Agresiones homófobas
Denuncian una agresión homófoba en Badajoz

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del jueves, en una discoteca del centro y posteriormente en la calle. Las amigas del agredido lo han denunciado a través de las redes sociales.

Stop homofobia
Stop Homofobia

publicado
2018-07-13 20:30

Según publican las amigas de la víctima en Twitter e Instagram, todo empezó dentro de la sala Atenea, discoteca a la que acuden gran cantidad de jóvenes cada jueves. La primera agresión de la noche tuvo lugar al grito de consignas franquistas. "¡Roja! ¡Comunista! ¡Soy facha, viva Franco!", fue lo que dijo la agresora antes de tirar del pelo a una de las afectadas, sin conocerse de nada y en mitad de una conversación con más chicas: "No me conoces de nada. ¿Qué clase de persona ataca a otra por el hecho de pensar diferente?", dice la agredida en su vídeo. Tras esto siguió insultando a la otra amiga y las amenazó con que, si no salían del baño, les pegaría. No hicieron nada para evitar que fuese a más, afirman las jóvenes.

En el momento que salían llegó su amigo, que al verle la agresora comenzó a gritarle "¡Maricón!". Tras salir de la discoteca sin más problemas, en la Plaza de España, continuó el acoso. La agresora de antes, junto con otra amiga comenzaron a gritar "¡Gay, maricón!", y a golpearlo. Él, "como persona humana que es, se defendió como pudo", cuenta su amiga en twitter. En seguida se unió el hermano de una de las agresoras rompiendole la camisa, tirándolo al suelo y dándole patadas. "Por ser gay, solamente, no tienen el derecho de atacarte, no hay ningún motivo lógico, no me entra en la cabeza, usad más vuestro coco que para algo lo tenéis’’ dice su amiga en el vídeo.
Un coche de policía que pasaba por la plaza, tomó testimonios a las personas afectadas y a las agresoras, que afirmaron que él les había agredido primero.

La víctima ya ha denunciado en comisaría los hechos y prefiere mantenerse al margen de los medios

La víctima ya ha denunciado en comisaría los hechos y prefiere mantenerse al margen de los medios. Su amiga expone que ‘’¡Tenemos que tragarnos el miedo y hacer frente a estas injusticias, no tienen derecho a atacarte por pensar o tener una orientación sexual diferente!’’.

Colectivos sociales como la Coordinadora Estudiantil de Badajoz o la Comisión 19M, así como el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Extremadura o Podemos Badajoz ya se han solidarizado con las personas afectadas a través de las redes sociales.

Relacionadas

Agresiones homófobas
Más allá de la Ley LGBTI extremeña

El 19 de marzo de 2015 se aprobaba la Ley de igualdad social en Extremadura. No era algo menor: nuestra tierra, tristemente acostumbrada a ir siempre por detrás, se situaba por una vez como una referencia, una de las comunidades pioneras en el Estado español en materia de derechos LGBTI. Hace unos días, El Silencio, local comprometido con la lucha LGBTI en Badajoz, amaneció con pintadas a favor de VOX.

Homofobia
Protesta en Cádiz por una agresión lesbofóbica

La agresión tuvo lugar la madrugada del sábado 26 de enero, cuando dos jóvenes comenzaron a increpar a una pareja de chicas, llegando a herir levemente a una de ellas tras arrojarle un vaso de cristal a la cara. La protesta está prevista para este martes a las 19 horas en la Plaza del Palillero. 

Crímenes de odio
El Observatorio contra la LGTBfobia registró 287 incidentes
Los datos provisionales de este organismo que coordina Arcópoli apuntan a un aumento con respecto a los delitos de odio registrados en 2016, cuando recogió 240.
3 Comentarios
#20403 14:12 14/7/2018

A ver si se persona la junta o el ayuntamiento como acusación particular y que actúe la fiscalía

Responder
1
0
#20352 22:19 13/7/2018

Conforme la juventud va manifestando de manera libre y pública su orientación sexual los intolerante y homófobos no lo soportan. Espero que la policía actúa contra los agresores

Responder
5
0
#20350 20:39 13/7/2018

Es preocupante la escalada de agresiones homófobas en Extremadura: agresión transfóbica en una discoteca de Mérida, agresión homófoba en Villanueva de la Serena, daños al monumento a la diversidad en Mérida...

Responder
5
0

Destacadas

Dependencia
Los fondos de inversión desembarcan en el cuidado de mayores

En Madrid existen 426 residencias para la tercera edad, de las que 25 son 100% públicas y 18 tienen su gestión externalizada. El resto son privadas, un pastel que no pasa desapercibido a las empresas que buscan maximizar la rentabilidad del cuidado de personas mayores.

Medios de comunicación
Mentira la mentira, mentira la verdad
Para controlar la veracidad de lo que leemos, escuchamos o vemos, el colectivo Xnet propone una verificación previa de la información que se difunde, basada en saber quién crea y paga las ‘fake news’ y quién cobra por crearlas y viralizarlas.
Bolivia
El golpe anunciado que Evo Morales no supo prever (y 2)

Los golpistas lanzan una carrera contrarreloj para aplastar brutalmente la resistencia popular, inhabilitar a Evo Morales y García Linera y desmontar los logros de la revolución antes de convocar nuevas elecciones.

Corrupción
Griñán condenado a seis años de cárcel y nueve de inhabilitación para Chaves

La audiencia de Sevilla condena por malversación a José Antonio Griñán y a Manuel Chaves por prevaricación a causa de las prejubilaciones en Andalucía, conocidas como “caso de los ERE”.

Internet
El presente como distopía ochentera

¿Cómo juzgaríamos el mundo actual en caso de poder observarlo desde la perspectiva de los años 80?

Literatura
Luna Miguel: “La generación de escritores macho ya se está muriendo”
La escritora y periodista Luna Miguel se suma con ‘El coloquio de las perras’ al trabajo de recuperación gracias al cual, si estás atenta, tu lista de lecturas pendientes tendrá pocos autores de los de siempre.

Últimas

Violencia machista
El negocio tras la violencia machista

Muchos medios de comunicación ven en los feminicidios oportunidades para aumentar sus ingresos, vulnerando los derechos de las víctimas e ignorando sistemáticamente los códigos deontológicos. Las presiones y la misoginia en los medios, la precariedad y la falta de especialización dificultan la buena praxis de las y los periodistas.