Renta básica
La burocracia telemática y la brecha digital dejan fuera del ingreso mínimo vital a miles de personas

El simulador del ingreso mínimo vital recibió tres millones de pruebas en los primeros cuatro días desde su nacimiento. Se estima que acogerán a la ayuda unas 850.000 familias, o lo que es lo mismo, 2,3 millones de personas.

18 jun 2020 04:10

Clic. Clic. Clic. “¿Es usted un robot?”, pregunta, al finalizar el formulario para demandar el ingreso mínimo vital, la página del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Cuando Manu, solicitante, pulsa para reconocerse humano la página da error. Vuelve a probar. Error de nuevo. ¿Será que Manu es un robot?, ¿los robots también comen? Manu coge el teléfono. Marca el 900 20 22 22 y llama. Vuelve a llamar. Lo vuelve a hacer. Repite la acción. Lo hace de nuevo. Hasta 120 llamadas en total en su registro. “Solo una de las 120 entró en el sistema y fue para que una máquina me dijese que, por el volumen de llamadas, no podían atenderme”, enuncia y se lleva la mano a la cara. Menos mal que es un teléfono gratuito. Colapsado, pero gratuito. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) no ha soportado la incertidumbre de tantas familias.

Febrero de 2020, Philip Alston, relator especial sobre la extrema pobreza y los Derechos Humanos de la ONU informa sobre lo que ha vivido en territorio español: “Me encontré con trabajadores en asentamientos en condiciones que compiten con las peores que he visto en cualquier otra parte del mundo. A kilómetros del agua, sin electricidad o saneamiento adecuado”. En su radiografía social plasmada en declaraciones, decía haber visto a gente vivir “como animales”. 10 de junio de 2020, el Congreso aprueba por mayoría absoluta el ingreso mínimo vital. 13 de junio de 2020, David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo, elogia la nueva medida contra la pobreza en España. 15 de junio de 2020, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional observa en una entrevista que ocupa el titular principal del diario El País que el ingreso mínimo vital es un “buen instrumento por la igualdad”. Mismo 15 de junio de 2020: comienza la travesía de solicitar la renta que con 461 euros te hará dejar de ser un “animal” a ojos de relatores de la ONU.

Fuera de los titulares, fuera de los papeles burocráticos, abajo, muy abajo, hay miles de personas confundidas solicitando no saben muy bien qué, ni cómo. Los funcionarios no tienen ni la formación ni la información para guiar a los solicitantes y los solicitantes no consiguen atinar a marcar de forma correcta las casillas. Una vez más, la burocracia, como ya pasaría anteriormente con la tramitación de los ERTE, dejará atrás a los de siempre.

La pandemia, además, con la desescalada asimétrica, aún mantiene cerradas oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de Andalucía, Castilla y León y algunas provincias de Castilla-La Mancha. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado de que no puede garantizar la seguridad sanitaria. La vía telemática se ha coronado como la opción más usada. Sin embargo, la tecnología y las trabas enunciadas anteriormente no están siendo una salvación, están siendo un dedo más en la llaga de los menos favorecidos.

Esto, según cuenta Julen Bollain, economista y estudioso de los subsidios y rentas, se denomina tasa de no aceptación. Para entenderlo: aquellos que no acceden o no logran acceder a la cuantía a pesar de tener derecho a ella. Esta tasa de no aceptación “ahorra dinero público”. ¿Es de interés que algunas de las 850.000 familias que, se calcula, podrían acceder al ingreso mínimo vital, no accedan por desesperación, incapacidad en su gestión o por darse por vencidos en mitad de los trámites?

Brecha digital, brecha generacional

María abre el portátil de su hijo por primera vez en su vida. Ha llamado al teléfono de información del INSS y no ha habido respuestas. Mira la pantalla y no sabe qué hacer. El simulador le dice que sí tiene derecho a ello, pero no sabe qué hacer. Pide ayuda a su hijo para teclear la información. “No sé a qué se refiere con esto que me piden aquí, no entiendo el enunciado”, dice. Y lo repetirá varias veces durante toda la mañana. La página se queda en blanco, da error. Vuelta a empezar.

