Transfobia
Alexia Enséñanos, la nueva cara de la cruzada antigénero

Aunque Alexia Enséñanos nace como proyecto educativo, la trayectoria, las ideas y las actuaciones de su creador la convierte en peligroso movimiento de adoctrinamiento. En estas líneas trataremos de desenmascararlo

Aleix Romero Peña

publicado
2018-11-20 01:38

2004. Un policía municipal logroñés, Salva Martí, participó en el reality show Gran Hermano. Los realizadores del programa habían decidido que, en aquella edición, coincidiera con dos antiguas parejas suyas, una de las cuales abandonaría la célebre casa de Guadalix de la Sierra a las dos horas de comenzar el espectáculo. Expulsado por su comportamiento a las primeras de cambio, Salva pasó a integrar las filas del famoseo más petardero continuando sus sonados enfrentamientos con una persona trans a la que ya se había enfrentado en dicho concurso.

2018. Reintegrado a sus antiguas funciones policiales, Salva Martí vuelve a saltar de nuevo a los titulares reinventándose como promotor de un proyecto educativo. Alexia Enséñanos consta de talleres dirigidos a niñas y niños de 3 a 6 años para que conozcan normas de protección básica. Salva da sus clases ayudado de una marioneta que, como modelo de inclusión, representa a una policía de origen africano. En pocos meses su éxito es tal que el Ayuntamiento logroñés decide incorporar el proyecto en la programación de las ludotecas municipales.

El títere es desplazado por el titiritero, ¿pero quién mueve los hilos de este último?

Pero la polémica, catorce años después, aún continúa persiguiendo a un Salva que no se siente cómodo fuera del modelo heteropatriarcal. En los perfiles abiertos por Alexia Enséñanos vuelca diversos vituperios contra la que denomina “ideología de género”, convirtiendo a sus opiniones personales en contenido del proyecto, y demostrando con ello que es incapaz de distinguir entre educación y adoctrinamiento. Y hasta un tiempo lo hizo sin apenas repercusiones. Salva ha impartido los talleres vestido con el uniforme de la Policía Local –el proyecto tiene de hecho la pretensión de hacer más cercana la figura del policía, con prácticas educativas como “salir a patrullar (sic)” o “poner multas (resic)”, actividades que culminan con un diploma de “agente de policía (más sic)”– y Alexia Enséñanos conseguía el apoyo municipal, por más que los comentarios y posturas de su responsable fuesen ya de sobra conocidos.

Fue una denuncia pública de diversas asociaciones y colectivos LGTBI + la que, obligando al Ayuntamiento de Logroño a reflexionar sobre su compromiso con la igualdad de género, canceló la colaboración de esta institución con el proyecto de Salva Martí. Para cualquiera sin su bagaje mediático de Salva aquello habría sido un golpe definitivo, pero Alexia Enséñanos se mantiene, considerándose damnificado por la corrección política y llegando a convocar el 17 de noviembre una manifestación en defensa de la sacrosanta “inocencia” infantil. Por qué el género es algo perjudicial para la infancia y los prejuicios de los mayores no, es algo que ni Salva ni el resto de los participantes aclararon, especialmente teniendo en cuenta que una ideología solo se puede combatir desde otra ideología, sobre todo si esta última no se encuentra respaldada por la ciencia.

Salva Martí también recibe el apoyo de Vox, que le organizó una conferencia en la capital riojana junto con Alicia Rubio, otra compañera de infortunios en la lucha contra la “ideología de género”

En cualquier caso, debemos considerar en su justa medida el sacrificio que dicha resistencia está exigiendo de nuestro educador, policía local y exconcursante de GH. Porque, víctima de un aciago destino típico de tragedia griega, Salva Martí se ha visto obligado a robarle todo el protagonismo a su marioneta Alexia. El títere es desplazado por el titiritero, ¿pero quién mueve los hilos de este último?

Alexia Enséñanos ha contado casi desde el principio con el patrocinio de la Plataforma 18-M, una red ciudadana que defiende el endurecimiento del sistema penal. Su punto más mediático reside en Juan José Cortés –conocido por ser el progenitor de la víctima de un asesino pederasta–, que es quien la dirige y que ha sido últimamente noticia por haber sido captado por el PP de Pablo Casado. Además, en una clara muestra de los vasos comunicantes que existen entre las derechas españolas, Salva Martí también recibe el apoyo de Vox, que le organizó una conferencia en la capital riojana junto con Alicia Rubio. Es otra compañera de infortunios en la lucha contra la “ideología de género” que se encuentra en plena gira promocional fomentando la heteronormatividad y difundiendo odio allí por donde va.

No cabe duda de que es la política ultraconservadora la que ha dado y da alas a Alexia Enséñanos. Significativamente, Salva Martí ha centrado sus dardos en otros partidos, PSOE y Podemos, a los que considera responsables de la desgracia de Alexia, aunque el Ayuntamiento de Logroño esté gobernado por el PP. Pero la auténtica víctima en este caso no es una marioneta.

Las verdaderas víctimas son quienes sufren la desigualdad de género o padecen los caprichos de una biología con la que no se identifican. Si se considera que no tienen la edad adecuada para hacerlo, ¿quién o qué velará por sus derechos? Desde luego que no aquellos que reivindican que “los niños son intocables” al tiempo que los utilizan en función sus intereses políticos.

Porque lo que aquí está en juego es definir qué es exactamente preocuparse por la infancia.

2 Comentarios
#28325 18:33 22/12/2018

Hay que ver quien es el que escribe el articulo... jajajaj lo dice todo de su ser... una pena.
Pobre naturaleza.. tiene la culpa de no dar el genero deseado ajjajajajajajaja

Responder
1
0
#26425 7:00 21/11/2018

Hay que repasar l sintaxis y ortografía, está escrito muy mal

Responder
2
0

Destacadas

Laboral
Un año sin minería de carbón en Asturias

El reparto y la escasa cuantía de los fondos de la UE para financiar la llamada Transición Energética Justa avivan el malestar de unos valles mineros que, un año después del cierre de las últimas minas de carbón, siguen sin contar con propuestas de futuro claras ni viables.

Asturias
Mieres: oasis cultural para un desierto industrial

¿Puede funcionar la cultura como una herramienta para combatir el desaliento provocado por la crisis económica y demográfica? Bajo el lema Make Mieres Great Again, la localidad minera, que en los años 60 llegó a tener 70.000 habitantes y hoy no alcanza los 40.000, ha recuperado autoestima y visibilidad perdida, convirtiéndose en un referencia de la cultura alternativa de la Asturies actual.

Brasil
Brumadinho: del luto a la lucha

Durante cinco días, 350 personas afectadas por represas marcharon por Minas Gerais exigiendo justicia para las víctimas del mayor crimen ambiental de Brasil. El derrame de lodo tóxico ocurrido hace un año amenaza con extender la contaminación por metales pesados a toda la región.

Editorial
Política contra los zascas

El acuerdo de coalición alcanzado en enero necesita de buenas noticias para que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos no sucumba ante el hostigamiento que han planteado las élites.

Historia
Éric Vuillard: “Las ideas de la Revolución Francesa aún tienen un largo recorrido por delante”

El pueblo contra las élites. Quizás una realidad más compleja cuando uno se adentra en las interioridades de la historia. Así lo reflejan los libros de Vuillard, galardonado en 2017 con el Goncourt, el mayor premio de las letras francesas, por El orden del día.

Capitalismo
Seis intuiciones recientes sobre economía digital del conocimiento y lo común

Se diría que, en la economía digital, el factor crítico y lo verdaderamente nuevo no es la idea, sino la existencia de un capital financiero masivo carente de alternativas más rentables.

Últimas

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.

Humor
Troll a sueldo mínimo

Trigésimo tercera entrega de las viñetas de Mauro Entrialgo para El Salto.

Tecnología 5G
Organizaciones médicas, ecologistas y científicas reclaman paralizar la instalación del 5G

Una resolución del Defensor del Pueblo reconoce que la implantación de la tecnología 5G en España no ha sido objeto de evaluación ambiental previa. Tampoco se ha hecho en el caso del Plan 5G ni de los proyectos piloto derivados del mismo, en los que se va a utilizar una banda de frecuencias para las que aún no se han fijado los límites de exposición seguros.