas.

Huelga feminista
Una campaña denuncia la criminalización de la huelga feminista y llama a desobedecer ante las sanciones
El Espai Feminista de Sants pide el respaldo de las organizaciones que apoyaron la huelga feminista para hacer visibles las sanciones a las activistas.
Historia
Un atentado en busca de autor: engaños sobre la bomba en la calle del Correo

La semana pasada, ETA asumió en su último boletín interno la autoría del atentado de la calle Correo. Una bomba que atentó contra civiles y —eso se supo más tarde— contra varios miembros de la Brigada Social del Franquismo. El régimen intentó involucrar al PCE en esa explosión.

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.