Personas con discapacidad
No creas todo lo que pienses

10 creencias sobre las personas usuarias de silla de ruedas. 


publicado
2019-03-27 13:00

Hoy me apetecía desmontar unas cuántas creencias que la gente asume, o eso es lo que parece, sobre las personas que necesitamos una silla de ruedas.
¿Os sentís identificados con alguna?

Sólo las personas feas pueden ser usuarias de silla de ruedas

Supongo que esto te ha sorprendido, igual me quedé yo la primera que me dijeron: “Qué pena, con lo mona que eres”. Y no quedó como una mera anécdota, no es por chulear, pero me lo han dicho varias veces, por lo que supongo que deben creer que para necesitar una silla de ruedas ser feo es un requisito…o que al ser “mona” les doy más pena (horrible palabra) y, la verdad, no sé qué es mejor.

Si necesitas una silla de ruedas es porque has tenido un accidente de tráfico

Hay muchos motivos por los que llegar a necesitar una silla de ruedas, pero la mayoría de las personas asumen que el motivo es haber tenido un accidente de tráfico (y cuando les dices que es por enfermedad también asumen que es por tener Esclerosis Múltiple).

Un accidente doméstico, una enfermedad congénita o adquirida, una operación complicada, un mal gesto…hay multitud de motivos que pueden llevarte a necesitar una silla de ruedas.

Queremos que nos empujen la silla o nos lleven

Al vernos, muchas veces, sienten la necesidad imperiosa de llevarnos como si no pudiéramos hacerlo. Para nosotros es algo normal, es nuestra manera de desplazarnos, así que este tipo de ofrecimientos es como si fueran a una persona que no usa silla de ruedas y le ofrecieran llevarle en brazos. Absurdo.
Estamos acostumbrados a pedir ayuda cuando lo necesitamos, si fuera el caso, lo habríamos pedido ya. No ofenderse si la rechazamos, simplemente no la necesitamos.
Gracias, pero no.

Salimos poco de casa

Frases como “qué bueno verte fuera”, “qué bien que te has animado a venir” hacen pensar que deben de creer que salimos esporádicamente de casa o que no tenemos ánimo para hacerlo. Esto se debe a la gran ignorancia por parte de la sociedad sobre cómo es realmente la vida de las personas que usan silla de ruedas. Nos desplazamos de manera diferente, punto. Si los lugares son accesibles, no tenemos por qué estar confinados en casa, no somos ermitaños.

Hay que hablarnos con un tono condescendiente

Tono condescendiente o como si fuéramos niños o niñas, de manera infantiloide.
¿Por qué? No lo entiendo. Que usemos una silla de ruedas para desplazarnos no significa nada más que eso. Podemos tener conversaciones normales, igual que antes. Podemos hablar, discutir, enfadarnos, gritar…
Tengo 31 años, no 11.

AL IR POR LA CALLE Y CRUZARSE CON ALGUIEN QUE USE UNA SILLA DE RUEDAS HAY QUE SONREÍR Y SALUDAR

Esta es parecida a la anterior. Antes de tener la lesión medular nadie me sonreía por la calle ni me saludaba si no nos conocíamos, pero es tener una silla en el trasero y la gente se vuelve amable, sonríe, saluda, te toca… qué maja es la gente…

Tenemos que relacionarnos con personas que también usen silla de ruedas

Por lo visto, al ir en silla de ruedas tenemos que cambiar nuestro círculo de amistades e ir corriendo a apuntarnos en una asociación de “personas como como nosotras”. Por supuesto en esto también entran las relaciones amorosas, ya no somos aptas para tener una relación con una persona que no utilice silla de ruedas y, si la tienes, ensalzan a esa persona por estar con alguien como tú (¿Como yo? ¿cómo? ¿normal?).

No podemos tener sexo ni hijos

Hay muchas cosas que no podemos hacer por diferentes motivos, por nuestra lesión, por la falta de accesibilidad… no nos quitéis las que sí podemos, por favor.

Dios nos va a curar si rezamos o Dios lo ha querido por algo

Creo que esta ni la voy a refutar…

Somos buenas personas y no hacemos nunca cosas malas

Podemos robar con tranquilidad ya que nadie nos va a registrar. Lo mismo pasa cuando vamos a algún lugar donde tienen arcos de seguridad, no hace falta que pasemos por ellos ¿cómo podríamos nosotros, seres puros, angelitos, hacer algo malo? ¡Por Dios!
Cuando, sin querer, he pisado con la rueda a alguna persona y le he pedido perdón, me ha llegado a decir que la culpa es suya por poner el pie ahí… bueno, pues vale.

Todo el mundo confía en una persona en silla de ruedas… ¡ilusos! 

No os creáis todo lo que penséis… 






Sobre este blog
ReCapacitando es un espacio donde tratar la discapacidad desde el punto de vista de sus protagonistas, con el objetivo de generar una conciencia social y una mayor visibilidad desde la reflexión que el propio nombre indica. En este espacio podrás encontrar artículos de opinión, reportajes y entrevistas en los que trataremos las distintas realidades que vivimos las personas con discapacidad. La inclusión, la accesibilidad universal, las infracciones que se cometen a diario, la importancia del lenguaje a la hora de tratar la discapacidad y demás temas relevantes que no suelen ser portada en los grandes medios.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Accesibilidad
No, Badajoz no es una ciudad accesible
Cualquier salida por pequeña que sea desde su domicilio es, para las personas con discapacidad motora, una auténtica prueba de obstáculos
Personas con discapacidad
El PSOE coloca en la Diputación de Badajoz a un condenado por vejar a personas discapacitadas
Fernando Trejo Carrasco, condenado en sentencia firme del Tsjex por humillar a personas con discapacidad ha sido contratado en la Diputación de Badajoz como Secretario por el grupo del PSOE en dicha institución.
1 Comentario
#32338 21:38 28/3/2019

Gracias por las reflexiones, hechas con humor y un necesario punto de mala leche.
Gracias.

Responder
1
0
Sobre este blog
ReCapacitando es un espacio donde tratar la discapacidad desde el punto de vista de sus protagonistas, con el objetivo de generar una conciencia social y una mayor visibilidad desde la reflexión que el propio nombre indica. En este espacio podrás encontrar artículos de opinión, reportajes y entrevistas en los que trataremos las distintas realidades que vivimos las personas con discapacidad. La inclusión, la accesibilidad universal, las infracciones que se cometen a diario, la importancia del lenguaje a la hora de tratar la discapacidad y demás temas relevantes que no suelen ser portada en los grandes medios.
Ver todas las entradas

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo