Las mujeres protagonizan las buenas noticias en un año para olvidar

No todo fueron penas en este 2017. Hacemos un breve repaso por aquellas noticias que nos permiten ver el año que nos deja —por suerte— desde otro punto de vista.

Huelga residencias
Trabajadoras de las residencias vizcaínas celebran el fin de la huelga. Imagen: ELA.

¿Que el año 2017 fue un año horrible? No vamos a negarlo. Cambio climático a las puertas, la ultraderecha gobierna en Estados Unidos, Gran Bretaña, Hungría, Austria, Polonia... y avanza en España, Francia y Alemania. Pero no todas son malas noticias. Hacemos un breve repaso por aquellas noticias que nos permiten ver el año que nos deja —por suerte— desde otro punto de vista.

El año del movimiento feminista

Si una lucha ha protagonizado 2017, sin duda es la feminista. El año comenzó con 500.000 personas en Washington y 2,5 millones en todo el mundo en la descomunal Marcha de las Mujeres en contra de la agenda ultraconservadora del Gobierno de Donald Trump. Y terminó con una imparable ola de denuncias de acoso y abuso sexual —iniciada en octubre por una serie de actrices contra el productor Harvey Weinstein—, que rompía el silencio en torno a las incontables situaciones que las mujeres experimentan en todos los ámbitos profesionales y personales.

En España, la movilización de solidaridad desencadenada a partir del caso de la violación múltiple de Sanfermines es muestra clara de que algo está cambiando. El 17 de noviembre, decenas de miles de mujeres en varias ciudades del Estado llenaron las calles al clamor de “Yo sí te creo”. El efecto Weinstein en España alcanzó al mundo del cine, de la política y el mundo académico, con las denuncias de abusos en la Universidad Complutense de Madrid.

Otro de los avances con foco en las mujeres es el nuevo Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado el 28 de septiembre, un texto que enmienda muchas de las deficiencias de la Ley de Violencia de Género de 2004. Sin embargo, según denuncian los colectivos feministas, hasta ahora el pacto no ha sido desarrollado ni ha contado con los recursos necesarios para que sus mejoras se puedan implementar. Entre los avances que presenta este pacto está el reconocimiento de las víctimas de violencia de género no supeditado a la interposición de denuncia. 

Leer más: Lo que deja fuera el Pacto de Estado contra la Violencia de Género


Imagen de una de las decenas de manifestaciones de las trabajadoras.
Imagen de una de las decenas de manifestaciones de las trabajadoras de las residencias de mayores en Bizkaia. J. Marcos

La “gran victoria” de las trabajadoras de las residencias de Bizkaia

Tras 370 días de huelga, la más prolongada que se recuerda en Bizkaia, las trabajadoras de las residencias de mayores de esta provincia consiguieron la firma de un preacuerdo de convenio con Gesca, Elbe y Lares, las tres patronales del sector. Según el sindicato ELA, la movilización terminó con “una gran victoria”.

El 27 de octubre, las trabajadoras recibieron a los representantes sindicales entre aplausos, abrazos y gritos de alegría. “Lo hemos conseguido, hemos resistido”, “La lucha la gana la gente que batalla”, cantaban mientras celebraban con champán el “acuerdo histórico”. Entre las mejoras laborales conseguidas para las 5.000 trabajadoras del sector destacan aumentos salariales progresivos, contratación de nuevo personal o pluses por fines de semanas.

Leer más: Obreras del cariño, las ‘kellys’ de los cuidados


Bershka
Concentración de las trabajadora de esta empresas propiedad de Amancio Ortega.

Las trabajadoras de Bershka ganan a Inditex

Ha sido la primera gran huelga contra Inditex en España, una huelga protagonizada —al igual que la de las residencias de Bizkaia— por mujeres, y que también ha tenido final feliz. Las 63 trabajadoras de Bershka en Pontevedra sufrían una clara discriminación con respecto a las plantillas de las otras provincias gallegas. Esta discriminación suponía, entre otras cosas, hasta 130 euros de diferencia en el salario mensual, según la CIG, sindicato mayoritario en la empresa. Además, denunciaba esta central sindical, la empresa obligaba a las empleadas de Pontevedra “a realizar horas complementarias en vez de incrementarles la jornada”.

