Voto rogado
65.000 españoles en el extranjero no pudieron votar el 28A por no recibir las papeletas a tiempo

Marea Granate hace pública una encuesta sobre las razones de la baja participación de los españoles migrantes en los procesos electorales. 

Marea Granate
Manifestación de Marea Granate en París, en 2014. Archivo Diagonal

publicado
2019-09-26 12:00

“Sin voz ni voto”. Desde que se aprobó la reforma de la ley electoral en 2011, que incluía la figura del voto rogado, ya van 16 citas electorales en las que la población española en el exterior debe superar una gincana de obstáculos para ejercer su derecho al voto.

Con vistas a las elecciones del 10N, el colectivo de migrantes Marea Granate ha hecho público el resultado de una encuesta en la que participaron más de 2.000 españoles residentes en el extranjero para dilucidar cuáles son las razones que llevan a que la participación de este colectivo haya caído a mínimos históricos.

Esta semana, Marea Granate presentará los resultados de la encuesta a la Oficina de Instituciones Democráticas de la OSCE, el organismo internacional de vigilancia de los procesos democráticos. Según este sondeo, la principal razón de la “caída en picado” de la participación desde 2011 —hasta llegar al 5,63% el 28A— se debe a la obligación de solicitar el voto con antelación en cada convocatoria electoral a los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA). El fin del voto rogado se ha convertido en una promesa recurrente en los programas  de diversos partidos políticos, pero nunca se ha llegado a concretar.

Un 47% de las personas encuestadas no llegó ni siquiera a rogar el voto “ya que les fue imposible inscribirse en el consulado que les correspondía”
Las trabas burocráticas son la principal razón de la baja participación, según detalla el informe de Marea Granate. Un 47% de las personas encuestadas no llegó ni siquiera a rogar el voto “ya que les fue imposible inscribirse en el consulado que les correspondía, por la inaccesibilidad de estos, ya sea por la distancia a la que se encuentran o por el horario de apertura, incompatible con la jornada laboral”. Por poner un ejemplo, para poder registrarse en el censo de residentes ausentes una persona que vive en Vancouver (Canadá), tiene que recorrer 4.000 km hasta Toronto.

Desde Marea Granate denuncian una “interpretación muy restrictiva de la ley”, que exige ir en persona al consulado para realizar la inscripción o la modificación de datos “cuando en realidad en ningún apartado de la ley se indica que esta presencialidad sea obligatoria”. También el colectivo de migrantes critica la “repentina limitación de las funciones” de los consulados honorarios, donde “actualmente no es posible realizar ningún tipo de trámite” en estos organismos. Tal como se puede observar en el mapa, no son pocos los países en donde registrarse en el censo oficial requiere una costosa inversión de tiempo y dinero.



Pero registrarse en el censo y pedir el voto rogado a veces no es suficiente para poder votar. El 33% de las personas que rogaron el voto no recibieron las papeletas a tiempo. De las peticiones de voto tramitadas —182.545 en total—, 64.624 personas no pudieron finalmente votar. “Un tercio de los residentes en el extranjero que no participaron en las pasadas elecciones generales no se abstuvieron por decisión propia o desmotivación, sino por no recibir las papeletas a tiempo”, señala Marea Granate.

“Un tercio de los residentes en el extranjero que no participaron en las pasadas elecciones generales no se abstuvieron por decisión propia o desmotivación, sino por no recibir las papeletas a tiempo”

En el caso de las elecciones de noviembre, todo apunta a que los plazos serán incluso más cortos. Según la encuesta de Marea Granate las papeletas tardaron en llegar, de media, entre 39 y 45 días a los países europeos, entre 49 y 53 días a los países americanos y entre 49 y 54 días al resto de continentes. “Dado que en esta convocatoria todos los plazos se han reducido quienes residimos en el extranjero solo vamos a tener unos escasos 35 días para recibir la documentación electoral, lo que significa que se reducirá muchísimo nuestra posibilidad de votar, incluso viviendo en Europa”, detalla el informe.

La “desmotivación por el día de la marmota electoral”, en las cuartas elecciones en cuatro años, “sin que se vean avances en la formación de Gobierno”, es otra de las razones que explican la baja participación. Aunque la desmotivación viene más por “las dificultades y la falta de garantía del sistema” que por el desinterés en las elecciones, una opción que solo abraza el 3% de las personas encuestadas. En cambio, casi un 50% de los encuestados afirmó que estaba interesado en el proceso electoral, pero decidieron no tramitar el voto por las trabas burocráticas.

Relacionadas

Elecciones del 26 de mayo
El “día de la marmota” del voto exterior

Tras las elecciones generales y a 20 días de la próxima cita electoral, el colectivo Marea Granate alerta una vez más sobre las bajas cifras de participación de las personas residentes en el extranjero como consecuencia del voto rogado.

Migración
“Queremos votar y no nos dejan”
Aunque las personas migrantes se movilizan para luchar por sus derechos políticos serán muchas las que, una vez más, se quedarán sin votar.
Elecciones
Marea Granate ve insuficiente la propuesta de Sánchez para el voto exterior

Frente a la propuesta de reforma de la Ley electoral del PSOE, con la que se eliminaría el voto rogado, el colectivo de personas emigradas apunta que son necesarias otras medidas para hacer posible el voto exterior.

7 Comentarios
#40087 18:48 28/9/2019

En mi caso el enlace de internet que me proporcionaron para rogar los votos NO FUNCIONABA y por imcompatibilidad de horario laboral no podia ir personalmente. Trabajan menos horas que nadie del pais y no te ayudan en absolutamente nada.

Responder
0
0
#39974 14:24 26/9/2019

el gobierno ya ayudo a que votasen y metio la papeleta que quiso como piensa hgacer ahora otra vez

Responder
0
0
#39984 15:55 26/9/2019

Iluminatis!

Responder
0
0
#39967 12:54 26/9/2019

Vivo en Túnez y no pude votar porque las papeletas llegaron a última hora, pero cuando lo hicieron la información de recogida estaba en árabe, así que literalmente no sabía donde recogerlas. El problema es que el correos de los diferentes carece de un plan de coordinación con la embajada, así que es realmente complicado votar. Al rededor de nuestro barrio hay 4 oficinas de correo, no sabía a cual ir y en cada una hay más de una hora de cola hasta llegar a la ventanilla. Con 3 días de margen me fastidió... E iba a votar a UP

Responder
0
0
#39975 14:31 26/9/2019

no te preocupes, que tu voto ya estara en la urna , no sera al tuya pero da igual, ti voto lo pone sanchez y encima sabe que no iras a votar

Responder
1
0
#40005 20:35 26/9/2019

en!?

Responder
0
0
#39983 15:55 26/9/2019

Aliens!

Responder
0
0

Destacadas

Vejez
“Podemos aguantar la huelga de residencias de forma indefinida”, asegura el sindicato ELA

La huelga de las trabajadoras de residencias arrancó en septiembre de 2018 y el viernes cumplió la jornada 146. Lejos de solucionarse el conflicto, el sindicato mayoritario asume un mes más de huelga si el 11 de diciembre la patronal no aprueba su propuesta.

Medio ambiente
Mar Menor, ecocidio anunciado

El Campo de Cartagena ha sufrido una profunda transformación en apenas unas décadas. Los excesos de una agricultura industrial intensiva y del turismo de masas han colapsado la mayor laguna salada de Europa. Los habitantes de la zona exigen frenar la debacle.

Partido Laborista (Reino Unido)
Raíces radicales: Corbyn y la tradición del radicalismo inglés

Las ideas que sustentan el corbynismo están profundamente integradas en la tradición radical inglesa. Reclamar esta tradición puede jugar un papel clave en la revitalización de nuestras ambiciones para el futuro.

Homofobia
CGT denuncia un despido “homófobo” en la estación de esquí de Sierra Nevada

La empresa Cetursa prescinde de los servicios de un trabajador fijo discontinuo con 15 años de experiencia. El sindicato CGT relaciona el despido con la orientación sexual del empleado.  

Contigo empezó todo
La muerte con la que Joan Peiró se ganó a sí mismo

Mientras esperaba el consejo de guerra, el franquismo victorioso hizo una oferta irrechazable al sindicalista y ministro republicano Joan Peiró.

Infancia
Alicia Murillo: “Una mujer adulta es una persona opresora respecto a la infancia”

El feminismo de hoy en día es adultocentrista porque solo defiende a las mujeres adultas. Así lo denuncia Alicia Murillo, activista feminista, artista y ama de casa que desde hace tres años lidera el proyecto Becas La Caja de Música, destinado a niños que han sufrido maltrato por parte de su padre o madre.

Últimas

Racismo
Sobre Hortaleza o por qué el antirracismo debe de ir más allá del discurso

No se puede entender este atentado racista sin poner sobre la mesa todos los mecanismos que alimentan el racismo institucional y social, mecanismos que afectan a las niños, niñas y niñes y a sus familias migrantes y racializadas

Kurdistán
La Corte Suprema y la guerra en el Kurdistán
Los tribunales belgas han determinado que no se puede tratar al PKK como una organización terrorista, sino como un bando de un conflicto armado
COP25
Carteles para el fin de este mundo

Hay espacios donde los principios no se trafican y no es fácil que los mercaderes se hagan hueco. Este parece ser uno de ellos.

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.