Recuerda a la escena filmada por Ken Loach, cuando en Yo, Daniel Blake (2016) el protagonista, viudo, en paro y sin recursos, le dice, impotente, a un funcionario de una oficina de trabajo lo siguiente: “Dame tierra y te construyo una casa. Jamás he utilizado un ordenador. Ahora es todo digital, pero yo trabajo con un lápiz”. El funcionario le contesta que hay un número especial para disléxicos y Daniel Blake acepta: él es “disléxico con los ordenadores”. La escena se cierra, de forma paradójica, con la invitación del funcionario a que busque el número de teléfono en Internet.

María vuelve a llamar a la oficina del INSS. Comunica. Requiere de la ayuda de su hijo de nuevo. “Él me pregunta y yo intento contestar, pero en muchos apartados la ambigüedad nos juega una mala pasada”, dice la madre.

Si el relator de ONU insistió en la falta de suministros, de electricidad, de agua, de saneamiento, ¿cómo será posible que los más vulnerables accedan vía telemática a la ayuda?, ¿por qué se insta a realizar la petición por estas vías? Es algo que se pregunta Manu: “¿Qué hay de esas personas que no tengan conexión a internet en casa o que hayan tenido que quitarla en estos meses por los ingresos que no han obtenido?”.

Poniendo datos a la brecha digital, el INE recogía en 2019 que el 8% de los hogares españoles no tienen acceso a Internet. El 8% de las familias ni siquiera van a tener la opción de aferrarse a una página bloqueada por exceso de solicitudes telemáticas. El 8% de las familias está fuera del sistema y queda en el ostracismo con ayuda de una brecha digital en la que subyace la vulnerabilidad económica y social. La vía telemática contribuye a la marginación. En el estudio económico de Julen Bollain sobre la no aceptación, concluye que no solo existe una “información inadecuada”, sino que también las situaciones y los contextos “son múltiples”. Ello lleva a una sociedad a sentirse menos protegida, puesto que se observa que ni siquiera los programas de ayudas son resolutivos.

Lenguaje burocrático

A la brecha digital se le suma otro contexto: la falta de formación a la hora de rellenar un simple formulario. ¿Están confeccionados para todo el mundo? Manu, solicitante del ingreso mínimo vital, apunta al lenguaje como uno de los obstáculos: “Yo estoy acostumbrado a usar los términos que utilizan en estas solicitudes. Estudié Administración y gracias a ello entiendo todo sin problema. Pero si me pongo en la piel de personas mayores o personas que no acostumbren a leer este tipo de documentos, la confusión puede ser importante”. El lenguaje es un mecanismo disuasor, por tanto.

Ingreso mínimo vital

Manu, solicitante del ingreso mínimo vital admite que “para las personas mayores”, el lenguaje burocrático puede ser “confuso”.

Parafraseando a la periodista Leila Guerriero, a la gente no le pasa nada como “¿Has solicitado las pensiones y prestaciones a las que pudieras tener derecho excluidos salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ayudas análogas de las comunidades autónomas?”. A la gente lo que de verdad le pasa es que ha recibido una transferencia en su cuenta con la que tiene que comer, pagar las facturas o arreglarse la dentadura. O un cheque social para gastar en un supermercado. O un sobre con una pequeña ayuda por parte de un familiar. Y esa gente no sabe si tiene que marcar sí o no. No sabe si análoga, si prestación, si pensión, si renta mínima de inserción, si Cáritas o Cruz Roja, si Ayuntamiento o Gobierno autonómico.

Las personas en situaciones, incluso, de extrema pobreza, reciben dinero y no tienen tiempo que perder. A la gente le pasan cosas y no puede pararse a pensar en estos enunciados fríos y cuestiones embarradas donde no pasa absolutamente nada. “Me han concedido una beca para los estudios, ¿es eso un ingreso?, ¿debo sumarlo en la casilla?”, se pregunta Andrea, otra solicitante.

“Una amiga me ingresó por Bizum dinero para pagar el alquiler, ¿es eso un ingreso?”, pregunta María.

Prueba y error

“Quizás se deba a la saturación, imagino que muchas personas están accediendo a la web durante toda la mañana y eso lleva a que la ‘tumben’ o se den algunos errores”, explica Manu. A su pareja, dice, se le borra todo el formulario cuando pasa de la casilla de ‘localidad’ a la de ‘dirección’. Resulta que ‘localidad’ y ‘dirección’ son campos marcados con un asterisco y, como todos los humanos saben, asterisco es igual a campo obligatorio para rellenar. Sin rellenar ‘localidad’ la pareja de Manu se tendrá que conformar con esperar a que se desature la página web o le cojan el teléfono en los próximos días.

“Brasil no existe entre las nacionalidades”, se queja otra solicitante. “No deja cargar documentos de más de 15 Mb”, dice Manu. “Ahora mi código postal no existe”, se queja Aurora desde Extremadura. “Estoy que trino”, firma y afirma. “Los ayuntamientos, además, están como nosotros, no tienen ni idea”, asegura. Aurora cuenta que ha enviado un correo electrónico a distintos puntos de información de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social para solicitar ayuda y no la ha obtenido. “Desesperante”, así califica las primeras horas de solicitud del ingreso mínimo vital. Es difícil desesperar aún más a los desesperados.

María saca fotos a los documentos, con precaución y mimo. Su hijo los añade a la documentación de la solicitud. Uno por uno: no tiene escáner. Firman un papel a mano, lo fotografían de nuevo con cuidado y lo agregan. La página del Ministerio avisa de un error nuevo. En gris clarito salta un aviso: “Formato .jpg o .pdf”. “Mira, déjalo, probamos otro día”, lamenta María dirigiéndose a su hijo. “Espera, no. Pruebo de nuevo”, contesta su hijo. Tras varios intentos, cuando cree haber conseguido rellenar el formulario, Daniel Blake se topa con un error en la página web. Daniel no vuelve a intentarlo, se rinde.

La imagen estaba en formato .jpeg. Una letra como la ‘e’ podría haber hecho desistir a otra familia, pero el hijo de María se ha dado cuenta: .jpg no es lo mismo que .jpeg. Todo el mundo ha de saberlo, incluso el 8% de aquellos que no tienen acceso a Internet.

Las preguntas frecuentes de la página web, además, creadas para establecer un soporte informativo, son más asépticas que el gel hidroalcohólico, ahora de uso diario. Son preguntas deshumanizadas. No contestan o no lo hacen de forma rotunda a las dudas, son demasiado generales, no individualizan. “Me pongo a leer las preguntas y parece que hablan consigo mismos. Quiero que me expliquen qué tengo que hacer para llegar a la ayuda a la que tengo derecho. No puedo estar toda la mañana jugando con la comida del próximo mes”, señala María.

Los funcionarios, fuera de juego

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios se pronuncia y lo deja todo claro. No pueden ayudar porque (aún) no saben. “Con una carga de trabajo cada vez mayor, no hay que olvidar que esta nueva prestación viene para quedarse y sumarse al resto de las existentes, no disponemos a día de hoy de una formación específica ni de información clara sobre las instrucciones para llevar adelante la tramitación de esta nueva prestación”, denuncian.

A este ingreso mínimo vital se podrán acoger, según los cálculos del Gobierno, unas 850.000 familias —que se traduce en 2,3 millones de bocas que alimentar—. Sin embargo, el 8 de junio, siete días antes de abrirse la posibilidad de solicitarlo, se habían efectuado tres millones de simulaciones en la página web. “No quisiéramos ponernos la venda antes que la herida, pero la avalancha de solicitudes puede ser memorable y mucho más allá de los 850.000 hogares que desde el Gobierno se prevé tengan derecho a esta prestación”, insiste la CSIF y añade que, actualmente, soportan una “acuciante falta de efectivos” para hacer frente a la gestión.

“No quisiéramos ponernos la venda antes de la herida, pero la avalancha de solicitudes puede ser memorable”, informa la CSIF

La primera vez que María coge un ordenador es para pedir perdón por solicitar 461 euros. La primera vez que Manu llama más de 100 veces a un número de teléfono y no recibe respuesta es para no perder la esperanza. Aurora lo seguirá intentando todas las mañanas. Porque con el hambre no se juega. Clic, clic, clic. “¿Es usted un robot?”. No, clic.

Relacionadas

Renta básica
Ingreso mínimo vital: del ruido burocrático al silencio administrativo

A tres meses de que se comenzaran a presentar las solicitudes, la lentitud de la tramitación y la incertidumbre ante el silencio de la administración, ha obligado al gobierno a anunciar algunas medidas. Las entidades insisten en la necesidad de simplificar los procesos y reclutar el personal necesario para procesar todas las solicitudes pendientes.

Renta básica
Renta básica universal: un debate que se abre camino hacia Europa
Activistas de diversos países alientan llevar la propuesta de una renta básica universal e incondicional a las instituciones europeas.
19 Comentarios
#68102 11:16 22/8/2020

Despues de enviar la cantidad de papeles que te exigen por internet el primer dia que han puesto para pedir el ingreso minimo todavia no recibi respuesta ya vamos para setiembre y todavia dice en estudio ,Hay mucha gente sin trabajo por que si hace falta personal para las solicitudes no incorporan a mas inclusive gente que esta pidiendo el ingreso y les saldria rentable y todo,la verdad que falta de organizacion cuando ya esta el dinero de la U,E para estas ayudas que estan esperando que ese dinero vaya a parar a otros bolsillos....

Responder
0
0
#67226 15:21 11/8/2020

Digo Aquí Con Eso De Q La Renta Minina Vital La Ivan A Dar Inmediatamente Me Parece DEPRORABLE Q Este Gobierno Deje Al Español Pasar Necesidades Tienen Q Aprender De Los Países Europeos Q Dan A La Gente La Paga Sin Necesidad DW NENDEGAR A Parte EEUU da a cada persona semanalmente 400 euros 1600 euros al mes y aquí 400 euros miserables todo a los bolsillos de los gobernabtes bueno así es España trabajo precario dan y buscan a gente sin documentos para pagarles 290 euros sin seguridad social todo en negro q gente de verdad cada vez me decepcionó más haber tengan cuidado no vayamos hacer Venezuela 2

Responder
1
0
#63706 25:56 20/6/2020

Gracias por el artículo, refleja una mínima realidad de lo tortuoso que es pedirlo a la gente que se cree que es fácil solicitarlo, que llega a todos los que de verdad lo necesitan... Es un gran avance social, pero incluso sabiendo algo de ofimática o teniendo un poco de cultura es muy difícil solicitarlo. Yo lo he conseguido hechar, pero echo en falta un video en YouTube explicando cómo rellenarlo y como solucionar todos los posibles fallos y errores que te pueden aparecer al enviarlo. Os aseguro que tendréis millones de visitas y haríais una gran labor social.

Responder
2
0
#63694 17:10 20/6/2020

Se regatea la miseria de 460€ a las personas, se las atormenta: la izquierda oficial y la derecha dicen "no hay dinero" para "vagos". Pero los bancos y otras empresas privadas están recibiendo masivamente reservas gratis a través del Target-2 del BCE. Es lo habitual. Se siguen, desvergonzadamente, criterios mercantiles, no democráticos de inversión. Sin embargo la democracia es plural; El actual es un régimen corporativo oligárquico.