El 26 de octubre, la asamblea de trabajadoras de Bershka en Pontevedra iniciaba una huelga para mejorar las condiciones laborales de la plantilla. Y el 4 de noviembre, la desconvocaba por unanimidad después de llegar a un acuerdo con la empresa, parte del holding del multimillonario Amancio Ortega.

Las trabajadoras consiguieron, tras nueve días de huelga, el compromiso patronal de acercar sus salarios al de sus compañeras de otras provincias gallegas, un plus de 40 euros mensuales y remunerar tres de los días que estuvieron en huelga. Durante casi dos semanas, la marca de ropa juvenil de Inditex tuvo cerradas las cinco tiendas que tiene en Vigo, Pontevedra y Vilagarcía de Arousa. El acuerdo se produjo tras una concentración frente a la sede de la empresa en Arteixo (A Coruña) que convocó a 300 personas.

La histórica movilización por el soterramiento en Murcia

Está por ver si se trata de una victoria real, pero la guerra por el soterramiento del AVE a su paso por Murcia ya ha conseguido algo que hacía muchos años que no se veía en esta región: más de medio millón de personas en las calles, movilizadas durante meses, en este caso para evitar que las vías marginen diversos barrios de la capital murciana.

A día de hoy, el Gobierno central afirma que ha ordenado el inicio de las obras de soterramiento, pero insiste en que el alta velocidad llegará a Murcia antes de que acaben, por lo que el tren irá en esa primera etapa sobre superficie. La Plataforma Pro Soterramiento no confía en las promesas del Ministerio de Fomento y mantiene la batalla por conseguir que el nuevo tren no llegue a la ciudad sin soterrar. Advierten de que las primeras adjudicaciones para las obras de soterramiento son por importes insuficientes para cubrir estos trabajos y que si el tren llega a la ciudad sobre superficie, no se soterrará.


Leer más: La comisión de peticiones insta a España a garantizar el soterramiento del AVE a Murcia


estiba
Asamblea de estibadores en el puerto de Barcelona. Víctor Serri

Los estibadores ganan al Gobierno y a la patronal

Toda la maquinaria mediática que intentó presentar a los trabajadores portuarios como unos “privilegiados” no surtió efecto —fotos de estibadores en descapotable mediante—. Sí surtieron efecto los más de cinco meses de medidas de presión, con cierres intermitentes de puertos, que causaron 150 millones de euros de pérdidas, según el Ministerio de Fomento, en un sector estratégico para la economía española. A finales de junio, se confirmaba que la batalla la habían ganado los trabajadores de la estiba frente al intento de reforma del Gobierno y la patronal del sector: el acuerdo alcanzado garantiza el 100% de los puestos de trabajos, una de las principales demandas de los sindicatos desde el principio. Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía, celebró “la victoria” de los estibadores: “Cuando los trabajadores se organizan pueden parar decretos”.

Las Kellys, en Madrid
Concentración de Las Kellys en la plaza de España de Madrid. Álvaro Minguito

El empoderamiento de las que limpian

Las kellys —camareras de piso— han conseguido este año el reconocimiento de toda la sociedad. Desde Madrid hasta Canarias, pasando por el País Valencià o Andalucía, las movilizaciones de las limpiadoras de hotel han marcado el año y han hecho que todo el mundo vuelva la cabeza para observar las condiciones de trabajo de un sector hasta ahora olvidado, a la vez que mostraban que otro sindicalismo es posible. Por lo pronto, el Parlamento Europeo ya las ha escuchado y ha pedido explicaciones a España por la precariedad laboral que sufren estas trabajadoras.

Leer más: Las camareras de piso luchan por dignificar sus condiciones y derechos laborales


ILP manifestación
Concentración de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca frente a los juzgados. Álvaro Minguito

el PP, acorralado por su política de vivienda

Una buena noticia... y otra mala. 2017 comenzaba con la octava sentencia condenatoria del Tribunal de Justicia Europeo a España por su Ley Hipotecaria. En ese caso por la cláusula de vencimiento anticipado. Un mes antes, la séptima sentencia condenaba las cláusulas suelo. La mala noticia: el Gobierno del PP sigue ignorando los dictámenes europeos y, además, como consecuencia, pagamos todos. En concreto, en los próximos meses puede imponerse una multa de 105.000 euros diarios por el retraso en la aprobación de una ley que trasladara a la legislación estatal la Directiva Europea 2014/17/UE, que incluye medidas que siguen sin contemplarse en el proyecto de Ley de Crédito impulsado por el PP, y que sí aparecen en la propuesta de ley inmobiliaria impulsada por la PAH.

