15M
Indultados Carlos Cano y Carmen Bajo, condenados por un piquete en la huelga general del 29M de 2012

Carlos Cano y Carmen Bajo, activistas del 15M en Granada, fueron dos de los primeros activistas condenados bajo el artículo 315 del Código Penal, tradicionalmente usado contra quien obstaculiza la actividad sindical.

Carlos Cano y Carmen Bajo
Carlos Cano y Carmen Bajo, durante una rueda de prena, en junio de 2014, en la que anunciaron la petición de indulto. Imagen de Toma los Barrios.

publicado
2019-03-11 13:30:00

Carmen Bajo y Carlos Cano, ambos miembros de la Asamblea del 15M en Granada, fueron condenados a tres años de cárcel por un delito contra el derecho de los trabajadores y al pago de 3.655 euros de multa por participar en un piquete que, en la huelga general que tuvo lugar el 29 de marzo de 2012, recorrió las calles de Granada. Hoy, el Boletín General del Estado (BOE) recoge el indulto parcial a los dos activistas, decretado por el Ejecutivo de Sánchez, más de cinco años después de la sentencia, según publica la web El BOE nuestro de cada día.

Los indultos parciales de Cano y Bajo suponen la rebaja de la pena de cárcel de tres a dos años, evitando así la entrada en prisión al no tener ninguno de los dos antecedentes penales. Son dos de los ocho indultos recogidos en el BOE de hoy, entre los que se cuentan los de dos personas condenadas por delito de amenazas, otra por impago de pensiones, por lesiones, robo y apropiación indebida.

Cano y Bajo fueron dos de las decenas de personas que, a partir de 2012, comenzaron a enfrentarse a procesos judiciales por participar en piquetes en huelgas, estrenando la lectura del artículo 315 del Código Penal —que castigaba a quien intentara impedir la actividad sindical— para castigar a sindicalistas y participantes en piquetes. Los dos activistas participaron en un piquete informativo formado por entre 50 y 70 personas que, la noche anterior a la jornada de huelga, paseó por la zona de bares de Granada. “La Champagnería fue el segundo bar en el que entramos”, explicaba Cano en una entrevista a Diagonal en diciembre de 2013, después de conocer la sentencia. “La idea era llegar y presionar un poco para que la dueña cerrara el bar y, si no, pues irnos. Con carácter pacífico”. El activista explica que hubo tensión con un par de clientes y el piquete salió del bar. “La policía llegó y nos identificó, básicamente porque fuimos los últimos en salir”.

En marzo de 2013 fueron condenados por el Juzgado de lo Penal número 1 de Granada. La sentencia fue recurrida a la Audiencia Provincial, que mantuvo la pena para los dos activistas. Y, tras hacer todo el recorrido de la justicia en España, fue recurrida ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en tan solo cuatro veces respondió rechazando el recurso, sin presentar motivaciones para ello, según explicaba entonces a Diagonal Jesús Díaz Formoso, abogado de Bajo.

Relacionadas

Salud mental
La ONU señala el sindicalismo como “fundamental” para la salud mental
El último informe del relator especial para la salud de la ONU afirma que las medidas para combatir la desigualdad son más efectivas para promover la salud mental que las terapias medicinales.
Franquismo
Konfiskazioak: Frankismoaren itzal luzea

Bada hari luze bat gaur egungo erregimena eta Frankismoa lotzen dituena: ondasun publiko eta pribatuen arpilatzeak. Diktadurari etekina atera zioten enpresak eta konfiskazioen itzulera aztergai. SINDIKALAGENDA  Ekainak 14-21.

Metal
Diez mil trabajadores del metal llenan Bilbao

Ante el bloqueo de la mesa de negociación por parte de la patronal, todos los sindicatos han acordado en bloque cinco días de paros. La primera jornada de huelga fue ayer y las siguientes tendrán lugar la primera y tercera semana de junio.

0 Comentarios

Destacadas

Laboral
Las kellys llaman a la primera huelga de camareras de piso en Baleares

Camareras de piso de Ibiza y Formentera han decidido en una asamblea celebrada este lunes convocar una huelga de dos días en agosto. Piden regular la carga de trabajo de manera urgente para evitar riesgos innecesarios para las 6.000 trabajadoras empleadas en este sector en estas islas.

Literatura
“Hoy a las mujeres gordas se les permite contar sus propias historias”

La escritora Sarai Walker aborda en Bienvenidos a dietland dos cuestiones importantes: una sobre el cuerpo y otra sobre la ira de las mujeres

Literatura
“Europa no ha perdido su memoria sino su sensibilidad”

En Una vez caminé sobre la suave hierba la escritora austriaca Carolina Schutti propone, con un estilo intimista y sutil, una historia de identidad y desarraigo, un pulso por recuperar la memoria negada. La protagonista se llama Maja, pero podría llamarse de cualquier modo y estar en cualquier sitio.  

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno. 

La Rioja
Desacuerdo entre el PSOE y Podemos en La Rioja
El gobierno de La Rioja sigue bloqueado tras una reunión in extremis entre Podemos y PSOE la víspera de la nueva votación ¿Qué ha pasado en La Rioja?
Biodiversidad
Apicultura intoxicada: agricultura, biodiversidad y plaguicidas

Es indispensable escuchar el reclamo de las organizaciones ecologistas que piden el compromiso político de todas las formaciones para reducir al 50% el uso de plaguicidas en 2023.

Últimas

Violencia machista
“Violencia intrafamiliar” y memoria del olvido

Mi padre era un monstruo, pero era un monstruo del franquismo. Era la reproducción “intrafamiliar” de la dictadura: el poder único e incontrolado de un macho, inculcado, aplaudido y avalado por el sistema político-social.