Responder
0
0
#63667 24:30 19/6/2020

He creado un grupo en Telegram para ayudarnos entre nosotros a completar la solicitud, si no lo hacemos nosotros, tampoco ahora vendrán a rescatarnos. Solo se rescata a los bancos y corporaciones. @ingreso_minimo_vital

Responder
6
0
#63570 24:16 18/6/2020

Estoy en desempleo, sobrevivo dando clases particulares y alquilo una habitación en Sevilla... no tengo acceso a la ayuda...

Responder
7
6
#63660 23:40 19/6/2020

Ya.

Responder
0
0
#63566 22:09 18/6/2020

En primer lugar, gracias por el artículo, pero hay algunos detalles que no se ajustan mucho a la realidad. En primer lugar es un servicio que lleva dos días funcionando y es normal que se colapse. También es cierto que se colpase porque las personas que atienden están de como media 15 min con cada llamada. No creo que el lenguaje del formulario sea frío. Es un formulario normal y no tiene más misterio que otros. Que hay gente que se queda fuera por la brecha digital, sí? Pero esa brecha lleva existiendo años. De hecho, muchas personas no saben que pueden solicitar una prestación no contributiva autonómica. Sobre los niños. Por cada menor a cargo, hay ayudas y no de ahora y el ingreso mínimo vital lo ha mejorado porque pasa a cobrarse mensualmente y además, ha subido la cantidad.

Responder
0
9
#63597 11:22 19/6/2020

No, no es normal que se colapse. Se colapsa si no pones los medios necesarios, se colapsa si solo quieres titulares en los periodicuchos, si realmente el dinero se lo van a dar a la patronal de los ERTES y esto son las migajas de las migajas. Vamos, se colapsa porque no les importa una mierda.

Responder
10
0
#63565 22:02 18/6/2020

cada día teneis más dificil realizar críticas sin tocar a la psoe podemos, qué superservilismo tía

Responder
3
3
#63539 14:44 18/6/2020

A miles? Creo más bien que a una inmensa mayoría, sobre todo niños. Si los dirigentes no hacen algo. Saquen me el dedo de los ojos,por favor. Un respeto

Responder
1
1
#63537 13:44 18/6/2020

Sorprende que deis voz al sindicalismo de derechas como CSIF, al servicio del PP y que no hayáis hecho el esfuerzo de poneros en contacto con otros sindicatos. Para vuestra información el sindicato mayoritario en las dos últimas elecciones seguridad social es la CGT y es el segundo sindicato en cómputo global en el Ministerio de Trabajo. Para leer la propaganda de CSIF ya tenemos a El País, las quecsomos suscriptoras de El Salto esperamos otra cosa de vosotras.

Responder
1
0
#63536 13:23 18/6/2020

También se han dejado en el tintero a todas las familias que están ocupando una vivienda y a quienes alquilan una habitación sin ningún tipo de contrato, no hay forma de señalarlo y es una realidad muy extendida entre quienes son más pobres

Responder
7
4
#63541 15:47 18/6/2020

Es cierto lo que comentas, ademas hablan de unidad de convivencia que por lo que he logrado entender, se refieren a familias, dice el BOE que un mismo padrón solo pueden cobrar este ingreso dos unidades de convivencia y qué pasa con los miles de pisos dónde viven tres y hasta cuatro personas si relación de parentesco. La razón de vincular el ingreso al padrón es crear otro filtro para ahorrarse pasta. Pa que vota uno, porque saca pecho y teta podemos

Responder
1
1
#63535 13:10 18/6/2020

Yo vivo solo con mi hijo de 18 años no trabaja va al instituto pago alquiler bueno y luz agua como todo el mundo pero cobro 683.50€ Tengo 65 años y yo no tengo derecho a ninguna ayuda porque yo vivo con muchas carencias y he pagado impuestos y cotizado para llegar a viejo y mal vivir pues habran el abanico y miren que la renta minima esta bien pero cobraran mas que yo sin pagar ni cotizar nada asi no se arregla nada

Responder
8
6
#63598 11:25 19/6/2020

Usted ya se le olvidó de los 60.000 millones a fondo perdido a la banca, no? Pues de ahí es de donde le roban, a ver si se entera que ya tiene una edad para no haberse enterado.