Leer más: Europa contra la ley hipotecaria española


Hazte Oir homofobia
Autobús de Hazte Oir mostrando su rechazo a la infancia trans. David Fernández

El Congreso tramitará la Ley de Igualdad LGTBI

Este año se ha cumplido una demanda histórica del colectivo LGTBI: el Congreso aprobó en septiembre la proposición de Ley de Igualdad LGTBI, que incluye como algunas de sus medidas la despatologización de la transexualidad, el derecho a la “autodeterminación de género”, la prohibición de la mutilación genital de las personas intersexuales al nacer y el derecho a acceder a técnicas de reproducción asistida en el sistema público o la creación de un Centro Nacional de la Memoria Histórica LGTBI. La propuesta de ley fue impulsada en 2016 por la Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales (FLGTB).

Leer más: El Congreso tramitará la Ley de Igualdad LGBTI


Alfredo Astiz ESMA

Un paso adelante en la justicia universal

Para Amnistía Internacional, dos de las mejores noticias de 2017 tienen que ver con históricos fallos judiciales. El primero de ellos se produjo el 22 de noviembre, cuando el excomandante serbobosnio Ratko Mladic fue condenado a cadena perpetua por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY). Entre otras cosas, se le acusó de genocidio por la matanza de bosnios en Srebrenica. Una semana después, la Justicia argentina condenó a cadena perpetua a 29 represores, incluido Alfredo Astiz, por los delitos de lesa humanidad cometidos en el centro de detención clandestino ESMA durante la última dictadura (1976-1983) y por arrojar vivos al mar a los prisioneros en los conocidos como “vuelos de la muerte”.

Leer más: Alfredo Astiz, “el ángel de la muerte”

0 Comentarios

Destacadas

Salarios
Dos millones de asalariadas cobran menos de 864 euros al mes

El empleo a tiempo parcial y la brecha salarial sitúan a más de un 40% de las mujeres trabajadoras en las tres décimas partes de asalariadas con peores sueldos. Desde el sábado 10 de noviembre las mujeres españolas trabajan “gratis” por la diferencia de retribución entre trabajadores y trabajadoras.

Racismo
Colectivos racializados encabezan la marcha del 11N contra el racismo institucional
Por segundo año, colectivos racializados encabezan una manifestación en denuncia del racismo institucional
15M
Cuenta atrás para el juicio a los detenidos la noche que comenzó el 15M

La Fiscalía pide penas de cárcel que suman 74 años de prisión para las 14 personas detenidas en la noche el 15 de mayo de 2011 en Madrid.

Feminismos
Gracias Chochete
3
Gracias a una Chochocharla sé que en mi vulva hay más de dos o tres agujeros o conozco cómo funciona el clítoris

Últimas

Fútbol
Goles por encima de la valla

Fundado en 2015 en Jerez, el club Alma de África está formado mayormente por inmigrantes que buscan su identidad a través del fútbol. Han conseguido dos ascensos y numerosos reconocimientos por fomentar la integración.

Educación pública
La comunidad educativa extremeña reclama medidas para climatizar las aulas

Tras la propuesta de Ley presentada por Podemos para acondicionar los centros educativos extremeños mediante técnicas bioclimáticas, las comparecencias de los colectivos y expertos del sector revelan deficiencias en los colegios e introducen medidas para combatir las temperaturas extremas.

Contaminación
Fosfoyesos, los lodos que contaminan Huelva
Huelva vive pendiente de la decisión que se tome acerca de las balsas de la discordia. La cuestión es si Fertiberia los va a retirar o los cubrirá con una capa de tierra.
Sindicatos
300 feministas piden la retirada de la demanda para ilegalizar el sindicato OTRAS
Amaia Pérez Orozco, Justa Montero, Elena Poniatowska o Isabel Coixet apoyan el manifiesto para pedir que se retire la demanda para ilegalizar OTRAS.