Banderas con el águila y el fascismo que hay que temer

Cuando llegue un nuevo fascismo capaz de crecer sin límite a la vista, lo reconoceremos porque su tema no será la unidad de España sino la exclusión de los migrantes.

Propaganda del partido de ultraderecha alemán AfD
Propaganda del partido de ultraderecha alemán AfD. Oxfordian Kissuth
Isidro López

Es miembro del Instituto DM.

Diputado autonómico de Podemos y miembro del Instituto DM

publicado
2017-09-30 07:58:00

Una subtrama relacionada con el 1-0 que merece la pena señalar tiene que ver con el repunte "franquista" de los últimos días en el Estado Español. Es un error grave confundir este repunte con el ascenso de la nueva extrema derecha reactiva en el resto de Europa. Y no es un simple error de identificación, es un error político que nos pone mirando lejos de los verdaderos nichos que hoy tendría esa nueva extrema derecha aquí.

Cuando llegue un nuevo fascismo capaz de crecer sin límite a la vista, lo reconoceremos porque su tema no será la unidad de España sino la exclusión de los migrantes. Será una fuerza obrerista, españoles primero, antiglobalización y antisistémica en ruptura con el franquismo. Será un tercerismo, algo mas afín a la primera Falange, al peronismo o al nacionalblochevismo ruso que al PP.

Puede perfectamente ser una alianza de dirigentes trajeados impecables y fuerzas de choque territorializadas en los barrios. Un papel que podría haber asumido Ciudadanos al principio de sus días, sino fuera porque su fijación con, precisamente, la unidad de España les ha llevado a una lógica de Estado que les aleja de este rol.

La reanimación de los rescoldos franquistas, por estomagante que sea, no tiene recorrido político. Y para ellos vale ese lugar común, manido y desorientador, de que en España no hay ultraderecha porque está en el PP. Es muy improbable que las complicaciones a futuro vengan por ahí.

Cuando se habla de la emergencia de la nueva derecha, tendemos a pensar en terminos de una "derechización de la derecha", y si fuera ese su forma, no estaría Vox comiéndose los mocos. Los casos de media Europa y de Estados Unidos apuntan a que la nueva extrema derecha crece sobre el fracaso de la izquierda y no sobre una radicalización de la derecha.

Como confirmación, y van unas cuantas de esta tesis, basta ver los datos sobre trasvase de votos hacia AfD en las ultimas elecciones alemanas. Los votos del SPD, Verdes y Die Linke que han volado hacia AfD superan a los que vienen de la CDU. Si se leen juntos los trasvases de votos, incluyendo casi el mismo número de votos desde el SPD a Die Linke que de Die Linke a AfD, se puede decir con bastante certeza que tenemos un movimiento de votos hacia la fuerza percibida como antisistémica mucho más que una derechización del espectro político.

2 Comentarios
#424 8:34 30/9/2017
Hace siglos que el radicalismo extremista se acomodó y vivió en Europa; el nacimiento del comunismo a partir de ideologías entremezcladas de preferencia claramente izquierdista, el derrocamiento del zarismo en Rusia condujo a los promotores de la revolución bolchevique al poder un poder ganado con la sangre derramada de un pueblo mancillado y explicado. Pero la izquierda comunista no mejoró ni restauró las libertades económicas ni derechos civiles de aquel maltrecho pueblo, otra clase de tiranía surgió de entre los escombros. Lo mismo ocurrió en Alemania con el nacional-socialismo o partido Naci, de nuevo la extrema izquierda gana terreno. El fascismo nació en Italia y el franquismo en España, sin embargo el franquismo no puede considerarse una formación política, el poder militar asume la jefatura del estado tras un periodo de guerra y permanece en el poder como única representación del pueblo lo que se conoce como dictadura militar. La Europa de principios del siglo X X conoció muy a su pesar y vivió en sus carnes la entronización del comunismo con aquella falaz propaganda de unidad para la clase obrera con los desastrosos resultados que aún a día de hoy se padecen. El marxismo- Socialismo del que nadie habla y sus antagónicas metamorfosis. Importa quien ostenta el poder si es respaldado por ideologías que atentan o vulneran los principios fundamentales; evidentemente no existiría la extrema derecha sin su antecesora o la madre que engendro los extremismos y nacionalismos, la izquierda. Evidentemente la política nació pora dar voz y representación al pueblo ante la egemonia monárquica y sus guerras sucesionistas. Europa fue marcadamente de ideología izquierdista una vez que la monarquía fue perdiendo su poder absolutista.
Responder
0
4
Bufalo 19:11 30/9/2017
Anónima, con lecciones de historia de este calibre no necesitamos leer más. En veinte líneas hace usted un análisis magistral, científico y con pocas faltas de ortografía. Deberían proponer su candidatura para algún premio de comunicación. ¡Qué poderío! ¡Me quito el cráneo!
Responder
1
3

Destacadas

Derecho al agua
Un juez del Supremo vinculado a Agbar rechaza un recurso sobre el precio del agua
Joaquín Huelín participó en un convenio entre Agbar y el CGPJ entre 2012 y 2015 para formar sobre derecho de aguas.
Historia
Mary Nash: “Es un error tratar de interpretar los movimientos actuales comparándolos con los del pasado”

La historiadora irlandesa afincada en Barcelona ha investigado la “bella revolución imaginaria” de Mayo del 68 y sus evocaciones en el duro contexto español.

Últimas

Actualidad
El ecologismo llora al activista Mariano González
Consternación y shock en los movimientos sociales madrileños tras conocerse la noticia del fallecimiento el sábado mientras practicaba la escalada del activista Mariano González, de Ecologistas en Acción.
Memoria histórica
Historias del exilio después de Guernica

4.000 niños vascos fueron refugiados en el Reino Unido en la Guerra Civil. Algunos de ellos, y sus descendientes, reconstruyen hoy lo sucedido.

Tren de alta velocidad
25 años de una lucha que la Ertzaintza ordenó tratar como “terrorismo”

Se cumple un cuarto de siglo del nacimiento de la Asamblea AntiTAV de Euskal Herria, un colectivo que aglutinó a quienes trataban de frenar el proyecto de Alta Velocidad y que fue criminalizado por la Policía vasca.