Responder
5
1
#63606 12:23 19/6/2020

Te olvidas del Target 2 del BCE ahora a todo trapo...Es lo habitual. Se regala dinero a la banca y demás empresas privadas, que mandan, pero se niega a las personas, se las enfrenta y se les dice que no hay dinero... Además, este mísero IMV de 462€ (que ya existía) va dirigido a las familias no a las personas. ¿Democracia orgánica?

Responder
2
1
#63543 16:55 18/6/2020

Bueno. La renta mínima no es un chollo. Léase los requisitos y lo que se cobra.
Por cierto... Ya que tanto le ofende que se rescate a la gente sin futuro ¿ Por qué no se queja de la pasta que cobra la infanta solo por ser infanta?
Y ella si que ha cotizado poco..
Es mas facil tirar al débil

Responder
8
8
#63532 12:58 18/6/2020

Gracias por utilizar el periodismo para hacer críticas constructivas. Compensáis tanta tontería en Twitter

Responder
17
6

Destacadas

Educación
La vuelta al cole se olvida del acoso escolar

Asociaciones y profesionales alertan de que los protocolos anti covid-19 no recogen nada en relación al acoso escolar. Avisan de que en algunos casos los grupos burbuja están sirviendo para juntar a víctimas con acosadores.

Coronavirus
Rabia, caos y desconcierto en el primer día de confinamiento selectivo en Madrid

El inicio del plan de segregación de 37 zonas de Madrid deja imágenes de vagones hacinados, parques cerrados y unas pocas postales icónicas de despliegue policial.

Barrios
Tras la dimisión de Ayuso y su gobierno, el sur se prepara para otra semana de insurrección

Con la dimisión de Ayuso y su gobierno concluye una semana de revuelta que quedará registrada en la historia de Madrid. Vecinas y vecinos de la red de zonas liberadas advierten de que este es solo el principio de su proyecto.

Crisis económica
Manual para maquillar la austeridad

La batalla por los 20.000 millones de superávit de los ayuntamientos fue el preludio de lo que está en el horizonte: un aterrizaje de las políticas de austeridad.

Yemen
Yemen, una guerra lejana para la Unión Europea
La venta de armas a Arabia Saudí de varios estados miembros, incluido España, junto a la escasa ayuda humanitaria destinada a Yemen por parte de la Unión Europea, marcan la política comunitaria hacia la peor crisis humanitaria del mundo.
Venezuela
Venezuela: la Unión Europea sigue avivando el simulacro de Guaidó
Las elecciones son una oportunidad para toda la oposición de salir de la vía insurreccional y pro intervencionista a la que ha estado sometida por parte de cierto liderazgo opositor

Últimas

Formación El Salto
Formación online: Sanidad e información
Nos alegramos de poder anunciar el primer curso de un ciclo de formaciones que estamos diseñando.
Sanidad pública
Colectivos sanitarios impugnan las medidas de Díaz Ayuso frente a la segunda ola

Los colectivos Atención Primaria Se Mueve y Asociación Madrileña de Salud Pública lanzan dos  comunicados en los que cuestionan las medidas anunciadas por el Gobierno regional y proponen un plan alternativo.

Migración
Podcast | El puerto solidario de Burriana

El Seawatch 4, el Alan Kurdi, el Open Arms o la Louis Michel han atracado y se han abastecido en el puerto de Burriana. Este municipio consigue que los barcos estén pertrechados para el rescate en el Mediterráneo central.

Coronavirus
Francia relaja los confinamientos en las guarderías y las escuelas de primaria

A partir del 22 de septiembre, un aula se confinará solo a partir del tercer positivo. Hasta hoy, con un caso diagnosticado la clase entraba en aislamiento durante siete días.